You are on page 1of 155

Capacitación para

la EPSA Boliviana

No. 17

Tratamiento de
Aguas Residuales

Autor: Ph. Dr. Francisco Cuba Terán

Julio, 2004
La Paz - Bolivia

Operaciones
s i s t e m a m o d u l a r d e c a p a c i t a c i ó n
Técnicas
Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

PREFACIO
Proporcionar herramientas operativas sencillas y ágiles que faciliten el manejo de los
sistemas de abastecimiento de agua potable y de alcantarillado sanitario con criterios
de calidad, eficacia y eficiencia, constituye uno de los requisitos fundamentales para el
fortalecimiento y la consolidación especialmente de las pequeñas y medianas
empresas de servicio en el país. Esta es una tarea requerida y fomentada por la Ley
No. 2066 de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario del 11 de abril 2000.
En el marco de sus servicios de capacitación, el SAS quiere dar a conocer guías
prácticas que conduzcan al logro de la excelencia en la gestión de las entidades
prestadoras de servicios de agua y alcantarillado sanitario. Asimismo pretende crear
determinados conocimientos y competencias transversales mínimas que deberían
existir por igual entre todos y cada uno de los funcionarios de esas entidades. Esta
iniciativa puede contribuir a la reducción de los consabidos efectos de los deficientes
servicios de AP y ALC-S que atentan contra la salud y el medio ambiente y que forman
parte de las causas estructurales de los problemas que vive Bolivia.
El presente documento es uno de los textos didácticos de la serie de módulos de
capacitación del Sistema Modular que el SAS viene preparando desde 1999. La forma
de presentación representa una innovación didáctica en el sector saneamiento básico
en el país; todos los módulos corresponderán a un mismo concepto didáctico y a un
estilo uniforme de diagramación.
Deseamos que éste como todos los textos didácticos por publicar enriquezcan a
capacitandos y docentes, sea en la situación del curso como en el estudio individual.

Ing. Ronny Vega Márquez Lic. Michael Rosenauer


Gerente General Coordinador del Programa de Agua
ANESAPA Potable y Alcantarillado Sanitario
en Pequeñas y Medianas Ciudades
PROAPAC - GTZ

17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

ÍNDICE GENERAL
Pág.
PREFACIO 2
SIGLAS Y ABREVIACIONES UTILIZADAS 5
INTRODUCCIÓN 6
1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES 7
1.1 Caraterísticas físicas 7
1.1.1 Sólidos 7
1.1.2 Olores 8
1.1.3 Temperatura 9
1.1.4 Densidad 10
1.1.5 Color 10
1.1.6 Turbiedad 11
1.2 Características químicas 11
1.2.1 Materia orgánica 11
1.2.2 Medición del contenido orgánico 16
1.2.3 Materia inorgánica 20
1.3 Características biológicas 26
1.3.1 Microorganismos 26
1.3.2 Bacterias 27
1.3.3 Hongos 27
1.3.4 Algas 28
1.3.5 Protozoos 28
1.3.6 Plantas y animales 29
1.3.7 Virus 29
1.3.8 Organismos patógenos 30
1.3.9 Uso de organismos indicadores 30
2. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 32
2.1 Aspectos generales 32
2.1.1 Pretratamiento de las aguas residuales 32
2.1.2 Tratamiento primario de las aguas residuales 33
2.1.3 Tratamiento secundario convencional 34
2.1.4 Control y eliminación de nutrientes 34
2.1.5 Tratamiento avanzado - recuperación del agua residual 35
2.1.6 Tratamiento de residuos tóxicos - eliminación de contaminantes
específicos 36
2.1.7 Tratamiento de las aguas procedentes de aliviaderos de las
redes de alcantarillado unitarias 36
2.1.8 Tratamiento de lodos 36
3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS
RESIDUALES 38
3.1 Medición de caudales 38
3.1.1 Tipos de aparatos de medición de caudales y su aplicación 38
3.1.2 Mantenimiento de los aparatos de medición de caudal 39
3.2 Cribado o desbaste 40
3.2.1 Descripción 40
3.2.2 Análisis 40

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 3 de 155


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

3.2.3 Rejas 41
3.2.4 Rejas de limpieza manual 41
3.2.5 Rejas de limpieza mecánica 43
3.2.6 Tamices 45
3.2.7 Tamices de malla fina 45
3.3 Homogenización de caudales 47
3.3.1 Descripción 47
3.3.2 Análisis 48
3.3.3 Localización de las instalaciones de homogenización 49
3.3.4 Homogenización en línea o en derivación 49
3.3.5 Volumen necesario del tanque de homogenización 49
3.4 Desarenación 51
3.5 Sedimentación 54
3.6 Tratamiento químico 61
4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS 63
4.1 Procesos aeróbios 63
4.1.1 Aspectos generales 63
4.1.2 Filtro biológico (biomasa fija) 63
4.1.3 Lodos activados (biomasa en suspensión) 72
4.1.4 Lagunas aireadas (biomasa en suspensión) 81
4.1.5 Reactor de lecho fluidificado aeróbio (biomasa fija) 88
4.2 Procesos anaeróbios 90
4.2.1 Aspectos generales 90
4.2.2 Reactor anaeróbio de manto de lodo - UASB (biomasa en
suspensión) 92
4.2.3 Lagunas anaeróbias (biomasa en suspensión) 95
4.2.4 Reactor anaeróbio de lecho fluidificado (biomasa fija) 98
4.2.5 Tanque séptico (biomasa en suspensión) 117
4.2.6 Filtro anaeróbio (biomasa fija) 127
4.3 Procesos facultativos 134
4.3.1 Lagunas facultativas 134
4.3.2 Estimación de la concentración efluente de DBO 142
ANEXOS 149
Anexo 1: Formato para la Planificación de Módulos (FPM) 150
Anexo 2: Glosario 151
Anexo 3: Bibliografía 153

Pág. 4 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

SIGLAS Y ABREVIACIONES UTILIZADAS


ALC Alcantarillado
ANESAPA Asociación Nacional de Empresas de Servicio de Agua Potable y
Alcantarillado
AP Agua potable
Art. Artículo (de una norma legal)
cap. Capítulo (del Texto Técnico en el presente documento)
COT Contenido de Oxígeno Total
CUOMD Concentración umbral mínima de detección
DBO Demanda bioquímica de Oxígeno
DQO Demanda química de Oxígeno
D.S. Decreto Supremo
EPSA Entidad Prestadora de Servicios de Agua y Alcantarillado Sanitario
(antiguamente EPS)
Fig. Figura
FPM Formato de Planificación de Módulos
FT Fuerza de Tarea
GTZ Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit mbH (Cooperación
técnica alemana)
l Litro
mg Miligramo
ml Mililitro
MVSB Ministerio de Vivienda y Servicios Básicos
O&M Operación y mantenimiento
párr. Párrafo (de una sección del presente documento)
ppb Partes por billón
ppm Partes por millón
R.M. Resolución Ministerial
RR.HH. Recursos Humanos
SAS Dirección de Servicios de Capacitación y Asistencia Técnica de ANESAPA
(Servicios de Apoyo a la Sostenibilidad en Saneamiento Básico)
SB Saneamiento Básico
SISAB Superintendencia Sectorial de Saneamiento Básico
VSB Viceministerio de Servicios Básicos (La Paz)

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 5 de 155


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

INTRODUCCIÓN

El Tratamiento de Aguas Residuales se convierte hoy por hoy en una etapa


imprescindible en el equipamiento de todo núcleo urbano, los motivos, por demás
conocidos: salud pública y protección del medio ambiente.
El presente texto es una guía, que describe los tipos y las actividades básicas
necesarias del Tratamiento de Aguas Residuales. En él se presentan solamente los
procesos que se adaptan a la realidad boliviana, característica que lo diferencia de
otros textos similares.
Se estructuró el contenido comenzando por las características de las aguas residuales
(Capítulo 1) para luego entrar a un resumen de lo que es el Tratamiento de Aguas
Residuales en sí (Capítulo 2). En el capítulo 3 se detallan las primeras etapas del
tratamiento – Procesos Físicos Unitarios. Finalmente, los Procesos Biológicos
Unitarios se mencionan en el capítulo 4.
Si bien la profundidad con que se tratan estos temas requiere de conocimientos
básicos de la materia, esta se hace necesaria, para poder comprender a cabalidad el
proceso en sí.
No queremos cerrar esta introducción sin expresar nuestro agradecimiento a los
integrantes de la CT2 quienes han aportado sugerencias al texto, y a la Lic. Janett
Ferrel Díaz por su prolija revisión de la edición.

Ph. Dr. Francisco Cuba Terán Ing. Msc. Miguel Angel Figueroa
Autor Redactor del Texto Diáctico
Fuerza de Tarea 2

Pág. 6 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

TIPOS DE PROCESOS DE TRATAMIENTO DE


AGUAS RESIDUALES

1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

1.1 Caraterísticas físicas


(1) Una de las características físicas más importantes del agua
residual es el contenido total de sólidos, término que engloba la
materia en suspensión, la materia sedimentable, la materia coloidal
y la materia disuelta. Otras características físicas importantes son el
olor, la temperatura, la densidad, el color y la turbiedad.

1.1.1 Sólidos
(2) Los sólidos totales se definen analíticamente como la Sólidos Totales
materia que se obtiene después de someter al agua a un
proceso de evaporación entre 103 y 105 ºC. No se define como
sólida aquella materia que se pierde durante la evaporación
debido a su alta presión de vapor.
(3) Los sólidos sedimentables se definen como aquellos que Sólidos
sedimentan en el fondo de un recipiente de forma cónica (cono de Sedimentables
Imhoff) en el transcurso de un período de 60 minutos. Los sólidos
sedimentables, expresados en unidades ml de sólidos sedimentables
por litro de muestra. Los sólidos sedimentables, medidos en ml/l,
constituyen una medida aproximada de la cantidad de lodo que se
obtendrá en la decantación primaria del agua residual.
(4) Los sólidos totales, o residuo de la evaporación, pueden Sólidos filtrables y
clasificarse en filtrables o no filtrables (sólidos en suspensión) no filtrables”
haciendo pasar un volumen conocido de líquido por una
membrana de fibra de vidrio (Whatman GF/C), con un tamaño
nominal de poro de 1,2 micrómetros, aunque también suele
emplearse filtro de membrana de policarbonato. Es conveniente
destacar que los resultados que se obtienen empleando ambos
tipos de filtro pueden presentar algunas diferencias, atribuibles
a la diferente estructura de los filtros.
(5) La fracción filtrable de los sólidos corresponde a sólidos
coloidales y disueltos. La fracción coloidal está compuesta por las
partículas de materia de tamaños entre 0,001 y 1 micrómetro. Los
sólidos disueltos están compuestos de moléculas orgánicas e
inorgánicas e iones en disolución en el agua. No es posible eliminar
la fracción coloidal por sedimentación. Normalmente, para eliminar
la fracción coloidal es necesaria la oxidación biológica o la
coagulación complementadas con la floculación y sedimentación.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 7 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

(6) Cada una de las categorías de sólidos comentadas hasta


ahora puede ser, a su vez, dividida en función de su volatilidad a
550 ± 50° C. A esta temperatura la fracción orgánica se oxidará y
desaparecerá en forma de gas, quedando la fracción fija.

1.1.2 Olores
(7) Para la completa caracterización de un olor, se sugieren Caracterización y
cuatro factores independientes: la intensidad, el carácter, la medición de los
sensación de desagrado y la detectabilidad. No obstante, olores
hasta hoy en día, el único factor que se ha tenido en cuenta en el
desarrollo de normativas reguladoras de malos olores ha sido la
detectabilidad.
(8) Los olores pueden medirse con métodos sensoriales,
mientras que las concentraciones de olores específicos pueden
determinarse con métodos instrumentales. Se ha podido
constatar que, en condiciones estrictamente controladas, la
medida sensorial (organoléptica) de los olores, empleando el
olfato humano puede proporcionar resultados fiables y
significativos. Es por ello que a menudo, se emplea el método
sensorial para la medición de los olores que emanan de las
instalaciones de tratamiento de aguas residuales. La posibilidad de
contar con aparatos de medición de sulfuro de hidrógeno de
lectura directa capaces de detectar concentraciones de hasta 1
ppb ha representado un gran avance en esta materia.
(9) En este método, se expone a un conjunto de personas a Métodos Sensoriales
olores diluidos en aire libre, y se anota el número de diluciones
necesarias para reducir un olor a su concentración umbral mínima
de detección (CUOMD). La concentración de olor detestable viene
dada por el número de diluciones necesarias para llegar al
CUOMD. Por lo tanto, si deben añadirse 4 volúmenes de aire
diluido a un volumen de la muestra de aire para reducir el olor al
CUOMD, la concentración del olor vendrá dada como 4 diluciones
hasta el CUOMD. Otra unidad empleada para expresar la
concentración de un olor es la ED50, cuyo valor representa el
número de veces que es necesario diluir una muestra de aire para
que una persona media (percentil 50) pueda detectar la presencia
del olor en la muestra diluida. No obstante, la determinación
sensorial del umbral mínimo de concentración detestable está
sujeta a una serie de errores, entre los cuales cabe destacar los
producidos por adaptación y adaptación cruzada, el sinergismo, la
subjetividad y las modificaciones de las muestras. Para evitar los
errores derivados de la modificación de las muestras debido a su
almacenamiento en recipientes, se han desarrollado olfatómetros
de lectura directa que permiten medir olores en su fuente de

Pág. 8 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

generación sin necesidad de emplear recipientes para almacenar


las muestras.
(10) El umbral de olor de un agua o de un agua residual se Detección
determina diluyendo la muestra de agua en agua inolora. Se
define como número umbral de olor (TON) la mayor dilución de la
muestra a la que se puede percibir, mínimamente, el olor de la
misma. Para la determinación del valor de este parámetro se
recomienda tomar muestras de 200 mL.
(11) El espectrómetro de masa tetrapolar de tres fases ha
resultado ser un instrumento de gran utilidad en el análisis
químico de olores. Se trata de un espectrómetro que puede
emplearse para obtener espectros de masa simples, o como
tetrapolo de tres fases para obtener espectros de disociación
mediante la activación por colisión. El primero de los usos
proporciona las masas de moléculas o iones presentes en las
muestras, mientras que el segundo facilita la identificación de los
compuestos. Los diferentes compuestos que pueden ser
identificados por este método incluyen, entre otros, el amoníaco,
los aminoácidos, y los compuestos orgánicos volátiles.

1.1.3 Temperatura
(12) La temperatura del agua residual suele ser
siempre más elevada que la del agua de suministro, Í Las temperaturas
anormalmente elevadas
hecho principalmente debido a la incorporación de agua
pueden dar lugar a una no
caliente procedente de las casas y los diferentes usos deseada proliferación de
industriales, también a la descomposición bioquímica de plantas acuáticas y hongos.
las partículas orgánicas. Dado que el calor específico
del agua es mucho mayor que el del aire, las temperaturas
registradas de las aguas residuales son más altas que la
temperatura del aire durante la mayor parte del año, y sólo son
menores que ella durante los meses calurosos del verano.
(13) La temperatura del agua es un parámetro muy
importante dada su influencia, tanto sobre el desarrollo de la
vida acuática como sobre las reacciones químicas y velocidades
de reacción, así como sobre la aptitud del agua para ciertos
usos útiles. Por ejemplo, el aumento de la temperatura del
agua puede provocar cambios en las especies piscícolas.
También es importante para industrias que emplean el agua
para refrigeración, por ejemplo, donde es fundamental la
temperatura de captación del agua.
(14) Por otro lado, el oxígeno es menos soluble en agua
caliente que en agua fría. El aumento en las velocidades de
las reacciones químicas que produce un aumento de la
temperatura, combinado con la reducción del oxígeno presente

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 9 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

en las aguas superficiales, es causa frecuente de agotamiento


de las concentraciones de oxígeno disuelto durante los meses
de verano. Estos efectos se ven amplificados cuando se vierten
cantidades considerables de agua caliente a las aguas naturales
receptoras. Es preciso tener en cuenta que un cambio brusco
de temperatura puede conducir a un fuerte aumento en la
mortalidad de la vida acuática.
(15) La temperatura óptima para el desarrollo de la actividad
bacteriana se sitúa entre los 25 y 35º C. Los procesos de digestión
aerobia y de nitrificación se detienen cuando se alcanzan los 50º C. A
temperaturas de alrededor de 15º C, las bacterias productoras de
metano cesan su actividad, mientras que las bacterias nitrificantes
autótrofas dejan de actuar cuando la temperatura alcanza valores
cercanos a los 5º C. Si se alcanzan temperaturas del orden de 2º C,
incluso las bacterias quimioheterótrofas que actúan sobre la materia
carbonosa dejan de actuar.

1.1.4 Densidad
(16) Se define la densidad de un agua residual como su masa por
unidad de volumen, expresada en kg/m3. Es una característica
física importante del agua residual dado que de ella depende la
potencial formación de corrientes de densidad en
Í La densidad de las aguas
lodos de sedimentación y otras instalaciones de residuales domésticas que
tratamiento. En ocasiones, se emplea como alternativa no contengan grandes
a la densidad el peso específico del agua residual, cantidades de residuos
obtenido como cociente entre la densidad del agua industriales es de 1 Kg/m .
3

residual y la densidad del agua. Ambos parámetros, la densidad y


el peso específico, dependen de la temperatura y varían en función
de la concentración total de sólidos en el agua residual.

1.1.5 Color
(17) Históricamente, para la descripción de un agua residual,
se empleaba el término condición junto con la composición y la
concentración. Este término se refiere a la edad del agua
residual, que puede ser determinada cualitativamente en
función de su color y su olor. El agua residual reciente suele
tener un color grisáceo. Sin embargo, al aumentar el tiempo de
transporte en las redes de ALC y al desarrollarse condiciones
más próximas a las anaerobias, el color del agua Í El color gris, gris oscuro
residual cambia gradualmente de gris a gris oscuro, o negro del agua residual
para finalmente adquirir color negro. Llegado este es debido a la formación
punto, suele clasificarse el agua residual como séptica. de sulfuros metálicos.
Algunas aguas residuales industriales pueden añadir
color a las aguas residuales domésticas.

Pág. 10 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

1.1.6 Turbiedad
(18) La turbiedad, como medida de las propiedades de
transmisión de la luz del agua, es otro parámetro que se emplea
para indicar la calidad de las aguas vertidas o de las aguas
naturales en relación con la materia coloidal y residual.
(19) La medición de la turbiedad se lleva a cabo mediante la
relación entre la intensidad de la luz dispersada en la muestra y la
registrada en una suspensión de referencia en las mismas
condiciones.
(20) La materia coloidal dispersa o absorbe la luz, impidiendo
su transmisión. Aun así, no es posible afirmar que exista una
relación entre la turbiedad y la concentración de sólidos en
suspensión de un agua no tratada, sin embargo ambos
parámetros están razonablemente ligados.

1.2 Características químicas


(21) Entre las principales características químicas de las aguas
residuales se pueden citar a la demanda química de oxígeno,
demanda bioquímica de oxígeno, carbono total, presencia de
metales pesados, nitrógeno, fósforo, gas sulfhídrico.

1.2.1 Materia orgánica


(22) Cerca del 75 % de los sólidos en suspensión y del 40 % de
los sólidos filtrables de un agua residual de concentración media
son de naturaleza orgánica. Son sólidos que provienen de los
reinos animal y vegetal, así como de las Í Los compuestos orgánicos
actividades humanas relacionadas con la síntesis de están formados normalmente por
compuestos orgánicos. Los principales grupos de combinaciones de carbono,
sustancias orgánicas presentes en el agua residual hidrógeno y oxígeno a veces con
son las proteínas (40-60 %), hidratos de carbono Nitrógeno Azufre, Fósforo o Hierro.
(25-50 %), y grasas y aceites (10 %). Otro compuesto orgánico
con importante presencia en el agua residual es la urea, principal
constituyente de la orina. No obstante, debido a la velocidad del
proceso de descomposición de la urea, raramente está presente en
aguas residuales que no sean muy recientes.
(23) El agua residual también contiene pequeñas cantidades de
gran número de moléculas orgánicas sintéticas cuya estructura
puede ser desde muy simple a extremadamente compleja.
Ejemplos clásicos como los de los agentes tensoactivos, los
contaminantes orgánicos prioritarios, los compuestos orgánicos
volátiles y los pesticidas de uso agrícola. Por otro lado, dado el
incremento en la síntesis de moléculas orgánicas, el número de

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 11 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

ellas presentes en las aguas residuales va en aumento cada año,


este hecho ha complicado notablemente los procesos de
tratamiento de aguas debido a la imposibilidad, o a la extremada
lentitud de los procesos de descomposición biológica de dichos
compuestos.
(24) Las proteínas son los principales componentes del Proteinas
organismo animal, mientras que su presencia es menos
relevante en el caso de organismos vegetales. Están presentes
en todos los alimentos de origen animal o vegetal cuando
éstos están crudos. El contenido en proteínas varía mucho
entre los pequeños porcentajes presentes en frutas con altos
contenidos en agua (como los tomates) o en los tejidos grasos
de las carnes, y los porcentajes elevados que se dan en alubias
o carnes magras. La composición química de las proteínas es
muy compleja e inestable, pudiendo adoptar muchos
mecanismos de descomposición diferentes. Algunas son
solubles en agua, mientras que las otras no lo son. Los
procesos químicos que intervienen en la formación de las
proteínas contemplan la combinación o formación de cadenas
con gran número de aminoácidos. Los pesos moleculares
de las proteínas son muy grandes, desde 20.000 a 20 millones
de gramos/mol de proteína.
(25) Todas las proteínas contienen carbono, común a todas
las sustancias orgánicas, oxígeno e hidrógeno.
Además, como característica distintiva, contienen Í La urea y las proteinas son
una elevada cantidad de nitrógeno, en torno los principales responsables de
la presencia de nitrógeno en las
al 16 %. En muchos casos, también contienen aguas residuales.
azufre, fósforo y hierro. La existencia de
grandes cantidades de proteínas en un agua residual puede ser
origen de olores fuertemente desagradables debido a los
procesos de descomposición.
(26) Ampliamente distribuidos por la naturaleza, los hidratos Hidratos de
de carbono incluyen azúcares, almidones, celulosa y fibra Carbono
de madera, compuestos todos ellos presentes en el agua
residual. Los hidratos de carbono contienen carbono,
oxígeno e hidrógeno. Los hidratos de carbono comunes
contienen seis átomos de carbono por molécula (o un múltiplo
de seis), y oxígeno e hidrógeno en las mismas proporciones en
las que ambos elementos se hallan presentes en el agua.
Algunos hidratos de carbono son solubles en agua,
principalmente los azúcares, mientras que otros, como los
almidones, son insolubles. Los azúcares tienen tendencia a
descomponerse; las enzimas de Í Desde el punto de vista del
determinadas bacterias y fermentos dan volumen y la resistencia la
lugar a un proceso de fermentación que descomposición, la celulosa es el
incluye la producción de alcohol y dióxido de hidrato de carbono cuya presencia en
carbono (CO2). Los almidones, por otro lado, el agua residual es más importante.

Pág. 12 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

son más estables, pero se convierten en azúcares por la


actividad bacteriana así como por la acción de ácidos minerales
diluidos. La destrucción de la celulosa es un proceso que se
desarrolla sin dificultad en el terreno, principalmente gracias a
la actividad de diversos hongos, cuya acción es especialmente
notable en condiciones ácidas.
(27) Las grasas animales y los aceites son el tercer Grasas animales y
componente, en importancia, de los alimentos. El término aceites”
grasa, de uso extendido, engloba las grasas animales,
aceites, ceras y otros constituyentes presentes en las aguas
residuales. El contenido de grasa se determina por extracción
de la muestra con triclorotrifluoroetano, debido a que la grasa
es soluble en él. También es posible la extracción de otras
sustancias, principalmente aceites minerales como el
keroseno, aceites lubricantes y aceites de materiales
bituminosos empleados en la construcción de carreteras. Las
grasas animales y los aceites son compuestos de alcohol
(ésteres) o glicerol (glicerina) y ácidos grasos. Los glicéridos de
ácidos grasos que se presentan en estado líquido a
temperaturas normales se denominan aceites, mientras que los
que se presentan en estado sólido reciben el nombre de grasas.
Químicamente son muy parecidos, y están compuestos por
carbono, oxígeno e hidrógeno en diferentes proporciones. La
diferencia entre la grasa y el aceite está en su densidad.
(28) Las grasas, aceites animales y vegetales, alcanzan las
aguas residuales en forma de mantequilla, manteca de cerdo,
margarina y aceites. Las grasas provienen habitualmente de
carnes, gérmenes de cereales, semillas, nueces y ciertas frutas.
(29) Las grasas se hallan entre los compuestos orgánicos de
mayor estabilidad, y su descomposición por acción
bacteriana no resulta sencilla. No obstante, sufren el
ataque de ácidos minerales, lo cual conduce a la formación de
glicerina y ácidos grasos. En presencia de determinadas
sustancias alcalinas, como el hidróxido de sodio, se libera la
glicerina dando paso a la formación de sales alcalinas y ácidos
grasos. Las sales alcalinas que se producen se conocen como
jabones, sustancias que, como las grasas, son estables. Son
solubles en agua, pero en presencia de constituyentes de
dureza, las sales sódicas se transforman en sales cálcicas y
magnésicas de ácidos grasos, compuestos también conocidos
como jabones minerales que son insolubles y se precipitan.
(30) El keroseno, los aceites lubricantes y los
procedentes de materiales bituminosos son derivados del
petróleo y del alquitrán, y sus componentes principales son
carbono e hidrógeno. En ocasiones pueden alcanzar la red de
ALC en grandes cantidades procedentes de tiendas, garajes,

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 13 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

talleres y calles. La mayor parte de estos aceites flotan en el


agua residual, aunque una fracción de ellos por acción de la
temperatura y presión atmosférica, se incorpora al lodo por los
sólidos sedimentables. Los aceites minerales tienden a recubrir
las superficies en mayor medida que las grasas, los aceites y los
jabones. Las partículas de estos compuestos interfieren en el
normal desarrollo de la actividad biológica y son causa de
problemas de mantenimiento.
(31) Como se acaba de comentar, la presencia de grasas y
aceites en el agua residual puede provocar problemas tanto en
la red de ALC como en las plantas de tratamiento. Si no se
elimina el contenido en grasa antes del vertido del agua
residual, puede interferir con la vida biológica en aguas
superficiales y crear películas y acumulaciones de materia
flotante desagradables.
(32) Los agentes tensoactivos están formados por moléculas de Agentes
gran tamaño, ligeramente solubles en agua, y que son Tensosactivos
responsables de la aparición de espumas en las plantas de
tratamiento y en la superficie de los cuerpos de agua receptores de
los vertidos de agua residual. Tienden a concentrarse en la
interfase aire-agua. Durante el proceso de aireación del agua
residual se concentran en la superficie de las burbujas de aire
creando una espuma muy estable. La determinación de la
presencia de elementos tensoactivos se realiza analizando el
cambio de color de una muestra normalizada de azul de metileno.
Los agentes tensoactivos también reciben el nombre de sustancias
activas al azul de metileno (MBAS).
(33) Antes de 1965, los agentes tensoactivos presentes en
detergentes sintéticos (ABS, sulfatos de alquilbenceno), eran
fuente de muchos problemas debido a su resistencia a la
descomposición por medios biológicos. Tras la entrada en vigor
de la legislación de 1965, los ABS fueron sustituidos por
sulfatos de alquilo lineales (LAS), que son sustancias
biodegradables. Debido a que la mayoría de los agentes
tensoactivos provenía de los detergentes sintéticos, esta
medida ha reducido notablemente el problema de las espumas.
(34) La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Contaminantes
Unidos (EPA) ha establecido limitaciones para el vertido de los prioritarios
129, aproximadamente, contaminantes prioritarios
identificados, agrupados en 65 clases. La elección de qué
contaminantes deben ser considerados como prioritarios se ha
hecho en función de su relación o potencial relación con
procesos carcinógenos, mutaciones, teratomas o su alta
toxicidad. Muchos de los contaminantes prioritarios de origen
orgánico corresponden a compuestos orgánicos volátiles (COV).

Pág. 14 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(35) En las redes de ALC y las plantas de tratamiento se Mecanismos Básicos


puede eliminar, transformar, generar, o simplemente de los Procesos de
transportar, sin cambio alguno, los contaminantes prioritarios Tratamiento
de origen orgánico. En estos procesos intervienen cinco
mecanismos básicos:
1. volatilización junto con liberación de gases;
2. degradación;
3. adsorción en partículas o en el lodo;
4. circulación (p.e. transporte a través de todo el sistema); y
5. generación de otros compuestos como consecuencia de
la cloración o de la degradación de componentes.
Es importante señalar que estos mecanismos no son mutuamente
excluyentes, puesto que puede ser importante la acción
simultánea de varios de ellos.
(36) Para controlar los vertidos de contaminantes a las Plantas Medidas para evitar
de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) se emplean dos tipos vertidos prohibidos
de medidas. Las primeras, que limitan los “vertidos prohibidos”, se
aplican a todos los establecimientos comerciales e industrias que
vierten sus aguas a las PTAR. Estas medidas limitan los
vertidos de contaminantes que puedan producir riesgos
de incendio o explosión en el sistema, sean corrosivos (pH <
5), puedan obturar las conducciones, reducir la eficacia de los
procesos de tratamiento, o elevar la temperatura del agua
residual al entrar en las plantas de tratamiento a más de 40° C.
Las segundas, “limitaciones por categorías”, se aplican a los
vertidos industriales y comerciales clasificados en 25 categorías, y
pretenden restringir el vertido de los 129 contaminantes
prioritarios. Es de prever que la lista de contaminantes
prioritarios se vaya ampliando en el futuro.
(37) Normalmente se consideran como compuestos orgánicos Compuestos
volátiles aquellos compuestos orgánicos que tienen su punto de Orgánicos Volátiles
ebullición por debajo de los 100° C, y/o una presión de vapor
mayor que 1 mm Hg a 25° C. El cloruro de vinilo,
Í El vertido de estos
con un punto de ebullición de -13,9º C y una compuestos en el alcantarillado
presión de vapor de 2.548 mm Hg a 20° C, es un o en la cabecera de la planta es
ejemplo de compuesto orgánico extremadamente peligrosa para los trabajadores.
volátil. Los compuestos orgánicos volátiles son de
gran importancia por una serie de razones:
1. una vez dichos compuestos se hallan en estado gaseoso, su
movilidad es mucho mayor, con lo que aumenta la
posibilidad de su liberación al medio ambiente;
2. la presencia de algunos de estos compuestos en la atmósfera
puede conllevar riesgos para la salud pública; y

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 15 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

3. contribuyen al aumento de hidrocarburos reactivos en la


atmósfera, lo cual puede conducir a la formación de oxidantes
fotoquímicos.
(38) Los compuestos orgánicos que se hallan a nivel de traza, Pesticidas y
tales como pesticidas, herbicidas y otros productos químicos de Productos Químicos
uso agrícola, son tóxicos para la mayor parte de las de uso agrícola
formas de vida y, por lo tanto, pueden constituir peligrosos
contaminantes de las aguas superficiales. Estos productos no
son constituyentes comunes de las aguas residuales, sino que
suelen incorporarse a las mismas, fundamentalmente, como
consecuencia de la escorrentía de parques, campos agrícolas y
tierras abandonadas. Las concentraciones de estos productos
químicos pueden dar como resultado la muerte de peces,
contaminación de la carne del pescado (con lo que reduce su
valor nutritivo), y el empeoramiento de la calidad del agua
suministrada. Muchos de estos compuestos químicos están
catálogados como contaminantes prioritarios.

1.2.2 Medición del contenido orgánico


(39) A lo largo de los años, se han ido desarrollando
diferentes ensayos para la determinación del contenido
orgánico de las aguas residuales. En general, los diferentes
métodos pueden clasificarse en dos grupos: los
empleados para determinar altas concentraciones de contenido
orgánico, mayores a 1 mg/l, y los empleados para determinar
las concentraciones a nivel de traza, para concentraciones en el
intervalo de los 0,001 mg/l a 1 mg/l.
(40) El primer grupo incluye los siguientes ensayos de
laboratorio:
1. Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO),
2. Demanda Química de Oxígeno (DQO), y
3. Carbono Orgánico Total (COT). Como complemento a
estos ensayos de laboratorio se emplea la demanda teórica de
oxígeno (DTe0), parámetro que se determina a partir de la
fórmula química de la materia orgánica.
(41) En el pasado, también se habían empleado otros
ensayos, entre los que cabe destacar:
1. nitrógeno total y albuminoide, y nitrógeno orgánico y
amoniacal
2. oxígeno consumido.
Estas determinaciones aún figuran en los análisis completos de
aguas residuales, excepción hecha de las determinaciones relativas
al nitrógeno albuminoide y al oxígeno consumido. Sin embargo, su

Pág. 16 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

importancia ya no es la misma. Mientras que antes se empleaban


casi exclusivamente como indicadores de la materia orgánica,
actualmente se emplean para determinar la disponibilidad de
nitrógeno para mantener la actividad biológica en los procesos de
tratamiento de aguas residuales industriales y para evitar
indeseables proliferaciones de algas en las aguas receptoras.
(42) En el segundo grupo de ensayos, los empleados para
determinar concentraciones a nivel de traza, por debajo de 1
mg/l, se emplean métodos instrumentales que incluyen la
cromatografía de gases y la espectroscopia de masa. A
lo largo de los últimos 10 años se ha mejorado notablemente la
sensibilidad de los métodos empleados para la determinación
de concentraciones de este nivel, por lo que la detección de
concentraciones del orden de 0,01 mg/l ha pasado a ser una
cuestión rutinaria.
(43) La determinación de las concentraciones de pesticidas suele
llevarse a cabo mediante el método de extracción con carbono-
cloroformo, que consiste en la separación de los contaminantes del
agua haciendo pasar una muestra de agua por una columna de
carbón activado, para luego separar los contaminantes del carbono
empleando cloroformo. A continuación, se hace evaporar el
cloroformo, con lo cual se puede pesar los contaminantes. Es posible
determinar con precisión concentraciones de pesticidas y herbicidas
del orden de una parte por billón (ppb) o inferiores empleando
determinados métodos tales como la cromatografía de gases y de
captura electrónica, o mediante detectores colorimétricos (18).
(44) El parámetro de contaminación orgánica más Demanda
Bioquímica de
ampliamente empleado, aplicable tanto a aguas residuales
Oxígeno (DBO)
como a aguas superficiales, es la DBO a 5 días (DBO5). La
determinación del mismo está relacionada con la medición del
oxígeno disuelto que consumen los microorganismos en el
proceso de oxidación bioquímica de la materia orgánica. A
pesar de lo extendido del uso del ensayo de la DBO, está sujeto
a ciertas limitaciones, que se comentarán más adelante en este
mismo capítulo. Se espera que, gracias al continuado esfuerzo
de los especialistas en este campo, su uso pueda ser sustituído
por alguno de los demás métodos de medición del contenido
orgánico o que, incluso, se desarrolle algún método nuevo que
pueda sustituirlo. Sin embargo, ¿por qué, si el análisis está
sujeto a serias limitaciones, se le dedica tanto espacio en este
texto? La explicación se basa en que los resultados de los
ensayos de DBO se emplean para:
1. determinar la cantidad aproximada de oxígeno que se
requerirá para estabilizar biológicamente la materia orgánica
presente;

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 17 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

2. dimensionar las instalaciones de tratamiento de aguas


residuales;
3. medir la eficacia de algunos procesos de tratamiento, y
4. controlar el cumplimiento de las limitaciones a que
están sujetos los vertidos. Debido a que se supone que es un
ensayo que todavía estará vigente durante algún tiempo, es
importante conocerlo a fondo, tanto en su desarrollo como en
sus limitaciones.
(45) Con el fin de asegurar la fiabilidad de los
Í Normalmente se suelen
resultados obtenidos, es preciso diluir preparar diversas diluciones
convenientemente la muestra con una solución para cubrir todo el intervalo de
especialmente preparada de modo que se asegure posibles valores de la DBO.
la disponibilidad de nutrientes y oxígeno durante el
tiempo en que se desarrollan las reacciones bioquímicas.
(46) En el caso de muestras con gran población de
microorganismos (como el agua residual no tratada, por ejemplo),
no es necesario inocular las muestras. Caso de ser necesario, se
puede inocular el agua de dilución con un cultivo bacteriano ya
aclimatado a la materia orgánica y otros compuestos presentes en
el agua residual. El inóculo que se emplea para preparar el agua
de dilución es un cultivo mixto. Dichos cultivos contienen gran
número de bacterias saprófitas y otros organismos que oxidan la
materia orgánica. Contienen también determinadas bacterias
autótrofas que oxidan la materia no carbonosa. Varios de estos
inóculos han sido comercializados.
(47) El período de incubación es, normalmente, de 5 días a
20º C, aunque también se pueden adoptar diferentes períodos de
tiempo y temperaturas. También se suelen emplear periodos más
largos (normalmente siete días), para acomodarse a los turnos de
trabajo de la planta. Esto es especialmente cierto en el caso de
pequeñas plantas de tratamiento, en las que el personal de
laboratorio no suele trabajar los fines de semana. De todos
modos, y con el propósito de reducir el efecto de los organismos
nitrificantes, el arbitrario y prolongado periodo de tiempo
requerido para la obtención de resultados, el hecho de que sólo se
midan los productos orgánicos biodegradables y, por último, que
el ensayo no tenga validez estequiométrica una vez haya sido
utilizada la materia orgánica soluble presente en la muestra.
(48) Posiblemente, la mayor limitación la constituya el hecho
de que el periodo de 5 días puede no corresponderse con el
momento en el que ya se haya usado toda la materia orgánica
soluble. La falta de validez estequiométrica reduce la utilidad de
los resultados del ensayo.
(49) El ensayo de la DQO se emplea para medir el contenido Demanda Química
de Oxígeno (DQO)
de materia orgánica tanto de las aguas naturales como de las

Pág. 18 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

residuales. En el ensayo, se emplea un agente químico fuertemente


oxidante en medio ácido para la determinación del equivalente de
oxígeno de la materia orgánica que puede oxidarse. El dicromato
potásico proporciona excelentes resultados en este sentido. El
ensayo debe hacerse a elevadas temperaturas. Para facilitar la
oxidación de determinados tipos de compuestos orgánicos es
preciso emplear un catalizador (sulfato de plata). Puesto que
algunos compuestos orgánicos interfieren con el normal desarrollo
del ensayo, deben tomarse medidas adecuadas para eliminarlos
antes del ensayo.
(50) El ensayo de la DQO también se emplea para la medición de la
materia orgánica presente en aguas residuales industriales y
municipales que contengan compuestos tóxicos para la vida biológica.
La DQO de un agua residual suele ser mayor que su correspondiente
DBO, siendo esto debido al mayor número de compuestos cuya
oxidación tiene lugar por vía química frente a los que se oxidan por vía
biológica. En muchos tipos de aguas residuales es posible establecer
una relación entre los valores de la DBO y la DQO5. Ello puede resultar
de gran utilidad dado que es posible determinar la DQO en un tiempo
de 3 horas, frente a los 5 días necesarios para determinar la DBO. Una
vez establecida la correlación entre ambos parámetros, pueden
emplearse las medidas de la DQO para el funcionamiento y control de
las plantas de tratamiento.
(51) Otro método para medir la materia orgánica presente Carbono Orgánico
en el agua es el método COT, especialmente indicado para Total (COT)”
pequeñas concentraciones de materia orgánica. El ensayo se
lleva a cabo inyectando una cantidad conocida de la muestra en
un horno a alta temperatura o en un medio químicamente
oxidante. En presencia de un catalizador, el carbono orgánico
se oxida a anhídrido carbónico, cuya producción se mide
cuantitativamente con un analizador de infrarrojos.
(52) La posibilidad de establecer relaciones constantes entre Correlación entre las
los diferentes parámetros de medida del contenido en materia diferentes medidas
orgánica depende principalmente del tipo de agua residual y de del contenido de
su origen. De todos ellos, el más complicado de interrelacionar materia orgánica.
resulta ser la DBO5, debido a los diferentes problemas e
inconvenientes que presenta su análisis. No obstante, para
aguas domésticas brutas típicas, el cociente DBO5/DQO se
halla en el intervalo 0,4-0,8, mientras que la relación
DBO5,/COT varía entre 1,0 y 1,6. Es importante hacer
mención del hecho que estas relaciones presentan importantes
variaciones en función del nivel de tratamiento a que se ha
sometido a las aguas residuales antes de hacer los análisis.
Dada la diferencia en el tiempo necesario para la realización de
los ensayos de DQO, COT y otros ensayos relacionados con
éstos frente a la duración del ensayo de la DBO, es de esperar
que su uso aumente considerablemente en el futuro.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 19 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

1.2.3 Materia inorgánica


(53) Son varios los componentes inorgánicos de las aguas
residuales y naturales que tienen importancia para la determinación
y control de la calidad del agua. Las concentraciones de las
sustancias inorgánicas en el agua aumentan tanto por el contacto
del agua con las diferentes formaciones geológicas, como por las
aguas residuales, tratadas o sin tratar, que a ella se descargan. Las
aguas naturales disuelven parte de las rocas y minerales con los
que entran en contacto. Las aguas residuales, salvo el caso de
determinados residuos industriales, no se suelen tratar con el
objetivo específico de eliminar los constituyentes
inorgánicos que se incorporan durante el ciclo de uso. Las
concentraciones de constituyentes inorgánicos aumentan,
igualmente, debido al proceso natural de evaporación que elimina
parte del agua superficial y deja las sustancias inorgánicas en el
agua. Puesto que las concentraciones de los diferentes
constituyentes inorgánicos pueden afectar mucho a los usos del
agua, conviene examinar la naturaleza de algunos de ellos,
especialmente aquellos que han sido incorporados al agua
superficial durante su ciclo de uso.
(54) La concentración de ion hidrógeno es un parámetro de pH Indice de acidez
o alcalinidad de una
calidad de gran importancia tanto para el caso de aguas disolución
naturales como residuales. El intervalo de concentraciones
adecuado para la adecuada proliferación y desarrollo de la
mayor parte de la vida biológica es bastante estrecho y crítico.
El agua residual con concentraciones de ion hidrógeno
inadecuadas presenta dificultades de tratamiento con procesos
biológicos, y el efluente puede modificar la concentración de ion
hidrógeno en las aguas naturales si ésta no se modifica antes
de la evacuación de las aguas.
(55) La concentración de ion hidrógeno presente en el agua
está muy estrechamente relacionada con la cuantía en que se
disocian las moléculas de agua. El agua se disocia en iones
hidroxilo e hidrógeno del siguiente modo:
+
H2 O ↔ H + OH−

y de acuerdo a la ley de acción de masa, se tiene:

[H + ][OH − ] = K
[H 2 O ]
(56) Expresión en la que los corchetes representan las
concentraciones de los diferentes constituyentes en moles por
litro. Puesto que la concentración del agua en un sistema
acuoso es esencialmente constante, se puede incorporar el
valor de ésta a la constante de equilibrio K para obtener:

Pág. 20 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

 H +   OH −  = Kw
   

Kw se conoce con el nombre de constante de ionización


o producto de ionización del agua, y su valor es,
aproximadamente, 1x10-14 a la temperatura de 25°
C. La ecuación anterior puede utilizarse para el cálculo
de la concentración de ion hidróxilo una vez conocida la
concentración de ion hidrógeno, y viceversa.
(57) La forma habitual de expresar la concentración de
ion hidrógeno es como pH, que se define como el logaritmo
decimal cambiado de signo de la concentración de ion hidrógeno.

pH = − log H+ 
10  
(58) Si empleamos una notación análoga para el pOH
(logaritmo cambiado de signo de la concentración de ion
hidróxilo), es fácil comprobar que se obtiene:
pH + pOH = 14
(59) El pH de los sistemas acuosos puede medirse
convenientemente con un pHmetro. Para el mismo procedimiento
de medición también se emplean soluciones indicadoras y papeles
de pH que cambian de color a determinados valores del pH. El
color de la solución o del papel se compara entonces con el color
de series normalizadas, de 0 a 3 muy ácido, de 4 a 6 ácido, 7
neutro, de 8 a 10 alcalino y de 11 a 14 muy alcalino.
(60) Otro parámetro de calidad importante es la concentración Cloruros”
de cloruros. Los cloruros que se encuentran en el agua natural
proceden de la disolución de suelos y rocas que los contengan y
que están en contacto con el agua. En el caso de aguas costeras,
su presencia también es debida a la intrusión de aguas saladas.
Otra fuente de cloruros es la descarga de aguas residuales
domésticas, agrícolas e industriales a aguas superficiales.
(61) Las heces humanas, por ejemplo, suponen unos 6 g de
cloruros por persona / día. En lugares donde la dureza del agua sea
elevada, los compuestos que reducen la dureza del agua también
son una importante fuente de aportación de cloruros. Puesto que
los métodos convencionales de tratamiento de las aguas no
contemplan la eliminación de cloruros en cantidades significativas,
concentraciones de cloruros superiores a las normales pueden
constituir indicadores de que la masa de agua receptora está
siendo utilizada para el vertido de aguas residuales. La infiltración
de agua subterránea en las alcantarillas contiguas a aguas saladas
constituye también una potencial fuente de cloruros y sulfatos.
(62) La alcalinidad de un agua residual está provocada por la Alcalinidad
presencia de hidróxidos, carbonatos y bicarbonatos de

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 21 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

elementos como el calcio, el magnesio, el sodio, el potasio o el


amoniaco. De entre todos ellos, los más comunes son el
bicarbonato de calcio y el bicarbonato de magnesio. La
alcalinidad ayuda a regular los cambios de pH producidos por la
adición de ácidos. Normalmente, el agua residual es
alcalina, propiedad que adquiere de las aguas de plantas de
tratamiento, el agua subterránea, y los materiales añadidos en
los usos domésticos. La alcalinidad se determina por titulación
con un ácido normalizado, expresándose los resultados en
carbonato de calcio, CaCO3. La concentración de alcalinidad en
un agua residual es importante en aquellos casos en los que
empleen tratamientos químicos, en la eliminación biológica de
nutrientes y cuando haya que eliminar el amoníaco mediante
arrastre por aire.
(63) Los elementos nitrógeno y fósforo son esenciales para el Nitrógeno
crecimiento de protistas y plantas, razón por la cual reciben el
nombre de nutrientes o bioestimuladores. Trazas de otros
elementos, tales como el hierro, son necesarios para el
crecimiento biológico. No obstante, el nitrógeno y el fósforo son,
en la mayoría de los casos, los principales elementos nutritivos.
Puesto que el nitrógeno es absolutamente básico para la síntesis
de proteínas, será conocer datos sobre la presencia
del mismo en las aguas, y en qué cantidades, para Í Cuando el contenido de
valorar la posibilidad de tratamiento de las aguas nitrógeno sea insuficiente,
será preciso añadirlo para
residuales domésticas e industriales mediante hacer tratable el agua residual.
procesos biológicos. En aquellos casos en los que sea
necesario el control del crecimiento de algas en la masa de agua
receptora para los usos a que se destina, puede ser necesaria la
eliminación o reducción del nitrógeno en las aguas residuales
antes del vertido.
(64) El contenido total en nitrógeno está compuesto por Formas del
nitrógeno orgánico, amoníaco, nitrito y nitrato. El Nitrógeno”
contenido en nitrógeno orgánico se determina con el método
Kjeldahl. Se hierve la muestra acuosa con el objeto de
eliminar el amoníaco, para dar paso al proceso de digestión en
el que el nitrógeno orgánico se convierte en amoníaco. El
nitrógeno Kjeldahl total se determina del mismo modo que el
nitrógeno orgánico, con la diferencia de que no se elimina el
amoníaco presente antes del proceso de digestión. Por lo tanto,
el nitrógeno Kjeldahl total incluye ambas formas de nitrógeno,
el orgánico y el amoniacal. El nitrógeno amoniacal se encuentra
en solución acuosa, bien en forma de ion amonio o como
amoníaco, en función del pH de la solución, de acuerdo con la
siguiente ecuación de equilibrio:
+
NH 3 + H 2 O ⇔ NH + OH
4

Pág. 22 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(65) El ion sulfato se encuentra, de forma natural, tanto en la Azufre


mayoría de las aguas de abastecimiento como en el agua
residual. Para la síntesis de proteínas, es necesario
disponer de azufre, elemento que posteriormente será liberado
en el proceso de degradación de las mismas. Los sulfatos se
reducen químicamente a sulfuros y a sulfuros de
hidrógeno (H2S) bajo la acción bacteriana en condiciones
anaerobias. A continuación se explican las reacciones generales
típicas que rigen estos procesos:
−2 −2
materia orgánica + SO 4 BACTERIAS
 → S + H 2 O + CO 2

S−2 + 2H+ → H2S


(66) El sulfuro de hidrógeno liberado a la atmósfera en redes de
ALC que no circulan en presión, tiende a acumularse en la clave
de las tuberías. El H2S acumulado puede sufrir entonces oxidación
biológica para pasar a formar ácido sulfúrico, corrosivo para las
tuberías de ALC, y responsable del efecto corona.
(67) Los sulfatos se reducen a sulfuros en los digestores de
lodos, y pueden alterar el normal desarrollo de los procesos de
tratamiento biológicos si la concentración de sulfuro excede
los 200 mg/l. Afortunadamente, estas concentraciones
raramente se alcanzan. La mezcla de gases entre el gas de las
alcantarillas (CH4 + CO2) y el H2S que se desprende, es corrosiva
para las conducciones de gas. Si posteriormente se quema en
motores de gas, los productos de la combustión pueden causar
daños en el motor, provocando graves corrosiones en el circuito
de recuperación térmica de los gases de escape, especialmente si
se permitiese su enfriamiento por debajo del punto de
condensación se generan ácidos sulfhídrico y sulfúrico.
(68) Algunos cationes son de gran importancia de cara al Compuestos Tóxicos
tratamiento y evacuación de aguas residuales. Muchos de Inorgánicos
dichos compuestos están clasificados como contaminantes
prioritarios. El cobre, el plomo, la plata, el cromo, el arsénico y
el boro son tóxicos en mayor o menor grado para los
microorganismos, razón por la cual deben ser considerados en
el proyecto de plantas de tratamiento biológico. El
funcionamiento de muchas de ellas se ha visto alterado por la
presencia de estos iones, hasta el extremo de provocar la
muerte de los microorganismos, obligando a detener el
tratamiento. Por ejemplo, en los digestores de lodo, el cobre es
tóxico a concentraciones de 100 mg/l, el níquel y el cromo lo
son, al alcanzar valores de 500 mg/l y el sodio también lo es a
concentraciones elevadas. El potasio y el amoniaco se
encuentran también dentro del grupo de cationes tóxicos,
para concentraciones de 4.000 mg/l. La alcalinidad presente en
el lodo de digestión puede combinarse con los iones calcio y

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 23 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

precipitar con ellos antes de que la concentración de calcio


alcance el nivel tóxico.
(69) Algunos aniones tóxicos, entre los que se incluyen los
cianuros y los cromatos, están asimismo presentes en vertidos
industriales. Se encuentran principalmente en los residuos
líquidos de minas donde se explota oro, también en los
efluentes de fábricas de recubrimientos metálicos, que deben
ser eliminados en la propia fábrica mediante pretratamientos
adecuados antes de verter a las aguas residuales municipales.
El ión fluoruro, también tóxico, aparece frecuentemente en
las aguas residuales de fábricas de componentes electrónicos.
También son tóxicos ciertos compuestos orgánicos presentes en
algunos vertidos industriales.
(70) Como constituyentes importantes de muchas aguas, Metales Pesados
también se encuentran cantidades, a nivel de traza, de muchos
metales. Entre ellos podemos destacar el níquel (Ni), el
manganeso (Mn), el plomo (Pb), el cromo (Cr), el
cadmio (Cd), el zinc (Zn), el cobre (Cu), el hierro (Fe) y
el mercurio (Hg). Muchos de estos metales también están
catalogados como contaminantes prioritarios. Algunos de ellos
son imprescindibles para el normal desarrollo de la vida
biológica, y la ausencia de cantidades suficientes de ellos podría
limitar el crecimiento de las algas. Debido a su toxicidad, la
presencia de cualquiera de ellos en cantidades excesivas
interferirá con gran número de los usos del agua. Es por ello
que, a menudo, resulta conveniente medir y controlar las
concentraciones de dichas substancias. Los métodos para la
determinación de las concentraciones de estas substancias
varían en complejidad en función de las sustancias causantes
de interferencias potencialmente presentes. Además, las
cantidades de muchos de estos metales pueden determinarse,
a concentraciones muy bajas, empleando métodos
instrumentales entre los que cabe destacar la polarografía y la
espectroscopia de absorción atómica.
(71) Los gases que con mayor frecuencia se encuentran en Gases
aguas residuales brutas son el nitrógeno (N2), el oxígeno
(02), el dióxido de carbono (C02), el sulfuro de
hidrógeno (H2S), el amoníaco (NH3), y el metano (CH4).
Los tres primeros son gases de común presencia en la
atmósfera, y se encuentran en todas las aguas en contacto con
la misma. Los tres últimos proceden de la descomposición de la
materia orgánica presente en las aguas residuales. Si bien no
se encuentran en el agua residual sin tratar, existen otros gases
con los cuales debe estar familiarizado un ingeniero sanitario.
Tal es el caso, por ejemplo, del cloro (Cl2) y el ozono (03)
(desinfección y control de olores), y los óxidos de azufre y
nitrógeno (procesos de combustión).

Pág. 24 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(72) El oxígeno disuelto es necesario para la respiración Oxígeno Disuelto


de los microorganismos aerobios, así como para otras
formas de vida. Sin embargo, el oxígeno es sólo ligeramente
soluble en agua. La cantidad real de oxígeno y otros gases que
pueden estar presentes en la solución, viene condicionada por
los siguientes aspectos:
1. solubilidad del gas;
2. presión parcial del gas en la atmósfera;
3. temperatura, y
4. pureza del agua (salinidad, sólidos en suspensión, etc.).
(73) Debido a que la velocidad de las reacciones bioquímicas
que consumen oxígeno aumenta con la temperatura, los niveles
de oxígeno disuelto tienden a ser más críticos en las épocas
estivales. El problema se agrava en los meses de verano, debido a
que el caudal de los cursos de agua es generalmente menor,
razón por la cual la cantidad total de oxígeno disponible es
también menor. Dado que evita la formación de olores
desagradables en las aguas residuales, es deseable y conveniente
disponer de cantidades suficientes de oxígeno disuelto, esto se
puede obtener por medios mecánicos como ser la agitación.
(74) Como ya se ha comentado anteriormente, el sulfuro de Sulfuro de
hidrógeno se forma durante el proceso de descomposición de la Hidrógeno”
materia orgánica que contiene azufre, o en la reducción de sulfitos
y sulfatos minerales, mientras que su formación queda inhibida en
presencia de grandes cantidades de oxígeno. Es un gas incoloro,
inflamable, con un olor típicamente característico que recuerda al
de huevos podridos. El ennegrecimiento del agua residual y del
lodo se debe, generalmente, a la formación de sulfuro de
hidrógeno que se combina con el hierro presente para formar
sulfuro ferroso (FeS) u otros sulfuros metálicos. Desde el punto de
vista de la generación de olores, y aunque el sulfuro de hidrógeno
es el gas generado de mayor importancia, pueden formarse
durante la descomposición anaerobia otros compuestos volátiles,
como el indol, el escatol y los mercaptanos, que pueden ser
responsables de olores más desagradables que los producidos por
el sulfuro de hidrógeno.
(75) El principal subproducto de la descomposición anaerobia de la Metano
materia orgánica del agua residual es el gas metano. El metano es
un hidrocarburo combustible de alto valor energético, incoloro e
inodoro. Normalmente, no se encuentra en grandes cantidades en el
agua residual, puesto que incluso pequeñas cantidades de oxígeno
tienden a ser tóxicas para los organismos responsables de la
producción del metano. No obstante, en ocasiones, se produce
metano como resultado de un proceso de descomposición anaerobia
que puede darse en depósitos acumulados en el fondo. Debido a

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 25 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

que el metano es sumamente combustible y a que el riesgo de


explosión es elevado, los pozos de registro y empalmes de
alcantarillas o cámaras de conexión en los que exista el riesgo de
acumulaciones de gas deberán ser aireados con un ventilador
portátil antes y durante los lapsos de tiempo en los que los operarios
trabajen en ellos. En las plantas de tratamiento, el metano se genera
en los procesos de tratamiento anaeróbicos empleados para la
estabilización de los lodos de aguas residuales. Además, deberán
disponerse carteles de aviso sobre el peligro de explosión existente,
y los operarios deberán ser instruidos acerca de las medidas de
seguridad que hay que respetar durante los horarios de trabajo en
las estructuras en las que pueda aparecer el gas.

1.3 Características biológicas


(76) Se debe tener un conocimiento exhaustivo de las
características biológicas de las aguas residuales. Se debe estar
familiarizado con los siguientes temas:
1. principales grupos de microorganismos biológicos
presentes, en aguas superficiales como residuales, así como
aquellos que intervienen tratamientos biológicos;
2. organismos patógenos presentes en las aguas duales;
3. organismos utilizados como indicadores de contaminación
y su importancia;
4. métodos empleados para determinar los organismos
indicadores y
5. métodos empleados para determinar la toxicidad de las
aguas tratadas.

1.3.1 Microorganismos
(77) Los principales grupos de organismos presentes tanto en
aguas residuales como superficiales se clasifican en organismos
eucariotas, eubacterias y arqueobacterias. La mayoría de los
organismos pertenecen al grupo de las eubacterias. La categoría
protista, dentro de los organismos eucariotas, incluye las algas, los
hongos los protozoos. Las plantas tales como los helechos, los
musgos, las plantas acuáticas y las plantas de semilla están
clasificadas como eucariotas multicelulares. Los vertebrados y los
invertebrados están clasificados como animales eucariotas
multicelulares. Los virus, también presentes en el agua residual, se
clasifican en función del sujeto infectado. Debido a que en capítulos
posteriores se estudia detalladamente cada uno de los grupos de
microorganismos, los apartados que siguen pretenden servir
únicamente como introducción general a los distintos grupos y su

Pág. 26 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

importancia en el campo del tratamiento de las aguas residuales y


la gestión de la calidad del agua.

1.3.2 Bacterias
(78) Las bacterias se pueden clasificar como eubacterias
procariotas unicelulares. En función de su forma, las bacterias
pueden clasificarse en cuatro grandes grupos: esferoidales,
bastón, bastón curvado y filamentosas. Las bacterias
esferoidales, que reciben el nombre de cocos, tienen un diámetro
aproximado de entre 1 y 3 micras. Las bacterias de forma de
bastón, conocidas como bacilos, tienen tamaños muy variables,
entre 0,5 y 2 micras de ancho por entre 1 y 10 micras de largo.
Los Escherichia coli, organismo común en heces humanas, miden
del orden de 0,5 micras de ancho por 2 micras de largo. Las
bacterias del tipo de bastón curvado tienen dimensiones que
pueden variar entre 0,6 y 1,0 micras de ancho por entre 2 y 6
micras de longitud. Las bacterias con forma de espiral pueden
alcanzar longitudes del orden de las 50 micras, mientras que las
filamentosas pueden llegar a superar las 100 micras.
(79) El papel que desempeñan las bacterias en los procesos de
descomposición y estabilización de la materia orgánica, tanto en el
marco natural como en las plantas de tratamiento, es amplio y de
gran importancia. Por ello resulta imprescindible conocer sus
características, funciones, metabolismos y proceso de síntesis. Los
coliformes también se emplean como indicadores de la
contaminación por deshechos humanos. En los siguientes
apartados se discuten tanto su importancia y significado como los
diferentes métodos existentes para determinar su presencia.

1.3.3 Hongos
(80) Los hongos son protistas eucariotas aerobios,
multicelulares, no fotosintéticos y quimioheterótrofos. Muchos
de los hongos son saprófitos; basan su alimentación en materia
orgánica muerta. Juntos con las bacterias, los hongos son los
principales responsables de la descomposición del carbono en la
biosfera. Desde el punto de vista ecológico, los hongos
presentan ciertas ventajas sobre las bacterias: pueden crecer y
desarrollarse en zonas de baja humedad y en ámbitos con pH
bajos. Sin la colaboración de los hongos en los procesos de
degradación de la materia orgánica el ciclo del carbono se
interrumpiría en poco tiempo, y la materia orgánica empezaría
a acumularse.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 27 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

1.3.4 Algas
(81) Las algas pueden presentar serios inconvenientes en las
aguas superficiales, puesto que pueden reproducirse
rápidamente cuando las condiciones son favorables. Este
fenómeno, que se conoce con el nombre de crecimiento
explosivo, puede conducir a que ríos, lagos y embalses sean
cubiertos por grandes colonias flotantes de algas. Los
crecimientos explosivos son característicos de los llamados
lagos eutróficos, que son lagos con gran contenido en
compuestos necesarios para el crecimiento biológico. Puesto
que el efluente de las plantas de tratamiento del agua residual
suele ser rico en nutrientes biológicos, la descarga del efluente
en los lagos provoca su enriquecimiento y aumenta su tasa de
eutrofización. En los ríos pueden producirse efectos análogos.
(82) La presencia de algas afecta al valor del agua de
abastecimiento, ya que puede originar problemas de olor y de
sabor. En cuanto a los usos del agua relacionados con el ocio,
las algas también pueden alterar el valor de las aguas
superficiales debido al crecimiento de ciertas especies de peces
y formas de vida acuáticas. La determinación de la
concentración de algas en aguas superficiales se realiza
tomando muestras por alguno de los métodos conocidos y
haciendo un recuento al microscopio.
(83) Uno de los problemas más importantes al que se enfrenta
la ingeniería sanitaria en el campo de la gestión de la calidad del
agua es el de encontrar el proceso de tratamiento que hay que
aplicar a las aguas residuales de diferentes orígenes de modo que
los efluentes no favorezcan el crecimiento de algas y demás
plantas acuáticas. La solución puede implicar la eliminación del
carbono, así como de las diferentes formas de nitrógeno y fósforo
y alguno de los elementos que se hallan presentes a nivel de
traza, como el hierro y el cobalto.

1.3.5 Protozoos
(84) Los protozoos son microorganismos eucariotas cuya
estructura está formada por una sola célula abierta. La mayoría
de los protozoos son aerobios o facultativamente
quimioheterótropos anaerobios, aunque se conocen algunos
anaerobios. Los protozoos de importancia para el ingeniero
sanitario son las amebas, los flagelados y los ciliados libres y
fijos. Los protozoos se alimentan de bacterias y otros
microorganismos microscópicos. Tienen una importancia
capital, tanto en el funcionamiento de los tratamientos
biológicos como en la purificación de cursos de agua ya que

Pág. 28 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

son capaces de mantener el equilibrio natural entre los


diferentes tipos de microorganismos. Ciertos protozoos son
también patógenos. En el agua de suministro es importante
controlar la presencia de la giarda lamblia (responsable de la
giardasis o enfermedad de Hikers) y del cryptosporidium, como
agente causante de infecciones potencialmente mortales para
pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

1.3.6 Plantas y animales


(85) Las diferentes plantas y animales que tienen importancia
para el ingeniero sanitario tienen tamaños muy variados: desde
los gusanos y rotíferos microscópicos hasta crustáceos
macroscópicos. El conocimiento de estos organismos resulta útil
a la hora de valorar el estado de lagos y corrientes, al
determinar la toxicidad de las aguas residuales evacuadas al
medio ambiente, y a la hora de determinar la efectividad de la
vida biológica en los tratamientos secundarios empleados para
destruir los residuos orgánicos.
(86) Desde el punto de vista de la salud pública, existen
ciertos gusanos que merecen especial atención y preocupación.
Los platelmintos (comúnmente llamados gusanos planos) y los
asquelmintos son importantes familias de gusanos. Platelmintos
como la Tubelaria están presentes en lagos y cursos de agua de
todo el mundo, y la Trematoda y la Cestoda son formas
parasíticas de gran importancia para la salud pública. Dentro de
los asquelmintos destaca la familia de los nemátodos, que
cuenta con más de 10.000 especies. Las formas parasíticas de
mayor importancia son la Triquinela, causante de triquinosis;
Necator, que origina anquilostomiasis; Ascaris, causante de
infecciones por ascárides; y la Filaria, que provoca filariosis.

1.3.7 Virus
(87) Los virus son partículas parasíticas formadas por un
cordón de material genético Ácido Desoxirribonucleico (ADN) o
Ácido Ribonucleico (RNA) con una capa de recubrimiento
proteínico. No tienen capacidad para sintetizar compuestos
nuevos. En lugar de ello, invaden las células del cuerpo vivo
que los acoge y reconducen la actividad celular hacia la
producción de nuevas partículas virales a costa de las células
originales. Cuando muere la célula original, se liberan gran
cantidad de virus que infectarán células próximas.
(88) Los virus excretados por los seres humanos pueden
representar un importante peligro para la salud pública. Por

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 29 de 155


Cap. 1. CARACTERÍSTICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES

ejemplo, a partir de datos experimentales, se ha podido


comprobar que cada gramo de heces de un paciente con
hepatitis contiene entre 10.000 y 100.000 dosis de virus
hepático 110. Se sabe con certeza que algunos virus pueden
sobrevivir hasta 41 días, tanto en aguas limpias como
residuales a la temperatura de 20°C, y hasta 6 días en un río
normal. Se ha atribuido al agua de abastecimiento ciertos
brotes de hepatitis infecciosa. Para determinar los mecanismos
de transporte y eliminación de virus en suelos, aguas
superficiales y residuales, es necesario un esfuerzo aún mayor
por parte tanto de biólogos como de ingenieros.

1.3.8 Organismos patógenos


(89) Los organismos patógenos que se encuentran en las aguas
residuales pueden proceder de deshechos humanos que estén
infectados o que sean portadores de una determinada
enfermedad. Las principales clases de organismos patógenos
presentes en las aguas residuales son las bacterias, los virus,
los protozoos y el grupo de los helmintos. Los organismos
bacterianos patógenos que pueden ser excretados por el hombre
causan enfermedades del aparato intestinal como la fiebre tifoidea
y paratifoidea, la disentería, diarreas y cólera. Debido a la alta
infecciosidad de estos organismos, cada año son responsables de
gran número de muertes en países con escasos recursos
sanitarios, especialmente en zonas tropicales.

1.3.9 Uso de organismos indicadores


(90) Los organismos patógenos se presentan en las aguas
residuales y contaminadas en cantidades muy pequeñas y,
además, resultan difíciles de aislar y de identificar. Por ello se
emplea el organismo coliforme como organismo indicador, puesto
que su presencia es más numerosa y fácil de comprobar. El tracto
intestinal humano contiene innumerables bacterias con forma de
bastoncillos, conocidas como organismos coliforme. Aparte de
otras clases de bacterias, cada ser humano evacua de
100.000 a 400.000 millones de organismos coliformes.
(91) El agua residual presenta una variedad de
microorganismos, los cuales dependiendo de su origen se
pueden clasificar en los siguientes grupos:
• bacterias,
• virus,
• protozoarios y
• algas.

Pág. 30 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(92) Dependiendo de las condiciones exigidas por el


Reglamento en Materia de Contaminación Hídrica de la Ley del
Medio Ambiente, en ocasiones es necesario realizar la
eliminación de bacterias por medio de la desinfección.

! 1. El tratamiento de aguas residuales se remite a la separación de sólidos y


sustancias nocivas del agua, por medio de diversos métodos.

? 1. ¿Cuáles son las características de las aguas residuales?


2. ¿Cuál es la diferencia entre sólidos totales y sólidos sedimentables?

1. Elabore una tabla donde se clasifique todas las características (físicas, químicas,
etc) que tiene un agua residual.

 2. Rellene la anterior tabla con datos de las aguas residuales que trata su EPSA y
caracterícela.

# 1. En función a la caracterización del agua residual y a los límites de contaminación


para su vertido se determinan el tipo de tratamiento y los procesos a implementar.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 31 de 155


Cap. 2. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

2. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

2.1 Aspectos generales


(93) La disposición satisfactoria de las aguas residuales depende
del tratamiento previo a su disposición. Para la disposición por
dilución en un cuerpo de agua, se necesita un tratamiento
apropiado para prevenir la contaminación de las aguas receptoras a
un grado que pueda interferir con su mejor empleo, ya sea como
agua de abastecimiento, para fines recreativos, para la pesca o
cualquier otro propósito.
(94) Siempre es necesario algún tratamiento para evitar crear
condiciones ofensivas, aun cuando una masa de agua no tenga
otra aplicación que la disposición de las aguas residuales o
desechos industriales.
(95) El propósito del tratamiento de las aguas residuales consiste en
separar de ellas la cantidad suficiente de sólidos que permita que los
que pueden ser descargados a las aguas receptoras no interfieran con
el mejor o más adecuado empleo de éstas, tomando en cuenta la
capacidad de las aguas receptoras para asimilar la carga que se
agregue. Los sólidos que se eliminan son principalmente orgánicos,
pero se incluyen también sólidos inorgánicos.
(96) Como el mejor empleo de las aguas receptoras puede variar
desde ser una agua para beber o para fines culinarios, la cantidad o
grado de tratamiento que se dé a las aguas residuales o a los
desechos debe variar de acuerdo con ello. Debe procurarse un
tratamiento para los sólidos y líquidos que se eliminan como lodos,
y puede también necesitarse un tratamiento para controlar los
olores, para retardar las actividades biológicas o para destruir los
organismos patógenos.
(97) El tratamiento de aguas residuales se puede clasificar en
cuatro tipos de acuerdo a los procesos y operaciones unitarias
que se llevan a cabo en cada uno de ellos, de esa forma se tiene el
pretratamiento, tratamiento primario, tratamiento
secundario, tratamiento terciario y otros que se describen a
continuación.

2.1.1 Pretratamiento de las aguas residuales


(98) El pretratamiento de las aguas residuales se define como
el proceso de eliminación por medios físicos de los
constituyentes de las aguas residuales cuya presencia pueda
provocar problemas de mantenimiento y funcionamiento de los
diferentes procesos, operaciones y sistemas auxiliares.

Pág. 32 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(99) En la mayoría de las plantas, el tratamiento preliminar


sirve para proteger el equipo de bombeo y facilitar los
procesos subsecuentes del tratamiento. Los dispositivos para el
tratamiento preliminar están destinados a eliminar o separar los
sólidos mayores o flotantes, a eliminar los sólidos inorgánicos
pesados y eliminar cantidades excesivas de aceites y grasas.
Para alcanzar los objetivos de un tratamiento preliminar se
emplean comúnmente los siguientes dispositivos:
1. Rejas de barras o tamices, para la eliminación de los
sólidos gruesos y trapos.
2. Desmenuzadores, ya sea molinos, cortadoras o
trituradoras.
3. Sistemas de flotación, para la eliminación de grasas y
aceites.
4. Desarenadores, para la eliminación de la materia en
suspensión gruesa que pueda causar obstrucciones en los
equipos y un desgaste excesivo de los mismos.
5. Tanques de preaireación.
(100) Además de los anteriores, a veces se hace cloración en el
tratamiento preliminar.

2.1.2 Tratamiento primario de las aguas residuales


(101) Por este tratamiento se separan o eliminan la mayoría
de los sólidos suspendidos en las aguas residuales, o sea
aproximadamente de 40 a 60 %, mediante el proceso Í La actividad biológica
físico de asentamiento en tanques de sedimentación. en las aguas residuales
Cuando se agregan ciertos productos químicos en los durante este proceso tiene
tanques primarios, se eliminan casi todos los sólidos escasa importancia.
coloidales, así como los sedimentables, o sea un total de
80 a 90 % de los sólidos suspendidos.
(102) El propósito fundamental de los dispositivos para el El propósito
tratamiento primario, consiste en disminuir suficientemente la fundamental del
velocidad de las aguas residuales para que puedan sedimentarse tratamiento primario
los sólidos. Por consiguiente, a estos dispositivos se les puede
distinguir bajo el nombre de tanques de sedimentación. Debido a la
diversidad de diseños y operación, los tanques de sedimentación
pueden dividirse en cuatro grupos generales, que son:
1. Tanques sépticos.
2. Tanques de doble acción, como son los de Imhoff.
3. Tanques de sedimentación simple con eliminación
mecánica de lodos.
4. Clarificadores de flujo ascendente con eliminación
mecánica de lodos.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 33 de 155


Cap. 2. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

(103) Cuando se usan productos químicos, se emplean otras


unidades auxiliares, que son:
1. Unidades alimentadoras de reactivos.
2. Mezcladores.
3. Floculadores.
(104) El efluente del tratamiento primario suele contener una
cantidad considerable de materia orgánica y una DBO alta. En el
futuro, las plantas de tratamiento que sólo incluyen Í En el futuro, las plantas
tratamiento primario irán quedando desfasadas, de tratamiento que solo
conforme se vayan implantando las medidas de la EPSA incluyen tratamiento primario
en cuanto a la necesidad de disponer de tratamientos quedarán desfasadas.
secundarios. Sólo en casos especiales (para aquellas
comunidades a las que se dispense de disponer de tratamientos
secundarios) se empleará los tratamientos primarios como único
método de tratamiento. El principal papel del tratamiento primario
continuará siendo el de previo al tratamiento secundario.

2.1.3 Tratamiento secundario convencional


(105) Este tratamiento debe hacerse cuando las
Í A veces se incluye la
aguas residuales todavía contienen, después del desinfección como parte del
tratamiento primario, más sólidos orgánicos en tratamiento secundario.
suspensión o solución que los que puedan ser
asimilados por las aguas receptoras sin oponerse a su uso
normal adecuado. El tratamiento secundario depende
principalmente de los organismos aerobios, para la
descomposición de los sólidos orgánicos hasta transformarlos
en sólidos inorgánicos o en sólidos orgánicos estables.
(106) Los dispositivos que se usan para el tratamiento
secundario pueden dividirse en los cuatro grupos siguientes:
1. Filtros goteadores con tanques de sedimentación
secundaria.
2. Tanques de aireación:
a) lodos activados con tanques de sedimentación simple y
b) aireación por contacto.
3. Filtros de arena intermitentes.
4. Lagunas de estabilización.

2.1.4 Control y eliminación de nutrientes


(107) La eliminación y control de los nutrientes presentes en el
agua residual es importante porque puede ser vertido a:

Pág. 34 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

1. cuerpos de agua receptores confinados, en los que se


pueda crear o acelerar los procesos de eutrofización;
2. cursos de agua en los que la nitrificación pueda limitar los
recursos de oxígeno o en los que pueda proliferar el
arraigamiento de plantas acuáticas, y
3. áreas de recarga de aguas subterráneas que puedan ser
usadas, indirectamente, para el abastecimiento público de
agua. Los principales nutrientes contenidos en las aguas
residuales son el nitrógeno y el fósforo, y su eliminación
puede llevarse a cabo por procesos químicos, biológicos, o
una combinación de ambos.
En muchos casos, la eliminación de nutrientes se realiza en
combinación con el tratamiento secundario; por ejemplo, se
pueden añadir sales metálicas en los tanques de aireación para
provocar la precipitación del fósforo en el proceso de decantación
final, o se puede llevar a cabo un proceso de desnitrificación
biológica como continuación de un proceso de lodos activados
que produzca un efluente nitrificado.

2.1.5 Tratamiento avanzado - recuperación del agua residual


(108) El término tratamiento avanzado tiene diversas
definiciones. En el contexto de este libro, definiremos como
tratamiento avanzado el nivel de tratamiento necesario,
más allá del tratamiento secundario convencional, para
la eliminación de constituyentes de las aguas residuales que
merecen especial atención, como los nutrientes, los compuestos
tóxicos y los excesos de materia orgánica o de sólidos en
suspensión. Además de los procesos de eliminación de
nutrientes, otros procesos u operaciones unitarias
habitualmente empleadas en los tratamientos avanzados son la
coagulación química, floculación, y sedimentación
seguida de filtración y carbono activado. Para la
eliminación de iones específicos y para la reducción de sólidos
disueltos, se emplean métodos menos comunes, como el
intercambio iónico o la ósmosis inversa. También se
emplea el tratamiento avanzado para diversas posibilidades de
reutilización de las aguas residuales para las cuales es preciso
conseguir efluentes de alta calidad, como puede ser el caso del
agua empleada para refrigeración industrial o para la recarga
de aguas subterráneas. En términos de calidad del efluente,
algunos procesos de tratamiento natural (antes llamado
tratamiento en el terreno) pueden resultar equivalentes al
tratamiento avanzado de las aguas residuales.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 35 de 155


Cap. 2. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

2.1.6 Tratamiento de residuos tóxicos - eliminación de


contaminantes específicos
(109) La eliminación de las sustancias tóxicas y de
contaminantes específicos es un tema complejo. En los vertidos
industriales a las redes de ALC municipales, las concentraciones
de contaminantes tóxicos suelen controlarse mediante
pretratamientos específicos antes de su vertido a la red. En
algunos casos, la eliminación de las sustancias tóxicas se lleva a
cabo en las plantas de tratamiento. Muchas de las sustancias
tóxicas, como los metales pesados, se eliminan mediante algún
tratamiento físico-químico como la coagulación química,
floculación, sedimentación o filtración. También es posible
eliminarlos parcialmente en los tratamientos secundarios.
Las aguas residuales que contienen compuestos orgánicos
volátiles se pueden tratar mediante adsorción con carbón
activado o arrastre con aire. Mediante procesos de intercambio
iónico también es posible eliminar pequeñas concentraciones de
algunos contaminantes específicos.

2.1.7 Tratamiento de las aguas procedentes de aliviaderos de


las redes de alcantarillado unitarias
(110) Estas aguas consisten en grandes descargas intermitentes
de aguas residuales que resultan de la mezcla de agua residual
con aguas pluviales. Excepto en el caso de las primeras
descargas, las concentraciones de los constituyentes importantes
suelen ser menores que en aguas residuales domésticas o
industriales. El tratamiento de estas aguas suele centrarse en la
eliminación de los sólidos en suspensión y de los organismos
patógenos. La eliminación de los sólidos en suspensión puede
hacerse por sedimentación o desarenado, y la desinfección suele
llevarse a cabo por cloración.

2.1.8 Tratamiento de lodos


(111) Los lodos de las aguas residuales están constituídos por los
sólidos que se eliminan en las unidades de tratamiento primario y
secundario, juntos con el agua que se separa de ellos. Mientras que en
algunos cuantos casos es satisfactoria la disposición de ellos sin
someterlos a tratamiento, generalmente es necesario tratarlos en alguna
forma para prepararlos o acondicionarlos para disponer de ellos sin
originar condiciones inconvenientes. Este tratamiento tiene dos
objetivos, siendo el primero de éstos eliminar parcial o totalmente
el agua que contienen los lodos, para disminuir su volumen en
fuerte proporción y, en segundo lugar, descomposición de los

Pág. 36 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

sólidos orgánicos putrescibles transformándose en sólidos


minerales o sólidos orgánicos relativamente estables. Esto se logra
con la combinación de dos o más de los métodos siguientes:
1. Espesamiento.
2. Digestión, con o sin aplicación de calor.
3. Secado en lechos de arena, cubiertos o descubiertos.
4. Acondicionamiento con productos químicos.
5. Elutriación.
6. Filtración al vacío.
7. Secado aplicando calor.
8. Incineración.
9. Oxidación húmeda.
10. Flotación con productos químicos y aire.
11. Centrifugación.

2. .El tratamiento de aguas residuales comprende: el pretratamiento, tratamiento


primario (convencional), tratamiento secundario, eliminación de nutrientes,
! recuperación del agua residual, tratamiento de residuos tóxicos, tratamiento de
las aguas procedentes de aliviaderos de las redes de alcantarillado unitarias y
tratamiento de lodos
3. ¿En qué consiste el pretratamiento de las aguas residuales?

? 4. ¿Cuál es la diferencia entre tratamiento primario y secundario?


5. ¿Cómo se procede con aguas procedentes de aliviaderos de las redes de
alcantarillado unitarias?

3. En función a la tabla que caracteriza las aguas residuales y lo tratado en el


presente capítulo elabore un diagrama de flujo tentativo del proceso de
 tratamiento.

#
2. .Como el tratamiento depende del tipo de agua residual y de la calidad del agua
del cuerpo receptor, el proceso de tratamiento no siempre considerará todos los
pasos anteriormente mencionados.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 37 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS


RESIDUALES

3.1 Medición de caudales


(112) Un aspecto crítico en la eficacia de explotación de una
planta moderna de tratamiento de aguas residuales es la
correcta selección, uso y mantenimiento de los aparatos de
medición del caudal. Un sistema completo de medición de
caudal consta de dos elementos:
1. un sensor o detector, y
2. un dispositivo conversor.
El sensor o el detector se expone o se ve afectado por el flujo,
mientras que el conversor es el dispositivo que traduce la señal, o
la lectura desde el sensor hasta el elemento en el que se
registran, o se leen las mediciones. Debido a la importancia de la
medición del caudal, esta sección esta dedicada a repasar los
tipos de sensores o detectores disponibles para medición de los
caudales, así como a la descripción de los criterios importantes a
observar en la elección del tipo de aparato a emplear y de los
aspectos relacionados con el mantenimiento del mismo. Como
quiera que los avances en materia de medidores de caudal
electrónicos se producen con gran rapidez, es conveniente
obtener de los fabricantes información actualizada sobre lo
últimos avances en el campo de los conversores.
(113) En plantas de tratamiento pequeñas, o en plantas donde
no existe la posibilidad de instalar un sistema sofisticado de
medición de caudales, se puede recurrir a métodos más
sencillos como ser el método directo, medidor Parshall, y el
aforo con vertederos.

3.1.1 Tipos de aparatos de medición de caudales y su aplicación


(114) Método directo. Este método, generalmente sólo es Método Directo
aplicable en los casos de pequeñas descargas. Consiste en la
medición directa en un recipiente de un volumen Í Cuanto mayor es el
conocido. Se mide el tiempo, obteniéndose: tiempo de determinación,
Vol. tanto mayor es la precisión.
Q=
t
(115) En canales abiertos, o en conducciones parcialmente Flujo en lámina
llenas, la determinación del caudal se lleva a cabo midiendo la libre
pérdida de carga generada por la introducción de una
obstrucción en la conducción tal como un estrangulamiento o
una placa vertedero, o por la medida de la sección mojada y de

Pág. 38 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

la velocidad de flujo asociada. Posiblemente, el dispositivo más


utilizado para la medición del caudal de agua residual sea el
aforador Parshall.
(116) Para la medición de los caudales en conducciones en Conducciones en
carga las tres técnicas más empleadas son: Carga
1. introducción de una obstrucción para crear una pérdida de
carga o diferencial de presión;
2. medición de los efectos que provoca el fluido en
movimiento (p.e. cambios de momento, transmisión de ondas
de sonido, inversión de campos magnéticos);
3. medición de unidades incrementales de volumen del fluido.
Las diferencias de presión que pueden traducirse en lecturas del
caudal se consiguen mediante elementos tales como los tubos de
flujo, orificios, tubos de pitot, rotámetros, venturas.
En el segundo grupo se incluyen aparatos de medición de
propiedades magnéticas, ultrasónicas y dispositivos de vórtice.
(117) En el tercer grupo se incluyen los medidores de turbina o
de hélice, en los que se puede establecer una relación entre la
velocidad de rotación de un sensor y la velocidad y caudal del
fluido circulante.
(118) Los principales factores que hay que tener en cuenta en Criterios de
la elección de un aparato de medición de caudales es el tipo de Selección de los
aplicación, el dimensionamiento correcto, la composición del aparatos de
medición
fluido, la precisión, las pérdidas de carga que produce, las
necesidades de instalación, el entorno en el que debe
funcionar, y facilidad de mantenimiento.
(119) En muchas de las aplicaciones que se hacen de Í Cuando se divide el caudal
los medidores de caudal en las plantas de tratamiento, entre diversas unidades de
la iteración (obtención de la misma medida cada vez) proceso la iteración de su
suele ser más importante que la precisión. medición es más importante
que el caudal circulante.

3.1.2 Mantenimiento de los aparatos de medición de caudal


(120) Para asegurar la fiabilidad del funcionamiento de los
aparatos de medición es esencial que la limpieza, mantenimiento y
calibrado de los mismos sea correcta, así como la elaboración de
registros de datos. Es conveniente adoptar medidas que faciliten la
limpieza del medidor y de las conducciones mediante conexiones
de agua de limpieza o con varillas. En el caso de que se apliquen a
la medición de caudales de lodos, donde las mediciones se realizan
de manera intermitente, se debe disponer de la posibilidad de
limpiar a presión el aparato y las conducciones asociadas y llenarlas
de nuevo con agua limpia. En el caso de caudalímetros magnéticos,

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 39 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

existen electrodos autolimpiantes cuyo funcionamiento es a base


de ondas ultrasónicas de alta frecuencia o de la temperatura.
(121) Los medidores de caudal se deben calibrar in situ para
verificar que se cumplen las especificaciones técnicas y para
disponer de datos de base que permitan el seguimiento en el
tiempo y el calibrado periódico del aparato por razones de
mantenimiento. Los aparatos de medición deberían ser
calibrados periódicamente por el fabricante para asegurar su
correcto funcionamiento junto con el mantenimiento y calibrado
del aparato, la elaboración de un registro de datos también es un
componente esencial del mantenimiento. Más de los datos de
calibración iniciales, debe guardarse información de la explotación
y de las operaciones de mantenimiento llevadas a cabo con cada
aparato. Ello permite corregir los errores de medición antes de
que se conviertan en un problema.

3.2 Cribado o desbaste


3.2.1 Descripción
(122) La primera operación unitaria que tiene lugar en las
plantas de tratamiento es la operación de cribado o desbaste.
Una rejilla es un elemento con aberturas, generalmente de
tamaño uniforme, que se utiliza para retener los sólidos
existentes en el agua residual.
(123) Los elementos separadores pueden estar constituidos por
barras, alambres, varillas paralelas, rejillas, telas metálicas o placas
perforadas, y las aberturas pueden ser de cualquier forma, aunque
normalmente suelen ser ranuras regulares u orificios circulares. Los
elementos formados por varillas o barras paralelas reciben el nombre
de rejas de barrotes. El término tamiz se circunscribe al uso de placas
perforadas y mallas metálicas de sección cuneiforme. La función que
desempeñan las rejas y tamices se conoce con el nombre de cribado
o desbaste, y el material separado en esta operación recibe el nombre
de basuras o residuos de cribado. Según el método de limpieza que se
emplee, los tamices y rejas pueden ser de limpieza manual o
automática. Generalmente, las rejas tienen aberturas (separación
entre las barras) superiores a 15 mm, mientras que los tamices tienen
orificios de tamaño inferior a este valor.

3.2.2 Análisis
(124) El proceso de análisis asociado al uso de elementos de
cribado o desbaste supone la determinación de las pérdidas de
carga que se producen al circular el agua residual a través de
ellos. Debido a que el método de estudio es diferente para las
rejas que para los tamices, los estudiaremos por separado.

Pág. 40 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

3.2.3 Rejas
(125) En los procesos de tratamiento del agua residual, las
rejas se utilizan para proteger bombas, válvulas, conducciones
y otros elementos contra los posibles daños y obturaciones
provocados por la presencia de trapos y de objetos de gran
tamaño. Las plantas de tratamiento de aguas industriales
pueden no precisar la instalación de rejas, dependiendo de las
características de los residuos.
(126) Las pérdidas de carga que se producen al circular el agua
a través de las rejas depende de la velocidad de aproximación
del agua y de la velocidad de circulación a través del elemento.
La pérdida de carga puede estimarse empleando la siguiente
expresión:

h=
(
1 V −v
2 2
)
0,7 2g
En que:
h: pérdida de carga, m
V: velocidad del líquido a través de las barras, m/s
v: velocidad de aproximación, aguas arriba de la reja, m/s
g: aceleración de la gravedad, m/s2
(127) Las pérdidas de carga producidas que se obtienen
mediante esta ecuación sólo son aplicables en el caso de que
las rejas estén limpias. La obstrucción y obturación de las rejas
incrementa las pérdidas de carga.

3.2.4 Rejas de limpieza manual


(128) Las rejas de este tipo se emplean, frecuentemente, en
pequeñas estaciones de bombeo de agua residual antes de las
bombas. En el pasado, se habían empleado en las instalaciones de
pretratamiento de las plantas de pequeño tamaño. La práctica
reciente tiende a la instalación de rejas de limpieza mecánica
incluso en instalaciones de pequeño tamaño, no sólo con objeto de
reducir el trabajo manual necesario para la limpieza de las rejas y
eliminación de basuras, sino también para evitar los reboses y
desbordamientos que se producen por la obturación de aquellas.
(129) En los casos en los que se utilice rejas de limpieza
manual, su longitud no deberá exceder de la que permita su
correcta limpieza (aproximadamente 3 m). Las barras que
conforman la reja no suelen exceder los 10 mm de anchura por
50 mm de profundidad. Las barras van soldadas a unos
elementos de separación situados en la cara posterior, fuera del
recorrido del peine rascador. En la parte superior de la reja

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 41 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

deberá colocarse una placa perforada para que los objetos


extraídos se puedan almacenar temporalmente para su drenaje.
(130) El canal donde se ubica la reja se debe proyectar de modo
que se evite la acumulación en el mismo de arenas y demás
materiales pesados, tanto antes como después de la reja. La
pendiente del canal deberá ser horizontal o descendiente en la
dirección de circulación a través de la reja, sin baches o
imperfecciones en las que pudieran quedar atrapados algunos
sólidos. Asimismo, es conveniente achaflanar las uniones de las
paredes laterales. Preferiblemente, el canal deberá ser recto y
perpendicular a la reja, con la finalidad de conseguir una
distribución uniforme de sólidos en el flujo y en la reja.
(131) Con objeto de procurar suficiente superficie de reja para
la acumulación de residuos en los perlodos entre operaciones
de limpieza, es esencial que la velocidad de aproximación
se limite a, aproximadamente, 0,45 m/s a caudal medio. La
sección adicional necesaria para limitar la velocidad se puede
obtener ensanchando el canal en la zona de ubicación de la reja
y colocándola con una inclinación más suave para aumentar la
superficie sumergida. Conforme se acumulan los residuos,
produciendo la obturación parcial de la reja, aumentará el
calado aguas arriba de la misma, sumergiendo nuevas zonas de
paso del flujo a través de la reja. El diseño estructural de la reja
deberá ser el adecuado para evitar su rotura en caso de que se
llegue a taponarse completamente. En la Fig. 1 se ilustra una
reja de limpieza manual típica.

Fig. 1: Reja de barra de limpieza manual1

1
Fuente: Metcalf & Eddy

Pág. 42 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

3.2.5 Rejas de limpieza mecánica


(132) Las rejas de limpieza mecánica se han venido empleando
en las plantas de tratamiento de aguas residuales desde hace más
de 50 años. El proyecto de las rejas ha evolucionado a lo largo de
los años con objeto de reducir los problemas de explotación y
mantenimiento y para aumentar las posibilidades de separación
de residuos. Muchos de los diseños más modernos incluyen la
utilización de materiales resistentes a la corrosión tales como el
acero inoxidable a los materiales plásticos. Las rejas de limpieza
mecánica se dividen en cuatro tipos principales:
1. Rejas de funcionamiento mediante cadenas, el tipo más
frecuente;
2. Rejas de movimiento oscilatorio;
3. Catenarias, y
4. Rejas accionadas mediante cables.
(133) Las rejas de limpieza mecánica que emplean
cadenas se pueden dividir en diferentes categorías; según la
limpieza se lleve a cabo por la cara anterior (aguas arriba) de la
reja o por la cara posterior de la misma (aguas abajo), y en
función de la cara de la reja por la cual el peine rascador se
desplaza hasta la zona inferior de aquélla. A pesar de que el
funcionamiento es, básicamente el mismo, cada tipo de reja
tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En general, las rejas
de limpieza y retorno frontales son más modernas y eficientes
en la retención de sólidos, pero son menos robustas y más
susceptibles a que el peine se encalle por la acumulación de
sólidos en la base de la reja.
(134) Las rejas de barras de limpieza mediante
movimientos oscilatorios imitan la secuencia de movimientos
de una persona que rastrilla la reja. El rastrillo se desplaza hasta
la parte inferior de la reja, se coloca entre las barras, y asciende
arrastrando las basuras hasta la parte superior de aquélla, lugar
donde son extraídas. Una ventaja importante de este método es
que todos los componentes que precisan actuaciones de
mantenimiento se sitúan por encima del nivel del agua, de modo
que su inspección y mantenimiento no hace necesario el vaciado
del canal y que el sistema de limpieza y retorno frontal minimiza el
arrastre de sólidos. Este tipo de reja presenta el inconveniente de
que dispone únicamente de un rastrillo de limpieza en lugar de los
múltiples rastrillos empleados en las rejas de limpieza mediante
cadenas, lo cual limita la capacidad de la reja para tratar aguas
con altos contenidos en residuos.
(135) En el caso de las rejas de catenaria de limpieza y
retorno frontales, el rastrillo se mantiene en contacto con la reja
gracias al peso de la cadena. Una ventaja de este sistema es que el

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 43 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

mecanismo de transmisión no tiene ruedas dentadas sumergidas,


mientras que el espacio necesario para su instalación,
relativamente grande, representa su mayor inconveniente.
(136) Las rejas de limpieza mecánica accionadas mediante cables,
son de limpieza y retorno frontales que emplean un rastrillo
pivotante que asciende y desciende por unas guías accionado por
un dispositivo formado por un cable y un tambor. El rastrillo
desciende por gravedad, pivota hasta engarzarse con la reja, y se
eleva por acción del cable. La principal ventaja que presenta es el
hecho de que el rastrillo es el único elemento mecánico que se
sumerge en el agua residual. Las desventajas que presenta este
sistema incluyen la limitada capacidad de rastrillado y los
problemas de mantenimiento asociados al destensado de los
cables, a su enrollamiento en los tambores, y a fallos en el
funcionamiento de los mecanismos de frenado. Véase la Fig. 2.

Fig. 2: Rejas de barras de limpieza mecánica: (a) Reja de cadena; (b) Reja
oscilante; (c) Reja de catenaria, y (d) Reja accionada con cable2

2
Fuente: Metcalf & Eddy

Pág. 44 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

3.2.6 Tamices
(137) Los primeros tamices eran de disco inclinado o de
tambor, y se empleaban como medio para proporcionar
tratamiento primario, en lugar de tanques de sedimentación. El
mecanismo de separación consistía en placas de bronce o de
cobre con ranuras fresadas. Desde principios de los años
setenta, el interés por el uso de todo tipo de tamices en el
campo del tratamiento de las aguas residuales ha
experimentado un considerable aumento. Su campo de
aplicación se extiende desde el tratamiento primario hasta la
eliminación de los sólidos en suspensión residuales de los
efluentes procedentes de los procesos de tratamiento
biológicos. Este renovado interés ha surgido, en gran medida,
como consecuencia de la mejora en los materiales y en los
dispositivos disponibles para el tamizado, además de la
continua investigación realizada en este campo.
(138) Los tamices modernos son del tipo estático (fijos) o de
tambor giratorio, provistos de una malla fina de acero
inoxidable o de un material no férreo. Normalmente, las
aberturas de los tamices oscilan entre 0,2 y 6 mm. El uso
de este tipo de tamices queda limitado a plantas de pequeño
tamaño o plantas en las que las pérdidas de carga no
constituyen un problema.

3.2.7 Tamices de malla fina


(139) Las pérdidas de carga en la circulación de agua limpia a
través de los diversos tamices puede obtenerse a partir de las
tablas de datos que proporciona el fabricante, o se puede
estimar a partir de la conocida fórmula del orificio:
1 Q 2
h= ( )
C(2g) A
En que:
h: pérdida de carga, m
C: coeficiente de descarga para el tamiz
g: aceleración de la gravedad, m/s2
Q: caudal a través del tamiz, m3/s
A: área efectiva del tamiz sumergido, m2
(140) Los valores de A y de C dependen de diversos factores
de forma y de diseño del tamiz, como el tamaño y fresado de
las ranuras, el diámetro y densidad de las mallas y,
especialmente, del porcentaje de superficie libre, que debe
determinarse experimentalmente. El valor típico de C para un
tamiz limpio es 0,60. La pérdida de carga a través de un tamiz

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 45 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

limpio es prácticamente despreciable. Lo importante es


determinar la pérdida de carga durante el funcionamiento, que
depende de la cantidad y tamaño de los sólidos presentes en el
agua residual, del tamaño de las aberturas, y del método y
frecuencia de las operaciones de limpieza.
(141) Los tamices estáticos de malla en sección de cuña tienen Tamiz Estático
aberturas entre 0,2 y 1,2 mm, se diseñan para caudales entre
400 y 1.200 l/m2⋅min de superficie de tamiz, y generan pérdidas
de carga entre 1,2 y 2,1 m. La malla filtrante está formada por
pequeñas barras de acero inoxidable en sección de cuña
orientadas de modo que la parte plana de aquélla está
encarada al flujo. Para su instalación, estos tamices precisan
una superficie considerable, y se deben limpiar una o dos veces
al día con agua caliente a presión, vapor o con un agente
desengrasador, para eliminar las acumulaciones de grasa.
(142) En el caso del tamiz de tambor, la malla se monta sobre Tamiz Tambor
un cilindro giratorio que se coloca en un canal. Existen
diferentes esquemas constructivos, especialmente en lo
referente a la dirección del flujo a través de la malla del tamiz.
El agua residual puede circular, bien, entrando por un extremo
del tambor y saliendo del mismo a través de la malla filtrante,
recogiéndose los sólidos en la superficie interior de ésta, o
entrando por la parte superior del elemento y saliendo por el
interior del tambor, produciéndose la recogida de sólidos en la
superficie exterior del tamiz. Como medio separador se emplea
una malla ranurada o con sección en cuña construida con acero
inoxidable. En el diseño se tiene en cuenta la evacuación en
continuo de los sólidos retenidos, operación que se
complementa rociando con agua para mantener limpio el medio
separador. Las pérdidas de carga producidas en los tamices
pueden oscilar entre 0,8 y 1,4 m. Los tamices de tambor están
disponibles en diversos tamaños, con diámetros variables entre
0,9 y 1,5 m y longitudes que van desde 1,2 a 3,7 m.
(143) Los medios para eliminar los residuos incluyen: Eliminación de los
1. Transporte a vertederos. residuos

2. Soterramiento en la propia planta (sólo en el caso de


instalaciones pequeñas).
3. Incineración, aislada o conjuntamente con fangos y arenas
(sólo en el caso de grandes instalaciones).
4. Eliminación conjunta con residuos sólidos urbanos.
5. Descarga a trituradores, donde se trituran y se reintegran
al agua residual.
El primer método de eliminación es el más empleado.

Pág. 46 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

En algunos casos es necesario la estabilización de los mismos con


cal. La eliminación en la propia planta sólo se debería llevar a
cabo si se respetan las normas medioambientales.

3.3 Homogenización de caudales

3.3.1 Descripción
(144) La homogenización del caudal es una medida que se emplea Definición de
para superar los problemas de explotación que estas variaciones Homogenización
provocan en las instalaciones, y para mejorar la efectividad de los
procesos de tratamiento situados aguas abajo.
(145) La homogenización consiste, simplemente, en amortiguar
por laminación las variaciones de caudal, con el objeto de
conseguir un caudal constante o casi constante, evitando las
fluctuaciones de los caudales. Esta técnica puede aplicarse en
situaciones diversas, dependiendo de las características de la red de
ALC. Las principales aplicaciones están concebidas para la
homogenización de:
a) Caudales en tiempo seco.
b) Caudales procedentes de redes de ALC separadas en épocas
lluviosas.
c) Caudales procedentes de redes de ALC mixtos, combinación de
aguas pluviales y aguas residuales sanitarias.
La aplicación de la homogenización de caudales en el
tratamiento del agua residual puede realizarse en línea o en
derivación. En la disposición que recibe el nombre de «en
línea», la totalidad del caudal pasa por el tanque de
homogenización. Este sistema permite reducir las
concentraciones de los diferentes constituyentes y amortiguar
los caudales de forma considerable. En la disposición «en
derivación», sólo se hace pasar por el tanque de
homogenización el caudal que excede un límite prefijado.
Aunque con este segundo sistema se minimizan las necesidades
de bombeo, la reducción de la concentración de los diferentes
constituyentes no es tan alta como con el primero. La Fig. 3
muestra un taque de homogenización provisto de bombas
sumergibles.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 47 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

Fig. 3: Canal Parshall y tanque de homogenización provisto de bomba sumergible3

(146) Las principales ventajas que produce la


homogenización de los caudales son las siguientes: Í La homogenización es una
opción alternativa para
1. mejora del tratamiento biológico, ya que incrementar el rendimiento de
eliminan o reducen las cargas de choque, se las plantas de tratamiento.
diluye las sustancias inhibidoras, y se consigue
estabilizar el pH;
2. mejora de la calidad del efluente y del rendimiento de
los tanques de sedimentación secundaria al trabajar con
cargas de sólidos constantes;
3. reducción de las superficies necesarias para la filtración del
efluente, mejora de los rendimientos de los filtros y
posibilidad de conseguir ciclos de lavado más uniformes, y
4. en el tratamiento químico, el amortigua las cargas aplicadas
mejora el control de la dosificación de los reactivos y la
fiabilidad del proceso.

3.3.2 Análisis
(147) El análisis teórico de la homogenización de caudales está
relacionado con los siguientes interrogantes:

3
Fuente: Elaboración propia

Pág. 48 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

a) ¿Dónde deben ubicarse las instalaciones de homogenización


en el diagrama de flujo de los procesos de tratamiento?
b) ¿Qué tipo de sistema de homogenización debe emplearse: en
línea o en derivación?
c) ¿Cuál es el volumen necesario del tanque de
homogenización?

3.3.3 Localización de las instalaciones de homogenización


(148) La ubicación óptima de las instalaciones de
homogenización debe determinarse para cada
Í La localización óptima variará
caso concreto. Es preciso llevar a cabo un en función del tipo de tratamiento
estudio detallado de las diferentes posibilidades. de las características de la red de
Probablemente, la localización más indicada Alcantarillado y de las del agua
continuará siendo en las plantas de tratamiento residual.
existentes o en fase de proyecto. También es
necesario considerar la integración de las instalaciones de
homogenización en el diagrama de flujo de los procesos de
tratamiento. En ocasiones, puede resultar más interesante
situar la homogenización después del tratamiento primario y
antes del biológico, pues así se reducen los problema
originados por el lodo y las espumas. Si las instalaciones de
homogenización se sitúan por delante de la sedimentación
primaria y del tratamiento biológico, el proyecto debe tener en
cuenta la provisión de un grado de mezclado suficiente para
prevenir la sedimentación de sólidos y las variaciones de
concentración y dispositivos de aireación suficientes para evitar
los problemas de olores.

3.3.4 Homogenización en línea o en derivación


(149) Como se ha descrito anteriormente, la adopción de un
sistema de homogenización en línea permite amortiguar
considerablemente las cargas de constituyentes en los procesos de
tratamiento que tengan lugar a continuación, mientras que la
efectividad de la homogenización en derivación es bastante menor.

3.3.5 Volumen necesario del tanque de homogenización


(150) El volumen necesario para la homogenización del caudal
se determina a partir de un gráfico de caudales a tratar, en el
que se representa las aportaciones acumuladas a lo largo del
día. El mismo gráfico muestra también el caudal medio diario,
el que viene representado por la pendiente de la recta que va
desde el origen hasta el punto final del gráfico.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 49 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

(151) Para determinar el volumen necesario, se traza una línea


paralela a la que une el caudal medio diario tangente a la curva
de los volúmenes de estación acumulados. El volumen
necesario viene determinado por la distancia vertical desde el
punto de tangencia a la recta que representa el caudal medio.
Si una parte de la curva de aportaciones acumuladas queda por
encima de la línea que representa el caudal medio, la curva de
aportaciones acumuladas debe limitarse con dos líneas
paralelas a la del caudal medio y tangentes a la curva de
caudales acumulan los puntos externos. En este caso, el
volumen necesario será igual a la distancia vertical que separa
a las dos rectas que limitan la curva de caudales acumulados.
Este procedimiento proporciona los mismos resultados que si se
sustrajera del caudal real que se presenta cada hora, el caudal
medio horario y se representara la curva de volúmenes
acumulados resultantes. En este caso, los puntos inferior y
superior de la curva se determinarían trazando las tangentes
con líneas horizontales.
(152) La interpretación física de las gráficas de la Fig. 4 es la
siguiente: En el punto de tangencia inferior, el tanque de
homogenización está vacío. A partir de este punto, dado que el
caudal que entra es superior al caudal medio, (la pendiente de
la curva de aportaciones es superior al caudal medio), el tanque
de homogenización empieza a llenarse, hasta alcanzar la
medianoche, momento en el que empieza a vaciarse de nuevo
(la pendiente es menor que el caudal medio).
(153) En la práctica, el volumen del tanque de homogenización
debe ser superior al determinado por consideraciones teóricas,
hecho que se deriva de tener en cuenta los siguientes factores:
a) El funcionamiento continuo de los equipos de aireación y
mezclado no permiten un vaciado total, a pesar de que
pueden adaptarse configuraciones y estructuras especiales.
b) La recirculación de sobrenadantes y filtrados exige un
volumen adicional, caso de que el retorno se realice al tanque
de homogenización (práctica no recomendada).
c) Debe contemplarse la posibilidad de imprevistos y de cambios
no previsibles en los caudales diarios.
(154) A pesar de que no se puede dar un valor fijo, el volumen
adicional puede variar entre el 10 y el 20 % del valor teórico.

Pág. 50 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Fig. 4: Diagramas de masa esquemáticos para la determinación de homogenización


necesario para dos tipos de variación de caudales4

3.4 Desarenación
(155) La misión de los desarenadores es separar arenas,
término éste que engloba a las arenas propiamente dichas y a
la grava, cenizas y cualquier otra materia pesada que tenga
velocidad de sedimentación o peso específico superiores a los
de los sólidos orgánicos putrescibles del agua residual. La arena
incluye también cáscaras de huevo, pedazos de hueso, granos
de café y grandes partículas orgánicas, tales como residuos de
comidas. Los desarenadores deberán proteger los equipos
mecánicos móviles de la abrasión y desgaste anormales; reducir
la formación de depósitos pesados en las tuberías, canales y
conductos, y la frecuencia de limpieza de los digestores que hay
que realizar como resultado de excesivas acumulaciones de
arena en tales unidades.
(156) Los desarenadores pueden situarse en las plantas de
tratamiento, allí donde la eliminación de arena puede facilitar el
funcionamiento de las otras unidades. Sin embargo, la instalación de
rejas de limpieza mecánica o de trituradores delante de los
desarenadores facilita la operación de eliminación de arena y de las
instalaciones de limpieza.

4
Fuente: Metcalf & Eddy

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 51 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

(157) Cuando convenga situar los desarenadores delante de las


bombas para el agua residual, normalmente habrá que hacerlo a
bastante profundidad con el consiguiente costo adicional que ello
representa. Por tanto, se estima más económico bombear el agua
residual, con la arena incluida, hasta los desarenadores situados en un
punto adecuado delante de las instalaciones de la planta de
tratamiento, admitiendo que las bombas pueden necesitar mayor
mantenimiento que si estuvieran situadas a continuación de los
desarenadores.
(158) El diseño de los desarenadores dependerá del tipo
seleccionado, si van provistos o no de equipo de extracción mecánica
de arena y de los requisitos que exija el equipo del desarenador en
caso de existir. Un reciente estudio ha revelado que la mayoría de las
instalaciones de desarenadores, cuya capacidad excede de 5000
m3/día, disponen de equipo mecánico de limpieza.
(159) Existen dos tipos generales de desarenadores: de flujo Tipos de
horizontal y aireados. En el primero de ellos, el flujo atraviesa el desarenadores
desarenador en dirección horizontal, controlándose la velocidad
rectilíneo del flujo mediante las dimensiones de la instalación o el uso
de secciones de control provistas de vertederos especiales situados en
el extremo de aguas abajo del tanque. El tipo aireado consiste en un
tanque de aireación con flujo espiral, en el que la velocidad es
controlada por las dimensiones del tanque y la cantidad del aire
suministrado al mismo. Por ser el más comúnmente utilizado se pasa
a describir el desarenador de flujo horizontal.
(160) Hasta hace poco tiempo, la mayoría de los desarenadores eran Desarenadores de
de flujo horizontal con control de velocidad. Estos tanques se flujo horizontal
proyectaban para mantener una velocidad tan próxima como fuese
posible a 0,3 m/s ya que tal velocidad arrastra la mayoría de las
partículas orgánicas a través del tanque y tiende a suspender de
nuevo a las que se hayan depositado, pero permite que la arena, que
es más pesada, se sedimente.
(161) Las plantas proyectadas entre los años 1920 y 1930 contenían
hasta 12 largos y estrechos canales desarenadores que entraban en
servicio, o se cerraban para controlar la velocidad cuando variaba el
caudal. Posteriormente, se redujo el número de canales y la velocidad
se mantenía constante instalando vertederos proporcionales, en la
salida de los canales. Tales vertederos mantienen una velocidad
constante en un canal rectangular cuando varía la profundidad (si no
se tiene en cuenta el almacenamiento de arena o el espacio para el
equipo colector de arena en el fondo del canal), pero han de tener
descarga libre, por lo que se pierde mucha carga hidráulica.
(162) También se utilizan secciones de control con lados verticales
paralelos, que producen menos pérdidas de carga. Teóricamente,
éstas requieren un desarenador de sección transversal parabólica para
que la velocidad permanezca constante cuando varía la profundidad

Pág. 52 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

pero pueden aproximarse satisfactoriamente a una sección transversal


trapezoidal. Si se desea, la sección de control puede hacerse más
estrecha en la parte superior que en la del fondo a fin de obtener la
sección transversal trapezoidal que más convenga. Si los
desarenadores fuesen inmediatamente seguidos de un canal tipo
Parshall, éste debe proyectarse de manera que controle la velocidad.
(163) La pérdida de carga en la sección de control para cualquier
caudal se eleva a un 36 % aproximadamente de la profundidad del
agua en el desarenador. Esta cantidad es alrededor de 1,1 veces la
altura cinética en una sección de control con una entrada bien
redondeada. Además, existe una variación considerable en el nivel de
agua del desarenador y en la sección de control entre el flujo máximo
y mínimo. Cada planta debe disponer de un medidor para el caudal. Si
el medidor estuviese situado entre el desarenador y los depósitos de
sedimentación, la diferencia de altura puede ser aprovechada por el
medidor; en otro caso, se malgastará.
(164) Normalmente, los desarenadores se proyectan para eliminar
todas las partículas de arena que queden retenidas en
un tamiz de malla 65 (diámetro de 0,21 mm), aunque Í Bajo las condiciones más
muchos desarenadores hayan sido diseñados para adversas la partícula más ligera
de arena deberá alcanzar el
eliminar partículas de arena retenidas en un tamiz de fondo del canal antes de su
malla 100 (diámetro de 0,15 mm). Es de buena extremo de salida.
práctica utilizar una velocidad de sedimentación de 1,1
m/min para la eliminación de material de malla 65 y de 0,75 m/min
para material de malla 100. Cuando el peso específico de la arena,
debido a las condiciones locales, sea inferior a 2,65 habrá de pensarse
en el uso de velocidades menores.
(165) La longitud del canal estará regida por la profundidad que
requiere la velocidad de sedimentación y la sección de control, y el
área de la sección transversal lo será por el caudal y el número de
canales. Deberá preverse cierta longitud adicional para tener en
cuenta la turbulencia que se produce en la entrada y en la salida,
recomendándose un mínimo de, aproximadamente, el doble de la
profundidad máxima de flujo. A veces se usa una longitud adicional
máxima del 50 % de la longitud teórica.
(166) Las acumulaciones de arena en los digestores son
perjudiciales, ya que la planta tiene que detenerse mientras éstos se
vacían y se quita la arena. Lo cual es una operación difícil y
desagradable. Cuando el diagrama de la planta incluya digestores,
deberá procurarse la incorporación de instalaciones teóricamente
ideales para la eliminación de arena. Por otro lado, cuando el fango
sin tratar sea vertido al mar o deshidratado en filtros de vacío e
incinerado, incluso desarenadores de diseño bastante distante de ser
el ideal han proporcionado un fantástico servicio. La Fig. 5 ilustra un
desarenador de flujo horizontal.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 53 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

Fig. 5: Fotografía de un desarenador (der.) y un decantador (izq.)5

(167) Los dispositivos mecánicos para la extracción de arenas


de los canales largos y horizontales suelen consistir en un equipo
transportador dotado de rascadores. La elevación de la arena es parte
generalmente integrante del proceso de recogida en las plantas
pequeñas. Suelen también utilizarse elevadores de arena,
especialmente en las plantas grandes. Los elevadores más corrientes
son de dos tipos:
1. De cadena continua con rascadores.
2. Transportador de tornillo helicoidal.

3.5 Sedimentación
(168) El objetivo del tratamiento por sedimentación es el de
remover rápidamente los residuos sedimentables y material
flotante para así disminuir la concentración de sólidos suspendidos.
La sedimentación primaria se emplea como parte del pretratamiento
dentro del procesamiento integral aguas residuales. Los
sedimentadores primarios, diseñados y operados pacientemente,
remueven 50% y 70% de sólidos suspendidos y entre 25% y 40% de
DBO5. El propósito de este capítulo es describir las diferentes clases de
sedimentadores usados en el tratamiento primario, considerar su
desempeño y revisar algunos parámetros importantes para el diseño.
La Fig. 6 muestra un decantador de sección circular.

5
Fuente: propiedad del autor

Pág. 54 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Fig. 6: Tanque de sedimentación con pozo de lodo6

(169) En grandes plantas de tratamiento la remoción de SST se Descripción


realiza en tanques sedimentación circulares o rectangulares con
limpieza mecánica y diseño estandarizado, exceptuando aquellas
plantas que cuentan con tanque lmhoff. La elección del
tipo de sedimentador acorde con una aplicación dada, Í El diseño de
sedimentadotes primarios
depende del tamaño de las instalaciones, de las normas
se omite en pequeñas
emitidas por las autoridades locales de control, de las plantas de tratamiento.
condiciones locales del sitio y de la experiencia del
ingeniero diseñista. La etapa de sedimentación debe contar por lo
menos con dos unidades, de manera que si un sedimentador se
encuentra en trabajos de reparación y mantenimiento, es posible
garantizar la continuidad del tratamiento.
(170) En los sedimentadores horizontales predomina el flujo Tanques
horizontal (a diferencia del flujo radial que se da en Rectangulares
sedimentadores circulares). Los sedimentadores rectangulares
tienen sistemas para recolección de lodo sedimentado, los cuales
pueden ser de barredores con cadenas o con puente móvil. En los
sistemas con barredores, los lodos sedimentados se arrastran
hasta los pozos para lodos, mientras que en plantas grandes se
arrastran hasta unos canales de fondo transversales, los cuales
6
Fuente: elaboración propia

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 55 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

cuentan con sistemas de recolección (colectores transversales), de


barredores con cadena o tomillo que conducen los lodos hasta
uno o más pozos dispuestos para la recolección de material
sedimentado. En los sistemas de puente móvil, el mecanismo de
recolección es similar pero en lugar de barredores se instala una o
más cuchillas que cuelgan del puente. Es conveniente contar con
instalaciones de bombeo cerca de los pozos de recogida de lodos
ubicados en los extremos del tanque. Una estación de bombeo
puede fácilmente servir para dos o más tanques.
(171) Dado que en los sedimentadores rectangulares la
distribución del caudal de entrada es crítica, la entrada de agua al
sedimentado se realiza empleando uno de los siguientes diseños:
1. canales que ocupan la totalidad del ancho del sedimentado,
con vertederos de entrada,
2. canales de entrada con orificios sumergidos,
3. canales de entrada con compuertas grandes y deflectores. Los
deflectores ubicados en la entrada son efectivos para reducir
las altas velocidades de ingreso y además distribuyen el flujo
a lo largo de la mayor sección transversal posible. Cuando se
usen deflectores de igual ancho al del canal, deberán
extenderse desde 150 mm por encima de la superficie y hasta
300 mm por debajo de la abertura de entrada.
(172) Las espumas se recolectan por lo general en el extremo de
salida de los sedimentadores rectangulares, con ayuda de
barredores que se mueven sobre la superficie del líquido. Existen
varios métodos usados para la recolección de espuma tales como:
1. arrastre manual hasta una rampa inclinada,
2. evacuación en tubería horizontal dotada de ranuras que
pueden rotar mediante una manivela o un tomillo,
3. por medio de un barredor helicoidal transversal acoplado
a un eje,
4. por colectores de barredores superficiales con cadena, y
5. colectores de puente móvil con barredores superficiales.
En instalaciones donde la cantidad de espuma es
considerable, los pozos para espuma están equipados con
agitadores que promueven una mezcla homogénea antes del
bombeo. La espuma se conduce a digestores y se dispone
junto con los lodos generadores en la planta; no obstante, en
muchas plantas las espumas se disponen en forma separada.
(173) El flujo en los tanques circulares es de tipo radial, a Tanques Circulares
diferencia de los tanques rectangulares donde existe flujo de tipo
horizontal. Para lograr ese tipo de flujo, el agua a tratar se
introduce en el sedimentador por el centro o por la periferia del
tanque. Ambas configuraciones de flujo promueven por lo general
resultados satisfactorios, aunque el sistema de alimentación central

Pág. 56 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

es el más usado. En el diseño de tanques circulares con


alimentación central el agua residual se transporta por una tubería
suspendida del puente, o embebida en hormigón debajo de la
solera, hasta el centro del sedimentador. El agua residual se
distribuye uniformemente en todas las direcciones con ayuda de un
vertedero circular ubicado en la zona central del tanque. Dicho
vertedero tiene un diámetro que oscila entre 15 y 20% del
diámetro exterior del tanque, con una profundidad que varía entre
1 y 2.5 m. Este tipo de tanque cuenta con un sistema de dos y
cuatro brazos que giran lentamente, equipados con barredores de
fondo para la remoción de lodos y con cuchillas superficiales para
remover espuma. En la Fig. 6 se puede apreciar un clarificador
circular con alimentación central equipado con barredores de fondo
para remover lodos.
(174) Los sedimentadores circulares con alimentación perimetral
cuentan con un deflector circular suspendido a corta distancia de la
pared de tanque, formando un espacio anular por donde se
descarga el agua residual en dirección tangencial. El agua residual
fluye alrededor del tanque a manera de espiral hasta pasar por
debajo del deflector, mientras que el agua clarificada se recoge por
medio de unos vertederos colocados a ambos lados de un canal
ubicado en la parte central. Tanto las capas de grasa como de
espuma quedan retenidas en la superficie del espacio anular.
(175) Los tanques circulares de 3,6 a 9 m de diámetro cuentan
con equipos para la remoción de lodos, soportados por medio
de vigas apoyadas en las paredes laterales del tanque. Los
tanques con diámetro de 10,5 m, o más, tienen un pilar central
que soporta el mecanismo de remoción y además cuenta con
una pasarela al puente móvil. El fondo del tanque se diseña con
pendientes de 83 mm/m, formando así un cono invertido; el
lodo se arrastra hasta un pozo relativamente pequeño ubicado
en cercanía a la zona central del tanque.
(176) La eficiencia de los tanques de sedimentación respecto a Desempeño de los
la remoción de DBO y SST se ve afectada por: sedimentadores

1. corrientes arremolinadas formadas por la inercia del fluido


en la entrada,
2. corrientes inducidas por acción del viento en tanques sin
cubierta,
3. corrientes de convección térmica,
4. corrientes de densidad originadas por el acceso de aguas
calientes o frías que promueven el movimiento de las capas
de aguas calientes desde el fondo hacia la superficie del
tanque, y
5. estratificación térmica propia de climas calientes y áridos.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 57 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

(177) A continuación se consideran estos aspectos con mayor


detalle.
(178) La eficiencia en la remoción de DBO y SST en tanques de Remoción de DBO
sedimentación primaria, como función de la concentración y SST
afluente y el tiempo de detención, se puede determinar a partir
de la curva que se puede modelar matemáticamente como una
hipérbola regular, la cual se obtiene a partir de observaciones
realizadas a sedimentadores en funcionamiento, usando la
siguiente expresión:
t
R=
a + bt
donde:
R = porcentaje de remoción esperado, %
t = tiempo nominal de detención, h
a, b = constantes empíricas
(179) En un sedimentado ideal, un volumen dado de agua Estabilidad hidráulica
permanecerá en el tanque por un periodo igual al tiempo de y cortocircuitos
detención teórico. Desgraciadamente, en la práctica los
sedimentadores rara vez se comportan en forma ideal, y por el
contrario, se observan cortocircuitos por causa de una o varias de
las razones expuestas. La estabilidad hidráulica de un tanque se
puede estimar mediante ensayos replicados con trazadores; si la
curva de concentración contra tiempo obtenida para cada réplica
es similar, entonces el tanque presenta estabilidad hidráulica. Si
por el contrario, las curvas de concentración contra tiempo
también conocidas como curvas de distribución del tiempo de
detención (TDH) no son similares para varias réplicas, el tanque
será inestable y su desempeño deficiente.
(180) Los efectos ocasionados por acción de la temperatura Efectos de la
pueden tener consecuencias importantes en tanques de temperatura
sedimentación. Se ha demostrado que 1ºC de diferencia entre la
temperatura de agua residual afluente y la temperatura del agua
contenida en el tanque, ocasionan la formación de corrientes de
densidad. Los impactos por efecto de la temperatura dependerán
del material que se desea remover y de sus características.
(181) Cuando el viento sopla sobre la superficie de Efectos del viento
sedimentadores descubiertos puede formar zonas de circulación.
Al formarse estas zonas de circulación, la capacidad volumétrica
efectiva del tanque de sedimentación se ve reducida. Al igual que
ocurre con los efectos de la temperatura, el impacto del volumen
reducido sobre el desempeño de los sedimentadores dependerá
del material que se está removiendo y de sus características.
(182) Aunque una gran variedad de efectos ambientales y de Diseño General
diseño puede afectar el desempeño de los sedimentadores, se

Pág. 58 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

ha observado que la eficiencia está determinada por el diseño


general, presentado anteriormente, el cual se considera aún
una forma artística.
(183) Si todos los sólidos presentes en el agua residual fueran Fundamentos de
partículas discretas de tamaño, densidad, gravedad específica y diseño
forma uniforme, la eficiencia de remoción de estos sólidos
dependería sólo del área superficial del tanque y del tiempo de
detención. La profundidad del sedimentado tendría poca influencia
si las velocidades horizontales se mantuvieran por debajo de la
velocidad de arrastre. Sin embargo, los sólidos presentes en la
mayoría de las aguas residuales no presentan características
regulares debido a su naturaleza heterogénea y, además, las
condiciones bajo las cuales se encuentran varían desde la
dispersión total hasta la floculación completa. A continuación se
presentan algunos parámetros de diseño para sedimentadores:
• Tiempo de detención de 2 h
• Carga superficial de 40,7 m3/m2. día (para caudal promedio)
• Carga superficial de 89,6 m3/m2. día (para caudal pico)
• Carga sobre el vertedero de 186,3 m3/m.día.
(184) En general, los tanques de sedimentación primaria se Tiempo de detención
diseñan con tiempos teóricos de detención que van de 1,5 a 2,5
horas, con base en el caudal promedio de agua residual. Los
tanques que proveen tiempo de detención más cortos (0,5 a 1,0
h), con menor remoción de sólidos suspendidos, se usan con
frecuencia como tratamiento preliminar antes de las unidades de
tratamiento biológico. Cabe anotar que la sedimentación primaria
se omite en muchos procesos de tratamiento biológico usados en
sistemas pequeños. En climas fríos, el aumento de la viscosidad
del agua por causa de las bajas temperaturas retarda la
sedimentación de las partículas, reduciendo así el desempeño de
los sedimentadores a temperaturas del agua residual inferiores a
20ºC. Por ejemplo, para tratar agua residual a 10ºC, el tiempo de
detención es 1.38 veces el requerido para tener la misma
eficiencia a 20ºC. En este sentido, en climas fríos se deben
considerar factores de seguridad en el diseño de los clarificadores
para asegurar un desempeño adecuado.
(185) Los tanques de sedimentación se diseñan normalmente con Tasas de carga
base en la tasa de carga superficial expresada en metros cúbicos superficial
por metro cuadrado de área superficial por día, m3/m2.día. La
elección de una tasa adecuada de carga superficial depende del
tipo de material en suspensión a sedimentar. Valores usuales de
carga superficial para el caudal promedio son del orden de 40 a
60 m3/m2día, y para el caudal pico de 80 a 100 m3/m2día. El
diseño de plantas municipales de tratamiento debe cumplir con los
requerimientos de las agencias estatales de regulación, las cuales

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 59 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

han adoptado valores de tasas de carga superficial que deben


seguirse. Cuando el área del tanque ha sido fijada, el tiempo de
detención de éste depende de la profundidad del agua. Las tasas
de carga superficial recomendadas proporcionan tiempos de
detención entre 2,0 y 2,5 h, con base en el caudal medio de
diseño.
(186) El efecto que la tasa de carga superficial y el tiempo de
detención ejercen sobre la eficiencia de remoción de sólidos
suspendidos varía ampliamente dependiendo de las
características del agua residual, fracción de sólidos
sedimentables, concentración de sólidos y de otros factores. Es
necesario enfatizar que las tasas de carga superficial deben ser
lo suficientemente bajas como para asegurar su desempeño
satisfactorio bajo condiciones de caudal pico, el cual puede ser
hasta tres veces el caudal promedio en plantas.
(187) En términos generales, la carga sobre vertedero tiene una Cargas sobre
pequeña influencia sobre la eficiencia de tanques de sedimentación vertedero
primaria, a menos que se presenten velocidades extremas en la salida
del efluente, debido a limitaciones en la longitud del vertedero. Los
efectos relacionados con la ubicación de los vertederos y con el diseño
de los tanques de sedimentación son de mucha más importancia. El
valor usual de carga sobre vertedero es de 186,3 m3/m2·día.
(188) Para evitar la resuspensión de partículas sedimentadas, las Velocidad de arrastre
velocidades horizontales a lo largo del tanque deben mantenerse
lo suficientemente bajas. A partir de los resultados de estudios
realizados por algunos investigadores se desarrolló la siguiente
ecuación para calcular la velocidad crítica horizontal.
1/2
 8 k ( s − 1 ) gd 
VH =  
 f 
donde:
VH = velocidad horizontal a la cual se inicia el arrastre de
partículas
k = constante que depende del material arrastrado
s = gravedad específica de las partículas
g = aceleración debida a la fuerza de gravedad
d = diámetro de las partículas
f = factor de fricción de Darcy-Weisbach
(189) Los valores usuales de k son 0,04 para arena unigranular y
0,06 para partículas más aglomeradas. El término (factor de fricción
de Darcy-Weisbach) depende de las características de la superficie
sobre la que tiene lugar el flujo y el número de Reynolds. Los valores
usuales de f van desde 0,02 hasta 0,03. La ecuación anterior se puede
usar tanto en unidades del sistema inglés como en unidades del SI,
siempre y cuando se haga en forma consistente, ya que k y f son
adimensionales.

Pág. 60 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

3.6 Tratamiento químico


(190) El tratamiento químico se suele considerar como un
tratamiento intermedio, porque los resultados que se obtienen
de él son mejores que los del tratamiento primario común, pero
no tan buenos como los de un tratamiento secundario.
(191) El tratamiento químico es uno de los más antiguos
métodos de tratamiento de aguas residuales. A pesar de esto,
su uso se ha restringido a casos muy especiales, debido al
progreso de los métodos de tratamiento secundario, a la
supervisión que se requiere, al costo de los reactivos y a las
cantidades excesivas de lodos de las que tiene que disponerse.
Tiene aún aplicación en el tratamiento de residuos industriales
que no son fácilmente atacables biológicamente y en donde las
condiciones de las aguas receptoras exigen periódicamente un
mayor grado de tratamiento que el tratamiento primario
común, pero que no justifican un tratamiento secundario.
(192) Este tratamiento consiste en agregar uno o
Í El flóculo es un compuesto
más reactivos a las aguas residuales para producir químicamente insoluble, que
un flóculo. La sustancia química que se precipita, absorbe la materia coloidal
también se disocia o ioniza en las aguas residuales y envolviendo a los sólidos
neutraliza las cargas eléctricas que tienen las suspendidos no sedimentables.
partículas coloidales, haciendo que se aglomeren y
formen grumos fácilmente sedimentables. Los reactivos que más
se emplean son el sulfato de aluminio o alumbre, el sulfato ferroso
con cal, el sulfato férrico y el cloruro férrico con o sin cal.
(193) Una planta de tratamiento químico tiene usualmente las
características siguientes:
1. Dispositivos preliminares, como son las rejas, los
desarenadores, etc.
2. Alimentadores de reactivos.
3. Unidades mezcladoras.
4. Tanques de floculación.
5. Tanques de sedimentación, como los que ya se han
descrito.
6. Mayores recursos para el tratamiento y disposición de los
lodos.
(194) Hay una gran diversidad de unidades para la Alimentadores de
alimentación de reactivos, en cantidades controladas ya sea reactivos
secos o en solución.
(195) Al agregar los reactivos a las aguas residuales, se deben Unidades
mezclar completa y rápidamente para que las reacciones sean mezcladoras
completas y uniformes. Esto se logra mediante una agitación violenta
durante un corto período de tiempo, ya sea por métodos hidráulicos o

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 61 de 155


Cap. 3. PRETRATAMIENTO Y TRATAMIENTO PRIMARIO DE AGUAS RESIDUALES

mecánicos. La agitación se lleva a cabo en tanques especiales, en


secciones de otros tanques, o en los sistemas de tubería.
(196) Después de que se ha mezclado el reactivo con las aguas Floculadores
residuales, se agita suavemente durante 15 a 30 minutos para
inducir la coagulación de las partículas. Si se desea disminuir la
DBO, debe aumentarse el tiempo de agitación hasta 45
minutos. Los sólidos suspendidos se juntan y adhieren
formando grandes masas de flóculos que se depositan
rápidamente en el tanque de sedimentación. Hay equipos para
llevar a cabo esta operación de muy diversos tipos.
(197) El volumen de lodos que se obtiene por el tratamiento Lodos
químico es mayor que con un tratamiento primario común,
requiriéndose un aumento proporcional de los recursos para su
manejo, y para costear su tratamiento y disposición.
(198) Con el tratamiento químico se logra una disminución de Eficiencia”
hasta 90 % de los sólidos suspendidos y hasta 70 % en la DBO.
Se adapta bien a la operación intermitente y es valioso para el
tratamiento de aguas residuales para aminorar la
contaminación de las corrientes durante las épocas de escaso
flujo, o para disminuir la contaminación de las playas y aguas
recreativas. También vale para el tratamiento de aguas
residuales que contengan altas concentraciones de desechos
industriales que podrían inhibir la actividad biológica e interferir
con los procesos de tratamiento secundario. Sus costos de
operación son elevados debido al aumento de mano de obra,
por los productos químicos y por la mayor cantidad de lodos
que hay que tratar y disponer.

3. .El pretratamiento de Aguas Residuales es la parte del proceso que prepara el


agua residual. Generalmente está compuesta de operaciones como Medición,
! Cribado o Desvaste, Homogenización de Caudales. El Tratamiento Primario
decanta la mayor cantidad de sólidos en suspensión y comprende la
Desarenación y Sedimentación.
6. ¿Cuántas y cuales son los métodos de medición de caudales?
7. ¿En qué consiste el cribado o desbaste?
8. ¿Qué son los tamices y cual es su utilidad?
? 9. ¿Por qué razón es la homogenización ventajosa para el tratamiento de aguas
residuales?
10. ¿A que se llama desarenación?
11. ¿En que consiste la sedimentación?

4. Describa los elementos de pretratamiento de aguas residuales que existen en las


instalaciones de su EPSA.

 5. Si es que no cuenta con instalaciones de pretratamiento, planifique unas, solo en


bosquejo.

# 3. El buen mantenimiento de toda la instalación del proceso de pretratamiento es


imprescindible para un buen funcionamiento de la planta en general.

Pág. 62 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS


UNITARIOS

4.1 Procesos aeróbios

4.1.1 Aspectos generales


(199) En los procesos biológicos aeróbios de tratamiento de
aguas residuales, oxígeno molecular disuelto es utilizado
por bacterias aeróbias en el consumo de materia orgánica.
(200) El metabolismo bacteriano incluye el consumo de
substratos en solución o anabolismo y la generación de
nuevas células o catabolismo. El proceso biológico aeróbio se
caracteriza por la gran producción de biomasa, producto de
la energía utilizada en la reproducción celular. Es por este
motivo que el diseño de unidades de tratamiento biológico que
empleen este proceso debe incluir una solución factible para el
tratamiento y disposición de los lodos generados en el proceso.
(201) De la misma forma que en procesos anaeróbios, el
proceso aeróbio se puede desarrollar por microorganismos que
desarrollan el tratamiento de aguas residuales de dos
maneras: La primera está constituida por microorganismos
que permanecen en suspensión (biomasa en suspensión)
dentro de las unidades de tratamiento como
sucede en sistemas de lodos activados y la Í Los procesos aerobios son más
estables que los anarobios.
segunda consiste de organismos que por sus
características se desarrollan adheridos a medios soporte
inertes como aquellos empleados en filtros biológicos y discos
biológicos (biomasa fija).

4.1.2 Filtro biológico (biomasa fija)


(202) Los filtros biológicos han sido utilizados para el
tratamiento biológico del agua residual durante muchos años.
Los filtros biológicos modernos están formados por un lecho de
medio filtrante sobre el que se distribuye continuamente el
agua residual. La Fig. 7 muestra una fotografía de un filtro
biológico.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 63 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Fig. 7: Fotografía de un filtro biológico aeróbio7

(203) Los filtros biológicos se clasifican por la carga orgánica o Clasificación de los
hidráulica aplicada. Las categorías en las que se dividen son de filtros
carga baja o normal, carga media, de alta o muy alta
arga, y de desbaste. A menudo, se emplean sistemas de
filtros de dos etapas en los que se conectan en serie dos filtros
biológicos.
(204) Un filtro de baja carga es un dispositivo relativamente Filtros de baja carga
sencillo y de gran fiabilidad, que produce una calidad estable
del efluente con independencia de la naturaleza cambiante del
afluente. Los filtros pueden ser circulares o rectangulares.
Generalmente, se mantiene una carga hidráulica constante, no
por recirculación, sino por medio de bombas control del nivel de
succión o con sifones dosificadores. Los tanques dosificadores
son de pequeño tamaño, generalmente con un tiempo de
detención de tan sólo 2 minutos para el caudal doble del de
proyecto, de tal modo que se minimice la intermitencia de la
dosificación. Aún así, en plantas de pequeñas dimensiones, el
escaso caudal nocturno puede dar lugar a dosificaciones
intermitentes, hecho que puede hacer necesario recircular
caudales para mantener la humedad del medio. Si el tiempo
entre dosificaciones es superior a horas, se reduce la eficiencia
del proceso debido a que el descenso humedad afecta a la
película biológica.
(205) En la mayoría de los filtros de baja carga, sólo los niveles
superiores del mismo (0,6 a 1,2 m) presentan un desarrollo
elevado de película biológica. Como consecuencia de ello, en las

7
Fuente: ABES, Filtros biológicos aeróbios. ABES, 1992

Pág. 64 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

zonas inferiores pueden proliferar bacterias nitrificantes


autótrofas que oxidan el nitrógeno amoniacal para
transformarlo en nitritos y nitratos. Si la población nitrificante
está suficientemente desarrollada, y si las condiciones
climáticas y las características del agua residual son las
adecuadas, los filtros de baja carga bien operados pueden
producir efluente con un elevado nivel de eliminación de DBO y
altamente nitrificado. Si se dispone de una línea piezométrica
favorable, una ventaja de los filtros biológicos reside en el
hecho de que el flujo se puede mantener por gravedad. Si el
terreno es demasiado llano para ello, puede ser necesario
bombas de agua. El desprendimiento de olores es un problema
habitual en lo biológico, especialmente si el agua residual es
séptica o si el clima es caluroso. Los filtros no se deben ubicar
en lugares en los que el desprendimiento de olores pueda
representar un inconveniente. A no ser que se adopten medidas
de control adecuados, en los filtros pueden aparecer
poblaciones de moscas (Psychoda).
(206) En los filtros de carga media y alta, la recirculación del Filtros de media y
efluente del filtro o del efluente final permite la utilización de alta carga
cargas orgánicas más elevadas. Los filtros de carga media son
similares a los filtros de baja carga, y pueden ser circulares o
rectangulares. El flujo de caudal al filtro suele ser continuo, a
pesar de que se considera aceptable el riego intermitente del
medio filtrante.
(207) La recirculación del efluente del clarificador del filtro
permite conseguir rendimientos de eliminación parecidos a los de
los filtros de baja carga y de carga media. La recirculación a
través del filtro del efluente del filtro da lugar al retorno de
organismos viables y, a menudo, mejora la eficiencia del
tratamiento. La recirculación también ayuda a prevenir el
encharcamiento del filtro y a reducir los problemas de olores y de
proliferación de moscas. Los filtros de alta carga suelen utilizar
medios constituidos por piedras o materiales plásticos. Estos filtros
suelen ser circulares, y funcionan con caudal continuo.
(208) Los filtros de muy alta carga trabajan a altas cargas Filtros de muy alta
hidráulicas y orgánicas. Las principales diferencias entre los carga
filtros de muy alta carga y los filtros de alta carga radican en las
mayores cargas hidráulicas y la mayor profundidad. El aumento
de la profundidad se hace posible por el empleo de medios más
ligeros, de plástico. La mayoría de estos filtros se constituyen
en forma de torres.
(209) Los filtros de cribado son filtros de alta carga que se Filtros de Cribado
proyectan para trabajar con cargas orgánicas superiores a 1,6
kg/m3.día y cargas hidráulicas superiores a 187 m3/m2.día. En
la mayoría de los casos, estos filtros se utilizan como

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 65 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

pretratamiento del agua residual antes del tratamiento


secundario. El proyecto de la mayoría de los filtros de contacto
contempla el uso de medios de plástico.
(210) En el tratamiento de aguas residuales muy concentradas Filtros de dos etapas
se suele utilizar un sistema de dos filtros en serie con un
decantador intermedio para la eliminación de los sólidos
generados en el primer filtro. El filtro de la primera etapa y el
clarificador reducen la DBO carbonosa, y en la segunda etapa
se produce la nitrificación.
(211) Los factores que hay que tener en cuenta en el proyecto de Proyecto de las
las instalaciones físicas asociadas a los filtros biológicos incluyen: instalaciones
físicas
1. dosificación del caudal;
2. tipo y características de alimentación del sistema de distribución;
3. tipo y características físicas del medio filtrante a utilizar;
4. configuración del sistema de drenaje inferior;
5. provisión de sistemas de ventilación adecuados, naturales o
forzados, y
6. proyecto de los tanques de sedimentación necesarios.
(212) Para optimizar el rendimiento de los filtros biológicos, se Dosificación del
debería asegurar de forma continua y uniforme (1) el caudal
crecimiento de la biomasa, y (2) el desprendimiento del exceso
de biomasa en función de la carga orgánica. Para conseguir un
crecimiento y desprendimiento uniformes, se ha comprobado
que se necesitan caudales de alimentación del filtro superiores
a los valores normalmente empleados. El caudal necesario, en
cm/paso, también se puede aproximar multiplicando la carga
orgánica aplicada expresada en kg DBO5/103 m3 por el factor
19,0. El caudal instantáneo dosificado es función de la
velocidad de rotación del distribuidor o de la duración de las
fases de funcionamiento y parada de un dosificador fijo. La
velocidad de rotación de un distribuidor giratorio se puede
determinar utilizando la siguiente relación:
1,66 (Qt )
n=
A . DR
donde:
n = velocidad de rotación del distribuidor, r.p.m.
Qt = carga hidráulica total aplicada, m3/m2. h = Q + Qr
Q = carga hidráulica del agua residual afluente, m3/m2. h
Qr = carga hidráulica del caudal recirculado, m3/m2. h
A = número de brazos del distribuidor
DR = caudal de dosificación, cm/paso del brazo distribuidor.
(213) Para conseguir las dosificaciones recomendadas, la
velocidad del distribuidor giratorio se puede controlar:

Pág. 66 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

1. invirtiendo la posición de algunos de los orificios existentes


pasándolos a la parte frontal del brazo del distribuidor;
2. añadiendo deflectores para invertir el sentido de descarga de
los orificios existentes o
3. conectando el distribuidor a un motor eléctrico de velocidad
variable. A velocidad mínima, en filtros con cargas inferiores a
400 kg/103 m3 se debería asegurar una dosificación mínima
de 10 cm/paso.
(214) El distribuidor está formado por dos o más brazos montados Sistema de
sobre un pivote central, que giran en un plano horizontal. Los distribución
brazos son huecos y cuentan con una serie de boquillas por las
cuales se distribuye el agua residual sobre el medio
filtrante. El movimiento del distribuidor puede estar Í Debido a su confiabilidad y
facilidad de mantenimiento es
gobernado por la reacción dinámica de la descarga del un elemento estándar en los
agua residual en su salida por las boquillas, o por un procesos de filtros biológicos.
motor eléctrico. La velocidad de rotación, que
varía en función de la carga orgánica y del caudal, se puede
determinar con la ecuación anterior. Entre la parte inferior del
distribuidor y la superficie del medio filtrante debe existir un espacio
libre de entre 150 y 225 mm. Este espacio libre permite la
distribución del agua residual que sale por las boquillas de forma
que el medio quede uniformemente cubierto, y evita que las
acumulaciones de hielo que se puedan producir en los períodos
fríos interfieran con el movimiento del distribuidor.
(215) Los distribuidores se fabrican para filtros biológicos con
diámetros de hasta 60 m. Los brazos del distribuidor pueden
ser de sección transversal constante para unidades pequeñas, o
de sección decreciente para mantener una velocidad mínima de
transporte. El espaciamiento de las boquillas es irregular para
asegurar un mayor caudal por unidad de longitud en la periferia
que en la zona central. Para obtener una distribución uniforme
sobre toda la superficie del filtro, el caudal por unidad de
longitud debe ser proporcional a la distancia al centro del filtro.
La pérdida de carga a través del distribuidor suele ser del orden
de 0,6 a 1,5 m. Las características más importantes que
hay que tener en cuenta al elegir un determinado distribuidor
son la robustez de la estructura, la facilidad de limpieza, la
capacidad de manejar grandes variaciones de caudal
manteniendo una adecuada velocidad de giro, y la resistencia a
la corrosión de los materiales y recubrimientos.
(216) Los sistemas de distribución de boquilla fija consisten en
una serie de boquillas rociadoras situadas en los vértices de un
conjunto de triángulos equiláteros que cubren el lecho del filtro.
Un sistema de tuberías distribuye el agua residual
uniformemente a todas las boquillas. Se utilizan unas boquillas
especiales que consiguen un rociado plano vaciándose de forma

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 67 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

sistemática la presión para que el agua rociada caiga primero a


mayor distancia de la boquilla para luego, conforme se produce
un descenso gradual de la carga, caiga a una distancia cada vez
menor. De esta manera, se consigue aplicar una dosis uniforme
a toda la superficie del filtro. A lo largo de las paredes laterales
del filtro también se utilizan boquillas de medio rociado. Las
boquillas se alimentan por medio de unos tanques de
dosificación gemelos que tienen el fondo de manera que
proporcionan mayor volumen a mayor carga (requerida por la
mayor superficie de rociado). Los tanques están dispuestos de
manera que se llenan y descargan de forma alternada, y la
descarga a las boquillas se realiza a través de sifones
automáticos. La carga necesaria, medida desde la superficie del
filtro hasta el nivel máximo del agua en el tanque de
dosificación, suele oscilar entre 2,4 y 3 m.
(217) El medio filtrante ideal es un material que tenga una gran Medio Filtrante
área superficial por unidad de volumen, que sea económico, y
que no se obstruya fácilmente. Hasta mediados de los años
sesenta, el material más empleado era granito de alta calidad o
escoria triturada. Debido a su costo y a problemas como la
escasa superficie de poros y la facilidad de obstrucción por los
materiales rocosos se han venido sustituyendo por otros medios
filtrantes de plástico, madera de secuoya, o madera prensada.
(218) En determinados casos, el uso de materiales rocosos
puede ser más económico, siempre en función de la
disponibilidad de materiales tales como gravas de río o áridos
machacado, que son los más indicados para el uso en filtros.
Los áridos deben estar bien clasificados, de manera que el 95%
tenga un tamaño entre 75 y 100 mm. Exigiendo un
determinado nivel de uniformidad de tamaños se asegura la
presencia de suficientes poros para flujo del agua residual y
para la circulación de aire. Otras características de los
medios filtrantes que revisten importancia son la resistencia y la
durabilidad. La durabilidad se puede determinar con el ensayo
de sulfato de sodio, que se utiliza para probar la consistencia
del hormigón. Debido al peso del medio filtrante, la profundidad
de los filtros de medio rocoso se suele limitar entre 1,5 y 3 m.
(219) Los medios de plástico moldeado tienen apariencia de
colmena. En su construcción, se entrelazan láminas de cloruro
de polivinilo (PVC) lisas o corrugadas para formar módulos
rectangulares. Estas láminas suelen tener una superficie
corrugada para favorecer el crecimiento de la película biológica
y para aumentar el tiempo de detención. Cada nivel de módulos
se dispone ortogonalmente al nivel anterior para mejorar la
distribución del agua residual. Los dos principales tipos de
medios de láminas de plástico corrugado son los verticales y los
de flujo transversal. Ambos tipos de medio resultan eficientes

Pág. 68 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

en la eliminación de la DBO y de los SS para un amplio intervalo


de cargas. Con el uso de medios de madera o de plástico, se
han construido filtros de hasta 12 m de profundidad. La
capacidad de trabajar a altas cargas y la dificultad de
obturación que ofrecen estos tipos de medios los hacen
especialmente indicados para su uso en filtros de alta carga.
(220) El sistema de recogida del agua residual, en los filtros Sistemas de
biológicos, consiste en unos dispositivos de drenaje inferior para la drenaje inferior
recogida del agua residual filtrada y de los sólidos desprendidos del
medio filtrante, y su conducción al tanque de sedimentación final. En
el caso de medios filtrantes rocosos, el sistema de drenaje inferior
suele consistir en arcilla vitrificada o parrillas de fibra de vidrio que
descansan sobre un falso fondo sobre la solera del filtro. La solera y
el sistema de drenaje inferior deben ser suficientemente resistentes
para soportar el peso de la película biológica, y del agua residual. La
solera y el sistema de drenaje están dotados de una cierta pendiente
(entre el 1 y el 5 %) para llevar el agua recogida a canales de
drenaje perimetrales o situados en el centro. Los canales de
extracción del efluente se diseñan de modo que la velocidad mínima
del flujo sea de 0,6 m/s para el caudal medio diario. Los sistemas de
drenaje inferiores pueden estar abiertos en ambos extremos para
facilitar las labores de inspección y limpieza en caso de que estén
obstruidos. También sirven para ventilar el filtro, proporcionando el
aire que precisan los microorganismos de la película biológica, de
modo que deberían estar comunicados -al menos- con un canal
perimetral para la ventilación de la zona del muro y con el canal de
recogida central.
(221) En el caso de medios de plástico, el sistema de drenaje
inferior y de soporte consiste en un sistema de apoyos y
viguetas o una parrilla. El sistema de vigas y apoyos suele
emplear vigas prefabricadas de hormigón que descansan sobre
unos soportes. El medio se dispone encima de las vigas que
tienen canales en su parte superior para asegurar el libre flujo
de aire. Todos los sistemas de drenaje inferior se deben diseñar
de modo que permitan la posterior incorporación de un sistema
de ventilación forzada caso de que se produzcan variaciones en
las condiciones de funcionamiento del filtro.
(222) Para el correcto funcionamiento de un filtro biológico es de Ventilación
especial importancia la existencia de un flujo de aire a través del
mismo. Los principales factores que intervienen en el flujo de aire
en un filtro abierto en su parte superior son la ventilación natural
y la acción del viento. En el caso de la ventilación natural, el
agente que genera el flujo de aire es el gradiente de temperatura
existente entre el aire contenido y el aire atrapado en los poros
del filtro. Si el agua residual tiene una temperatura inferior a la del
aire ambiente, el aire de los poros será frío y el flujo de aire se
producirá en sentido descendente. Si el aire ambiente tiene menor

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 69 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

temperatura que el agua residual, el flujo de aire será ascendente.


La primera situación es menos favorable desde el punto de vista
de la transferencia de masas, ya que la presión parcial del oxígeno
(y por lo tanto la velocidad de transferencia del oxígeno) es menor
en la zona de mayor demanda de oxígeno. En muchas regiones
del país, especialmente en verano, hay épocas en las que apenas
se produce circulación de aire alguna a través del filtro biológico,
ya que los gradientes de temperatura son inapreciables.
(223) La ventilación, que es la altura de presión resultante de
la diferencia de temperaturas, se puede determinar mediante la
siguiente expresión:
 1 1 
Daire = 3,53 − Z
 Te Th 
donde:
Daire = ventilación natural del aire, mm de agua
Te = temperatura menor, ºK
Th = temperatura mayor, ºK
Z = altura del filtro
Una estimación más conservadora de la temperatura media del
aire de los poros se obtiene empleando la temperatura media
logarítmica, Tm:
T 2 − T1
Tm =
ln( T 2 / T1)
donde:
T1 = temperatura mayor, ºK.
T2 = temperatura menor, ºK.
(224) El caudal volumétrico de aire se puede estimar igualando la
fuerza actuante a la suma de pérdidas de carga producidas en la
circulación del aire a través del filtro y del sistema de drenaje inferior.
(225) Se ha podido comprobar que la ventilación natural
resulta adecuada para los filtros biológicos siempre y cuando se
adopten las siguientes precauciones:
• Los sistemas de drenaje y los canales de recogida del efluente
se deben diseñar de modo que nunca funcionen a más de la
mitad de su capacidad, de modo que siempre quede un
espacio libre para la circulación de aire.
• En ambos extremos del canal central de recogida se instalarán
cámaras de registro con tapa de rejilla abierta para asegurar la
ventilación.
• Los filtros de gran diámetro deberán estar provistos de canales
colectores secundarios con orificios o chimeneas de ventilación
situados cerca de la periferia.

Pág. 70 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

• La superficie de la zona abierta de las ranuras de la parte


superior de los bloques de los drenajes inferiores no debe ser
inferior al 15 por 100 de la superficie del filtro.
• Por cada 23 m2 de superficie del filtro deberá existir una
superficie de 0,10 m2 de rejilla abierta en las cámaras y
chimeneas de ventilación.
(226) En el caso de filtros extremadamente cargados o
extremadamente profundos, la ventilación forzada puede
presentar algunas ventajas siempre y cuando el diseño, Í En epocas cuando baje la
instalación y uso del sistema se realicen correctamente. temperatura es necesario
En estos se debe disponer de un caudal mínimo de aire, restringir el flujo de aire, para
en cualquier dirección, de 18 m2/m3h. evitar su congelación.

(227) La función de los tanques de sedimentación que siguen a Tanques de


los filtros biológicos es la producción de un efluente clarificado. sedimentación”
La diferencia respecto a los tanques de sedimentación de los
procesos de lodos activados es la ausencia de recirculación de
fangos, que es un aspecto especial en aquél proceso. Todo el
fango extraído en los tanques de sedimentación de filtros
biológicos se conduce a las instalaciones de tratamiento del
lodo. El diseño de estos tanques es similar al de los tanques de
sedimentación primaria, con la excepción de que la carga de
superficie se basa en el caudal de la planta más el caudal de
recirculación y menos el flujo de sólidos hacia el fondo del
tanque (a menudo considerado despreciable).
(228) No existe una ecuación universal para el diseño de filtros
Diseño de
biológicos. Sin embargo, se ha comprobado que la siguiente procesos de filtros
ecuación, resulta apropiada para describir los rendimientos de biológicos
eliminación observados en filtros biológicos rellenos de
materiales de plástico:
Se
Si
[
= exp − k 20D(Qv )−n ]
donde:
Se = DBO5 total del efluente del filtro decantado, mg/l
Si = DBO5 total del agua residual afluente al filtro, mg/l
K20 = constante de tratabilidad correspondiente a una
determinada profundidad del medio filtrante (D) a 20ºC
D = profundidad del filtro, m
Qv = caudal volumétrico aplicado por unidad de superficie del
filtro (Qv = Q/A), m3/m2.h
Q = caudal total aplicado al filtro sin tener en cuenta la
recirculación, m3/h
A = área o superficie del filtro, m2
n = constante empírica generalmente igual a 0,5

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 71 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(229) En las ocasiones en las que se pretenda emplear el valor


de una constante de tratabilidad medida para un filtro de una
determinada profundidad para el diseño de un filtro de
diferente profundidad, la corrección del valor de la constante
para adaptarlo a la nueva profundidad se puede llevar a cabo
mediante la siguiente expresión:
x
 D1 
k 2 = k 1 
 D2 
donde:
k2 = constante de tratabilidad para un filtro de profundidad D2
k1 = constante de tratabilidad para un filtro de profundidad D1
D1 = profundidad del primer filtro.
D2 = profundidad del segundo filtro.
X = 0,5 para filtros verticales y de medio rocoso.
X = 0,3 para filtros de plástico de flujo transversal.

4.1.3 Lodos activados (biomasa en suspensión)


(230) En las unidades de lodos activados, los crecimientos de
zoogleas microbianas, matrices o flóculos producidos dentro de las
aguas residuales sedimentadas y retornados sistemáticamente a
ellas se mantienen aeróbicos y en circulación y suspensión por
agitación mecánica o neumática. Las unidades estructurales
necesarias para este contacto suspendido son:
1. tanques y canales de terminación con tanques de
sedimentación anexos, a través de los que pasa todo el flujo y
2. canales y fosas que cierran o retornan sobre sí mismos y que
pueden descargar sus afluentes a través de unidades
sedimentadoras separadas.
Los flóculos abundan en bacterias, hongos, y protozoarios. Por
esta razón los originadores del proceso, Ardern y Lockett, los
denominaron flóculos de lodos activados. Los requerimientos de
oxígeno de los flóculos se suplen por absorción del aire, la que se
origina en la atmósfera superior o en el aire comprimido
inyectado a las aguas residuales que fluyen. La renovación de la
superficie de agua por agitación de las aguas residuales, con o
sin formación de gotas pequeñas, promueve la absorción de aire
de la atmósfera. Se introducen burbujas de aire a las aguas que
fluyen, en forma de aire comprimido desde difusores de aire, o
como aire aspirado a las aguas, mediante dispositivos hidráulicos
o mecánicos. Los flóculos frescos generados espontáneamente,
es decir, sin el retorno de flóculos previamente formados, durante
el paso de las aguas residuales a través de las unidades de
aireación, no son suficientemente grandes en volumen o en área

Pág. 72 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

para que exista una transferencia considerable de las impurezas


del líquido a la fase sólida. Para alcanzar las concentraciones
necesarias de flóculos y las intensidades de exposición, se
bombean en retroceso flóculos formados en el curso de muchos
días hacia el afluente o a las aguas que fluyen en forma de lodos
retornados, con o sin sedimentación, espesado o con reaireación.
Después de que se ha alcanzado un estado estable, una parte de
los lodos se debe desechar como exceso de lodos en vez de
recircularse como lodos retornados.
(231) Las cargas asociadas con remociones globales de 85 a
95% de sólidos en suspensión, DBO y DQO son,
respectivamente, 108, 96 y 4.54 kg de DBO por 454 kg de
sólidos en suspensión en la unidad de aireación, por hora de
aireación. Estas cargas son casi las mismas para los filtros
rociadores y los aireadores de contacto. El contacto suspendido
es un proceso menos tosco que el contacto por goteo, pero
posee la ventaja de la flexibilidad y adaptabilidad.
(232) Los cambios que han tenido lugar en el diseño y
operación de las plantas de lodos activados desde que se
construyeron los primeros tanques de aireación a flujo continuo
en Manchester, Inglaterra, en 1917, testifican la inherente
flexibilidad del proceso. Al mismo tiempo sugieren que los
diseñadores y operadores confían en mejorar las plantas
futuras o las plantas actuales de una manera mejor que a
través de modificaciones en los sistemas de tuberías, por
ejemplo. Es importante el hecho de que los experimentos en
laboratorio respondan a preguntas vitales respecto a la
administración del proceso de lodos activados, y estas
respuestas han probado estar en consonancia con los avances
alcanzados en microbiología y bioquímica.
(233) Debido a que este sistema se ha preservado con pocos
cambios en las plantas de tratamiento tanto nuevas como antiguas,
se le denomina generalmente diseño convencional. En cierto
sentido, ésta es una distinción sin una diferencia. Sin embargo, los
diseños y operaciones modificados se pueden clasificar en forma
útil de acuerdo con el proceso nutricional que se promueve, con su
hidráulica y con los métodos de obtención, o de acuerdo con las
construcciones y accesorios en que se realiza el proceso.
(234) A estos ejemplos se pueden agregar todos los casos,
excepto los de estabilización por contacto y aireación extendida,
respectivamente:
1. la reaireación de los lodos en el curso de su retorno al
proceso como un medio de reacondicionarlos con, o sin la
adición de nutrientes, y

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 73 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

2. la estabilización aeróbica de los lodos que se van a desechar


mediante su aireación a un grado superior al requerido para
alcanzar el grado deseado de pureza en el efluente.
(235) Las plantas de esta clase se diseñan generalmente para
efectuar una remoción próxima al 90 % de DBO de las aguas
residuales afluentes o del efluente del tanque primario que
llega a las unidades secundarias de tratamiento biológico. Los
valores comunes de diseño para plantas sin unidades de
reaireación son:
1. una carga del DBO de 22,7 kg o menos por 45,4 kg de sólidos
suspendidos en el licor mezclado (SSLM);
2. requerimientos de aire de 14.100 a 19.800 litros por 0,454 kg
de DBO removida cuando la carga de DBO no excede de 22,7
kg por 45.4 kg de SSLM;
3. el retorno de lodos activados tiene un volumen suficiente para
mantener una concentración de SSLM de 2.000 a 2.500 mg
por litro; y una concentración de lodos retornados no mayor
de 100 a 120 en relación con el índice de volumen de lodos.
Estas relaciones interdependientes implican generalmente la
provisión de 4 a 8 hrs. de aireación con 25% de retorno de lodos,
un suministro de aire de 14,16 a 56,64 litros por cada 3,785 litros
de aguas residuales, y un desecho de lodos de 13.925 a 37.850
litros/3,785 ml de aguas residuales.
(236) La importancia de la reaireación radica en los siguientes
aspectos:
1. cuando se retornan lodos bien aireados, espesados y
activados a las unidades de aireación;
2. para reducir el tamaño de las unidades de aireación
combinadas;
3. para aumentar la flexibilidad de la planta manteniendo en
reserva lodos que de otra manera se desecharían, y
4. para mejorar el licor de los digestores que se retorna a la
planta para su tratamiento.
(237) Las unidades de aireación se construyen bajo la forma de
canales largos de aireación con intenso mezclado transversal y
algún mezclado longitudinal, o como tanques circulares o
cuadrados con un mezclado esencialmente completo. Los
tanques largos se han empleado primordialmente para el
tratamiento de volúmenes grandes de aguas residuales; los
tanques circulares y cuadrados principalmente en plantas
pequeñas de tratamiento y para explotar dispositivos mecánicos
de aireación. Indudablemente, el desplazamiento longitudinal
idealizado del licor mezclado en los tanques largos se tomó de
la diferenciación zonal de la purificación que tiene lugar en las

Pág. 74 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

aguas receptoras y en los filtros biológicos. Para este fin, el


mezclado longitudinal se redujo intencionalmente, durante un
tiempo, mediante la construcción de mamparas transversales
con grandes bocas en el fondo.
(238) Las velocidades de transferencia de los organismos a los
lodos, de alimento a los microorganismos, y de DBO a los lodos,
así como los requerimientos de oxígeno del proceso, la
remoción de DBO (probada sobre muestras sedimentadas), y el
desarrollo de los flóculos, es elevada al principio. Disminuyen
conforme los volúmenes particulares de licor mezclado se
mueven a través de la unidad de aireación. Cinéticamente, el
progreso global es de primer orden o de primer orden
retardado. Al final, el proceso se convierte en endógeno. Se
forman flóculos de zoogleas, sedimentables, conforme se
agotan los nutrientes disponibles y la endogenía estabiliza los
lodos durante la aireación prolongada o durante la reaireación.
(239) La mayoría de las modificaciones del proceso
convencional tienden a mejorarlo, no tanto con relación a los
volúmenes removidos, sino respecto a capacidades más
reducidas de los tanques, requerimientos disminuidos de aire y
potencia, concentraciones aumentadas de los lodos retornados
y desechados, y mayor estabilidad del proceso. A continuación
se dan ejemplos de estas modificaciones.
(240) Mediante la introducción de las aguas residuales en Distribución de la
forma uniforme o en una serie de incrementos a los canales de carga de aireación
aireación que de otra forma serían convencionales, se en etapas
distribuye la carga orgánica sobre el rango de operación de la
unidad y se suprimen los efectos de las fluctuaciones en la
calidad del afluente y de los lodos. Los nutrientes sostienen la
población de flóculos más uniformemente, las demandas y
requerimientos de oxígeno decrecen a una gama más estrecha
y se logra una aproximación a la operación en estado estable,
así como a las condiciones isotrópicas o al mezclado completo.
(241) Este proceso introduce una igualdad operacional en los Isotrofismo o
canales largos de aireación mediante una elaboración adicional del igualación de los
proceso de distribución de las cargas. Las curvas de nutrientes
mediante
comportamiento se aproximan a líneas rectas horizontales, pero mezclado completo
se unen en el diagrama para indicar lo que está sucediendo en la
unidad.
(242) El flujo se hace pasar a través de un par de tanques de Tratamiento de dos
aireación y sedimentación en serie. Los lodos se retornan o se etapas
desechan en cada etapa, o el exceso de lodos de una etapa se
recircula a la otra. En esta forma, se puede aprovechar con la
mejor ventaja, la calidad de ambos lodos. El proceso ofrece la
opción física de la estabilización por contacto.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 75 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(243) Este proceso reconoce la importancia de la transferencia y Estabilización por


potencial operacional de los primeros 20 a 40 min. de aireación. contacto
En concordancia, separa los lodos sedimentables de las aguas
residuales al final de este período y continúa la asimilación de los
compuestos orgánicos solubles en una segunda unidad de
aireación, a la que se puede agregar el sobrenadante de los
digestores como nutriente. Los lodos de esa sola unidad se
retornan generalmente a las aguas residuales entrantes.
(244) La base de este proceso consiste en un tratamiento Operación a alta
parcial o en un grado intermedio de tratamiento. La aireación velocidad
en período corto se combina ya sea con un licor mezclado
diluido a una concentración de 650 mg/l, por ejemplo; o bien,
con un licor mezclado de muy alta concentración. En el primer
caso, la relación de alimento a microorganismos es alta; en el
segundo, relativamente baja. Sin embargo, las velocidades de
asimilación del alimento pueden ser esencialmente las mismas.
(245) Ya se ha sugerido que el principal servicio de la aireación Aireación
extendida consiste en la estabilización de los lodos que se van a extendida
desechar. Por consiguiente, se presenta una disminución de la DBO
en los lodos, así como en las aguas residuales sujetas a tratamiento.
La disminución en la DBO de los lodos se obtiene por endogenía.
(246) A diferencia de los filtros biológicos convencionales, pero en Diseño de proceso
forma similar a los filtros rociadores que contienen medio plástico de lodos activados”
de contacto, las unidades de aireación de lodos activados pueden
aceptar con bastante impunidad los sólidos en suspensión así
como los disueltos. Por consiguiente, algunas plantas de lodos
activados han limitado el tratamiento primario o preparatorio a la
remoción de arenas seguida de un tamizado, otros a una
sedimentación breve. Una razón que se ha dado para eliminar la
sedimentación primaria normal, consiste en producir la mayor
cantidad posible de lodos comerciales. Sin embargo, de acuerdo
con el principio general de que las operaciones unitarias se
llevarán a cabo en mejor forma cuando el diseño acentúe sus
capacidades únicas, la gran habilidad de los lodos activados para
remover las materias orgánicas de solución ha persuadido a los
ingenieros a relevar las unidades de aireación de la carga
sedimentable tanto como sea posible. Similar en concepto pero
opuesto en orientación, es el paso de aguas residuales industriales
a través de filtros primarios, es decir, de filtros biológicos de alta
tasa, antes que las unidades de lodos activados. El propósito, en
este caso, consiste en dejar que el tosco filtro biológico proteja a
los sensitivos lodos activados contra las cargas bruscas de
residuos difíciles y posiblemente tóxicos.
(247) Dentro de las unidades de aireación de los lodos
activados y de separación de los lodos, el esfuerzo dentro del
diseño del proceso se aplica a:

Pág. 76 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

1. la transferencia de la materia orgánica a las células


bacterianas dispersas, así como a los lodos activos;
2. la aglomeración de las células, los flóculos biológicos y los
desechos en forma de sólidos sedimentables;
3. el acondicionamiento de los flóculos para retornar al proceso
como lodos activados, ya sea en el curso de la aireación o por
reaireación separada de los lodos retornados; en algunas
ocasiones, mediante la adición del licor de los lodos de los
digestores como una fuente de nutrientes, incluyendo los
fosfatos y el nitrógeno, y
4. la estabilización aeróbica opcional del exceso de sólidos
durante la aireación extendida, una opción que generalmente
se ejecuta a través del agrandamiento de las unidades
principales de aireación o mediante la construcción de
unidades separadas para este propósito específico. Con este
fin, se pueden también destinar las unidades disponibles de
reaireación. En esta forma, por ejemplo, se puede evadir un
tratamiento adicional de los lodos de desecho.
(248) Los lodos activados intervienen sólo en forma indirecta, Flóculos de los
de acuerdo con el volumen de lodos agregados a las aguas lodos activados
residuales entrantes, con el tamaño del tanque requerido para
proporcionar el tiempo especificado de contacto en la unidad de
tratamiento, los medios y cantidad de aireación suministrada
para mantener aeróbicos a los lodos, la movilidad impartida a
los lodos además de la requerida para impedir únicamente su
sedimentación, la separación de los lodos del licor mezclado en
los tanques secundarios de sedimentación, y el retorno de los
lodos al sistema de tratamiento y su posible aireación adicional,
ya sea antes del retorno, o antes de su remoción.
(249) En la práctica, la cantidad de lodos retornados que activa
el proceso se identifica en tres formas para fines de diseño y
operación:
1. como el volumen relativo de lodos activados retornados al
afluente;
2. como el volumen de sólidos en suspensión que se sedimentan
del licor mezclado, y
3. como la concentración en peso seco, de los sólidos que se
sedimentan del licor mezclado. Se identifica también, la
relación de (3) a (2), como el índice del volumen de sólidos.
(250) El porcentaje de la concentración en volumen de lodos
activados Ps, retornados al afluente, varia en la práctica de 10 a
30 %, con un promedio del 20 % del afluente. Se utiliza esta cifra
para determinar las capacidades de las bombas y de las tuberías
que transportan los lodos retornados. Esta no es una medida
confiable de la cantidad de material de contacto o de la superficie

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 77 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

de adsorción en las unidades de aireación, porque la


concentración de los sólidos activos en los lodos activados (y con
ella, de su área superficial relativa), varía ampliamente en plantas
diferentes y también, en forma periódica, dentro de la misma
planta. Una concentración de 0,2 % en peso de sólidos secos, en
los lodos, es insuficiente y la de 2 % muy satisfactoria.
(251) La concentración en volumen de la materia suspendida,
Pv, en el licor mezclado de la unidad de aireación, varía
generalmente entre 10 y 25 %. Esta relación se encuentra, por
lo general, a través de la medición del volumen de lodos que se
sedimenta de 1,01 de licor mezclado en 30 min. El
procedimiento no es analíticamente exacto debido a que las
propiedades de sedimentación y compactación de la materia
suspendida varían a lo largo de gamas amplias. Sin embargo, la
prueba se efectúa con facilidad y es útil en el control del
proceso. El volumen de materia sedimentable es
inherentemente del mismo orden de magnitud que el
porcentaje de lodos retornados, porque las aguas residuales
afluentes contienen sólo una pequeña cantidad de materia
sedimentable: < 0.05 % de los sólidos sedimentables en las
aguas residuales antes de la sedimentación primaria.
(252) La concentración en peso seco de los sólidos en
suspensión o de sólidos volátiles suspendidos en el licor
mezclado se puede determinar con gran precisión analítica. En
la práctica, la concentración de sólidos en suspensión, en peso
Pw, varía entre 0,06 y 0,4% (600 a 4.000 mg/l) y promedia
0,25 %, siendo la porción volátil aproximadamente de tres
cuartas partes del total. Debido a que actualmente, no existe
en disponibilidad un medio mejor, esta determinación se utiliza
en las relaciones de comportamiento que se estudian en este
capítulo, aun cuando consiste únicamente en una medida
indirecta del área de la superficie de contacto suministrada.
(253) El índice del volumen de lodos, Iv, o relación de
concentración en volumen a concentración en peso seco de los
sólidos en suspensión, Pv/Pw, es específicamente el volumen
en mililitros ocupado por 1 g de lodos, en peso seco, después
de 30 min. de sedimentación. Los cálculos se basan
generalmente en la relación que existe en el licor mezclado de
los mililitros de lodos que se sedimentan x 103, a los miligramos
de sólidos en suspensión por litro. El índice del volumen de
lodos de los lodos activos con buenas características de
sedimentación, se encuentra entre 50 y 100. En cambio, los
lodos hinchados tienen un índice de 200, o mayor.
(254) El índice del volumen de lodos es útil en el control del
proceso de tratamiento. La cantidad de lodos recirculados capaces
de mantener un porcentaje determinado de sólidos, Pw, en el licor

Pág. 78 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

mezclado se establece por la relación de recirculación, R/I, y el


índice del volumen de lodos en la siguiente forma:
R 1
=
I  100 
 
 ( Pw . Iv − 1 ) 
(255) Aquí, R es el flujo recirculado e I es el afluente, y se supone
que la concentración de sólidos de los lodos bombeados desde los
sedimentadores secundarios es el mismo que el que se obtiene
mediante la prueba del índice de volumen de lodos. Debido a que
las condiciones de sedimentación varían ampliamente, pueden
haber desviaciones considerables a partir de esta relación.
(256) Un valor generalmente aceptado de la carga permisible
de los lodos activados es de 50 kg de DBO por 6.100 kg de
sólidos en suspensión en el sistema de aireación. En tanto que
no se exceda esta intensidad de carga, se puede esperar una
reducción de 90 % en la DBO del afluente. Las cargas más
altas darán por resultado remociones relativas más bajas.
(257) En las plantas de aire difundido, el oxígeno necesario se Requerimientos de
suministra por aire que se dispersa dentro de las aguas aire de los lodos
residuales (acción de las burbujas) y por la atmósfera en activados
contacto con la superficie de las aguas (aireación superficial).
En las plantas de aireación mecánica, ésta proviene sólo de la
atmósfera. Los agentes comunes de transferencia son:
1. pequeñas gotas formadas por dispositivos rotativos en forma
de cepillo o de turbina que se sumergen en el licor mezclado
o lo impulsan a través de tubos de ascenso y asperjan las
gotas sobre la superficie del tanque (acción de las gotas),
2. burbujas de aire generadas mediante dispositivos en forma
de turbina que impulsan aire y licor mezclado a través de
tubos conductores en descenso.
La transferencia de oxígeno hacia las gotas pequeñas es más
rápida que el transporte de oxígeno desde las burbujas de aire,
debido a que la película interfacial es aproximadamente de una
tercera parte del espesor. Sin embargo, el tiempo de exposición
de las gotas es generalmente muy corto.
(258) La eficiencia de la transferencia de oxigeno de la
aireación con burbujas se encuentra por lo general, entre 5 y
15 %. Debido a que un litro de aire libre contiene alrededor de
273 mg de oxigeno, se pueden absorber del tanque de 14 a 41
mg de oxigeno por cada litro de aire difundido al interior del
tanque.
(259) Una demanda horaria máxima de 50 a 80 mg/l por 1,000
mg/l de sólidos volátiles suspendidos, ejercida cerca del principio,
se aproxima a la velocidad básica promedio de retorno de lodos

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 79 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

próxima a 20 mg/l por 1.000 mg/l de sólidos suspendidos volátiles


en el lapso de 4 a 6 horas. La aireación de los lodos activados
reduce, por sí misma su velocidad básica horaria de 25 a 35 mg/l
por 1.000 mg/l de sólidos volátiles suspendidos en cerca de 25 a 50
% durante 4 a 6 horas. Por consiguiente, un litro de licor mezclado
que contenga 0,25 % (2.500 mg/l) de sólidos suspendidos, deberá
suministrarse, durante 5 hrs de aireación (cerca dé 6 hrs de
detención, con 5 x 2,5 {16 + 1/3[(40 - 16) a (64 - 16) ]}/[273 x
(0,05 a 0,15)] = 7,3 a 29,31 litros de aire. Si se supone que la
mitad de ésta cantidad, o de 3,7 a 14,7 litros, se deriva de la
atmósfera por aireación superficial, se pueden estimar los
requerimientos de aire difundido como de 14,16 a 56,64 1/3,785
litros de aguas residuales. Los requerimientos reales varían de
14,16 a 42,42 1/3,785 litros de aguas residuales de concentración
promedio hasta valores mucho más altos para residuos industriales
fuertes. Los valores observados de 11,300 a 14,160 litros de aire
por 100 mg/l de DBO del afluente corresponden a 14.100 a
193.800 l/0,454 kg) de DBO removida. Se requieren generalmente
suministros elevados de aire y períodos largos de aireación para
aguas residuales concentradas y producción de afluentes
fuertemente nitrificados. Los suministros reducidos de aire y los
períodos cortos de aireación son adecuados para aguas residuales
débiles; y la producción de afluentes no nitrificados que contengan
la cantidad mínima de oxígeno disuelto necesaria generalmente en
las unidades de aireación (aproximada a 1 mg/l). Debido a que los
requerimientos de oxígeno del proceso convencional disminuyen
progresivamente conforme al tiempo, el suministro de aire se les
proporciona generalmente cuando se unen las aguas residuales y
los lodos retornados al afluente de las unidades de aireación. La
aireación graduada se obtiene proporcionando en la parte anterior
del tanque una cantidad mayor que el número promedio de
difusores por unidad de área del tanque o difusores de mayor
permeabilidad. Los requerimientos de aire son más uniformes en
las unidades convencionales no dotadas de mamparas, en las
unidades de aireación escalonada o de carga distribuida, y en, las
unidades isotróficas.
(260) Influyen en los requerimientos globales de las plantas de
aire difundido:
1. el aire suministrado a los canales de lodos recirculados para
mantenerlos en buena condición así como en suspensión, y
2. el aire introducido a los canales de las aguas residuales
afluentes y a los canales de mezcla.
(261) Generalmente se consideran por separado los
requerimientos de la reaireación. La Fig. 8 muestra un tanque
de aireación.

Pág. 80 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Fig. 8: Tanque de aireación de un sistema de lodos activados8

4.1.4 Lagunas aireadas (biomasa en suspensión)


(262) Las lagunas aireadas de mezcla completa son esencialmente
aeróbias. Los aireadores sirven no solo para garantizar la
oxigenación del medio, más bien para mantener los sólidos en
suspensión (biomasa) dispersos en el medio líquido. El tiempo de
detención típico en una laguna aireada de mezcla completa es del
orden de 2 a 4 días. La Fig. 9 muestra en esquema de un proceso
de tratamiento que incluye una laguna aireada.

Fig. 9: Esquema de sistema de tratamiento de aguas residuales empleando laguna


aireada9

8
Fuente: Elaboración propia
9
Fuente: Elaboración propia

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 81 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(263) La calidad del efluente de una laguna aireada de mezcla


completa no es adecuada para lanzamiento directo, por el
hecho de contener elevada concentración de sólidos en
suspensión. Por esta razón, estas lagunas son normalmente
seguidas por otras lagunas, donde la sedimentación y
estabilización de estos sólidos pueda ocurrir. Tales lagunas son
denominadas lagunas de decantación.
(264) Los tiempos de detención en las lagunas de decantación son
bajos, del orden de 2 días. Este tiempo es suficiente para una
eficiente remoción de los sólidos en suspensión producidos en la
laguna aireada, mas contribuye muy poco en la remoción
bioquímica adicional de DBO, en virtud de la baja concentración de
biomasa mantenida en dispersión en el medio líquido (la biomasa
tiende a sedimentar). Además, la capacidad de acumulación de
lodo es relativamente reducida, implicando en la necesidad de una
remoción cada 1 a 5 años (hay sistemas con remoción continua de
lodo, a través de bombas acopladas a balsas). No hay aún una
satisfactoria experiencia nacional con relación a la determinación a
la tasa de acumulación de lodo, ni con relación de la remoción y
destino del lodo de la laguna de decantación.
(265) El área requerida por este sistema de lagunas es la
menor entre los sistemas de lagunas.
(266) Los requisitos de energía son similares a los demás
sistemas de lagunas aireadas.
(267) En la laguna aireada, el nivel de energía introducido por Descripción del
la aeración crea una turbulencia tal que, además de garantizar Proceso
la oxigenación, permite que todos los sólidos sean mantenidos
dispersos en el medio líquido. La denominación mezcla
completa es, por tanto, consecuente del alto grado de energía
por unidad de volumen, responsable por la total mezcla de los
constituyentes en toda la laguna.
(268) Entre los sólidos mantenidos en suspensión y en mezcla
completa se incluyen, además de la materia orgánica del agua
residual cruda, también las bacterias (biomasa). Hay una mayor
concentración de bacterias en el medio líquido, además de un
mayor contacto materia orgánica-bacterias. Con esto, la
eficiencia del sistema aumenta permitiendo que el volumen de
la laguna aireada sea bastante reducido.
(269) La laguna aireada actúa de forma similar a los tanques
de aireación del sistema de lodos activados. La principal
diferencia es la inexistencia de recirculación de sólidos,
característica esencial del sistema de lodos activados. Debido a
la inexistencia de recirculación, la concentración de la biomasa
alcanza apenas un determinado valor, dictado por la
disponibilidad de substrato (carga de DBO) afluente. La

Pág. 82 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

concentración de sólidos en suspensión biológicos en la laguna


aireada es del orden de 20 a 30 veces menores que en el
reactor de los sistemas de lodos activados, lo que justifica la
elevadísima eficiencia de este último.
(270) A pesar de la buena eficiencia de las lagunas aireadas en
la remoción de la materia orgánica originalmente presente en
las aguas residuales, la calidad de su efluente no es
satisfactoria para lanzamiento directo en el cuerpo receptor. La
biomasa permanece en suspensión en todo el volumen de la
laguna, saliendo con el efluente de la laguna aireada. Esta
biomasa es también materia orgánica, aunque de una
naturaleza diferente de la DBO del agua residual cruda. Esta
nueva materia orgánica, en caso de que sea lanzada en el
cuerpo receptor, ejerce también una demanda de oxígeno,
causando el deterioro de la calidad de las aguas.
(271) Hay necesidad, por tanto, de una unidad aguas abajo, en
la cual los sólidos en suspensión (predominantemente la
biomasa) puedan sedimentar. En el presente caso, esta unidad
es representada por una laguna de decantación. El efluente de
la laguna de decantación sale con menor contenido de sólidos,
pudiendo ser lanzado directamente en el cuerpo receptor.
(272) El principal criterio de proyecto es el tiempo de Criterios de
detención. El diseño sigue diversos principios del tratamiento proyecto de las
lagunas aireadas
biológico.
(273) En las lagunas aireadas de mezcla completa, se tiene la
siguiente relación entre el tiempo de detención del líquido y de
la biomasa:
• Tiempo de detención hidráulica = tiempo de retención celular
(274) El tiempo de detención hidráulica (t) es el tiempo medio
de permanencia de las moléculas del líquido en el reactor. El
tiempo de detención celular, es el tiempo medio de
permanencia de las células bacterianas en el reactor.
(275) En el caso de la laguna aireada de mezcla completa,
debido a la inexistencia de recirculación del lodo o cualquier
forma de retención de los sólidos, las moléculas del líquido y las
células bacterianas permanecen el mismo tiempo en el reactor
(t = θc). Este importante aspecto tiene implicaciones
hidráulicas y de proceso. En los lodos activados, el tiempo de
detención celular es el principal parámetro de proyecto. En el
caso de las lagunas aireadas de mezcla completa, el tiempo de
detención hidráulico se constituye en el principal parámetro.
(276) En las lagunas aireadas de mezcla completa, el tiempo de
detención varia en la faja de 2 a 4 días.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 83 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(277) En caso de que se adopte más de una laguna en serie, el


tiempo de detención en cada una podrá ser próximo a 2 días.
La ventaja de tener tiempos de detención en torno de 2 días es
la reducción en el crecimiento de algas, las cuales no tendrían
tiempo de desarrollarse en cada laguna, debido a que la tasa de
salida del efluente es superior a su tasa de crecimiento y
reproducción.
(278) La profundidad de la laguna debe ser seleccionada de Profundidad
forma a satisfacer los requisitos del sistema de aeración, en
términos de mezcla y de oxigenación. Usualmente, se adoptan
valores de la profundidad H en la faja de 2,5 a 4,5 m
(279) Para la estimativa de la concentración de DBO efluente Estimativa de la
de la laguna aireada pueden ser adoptados modelos similares a concentración de
los empleados para el proceso de lodos activados. Se presenta, DBO efluente de la
en este texto, una versión simplificada, basada en las laguna aireada
reacciones de primer orden. En estas condiciones, la estimativa
de la concentración efluente sigue un procedimiento similar al
utilizado para las lagunas aireadas facultativas.
(280) La influencia del régimen hidráulico de la laguna puede
ser también llevada en consideración. Sin embargo, usualmente
se ha adoptado el modelo de mezcla completa, que ofrece una
buena aproximación para el reactor con la laguna aireada.
(281) También en este caso el efluente de las lagunas aireadas
es constituido de materia orgánica disuelta (DBO soluble) y
materia orgánica en suspensión (DBO particulada):
DBOtot = DBOsol + DBOpart
(282) La estimativa de la DBO soluble efluente de la laguna DBO soluble
aireada puede ser hecha utilizando las mismas fórmulas efluente
presentadas para las lagunas facultativas y aireadas
facultativas, las cuales son función del régimen hidráulico del
reactor. De acuerdo a lo anterior, puede ser asumido el modelo
de mezcla completa.
(283) El valor del coeficiente de remoción K es, en el caso de
las lagunas aireadas de mezcla completa, más elevado aún, que
en los demás sistemas de lagunas. Eso se debe a la mayor
concentración de bacterias en la laguna.
Valores típicos de K se sitúan en la faja de 1,0 a 1,5 d-1.
(284) En este valor de K está incluida la influencia de la
concentración de los sólidos en suspensión volátiles SV o Xv,
representativos de la biomasa. El coeficiente K puede ser
desmembrado en dos fracciones, de forma que:
K = K'.Xv
donde:

Pág. 84 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

K' = coeficiente de remoción de la DBO (mg/l)-1(d)-1. EL valor


de K' está en la faja de 0,01 la 0,03 (mg/l)-1(d)-1
Xv = concentración de sólidos en suspensión volátiles (mg/l)
(285) Cuanto mayor la concentración de biomasa (Xv), mayor
el coeficiente K (K' es constante) y mayor la eficiencia en la
remoción de la DBO.
(286) Asumiendo el régimen de mezcla completa, la
concentración de DBO efluente de la laguna aireada es dada
por:
So
S=
1 + K '. Xv . t
(287) Como en los demás sistemas, So representa la DBO total
(soluble + particulada) afluente, y S representa la DBO soluble
efluente.
(288) Es interesante notar que, dentro de determinados límites,
S es independiente de la concentración afluente So. En el caso
de que So aumente, la concentración de la biomasa (Xv)
aumenta proporcionalmente, en consecuencia de la mayor
disponibilidad de alimento. En el caso de que So disminuya, Xv
disminuye, y S permanece constante. Este comentario es para
el estado estacionario, con situaciones medias (de proyecto),
pues rápidas variaciones de So (típicas en la operación) no son
inmediatamente acompañadas por el aumento de Xv.
(289) Los valores de K y K' son para una temperatura del
líquido de 20ºC. Para otras temperaturas, se puede utilizar la
Ecuación de Arrenius, con el coeficiente EI igual la 1,035.
(290) La concentración de la biomasa (Xv) es resultante del
crecimiento bruto (factor positivo en el balance) y del
decaimiento bacteriano (factor negativo en el balance). La
fórmula para el cálculo de Xv es:
Y .( So − S )
Xv =
1 + Kd . t
donde:
Y = coeficiente de producción celular (mgXv/mgDBO5). Retrata
la cantidad de biomasa (mg Xv) que es producida por
unidad de substrato utilizado (mg DBO5).
Kd = coeficiente de decaimiento bacteriano (d-1). Retrata la tasa
de mortandad de la biomasa durante el metabolismo
endógeno.
Valores típicos de estos coeficientes son presentados en la Tabla
1:

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 85 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Coeficiente Unidad Faja Valor típico


Y mgSV/mgDBO5 0,4 a 0,8 0,6
-1
Kd d 0,03 a 0,08 0,06
Tabla 1: Valores de los coeficientes cinéticos y estequiométricos10

(291) Para calcular la DBO particulada del efluente de la laguna DBO particulada
aireada de mezcla completa, es necesario que se estime la efluente
concentración de sólidos en suspensión en el efluente de la
laguna, ya que esta DBO es causada por los sólidos
suspendidos.
(292) La concentración de sólidos en suspensión volátiles en el
efluente de la laguna aireada es dada por la anterior fórmula.
(293) La DBO particulada puede ser estimada a través de la
siguiente relación con los sólidos en suspensión volátiles:
DBOpart = 0,4 a 0,8 mg DBO 5 /mg Xv

En las lagunas aireadas la relación entre los sólidos en suspensión


volátiles (SV o Xv) y los sólidos en suspensión totales (S o X) son
del orden de 0,7 a 0,8.
(294) Así, la DBO particulada puede ser estimada también en
función de los sólidos en suspensión totales, agregándose a las
dos últimas relaciones:
DBOpart = 0,3 a 0,6 mg DBO 5 /mg S

(295) La cantidad de oxígeno a ser suministrada por los Requisitos de


aireadores para la estabilización aeróbia de la materia orgánica oxígeno en la
es usualmente igual a la DBO total última removida. laguna aireada
Frecuentemente se adopta la relación DBOu/DB05 igual a 1,46
o, en valores redondos, 1,5.
(296) Se puede descontar el consumo de oxígeno ejercido por
los sólidos en suspensión volátiles que salen del sistema con el
efluente, de forma similar a lo que es hecho en los cálculos de
un sistema de lodos activados. Sin embargo, por simplificación
en el presente texto, se puede considerar los siguientes
criterios:
(297) En términos prácticos, el requisito de oxígeno puede ser
adoptado como variando de 1,1 a 1,4 veces la carga de DBO5
removida:
a.Q.(So − S)
RO =
1000

10
(Metcalf & Eddy, 1991)

Pág. 86 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

donde:
a = coeficiente de consumo de oxígeno. Varía de 1,1 a 1,4
kgO2/kgDBO5 removida.
RO = requisito de oxígeno (kgO2/d)
Q = caudal afluente (m3/d)
So = concentración de DBO5 total (soluble + particulada)
afluente (g/m3)
S = concentración de DB05 soluble efluente (g/m3)
1000 = conversión de g a kg (g/kg)
(298) En las lagunas aireadas de mezcla completa, en varias
situaciones, los requisitos energéticos son más para suplir las
necesidades de mezcla que de oxigenación. En estas
condiciones, el cálculo de los requisitos de oxígeno puede ser
superfluo, teniendo importancia el concepto de la densidad de
potencia.
(299) Los requisitos energéticos son calculados de forma a Requisitos
satisfacer también las necesidades de mezcla. Caso se desee energéticos en la
laguna aireada
verificar los requisitos energéticos para la oxigenación, se
puede adoptar la metodología descrita anteriormente.
(300) Los requisitos para mezcla son evaluados según el
concepto de la densidad de potencia. La densidad de potencia
representa la energía introducida por los aireadores por unidad
de volumen del reactor, siendo obtenida por medio de la
fórmula:
Pot
ϕ=
V
donde:
ϕ = densidad de potencia (W/m3)
Pot = potencia instalada (W)
V = volumen del reactor (m3)
(301) Para asegurar una dispersión completa de los sólidos en
suspensión en la laguna, se debe tener una densidad de
potencia con las siguientes características:

ϕ ≥ 3,0 W / m 3

(302) Para el diseño de la laguna de decantación deben ser Diseño de laguna


previstos volúmenes destinados (a) a la clarificación de decantación
(decantación) y (b) al almacenamiento y digestión del lodo:
• Volumen destinado a la clarificación:
• Tiempo de detención: t ≥ 1 d
• Profundidad: H ≥1,5m

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 87 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

• Volumen total de la laguna:


• Tiempo de detención (final de plano): t < 2,0 d (para
evitar el crecimiento de algas)
• Profundidad: H ≥ 3,0 m (para permitir una capa aeróbia
encima del lodo)
(303) La acumulación del lodo puede ser calculado asumiendo
los siguientes datos:
• Relación SV/S en los sólidos afluentes a la laguna de
decantación: 0,75 (75% de los S son volátiles)
• Tasa de reducción de los sólidos volátiles: KLv = 0,5 año-1
(50% de remoción por año)
(304) La ecuación a seguir permite estimar el volumen
acumulado de lodo después de un período de tiempo, en
función de la tasa de degradación de los sólidos volátiles y de la
acumulación de los sólidos fijos, y suponiendo una densidad del
lodo próxima a 1,0:

Mov
(
. 1−e
−KLV . t
)+ t .Mof
K LV
Vt =
 sol. sec os 
1000. 
 100 
donde:
Vt = volumen de lodo acumulado después de un período de t
años (m3)
Mov = masa de sólidos en suspensión volátiles retenidos en la
laguna por unidad de tiempo (kg SV/año)
Mof = masa de sólidos en suspensión fijos retenidos en la
laguna por unidad de tiempo (kg Sf/año)
KLv = coeficiente de degradación de los sólidos en suspensión
volátiles en condiciones anaeróbias (año-1). Kv varia de
0,4 a 0,6 año-1, con un valor medio de 0,5 año-1
t = período de años (año)
sól. secos = porcentaje de sólidos secos en el lodo = 100 -
porcentaje de humedad en el lodo.

4.1.5 Reactor de lecho fluidificado aeróbio (biomasa fija)


(305) El reactor aeróbio de lecho fluidificado está constituido
por una cámara llena de material inerte, comúnmente arena
cuarzosa, en el cual se adhieren los microorganismos formando
una película biológica.

Pág. 88 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(306) La diferencia principal entre estos reactores y otros que


también emplean biomasa adherida para el tratamiento de
aguas residuales radica en que las biopartículas se encuentran
en suspensión en una corriente de agua que fluye en sentido
ascendente.
(307) El gran contacto entre los microorganismos que
conforman la biopelícula con el substrato presente en el agua
residual dentro del reactor, se constituye en una de sus
principales ventajas con relación a otros reactores que tienen la
misma función.
(308) Entre los procesos biológicos que se desarrollan en este
tipo de reactor se puede citar a la remoción de materia
orgánica, nitrificación y otros, por este motivo es utilizado en el
pretratamiento de aguas destinadas al abastecimiento público
así como el tratamiento secundario y terciario de aguas
residuales.
(309) Aparentemente la disposición de oxígeno molecular
disuelto en el medio acuoso es el único limitante para disminuir
el tiempo de detención hidráulico a menos de 0,5 h en estos
reactores.
(310) Cuando es empleado para realizar la nitrificación de
aguas que contienen NH3 o NH4+ microorganismos aeróbios
de la especie nitrosomonas son encargados de transformar el
NH3 a NO2- y microorganismos de la especie nitrobacter son
encargados de transformar NO2- en NO3-. Estas bacterias,
junto con otras que degradan la materia orgánica, se
encuentran adheridas en el medio soporte inmersas en una
matriz gelatinosa de color ceniza denominada polímero
extracelular.
(311) Los polímeros extracelulares presentes en reactores que
emplean biomasa adherida en medio soporte han sido
reportados con frecuencia como los responsables por la
remoción de metales pesados y color por adsorción. La Fig. 10
muestra un reactor de lecho fluidificado.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 89 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Fig. 10: Esquema de un reactor de lecho fluidificado en escala piloto11

4.2 Procesos anaeróbios

4.2.1 Aspectos generales


(312) En el proceso anaeróbio de tratamiento de aguas
residuales se pueden notar en general dos grandes etapas que
son la generación de ácidos volátiles como acético, butírico,
propiónico y fórmico, y a partir de estos, la generación de CH4,
CO2 y otros gases. Entre estas etapas se identifican:

11
Fuente: Cuba, F. Tesis de maestría. Universidad de Sao Paulo, 1990.

Pág. 90 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

• Hidrólisis: Proceso en el que el material orgánico


particulado es convertido en compuestos orgánicos disueltos
de menor peso molecular con la participación de exo-
enzimas excretadas por las bacterias fermentativas.
• Acidogénesis: Los compuestos disueltos generados en la
hidrólisis son absorbidos en las células de las bacterias
fermentativas y, después de la acidogénesis, excretado
como substancias orgánicas simples como ácidos grasos
volátiles, alcoholes, ácido láctico y compuestos minerales.
• Acetogénesis: Es la conversión de los productos de la
acidogénesis en substratos para la producción de CH4,
acetato, hidrógeno y CO2.
• Metanogénesis: Es la generación de metano a partir de
acetato principalmente, pero también a partir de hidrógeno.
La metanogénesis se constituye en la etapa más delicada
del proceso, siendo las bacterias metanogénicas las más
susceptibles a alteraciones de pH, temperatura, carga
orgánica, carga volumétrica, etc. Cuando ocurre una carga
orgánica muy elevada en forma repentina, las bacterias
metanogénicas se ven seriamente afectadas y su
disminución ocasiona que los ácidos formados no puedan
ser convertidos secuencialmente en metano, el pH
disminuye y si no se toman medidas oportunas se produce
el colapso del sistema. La Fig. 11 muestra una
microfotografía de un grano de arena recubierto con
biopelícula anaeróbia.

Fig. 11: Microfotografía de un grano de arena cubierto por biopelícula anaeróbia12

12
Fuente: Cuba Terán, F. Tesis de Doctorado Universidade de Sao Paulo, 1995

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 91 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

4.2.2 Reactor anaeróbio de manto de lodo - UASB (biomasa en


suspensión)
(313) Los reactores anaeróbios de manta de lodo y flujo
ascendente fueron desarrollados durante la década del 70 por
investigadores holandeses. Desde ese tiempo muchas
investigaciones han sido desarrolladas para optimizar los
parámetros de diseño de esos reactores. De esa manera, en la
actualidad existen numerosas instalaciones operando a escala
real en regiones de clima tropical de diversos países. La Fig. 12
muestra la fotografía de un reactor anaeróbio de manto de lodo
de una industria de refrescos.

Fig. 12: Fotografía de un reactor anaeróbio de manto de lodo13

(314) La concepción del reactor anaeróbio de manto de lodo se


basa en la comprobación de que la biopelícula anaeróbia puede
desarrollarse incluso en la ausencia de material soporte formando
gránulos de bacterias con peso específico superior a la del agua.
Estos gránulos forman una manta localizada en la parte inferior
del reactor donde se realiza la mayor parte del tratamiento. Se
debe notar que existen bacterias en suspensión además de las
adheridas a los gránulos que también son responsables por una
parte (la menor) de la remoción de materia orgánica.
(315) El agua residual entra por la parte inferior del tanque Funcionamiento”
desde donde, mediante un sistema de tuberías perforadas, es
distribuida en forma uniforme en toda la sección transversal del
mismo. Al seguir, en su camino ascendente, pasa por la zona

13
Fuente: Propiedad del autor

Pág. 92 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

de digestión y el efluente es recogido de la parte superior del


reactor por medio de canaletas transversales provistas de
vertedores.
(316) Los gases producidos durante el proceso de digestión
anaeróbia son separados de la fase líquida mediante el empleo
de campanas localizadas en la parte superior. Desde estas
campanas, el gas es transportado a dispositivos especiales que
realizan la quema del mismo. Flóculos de lodo eventualmente
podrán subir a la superficie adheridos a las burbujas de biogás,
pero después del desprendimiento del gas sedimentarán
nuevamente hacia la zona de digestión para hacer parte de la
manta de lodo. La Fig. 13 muestra el sistema de recolección de
gases producidos en un sistema anaeróbio de manto de lodo.

Fig. 13: Fotografía del sistema de recolección de gas14

(317) A partir de datos reportados por diferentes Diseño


investigadores y relacionando la remoción de DQO en función al
tiempo de detención en un diagrama log - log de unidades en
escala piloto y escala de laboratorio, se obtiene la siguiente
expresión:
−0 , 68
E = 1 − 0 , 68 ( Td )

14
Fuente: Propiedad del autor

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 93 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

En que:
E: eficiencia de remoción de DQO;
Td: tiempo de detención hidráulico, h.
(318) El primer parámetro que debe ser fijado para el diseño de
un reactor UASB es el tiempo de detención del líquido en el
reactor. En caso de regiones tropicales y subtropicales, pude
emplearse un Td de 6 a 8 horas, mientras que para temperaturas
de 10 a 18°C es aconsejable adoptar un valor de 12 a 14 h, con la
finalidad de obtener eficiencia adecuada en la remoción de
material orgánico. La Fig. 14 muestra un sistema de tratamiento
que incluye a un reactor anaeróbio de manto de lodo.
(319) Una vez establecido el tiempo de detención, el volumen
se calcula usando la siguiente expresión:
Vr = Qa. Td
En que:
Vr: volumen del reactor;
Qa: caudal promedio del afluente;
Td: tiempo de detención del líquido en el tanque.
(320) La altura óptima del tanque varía entre 4 a 6 m.

Fig. 14: Esquema de un sistema de tratamiento con reactor anaeróbio de manto de


lodo15

15
Fuente: Elaboración propia

Pág. 94 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

4.2.3 Lagunas anaeróbias (biomasa en suspensión)


(321) Las lagunas anaeróbias se constituyen en una forma
alternativa de tratamiento, donde la existencia de condiciones
estrictamente anaeróbias es esencial. Esta condición es alcanzada
por medio del lanzamiento de una gran cantidad de DBO por unidad
de volumen de la laguna haciendo que la tasa de consumo de
oxígeno sea varias veces superior a la tasa de producción. En el
balance de oxígeno, la producción por la fotosíntesis y por la
reaireación atmosférica es, en este caso, despreciables. La Fig. 15
muestra la microfotografía de una bacteria anaeróbia.

Fig. 15: Microfotografía de una bacteria metanogénica Methanotrix SP16

(322) Las lagunas anaeróbias han sido utilizadas para el tratamiento


de aguas residuales de origen doméstico e industrial
predominantemente orgánicas, con altas concentraciones de DBO,
como de frigoríficos, plantas industrializadoras de leche, bebidas, etc.
(323) La estabilización en condiciones anaeróbias es lenta por el
hecho de que las bacterias anaeróbias se reproducen en una tasa
lenta debido a que las reacciones anaeróbias generan menos energía
que las aeróbias en la estabilización de materia orgánica. La
temperatura del medio tiene una gran influencia en la tasa de
reproducción y estabilización, lo que ocasiona que los lugares de clima
favorable sean propicios para la implantación de este tipo de lagunas.

16
Fuente: Cuba Terán, F. Tesis de Doctorado Universidad de Sao Paulo, 1995

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 95 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(324) Las lagunas anaeróbias son comúnmente profundas, con


profundidad variando entre 4 a 5 m. La profundidad es
importante para reducir la posibilidad de la penetración del
oxígeno desde la superficie. Consecuentemente a este hecho, el
área requerida es menor.
(325) La eficiencia de remoción de DBO de las lagunas anaeróbias es
del orden de 50 a 60 %. La DBO efluente es aún elevada, lo que
implica en la necesidad de una unidad posterior de tratamiento. Las
unidades más indicadas para esta función son las lagunas facultativas.
(326) La remoción de DBO en la laguna anaeróbia proporciona una
sustancial economía de área ocasionando que el requisito de área
total (laguna anaeróbia + facultativa) sea en torno de 2/3 el requisito
de una laguna facultativa única.
(327) En caso de que el sistema esté bien equilibrado no debe ocurrir
la generación de mal olor, sin embargo pueden ocurrir eventuales
problemas de operacionales que ocasionan la generación de gas
sulfhídrico. Por esta razón, normalmente se localizan en lugares
apartados de residencias.
(328) La actividad anaeróbia afecta a la naturaleza de los sólidos, de
forma que en la laguna facultativa presentan menor tendencia a la
fermentación y a la flotación, además de que se descomponen más
fácilmente.
(329) Los principales parámetros de diseño para lagunas anaeróbias Criterios de diseño
son:
• Tiempo de detención hidráulico
• Tasa de aplicación volumétrica
(330) El criterio del tiempo de detención se basa en el tiempo
necesario para la reproducción de las bacterias anaeróbias. El criterio
de la tasa de aplicación volumétrica es establecido en función de la
necesidad de un determinado volumen de la laguna anaeróbia para la
estabilización de la carga de DBO aplicada.
(331) El tiempo de detención hidráulico en lagunas anaeróbias
normalmente se sitúa en el intervalo de 3 a 6 días. Tiempo de detención
hidraúlico
(332) Si se aplican tiempos inferiores a 3 días puede ocurrir que las
bacterias anaeróbias que salen en el efluente de la laguna lo hagan
tan rápidamente que no hayan tenido tiempo de reproducirse,
además de reducir la eficiencia de la laguna este hecho trae como
consecuencia que las bacterias acidogénicas prevalecen en el sistema
ocasionando la acumulación de ácidos volátiles y la consecuente
disminución del pH.
(333) Una nueva modificación de las lagunas anaeróbias consiste en
el hecho de distribuir uniformemente el afluente en el fondo de la
laguna por medio de varias entradas de forma similar a un reactor

Pág. 96 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

anaeróbio de manto de lodo. Esta configuración permite la


disminución del tiempo de detención a 2 d sin comprometer la
eficiencia de remoción de DBO.
(334) Si el agua residual es mantenida por un tiempo superior a 6 d
en la laguna, la misma se comportará como laguna facultativa lo cual
no es aconsejable debido a que la presencia de oxígeno es fatal para
las bacterias anaeróbias.
(335) La Tasa de aplicación volumétrica Lv que deberá ser Tasa de aplicación
adoptada varía en función de la temperatura. De esta forma los volumétrica
lugares más calientes permiten la aplicación de una mayor tasa
(menor volumen).
(336) Es importante tomar en cuenta la tasa de aplicación
volumétrica ya que en algunas aguas residuales de origen industrial
puede haber una variación muy grande entre el caudal y la
concentración de DBO, ocasionando que la simple aplicación del
tiempo de detención sea insuficiente.
(337) Las tasas adoptadas generalmente varían entre 0,1 y 0,3
kgDBO5/m3.día, las mismas que permiten el cálculo del volumen
requerido en función de la carga de DBO afluente.
(338) El volumen final adoptado para la laguna deberá satisfacer las
condiciones de tiempo de detención hidráulica y tasa de aplicación
volumétrica.
(339) La profundidad de las lagunas anaeróbias es alta para Profundidad
mantener predominantemente condiciones anaeróbias en el líquido
evitando que la laguna se comporte como facultativa. Los valores
adoptados comúnmente se sitúan en el intervalo de 4 a 5 m.
(340) En caso de que no exista desarenador en la planta es
aconsejable dejar un espacio con mayor profundidad (0,5 m) en la
entrada del efluente de la laguna.
(341) La eficiencia de remoción de DBO en lagunas anaeróbias se Concentración de
basa en criterios empíricos, de esta forma para temperatura del agua DBO en el efluente
residual menor a 20°C se puede esperar una remoción menor a 50 % de la laguna
y para temperaturas mayores a 20°C la remoción esperada es del
orden de 60 %. Después de estimar la eficiencia se puede calcular la
concentración en el efluente de la laguna por medio de la siguiente
fórmula:
E = (So − S).100/So
Donde:
E: eficiencia de remoción, dimensional
So: concentración en el afluente, mg/l
S: concentración en el efluente, mg/l

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 97 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

4.2.4 Reactor anaeróbio de lecho fluidificado (biomasa fija)


(342) Los reactores de lecho fluidificado se
Í Los reactores de lecho fluidificado
constituyen en una de las más recientes y son una de las más recientes y
promisorias alternativas para el tratamiento de promisorias alternativas para el
aguas residuales. Emplean un lecho de material tratamiento de aguas residuales.
granular como arena, carbón y carbón activado,
cuyos granos, envueltos por una película biológica o "biopelícula", son
fluidificados por el líquido que fluye en sentido ascensional a través de
ese lecho. Estos sistemas están en uso o bajo investigación para
muchos tipos de tratamientos biológicos que incluyen la remoción
aeróbica y anaeróbica de materia orgánica, nitrificación y
desnitrificación. Una de las principales ventajas con relación a otros
sistemas de cultivo fijo es proveniente del hecho de que no se
colmatan, y los gases y líquidos pasan a través del lecho con gran
facilidad. Consecuentemente, pueden ser utilizadas partículas soporte
mucho menores que en otros tipos de reactor de biopelícula fija,
suministrando mayor área de biopelícula por unidad de volumen de
reactor, resultando así en tasas de cargamento orgánico más
elevadas. La Fig. 16 muestra la fotografía de un reactor anaeróbio de
lecho fluidificado en escala piloto.

Fig. 16: Fotografía de un reactor de lecho fluidificado a escala piloto17

17
Fuente: Propiedad del autor

Pág. 98 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(343) Como ocurre en todos los procesos de tratamiento que


utilizan biomasa fija, los reactores de lecho fluidificado
presentan como aspecto positivo la posibilidad de disponer de
gran cantidad de biomasa activa, adherida a las partículas
inertes que sirven de soporte.
(344) En los reactores de lecho fluidificado, el medio soporte
está suspendido en el fluido ascendente y consiste
generalmente de partículas aproximadamente esféricas, de
pequeño tamaño, que favorecen la fluidificación y permiten una
gran superficie específica para la fijación de los
microorganismos.
(345) Los reactores de lecho fluidificado presentan una serie de
aspectos positivos que abren amplias perspectivas para su uso
futuro en gran escala, después de mayor evolución del
conocimiento acerca de criterios de proyecto y operacionales.
(346) Entre los puntos positivos serán destacados aquellos
considerados por Atkinson y colaboradores (citados por Cuba
1990), o sea:
a) Aparentemente no hay limitación física en relación al
rendimiento del proceso biológico. Los problemas
relacionados con la pérdida de biomasa por arrastre, por
ejemplo, parecen ser minimizados;
b) El sistema permite la retención de elevada concentración de
biomasa sin la utilización de unidades especiales para
sedimentación;
c) La eficiencia global del proceso puede ser controlada a través de
análisis físico-químicos y conocimiento de las características de
difusión de la biopelícula.
(347) Este tipo de reactor es empleado hace mucho tiempo en
procesos biológicos industriales y en ciertos tipos de cámaras
de combustión, aunque el tratamiento de aguas residuales aún
constituye alternativa reciente y promisoria que probablemente,
tenga recibido estímulo a partir del trabajo de JERIS (citado por
Cuba 1990). La Fig. 17 muestra la elevación de un reactor
anaeróbio de lecho fluidificado en escala real.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 99 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Fig. 17: Elevación de un reactor anaeróbio de lecho fluidificado18

(348) Muchas operaciones incluyen la interacción entre sólidos Fluidificación


y fluidos, y la eficacia del contacto entre las fases es
comúnmente preponderante en el resultado final del proceso.
Entre estas operaciones se destaca la fluidificación como una de
las mejores y más modernas técnicas a disposición de los
diseñadores, en áreas que abarcan desde el tratamiento de
residuos líquidos hasta la ingeniería química.
(349) El contacto entre sólidos y fluidos puede ser realizado por
tres tipos de operaciones o técnicas denominadas:
a) lecho fijo;
b) lecho móvil; y
c) lecho fluidificado.
(350) El lecho fluidificado es una propuesta moderna que
representa una de las mayores conquistas de la ingeniería
química en el campo de las operaciones unitarias. La técnica de
lecho fluidificado incluye la suspensión del sólido finamente
dividido en una corriente ascendente de fluido a una velocidad
suficientemente elevada para causar la flotación y movimiento
vigoroso de las partículas. El sistema fluidificado es una
suspensión que posee la mayoría de las características
normalmente presentadas por los fluidos verdaderos, pudiendo
pasar a través de tuberías y válvulas, y hasta de un recipiente

18
Fuente: Cuba, T. F. J. Tesis de Doctorado. Universidade de Sao Paulo, 1995.

Pág. 100 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

para otro por diferencia de presión hidrostática. Las


características de transferencia de calor y de masa son mucho
mejores en este tipo de operación, lo que permite muchas veces
eliminar la multiplicidad de etapas para conseguir un resultado dado,
reduciendo así el costo de la inversión.
(351) Además de la actividad biológica, los aspectos
relacionados con la fluidificación también tienen importancia
muy grande en lo que concierne al tipo de reactor, pues el
consumo de energía para su operación está directamente
relacionado con su altura, tipo de material soporte, y la velocidad
de flujo para provocar la fluidificación.
(352) La fluidificación de medios granulares es realizada en Fluidización de
reactores de lecho fluidificado utilizando agua en sentido Medios Granulares
ascensional para promover la fluidificación y promover
suspensión adecuada del medio granular. En función de la
velocidad del líquido que fluye en sentido ascensional, los
granos del medio granular pueden permanecer en una de la
tres condiciones mostradas en la Fig. 18. En el caso a, la
velocidad ascensional es baja y la porosidad permanece
inalterada. En el caso b, con el aumento de la velocidad, los granos
tienden a orientarse, aunque la fuerza resultante del flujo de líquido es
aún inferior al peso de los granos y no ocurre fluidificación. En el caso
c, aumentando más la velocidad ascensional, las fuerzas debidas al
rozamiento entre el agua y los granos superan al peso de estos,
que quedan suspendidos en el medio granular fluidificado.
(353) La pérdida de carga a través de un lecho fijo es función lineal Pérdida de Carga en
de la velocidad ascensional, cuando el flujo es laminar. Para partículas Medios Granulares
mayores esa linealidad puede no ocurrir, tornándose en una
función exponencial para tasas más elevadas, cuando se entra
en el régimen de transición, Re>6.

Fig. 18: Variación de la posición de los granos en función de la velocidad


ascensional del líquido19

19
Fuente: Di Bernardo, L. Métodos e Técnicas de Tratamento de Agua, 1993.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 101 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(354) Cuando la velocidad ascensional del líquido aumenta, la


fuerza resultante de las tensiones de esfuerzo cortante
aumenta, hasta que se torna igual a la fuerza gravitacional, a
partir de entonces las partículas tenderán a mantenerse
suspendidas en el medio fluido. Cualquier elevación de la
velocidad ascensional provocará aumento de la expansión del
lecho, manteniendo efectivamente la pérdida de carga, que es
igual al peso flotante del medio, equivalente al peso menos el
empuje. La pérdida de presión en lechos fluidificados puede
entonces ser calculada por la siguiente ecuación (Mc Harnes,
citado por Cuba, 1990):
∆p = ∆h.ρL.g = l.(ρs − ρL ).g.(1 − ε )
donde:
∆p: pérdida de presión axial, FL-2;
∆h: pérdida de carga, L;
ρL: masa específica del líquido, ML-3;
g: aceleración de la gravedad, LT-2;
l: espesor del lecho de arena, L;
ρs: masa específica de la partícula, ML-3; y
ε: relación entre el volumen de la fase líquida y el volumen
total del lecho fluidificado, adimensional.
(355) Conforme se presenta en la Fig. 19, existe una velocidad
mínima de fluidificación, Vmf asociada al punto B de la Fig. en
la cual la fluidificación es incipiente. Se puede notar la variación
teórica de la pérdida de carga en función de la velocidad
ascensional, en la cual la pendiente de la curva correspondiente
a la fase inicial (en que no hay expansión) depende del grado
de compactación del medio granular. Las líneas llenas
representan casos reales, mientras que la segmentada,
representa una situación ideal. En la región del punto B, hay
curvas de los medios granulares reales que, debido a la
compactación están situadas abajo de este punto, aunque
puede ocurrir la situación en que tal punto de la curva se sitúe
arriba, debido a la no uniformidad de los granos, esfericidad o
formación de caminos preferenciales en el flujo ascensional. A
partir del punto C, la pérdida de carga permanece
prácticamente constante, independientemente del aumento de
la velocidad ascensional, ya que el medio granular se encuentra
completamente fluidificado .20

20
Fuente: (DI BERNARDO 1993).

Pág. 102 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Fig. 19: Representación de la pérdida de carga en medio granular en función de la


velocidad ascencional21

(356) La correlación empírica que usualmente describe la Expansión de Medios


expansión de medios particulados fue desarrollada por Granulares”
Richardson y Zaki, para partículas esféricas, siendo aplicable a
los varios tipos de flujo (laminar, transición y turbulento). Esos
investigadores observaron que el logaritmo de la velocidad
ascensional es una función lineal del logaritmo de ε en sistemas
fluidificados de partículas uniformes, o sea (HAMADA, 1992):
Vo n

Vi
donde:
Vo: velocidad ascensional del líquido, LT-1;
Vi: velocidad de sedimentación de la partícula en líquido
estacionario, LT-1;
n: factor relacionado con el número de Reynolds y forma de la
partícula, descrito de la siguiente forma:
dn −0 , 1
n = ( 4 , 45 − 18 ) Re o 1 < Re o < 200
Dc
−0 , 1
n = 4 , 45 Re o 200 < Re o < 500
donde:
dn: diámetro de la partícula constituyente del lecho, L;
Dc: diámetro de la columna donde el ensayo es realizado;
Reo: número de Reynolds basado en Vo y diámetro de la
partícula;
dv Vs ρ
Re o =
u
donde:

21
Fuente: Charley citado por BARROS (1989).

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 103 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

u: viscosidad cinemática del fluido, ML-3T-1


dv: diámetro de una esfera con el mismo volumen de la
partícula, L
Vs: velocidad terminal de sedimentación de la partícula, LT-1
ρ: masa específica del fluido, ML-3
(357) La velocidad mínima de fluidificación, correspondiente a
la fluidificación incipiente de medios granulares uniformes como
aquellos preparados entre dos tamices consecutivos de la serie
granulométrica, también puede ser expresada por la ecuación
propuesta por Wen y Yu, citado por HAMADA (1992). Los
investigadores desarrollaron una ecuación que permite una
buena aproximación para la velocidad mínima de fluidificación
para medios filtrantes, eliminando la necesidad de
caracterización del lecho con relación a su porosidad y a la
esfericidad de las partículas constituyentes del mismo. La
evaluación de la velocidad mínima de fluidificación es efectuada
considerando un flujo ascensional unidimensional y fluido
incompresible. Siendo así, la siguiente ecuación puede ser
utilizada:
Rmf = [(33,7)2 + 0,0408Ga]0,5 − 33,7
donde:
Rmf: número de Reynolds relativo a la velocidad mínima de
fluidificación, adimensional;
Ga: número de Galileo, adimensional.
(358) El número de Galileo puede ser obtenido por la ecuación:
dv 3 ρ (ρm − ρ)
Ga = g
u2
donde:
Ga: número de Galileo, adimensional;
dv: diámetro de una esfera que posee el mismo volumen de la
partícula, L;
µ: viscosidad absoluta del fluido, ML-1T-1;
ρ: masa específica del fluido, ML-3;
ρm: masa específica del material constituyente del medio
soporte, ML-3;
g: aceleración debida a la gravedad, LT-2
(359) Empleando la definición del número de Reynolds se
puede obtener la velocidad mínima de fluidificación de la
siguiente manera:

Pág. 104 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

dv Vmf ρ
Rmf =
µ
donde:
Rmf: número de Reynolds relativo a la velocidad mínima de
fluidificación, adimensional
dv: diámetro de una esfera que posee el mismo volumen de la
partícula, L;
ρ: masa específica del fluido, ML-3;
µ: viscosidad cinemática del fluido, ML-3T-1;
Vmf: velocidad mínima de fluidificación, LT-1.
(360) Cuando se tienen medios granulares no uniformes, Vaid y
Gupta citados por DI BERNARDO (1993) observaron que la
velocidad mínima de fluidificación depende del diámetro
equivalente de los granos (Deq). Si todos los granos tuviesen el
mismo tamaño de los menores, el medio granular fluidificaría
con la velocidad mínima de esos granos. Aunque, en el caso de
medios granulares no uniformes, la velocidad mínima
fluidificación pasa a ser mayor que la correspondiente a la de
los granos menores. El comportamiento de un medio granular
no uniforme es caracterizado por la existencia de varias
velocidades, para las cuales, parte del medio granular
permanece fija y la restante fluidificada. Los autores definieron
la velocidad Vbf como la velocidad mínima de fluidificación del
medio granular no uniforme, que es mayor que Vmf de los
granos menores y menor que Vmf de los granos mayores, y
propusieron las siguientes ecuaciones para calcular de la
velocidad mínima de fluidificación y de la velocidad de
fluidificación total de medios granulares no uniformes:
(361) La velocidad mínima de fluidificación se determina: Velocidad mínima
de fluidificación del
Vbf =
µ
ρa Deq
( (18,1) 2
+ 0,0192 Ga − 18,1 ) medio granular

donde:
Vbf: velocidad mínima de fluidificación del medio granular no
uniforme, LT-1;
u: viscosidad absoluta del agua MT-1L-1;
ρa: masa específica del agua, ML-3;
Deq: diámetro equivalente, L;
Ga: número de Galileo, adim.
(362) La Velocidad de fluidificación total del medio granular se Velocidad de
determina con: fluidificación total
del medio granular

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 105 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Vtf =
µ
ρa Deq
( (24) 2
+ 0,0546 Ga − 24 )
donde:
Vtf: velocidad de fluidificación total del medio granular.
(363) Estudios experimentales realizados por DHARMARAJAH y
CLEASBY (citado por Di Bernardo 1993) con materiales
granulares con diferentes valores del coeficiente de esfericidad
y de la masa específica, obtuvieron la siguiente ecuación que
relaciona el número de Reynolds con el de Galileo para
diferentes grados de expansión:

 ε 3ρa(ρρ − ρa)gCe3 Deq3   


log  = 0,56543 + 1,09348log ρaVaCeDeq  +
   
 6(1 − ε)u 
3 2 3
 6 (1 − ε) u 
2 4
  ρaVaCeDeq    ρaVaCeDeq 
0,17979 log  −1,5[log(Ce )]3 − 0,00392 log 
  6(1 − ε)u    6(1 − ε)u 

donde:
Ce: coeficiente de esfericidad, adim.;
ε: porosidad, adim;
u: viscosidad absoluta, MT-1L-1
(364) La expansión promovida en un medio granular es dada
por22:
Lfo (1 − εo)
Lfe =
(1 − εe)
donde:
Lfe: altura del medio granular expandido, L;
εo: porosidad inicial del medio granular estático, adim.;
εe: porosidad del medio granular expandido, adim.
(365) Utilizando el método de DHARMARAJAH y CLEASBY
(citados por Arboleda 2000) y la ecuación propuesta por DI
BERNARDO (1993), se puede estimar el porcentaje de
expansión de un medio granular de granulometría no uniforme,
para evitar pérdida de material por velocidades ascensionales
muy elevadas.
(366) Tratándose de reactores de lecho fluidificado, el
desarrollo de la biopelícula que envuelve a las partículas del
lecho altera los parámetros hidráulicos interfiriendo en la
dimensión, densidad, constitución y forma de estas partículas.
22
Fuente: (DI BERNARDO, 1993)

Pág. 106 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(367) La biopartícula formada poseerá dimensiones mayores a


las de la partícula original pero su densidad generalmente
disminuirá (si la densidad de la partícula es mayor que 1,0)
debido a la contribución de la densidad de la biopelícula,
considerablemente menor a la del material soporte (MULCAHY y
SHIEH, 1987). Así, se puede estimar la densidad de la partícula
cubierta con biopelícula a través de la siguiente relación:
3
 dm   (1 − dm / dp )3 
ρp = ρm   + ρb
 dp   (1 − Pu) 
donde:
ρp: masa específica de la biopartícula, ML-3 ;
ρm: masa específica del material constituyente del medio
soporte, ML-3;
dm: diámetro de la partícula constituyente del lecho, L;
dp: diámetro de la biopartícula, L;
ρb: masa específica de la biopelícula seca, ML-3; y
Pu: grado de humedad de la biopelícula, adimensional.
(368) Después de haber determinado los parámetros
requeridos en la Ecuación anterior, puede utilizarse la masa
específica de la biopartícula obtenida, para ser aplicada en la
ecuación de DHARMARAJAH y CLEASBY (citados por Arboleda
2000) y de esta forma obtener resultados específicos para
estimar la fluidificación de un medio granular compuesto por
partículas de arena cubiertas por película biológica.
(369) ANDREWS y colaboradores (citados por Cuba 1990)
desarrollaron modelos con el objetivo de optimizar el diseño de
reactores de lecho fluidificado, y presentaron diversos
resultados numéricos. En la Tabla 2, son transcritas algunas
consideraciones prácticas, propuestas por los autores, para
orientar proyectos de este tipo de reactor.
(370) Los autores concluyen que es necesario tener un número
de Reynolds (Re) superior a 1,0 y que, con relación a la mezcla
de sólidos, es aconsejable el uso de partículas del mismo
tamaño y con densidad poco superior a la del agua (1,05 a
1,00). En esa situación las partículas tienden a estratificar el
lecho con las biopelículas más gruesas localizadas junto al
fondo.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 107 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

a) Velocidades de sedimentación grandes exigen a) Resistencia en la transferencia de


lechos gruesos para permitir tiempo de contacto masa del líquido con Re < 1.
adecuado, resultando en el aumento de las fuerzas
Tamaño de esfuerzo cortante.
b) La reducción del valor de la relación área de b) Manipulación difícil.
biopelícula/volumen de reactor resulta en valores
pequeños de carga orgánica volumétrica aplicada.
a) Idem anterior. a) Idem anterior.
b) Estratificación reversa. Como la velocidad de
sedimentación decrece con la relación volumen de
biopelícula/volumen de la partícula soporte, las
Densidad biopelículas más gruesas se desplazan a la parte
superior del lecho, donde existe menor carga
orgánica volumétrica.
La estratificación basada en el tamaño de las
partículas causa:
a) Aumento significativo de la porosidad en la parte a) Hay estímulo para existir mezcla de
superior del lecho. sólidos, que por su vez tiende a
Coeficiente de
b) Corto-circuitos, si durante la operación hubiera distribuir uniformemente la grosura de
Desuniformidad
extracción de partículas del lecho para remoción de la biopelícula igualmente en todo el
la biopelícula. volumen del reactor.
Tabla 2: Problemas consecuentes de la elección incorrecta de material soporte23

(371) Los reactores de lecho fluidificado han sido utilizados en Resultados de


investigaciones sobre los procesos anaeróbico, anóxico y Investigaciones
aeróbico y, de manera general, los resultados pueden ser
considerados como bastante satisfactorios.
(372) En lo que concierne al proceso anaeróbico se hará una
breve exposición sobre conclusiones de algunas investigaciones
al respecto de la aplicabilidad del reactor de lecho fluidificado
en el tratamiento aguas provenientes de alcantarillados
sanitarios.
(373) Los reactores anaeróbicos de lecho fluidificado han
demostrado su eficiencia en el tratamiento de substratos
orgánicos aún con una DQO menor que 600 mg/L, operados a
bajas temperaturas (de 10 a 20oC), con cargas orgánicas
elevadas y TDH cortos.
(374) El tratamiento de aguas provenientes de alcantarillados
sanitarios mediante reactores anaeróbicos de lecho fluidificado
ya tiene algunos antecedentes de investigadores norte
americanos. Así, JEWELL, SWITZEMBAUN y MORRIS (citados
por Cuba 1990), emplearon un reactor biológico anaeróbico de
lecho fluidificado en el tratamiento del substrato en cuestión. El
reactor construido en escala de laboratorio, con volumen de 9 l,
fue sometido a diversas condiciones de cargas de choque,
temperatura, carga hidráulica y concentración de substrato.
23
Fuente: ANDREWS y TRAPASO (citados por Cuba 1990)

Pág. 108 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Fueron obtenidas concentraciones de DQO y de sólidos


suspendidos en el efluente menores de 40 y 5 mg/l,
respectivamente, para tiempo de detención hidráulica en torno
de 30 minutos. La máxima eficiencia de remoción ocurrió a una
carga orgánica de 4 kg DQO/m3 día. Los valores de
concentración de biomasa alcanzaron valores en el intervalo de
20 a 30 kg de sólidos volátiles por m3. Después de la conclusión
del estudio se pudo comprobar la aplicabilidad del sistema para
residuos poco concentrados, a temperaturas bajas y espacio
corto de tiempo.
(375) Entre los investigadores que estudiaron reactores de lecho
fluidificado y expandido en varias aplicaciones, ciertamente se
destaca JEWELL como uno de los que más han contribuido para la
divulgación de la tecnología pertinente. En otra de sus
publicaciones (JEWELL & SWITSEMBAUM, citados por Cuba
1990), estos investigadores describieron el tratamiento anaeróbico
de desechos sanitarios y la respuesta a cargas de choque de un
reactor de lecho fluidificado con volumen de 1 L. Diferentes
valores de TDH fueron ensayados por los autores, variando desde
24 h a 5 min. La respuesta del reactor fue medida en términos de
remoción de DQO, pudiendo notar una elevada eficiencia de
remoción respecto a este parámetro. Después de 110 días de
operación, el TDH fue reducido de 24 a 8 h y el reactor presentó
93 % de remoción de DQO. Posteriormente el TDH continuó
siendo reducido con la finalidad de definir los parámetros que irían
a ocasionar el colapso del sistema y, aún con TDH de 10 min, el
sistema presentó remoción de DQO de 40 %, ya con TDH de 5
min la remoción de DQO fue mínima. Aunque este hecho
representase, según los autores, el punto de colapso del sistema,
la biomasa no fue destruida, como fue demostrado por la
ausencia de condiciones de pérdida de biopelícula. Para estudiar la
sensibilidad del proceso frente a los factores ambientales, tres
reactores similares al anterior fueron operados, aplicando en ellos
cambios en la temperatura, TDH y carga orgánica. Los reactores
presentarán eficiencia de 45 % en la remoción de DQO, aún
cuando la temperatura cayó de 35 a 10oC, la concentración de
3
DQO aumentó de 1,3 la 24 kg/m .día, y el TDH disminuyó de 9,5
la 5 h. Después de volver a 20oC, sin embargo, la eficiencia del
proceso recuperó el valor máximo en 6 días.
(376) Con el objetivo de estudiar la estabilidad del proceso
anaeróbico en el tratamiento de aguas provenientes de
alcantarillados sanitarios en bajas temperaturas, SANZ y
POLANCO (citados por Cuba 1995) operaran cuatro reactores
de lecho fluidificado en escala piloto. El trabajo fue dividido en
tres partes, siendo que la primera tenía la finalidad de
caracterizar el efecto de la disminución de la temperatura en

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 109 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

dos reactores operando en régimen de equilibrio dinámico, la


segunda presentó datos correspondientes a 220 días de
operación a 10 oC y la tercera estudió la partida de los
reactores inoculados a 15 oC.
(377) Para desarrollar la primera parte de la investigación fueron
utilizados dos reactores con volumen de 0,54 l que se
encontraban en operación durante 20 meses. El TDH fue reducido
de 2,8 a 2,5 h, y la temperatura fue reducida gradualmente hasta
10 oC. La disminución repentina de la temperatura no tuvo efecto
significativo en el desempeño de los reactores. La DQO total del
efluente presentó tendencia a aumentar cuando la temperatura
disminuía pero recuperaba los valores anteriores después de
algunos días. Operando con TDH de 2,7 h y carga orgánica
volumétrica de 4,5 g/l.día, una remoción de DQO superior a 75 %
fue alcanzada, la concentración de ST en el efluente permaneció
estable y fue siempre mayor a 20 mg/l. Observaciones
microscópicas de las biopartículas revelaron la presencia de
gránulos con alto contenido de azufre (78%), de la misma forma
que observado por Coulter y colaboradores (citados por SANZ,
1990) que concluyeron que la reducción de sulfato por las
bacterias reductoras de sulfato tenía azufre como producto final,
debido a la ausencia de materia orgánica suficiente para reducir el
sulfato a sulfuro. Después de 93 días de operación los reactores
presentaron 22 g/l y 25 g/l de sólidos volátiles, respectivamente.
(378) Después de concluir la experiencia anterior, los reactores
fueron paralizados por 2,5 meses y posteriormente operados a
10 oC durante 235 días, período que se constituyó en la
segunda parte de la investigación. En esta fase del trabajo, el
TDH fue disminuido de 13,7 h hasta 1,5 h siendo que aún en
esta última condición la remoción de DQO fue de 70 %, hecho
que confirma la eficiencia de los reactores de lecho fluidificado
en el tratamiento anaeróbico de aguas provenientes de
alcantarillados sanitarios en bajas temperaturas. Después de
230 días de operación la biomasa adherida llegó a valores de 31
y 37 g/l en cada uno de los reactores estudiados.
(379) Los dos últimos reactores de lecho fluidificado fueron
utilizados para estudiar la partida del proceso, esos reactores
tenían volumen de 1,44 l y fueron construidos a partir de tubos
de acrílico. Uno de los reactores fue operado sin inóculo, y el
otro fue inoculado empleando lodo de un reactor de manta de
lodo que trataba residuos industriales. Ambos reactores fueron
operados con temperatura controlada (15 oC). El TDH para
ambos reactores fue disminuyendo de 15 a 2,5 h, condición en
que la remoción de DQO varió en 5 % de un reactor para el
otro después de 56 días.

Pág. 110 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(380) HUANG y colaboradores (citados por Hamada 1992)


estudiaron el desempeño de tres reactores anaeróbicos de
lecho fluidificado tratando lodo proveniente de una estación de
tratamiento de aguas provenientes de alcantarillados sanitarios.
Cada uno de los reactores fue construido de acrílico con
diámetro interno de 5,6 cm, altura efectiva de 185 cm, y
volumen de 4,5 l. El lecho era constituido de 4 kg de arena (con
tamaño de 50 a 60 mesh). Para alcanzar el 50 % de expansión
del lecho, el afluente era recirculado con un caudal de 0,5
l/min. El desempeño de los reactores fue evaluado en cuatro
diferentes tiempos de detención hidráulica (1; 2,5; 5 y 10 días),
en términos de remoción de DQO y sólidos suspendidos
volátiles; producción y composición de gas; pH; alcalinidad;
ácidos orgánicos y acumulación de biomasa en el reactor.
(381) El lodo proveniente de la estación de tratamiento era
previamente solubilizado mediante la adición de 17,5 meq/l de
NaOH y almacenado a temperatura de 4oC. La DQO inicial
variaba entre 10200 a 11700 mg/l. Cada reactor era alimentado
con lodos diferentes. El primero era alimentado con lodo no
hidrolizado con DQO total de 11000 mg/l y DQO soluble de 350
mg/l. El segundo reactor era alimentado con una mezcla de
lodo hidrolizado y no hidrolizado, de manera que la DQO
soluble era de 1900 mg/l y la DQO total era de 11000 mg/l. El
tercer reactor era alimentado con lodo hidrolizado que
presentaba DQO soluble de 3400 mg/l, con la DQO total
mantenida en 11000 mg/l.
(382) Cuatro series de experiencias fueron realizadas. La
primera comenzó con 10 días de tiempo de detención hidráulica
que fue siendo disminuido hasta 5; 2,5 y 1 días en las
experiencias siguientes.
(383) En la temperatura de 35oC los reactores consiguieron
alcanzar adecuada estabilización del lodo. El tiempo de detención
hidráulico variaba de 1 a 10 días, dependiendo de la solubilidad
inicial del lodo. Con pre-tratamiento mediante aplicación de 17,5
meq/l de NaOH en el lodo afluente bajo condiciones anaeróbicas,
1/3 de la DQO total fue disuelta en 24 h. Después de ese
tratamiento, el tiempo de digestión fue de solamente 2 días a
35oC. Cuando la temperatura fue reducida hasta 25oC, todavía se
pudo alcanzar una remoción de DQO aceptable con tiempo de
detención hidráulica de 2,5 días. Si solamente la mitad del lodo
fuera pre-tratada, el tiempo de detención hidráulica necesario
sería de 10 días. Cuando la temperatura fue reducida hasta 15oC
y el lodo afluente era pre-tratado con NaOH, solamente 25 % de
la DQO total del lodo pudo ser removida con 5 días de tiempo de
detención hidráulica.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 111 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(384) En todas las experiencias se verificó que los lechos


fluidificados anaeróbicos son capaces de aceptar aumentos
bruscos en la carga orgánica sin presentar acumulación de ácidos
orgánicos. El nivel máximo de ácidos orgánicos observado en este
estudio (a 35oC) fue menor que 200 mg/l, mientras que la
alcalinidad fue siempre mayor a 1000 mg/l. La colmatación del
lecho fluidificado no ocurrió durante este estudio.
(385) Otros autores estudiaron la cinética de la serie de
reacciones secuenciales que ocurrieron durante el proceso de
digestión de lodo citadas en la referencia precedente. El
objetivo de los autores era de desarrollar, a partir de los datos
experimentales obtenidos en el trabajo anterior, un modelo
simple que pudiera describir la cinética de las reacciones y
explicar la etapa limitante en el proceso de digestión.
(386) Varias simplificaciones fueron realizadas para desarrollar
este modelo. Por ejemplo, la biomasa adherida y suspendida no
fue incorporada en el modelo teniendo en cuenta que no existe
hasta hoy una manera práctica de diferenciar cuantitativamente
los microorganismos hidrolíticos heterótrofos de los formadores
de ácidos y de metano. El modelo asume reacciones
irreversibles simultáneas de primer orden. La transferencia de
masa del substrato es considerada como siendo rápida con
relación a la tasa de conversión biológica a metano, no
habiendo sido incluida en el modelo por este motivo.
(387) Usando el concepto de un afluente con dos "substratos"
(DQO soluble y DQO particulada) fue desarrollado un modelo
que proporciona la producción de gas en función del tiempo.
Este modelo asume que la materia orgánica compleja es
convertida primero a precursores de acetato (butirato y
propionato), y que estos son después convertidos en acetato, el
mismo que en la etapa final es convertido en metano. Esta es
una reacción de tres etapas que puede ser representada de la
siguiente manera:
k1 k2 k3
A →B →R → S
donde:
A: representación de la materia orgánica compleja;
B: representación de los precursores de acetato;
R: representación del acetato;
S: representación del metano.
(388) Se debe notar que esta es una aproximación simplificada
del proceso real, mas los autores postulan que representa el
sistema más complejo de reacciones químicas.

Pág. 112 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(389) Una modificación del modelo anterior fue presentada por


los autores para describir los resultados de las experiencias de
HUANG. En este modelo se asume que la conversión de acetato
para metano es muy rápida con relación a la conversión de los
precursores de acetato para el propio acetato. Entonces el
modelo queda reducido a la forma:
A →
k1
B →
k2
S
(390) De acuerdo con el concepto de que la materia particulada
es compuesta por materiales que tienen dos diferentes
velocidades de reacción, es necesario dividir la materia
particulada biodegradable (A) en dos fracciones, una
rápidamente biodegradable (Ar) y la otra lentamente
biodegradable (As), con constantes de velocidad k1r y k1s,
respectivamente. Con esta observación, la reacción puede ser
descrita como:

(391) También fue asumido que los precursores del acetato (B)
pueden ser aproximados por la DQO soluble biodegradable; Ar
y As por la DQO particulada, rápida y lentamente
biodegradable, respectivamente y S por la concentración de
metano producido a partir de la DQO afluente.
(392) Asumiendo que las reacciones son irreversibles de primer
orden, que 40 % de la DQO (soluble y particulada) es inerte, y
que Ar representa 5 % de la DQO particulada biodegradable, el
conjunto de reacciones puede ser resuelto explícitamente. Así:

C Ar = C Aro exp(− k1s .t )

C Ar = C Aro exp(− k 1r .t )
k1s. CAso k1r . CAro
CB = exp( − k1s. t ) − exp( − k 2. t ) + exp( − k1r. t ) − exp( − k 2. t ) + C Bo exp( − k 2. t )
k 2 − k1s k 2 − k1r
CS = CAso 1 − exp( k1s. t ) + CAro 1 − exp( k1r . t ) + C Bo 1 − exp( − k 2. t ) −
k1s. CAso k1r . CAro
− exp( − k1s. t ) − exp( − k 2. t ) − exp( − k1r . t ) − exp( − k 2. t )
k 2 − k1s k 2 − k1r

donde:
As: representación de la DQO particulada lentamente
biodegradable, ML-3;
Ar: representación de la DQO particulada rápidamente
biodegradable, ML-3;

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 113 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

CAro: DQO inicial de material particulado rápidamente


biodegradable, ML-3;
CAso: DQO inicial de material particulado lentamente
-3
biodegradable, ML ;
CAr: DQO de material particulado rápidamente biodegradable,
ML-3;
CAs: DQO de material particulado lentamente biodegradable,
ML-3;
CB: DQO soluble, ML-3
CBo: DQO inicial soluble, ML-3
Cs: representación de la concentración de metano, ML-3
k1: constante de velocidad de solubilidad, T-1;
k1r: constante de velocidad de solubilidad, materia orgánica
rápidamente biodegradable, T-1;
k1s: constante de velocidad de solubilidad, materia orgánica
lentamente biodegradable, T-1;
k2: constante de velocidad de acetogénesis, T-1;
k3: constante de velocidad de metanogénesis, T-1;
(393) El modelo fue ajustado usando la producción de gas y
DQO soluble en cada tiempo de detención hidráulica. La DQO
soluble en el reactor antes de la alimentación fue considerada
inerte. Los siguientes valores para la velocidad fueron
-1 -1 -1
obtenidos: k1s = 0,18 d ; k1r = 16,8 d y k2r de 12,0 d .
(394) La producción del gas obtenida a partir del modelo fue
comparada con los datos obtenidos por HUANG y colaboradores
(1989) presentando una aproximación razonable. Los autores
consideran que el lodo afluente no solubilizado tiene una tasa
de solubilización poco mayor si se la compara con los
resultados del modelo. Esto indica, según ellos, que como era
de esperarse, en la hidrólisis biológica o en la acetogénesis, el
valor de la constante cinética k2 varía para los tres tipos de
lodo. Sin embargo, los valores de las tasas inicial y final de
producción de gas fueron razonablemente aproximados
mediante el modelo, para los tres reactores. El modelo también
puede ser utilizado para estimar la remoción de DQO (durante
el ciclo "batch") y el valor de DQO soluble en el final del ciclo.
(395) CHEN y colaboradores (citados por Cuba 1995) operaron
cuatro reactores anaeróbicos de lecho fluidificado (RALF)
simultáneamente. Cada reactor consistía de una columna

Pág. 114 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

transparente de acrílico con sección transversal cuadrada de 3 x 3


cm y altura de 170 cm. La parte inferior del reactor era de forma
cónica para promover fluidificación uniforme del medio y de las
biopartículas. Un dispositivo con mayor sección (6 x 6 x 50 cm)
fue instalado en la parte superior del reactor para permitir la
separación de las burbujas de gas de las biopartículas. Fue usado
carbón activado granular (CAG) como medio soporte para
retención e inmovilización de las células. Las partículas de CAG
2
tenían un tamaño medio de 0,7 mm, área superficial de 820 m /g,
y densidad de 1,5 g/cm3. Aproximadamente 405 g de CAG fueron
colocados en cada reactor.
(396) Para cada TDH y para cada concentración de DQO, los
reactores fueron operados en por lo menos dos valores de TDH
para garantizar que las condiciones de régimen dinámico
estable hayan sido alcanzadas.
(397) Fue obtenida remoción de DQO de 94 % para relaciones
F/N de 1,0 g DQO / g SVT día, y más de 70 % para F/N de 3,45
g DQO / g SVT.día. La cinética de la remoción de DQO
observada puede ser descrita como una expresión del tipo de la
de Michaelis-Mentem. Sin embargo, el patrón cinético
presentado por el RALF sugirió que la transferencia de masa en
el interior de la biopelícula fue significativa, especialmente en la
región de baja concentración de DQO en el reactor. Para la
región de volumen de reactor con DQO mayor a 1000 mg/l, fue
observada cinética de orden cero siendo que para los otros
casos se observó cinética de primer orden. La producción de
metano fue de 28 l / g de DQO removida en el intervalo de
valores de F/N aplicada.
(398) También se reportó el estudio de un reactor de lecho
fluidificado con 21 m de altura y 0,5 m de diámetro que
empleaba como substrato efluentes industriales provenientes
de una industria de procesamiento de alimentos. La carga
orgánica aplicada fue aumentada de 2 hasta 16 kg DQO/m3 día
a través de la disminución del tiempo de detención hidráulica
de 24 hasta 1,5 h, teniendo como principales consecuencias la
acumulación de la concentración de ácidos volátiles y la
disminución en el porcentaje de remoción de DQO.
Determinaciones de la concentración de ácidos volátiles por
cromatografía a partir de muestras de 12 tomas distribuidas a
lo largo de la altura del reactor, no evidenciaron mayores
variaciones aún entre la primera y última, separadas por 15 m
de largo de reactor. Los autores estudiaron el desarrollo de la
biopelícula y describieron la conformación taxonómica de las
bacterias mediante microfotografías de barredura. A través de
ese material, pudieron evidenciar inicialmente la presencia de
bacterias filamentosas del tipo de las Methanotrix ocupando la

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 115 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

superficie y cavidades del medio soporte sintético,


observaciones posteriores mostraron bacterias del tipo de las
Methanosarcinas embebidas en las capas externas de la
biopelícula. Determinaciones de concentración de SV
presentaron valores de hasta 90,37 g/l después de 5 meses de
operación, con actividad metanogénica específica de 399 ml
biogás/g SV día.
(399) SHIEH y KEENAN (citados por Cuba 1995) operaron un
reactor anaeróbico de lecho fluidificado que utilizaba carbón
activado como material soporte. El reactor presentó 90 % de
remoción de DQO cuando fue operado con tasa de cargamento
orgánico de 40 kg DQO/m3.día. El substrato era agua servida
sintética que estaba constituida por 30 g/l de glucosa; 0,1 g/l
de extracto de levadura; 7,5 g/l de cloruro de amonio; 2,5 g/l
de fosfato de potasio monobásico; 1 g/l de fosfato de potasio
bibásico y 55 g/L de bicarbonato.
(400) Los autores observaron que la concentración de DQO en
el efluente aumentaba con el aumento de la carga orgánica lo
que también promovía aumento de la concentración de ácidos
volátiles en el sistema, sin embargo la elevada capacidad de
tamponamiento en el reactor permitió que la remoción de DQO
no sea significativamente afectada.
(401) El volumen de gas metano producido aumentó linealmente
con el aumento de la carga orgánica aplicada. La actividad
metanogénica de los microorganismos no fue afectada gracias al
tamponamiento aplicado al sistema. Sin embargo, se pudo
evidenciar que con el aumento de la producción de metano
también hubo aumento en la concentración de SV en el efluente
del reactor, hecho que indica probable desprendimiento de
biopelícula debido a la elevada producción de biogás y elimina la
necesidad de remoción de biomasa en exceso.
(402) El parámetro principal aplicado en el diseño de los Diseño
reactores será el tiempo de detención hidráulica que servirá de
punto de partida para calcular el volumen necesario de cada
reactor. Este valor será adoptado sobre la base de la eficiencia
de remoción de DQO esperada, fijada en un valor de 85%.24
(403) La Fig. 20 muestra los valores de eficiencia de remoción
de DQO obtenidos en la parte experimental del trabajo. A pesar
de la divergencia de los datos (típicos de estudios
experimentales), la aplicación del análisis de regresión
exponencial permite obtener la ecuación de la curva que más
se aproxima a los valores obtenidos y a partir de esta ecuación
serán obtenidos los valores de TDH para el porcentaje de
remoción indicado antes.

24
Fuente: CUBA, 1995

Pág. 116 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(404) Los valores de TDH del gráfico mostrado en la Fig. 20


fueron calculados sobre la base del volumen de 7 l ocupado
por el lecho de arena en reposo de un reactor de lecho
fluidificado operado por 500 días tratando aguas residuales de
origen doméstico25 .
(405) Los datos de tiempo de detención en función de
porcentaje de remoción, junto con la aplicación de ecuaciones
presentadas anteriormente, permiten realizar el diseño del
reactor a partir del volumen necesario.

100
90
% DE REMOCIÓN

80
70
60
50 1,834
40 y = 418,97x
30
20
10
0
0,14 0,16 0,18 0,2 0,22 0,24 0,26 0,28 0,3
TIEMPO (h)

Fig. 20: Valores de eficiencia en remoción de DQO

4.2.5 Tanque séptico (biomasa en suspensión)


(406) Los desechos líquidos de origen doméstico (aguas
residuales), sin ningún tratamiento, taponarían rápidamente
casi todas las formaciones más porosas de grava. En caso de
que la planta de tratamiento tenga aguas abajo una unidad de
tratamiento secundario o un pozo absorbente, el tanque séptico
acondiciona a las aguas negras para que se puedan infiltrar con
mayor facilidad en el subsuelo o no colmaten el lecho de un
filtro anaeróbio. Por lo tanto, la función más importante del
tanque séptico es proporcionar una protección para unidades
dispuestas aguas abajo o conservar la capacidad de absorción
del subsuelo. Las Figuras 21 y 22 muestran una fotografía y un
esquema de tanques sépticos respectivamente.

25
Idem.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 117 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

Fig. 21: Fotografía de un tanque séptico fabricado en resina26

(407) Para impartir esta protección el tanque séptico debe


cumplir con tres funciones:
1. Eliminación de sólidos.- La colmatación del lecho o el
taponamiento del subsuelo con el efluente del tanque varía
directamente con la cantidad de sólidos suspendidos que
contenga el líquido. Al verterse las aguas residuales de un
edificio a un tanque séptico, se reduce su velocidad de
escurrimiento y los sólidos más grandes se sedimentan en el
fondo o se elevan a la superficie. El tanque retiene los sólidos
y descarga el efluente clarificado.
2. Tratamiento biológico.- El contenido de sólidos y el líquido
del tanque quedan sujetos a descomposición por procesos
bacterianos naturales. Las bacterias existentes son de las
variedades denominadas anaerobias, que prosperan en
ausencia de oxígeno libre; esta descomposición o tratamiento
de las aguas negras bajo condiciones anaerobias es un
proceso "séptico" y del mismo toma su nombre el tanque. Las
aguas residuales que han sufrido ese tratamiento causan
menos obturaciones que las aguas residuales crudas, que
contengan la misma cantidad de sólidos suspendidos.
3. Almacenamiento de natas y lodos.- Los lodos son el
resultado de la acumulación de los sólidos en el tanque,
mientras que la nata es la porción parcialmente sumergida de
los sólidos flotantes aglomerados, que se forman en la
superficie del fluido en el tanque. Los lodos y, en menor
proporción, las natas se digieren y se compactan a menores
volúmenes. Sin embargo, no importa cuan eficiente sea el
proceso, queda un residuo de materiales sólidos inertes, al

26
Fuente: Tchobanoglous, Crites. Sistemas de manejo de aguas residuales, 2000.

Pág. 118 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

que se debe proporcionar espacio suficiente de


almacenamiento en los intervalos entre las limpiezas, pues, en
otra forma se arrastrarían del tanque y obstruirían el sistema
de infiltración.
(408) Si se proyectan, construyen, mantienen y operan en
forma adecuada los tanques sépticos son muy efectivos en la
satisfacción de su propósito.
(409) La posición relativa de un tanque séptico en un sistema Posición del
de subsuperficial se describe de la siguiente forma: el contenido Tanque Sèptico en
líquido de la conexión domiciliaria de ALC se descarga, primero, un sistema
al tanque séptico, del mismo a la caja distribuidora y
finalmente, al campo de absorción subsuperficial, o al filtro
anaeróbio si lo hubiera.
(410) Los sólidos más pesados de las aguas negras se
sedimentan en el tanque, formando el lecho de lodos, mientras
que los más ligeros, que incluyen grasas y aceites, se elevan a
la superficie para formar la capa de nata. Una porción de lodos
y natas se licuan por descomposición o por digestión; durante
el proceso se liberan gases en los lodos, que arrastran consigo
una porción de los sólidos hacia la superficie, donde se
acumulan con las natas. Ordinariamente, tales sólidos sufren
posterior digestión en la capa de nata y una porción se
sedimenta de nuevo en el lecho de lodos del fondo, aunque
esta acción se demora si se acumulan muchas grasas en la
capa de natas retardándose también la sedimentación por la
gasificación en el lecho de lodos. Además, relativamente hay
mayores fluctuaciones en el escurrimiento en tanques pequeños
que en las grandes unidades y se ha tenido en cuenta este
efecto en la Tabla 3, que presenta las capacidades líquidas
mínimas recomendables para tanques sépticos hogareños.

Número de dormitorios Volumen del tanque (m3) Volumen por dormitorio (m3)
2 o menos 3,0 1,5
3 3,4 1,1
4 3,5 0,95
Tabla 3: Volumen de tanque séptico

(411) Los tanques sépticos se han de situar donde no puedan


causar contaminación de ningún manantial, pozo u otra fuente
de abastecimiento de agua; la contaminación subterránea
puede viajar en cualquier, dirección y por grandes distancias, a
no ser que haya una filtración efectiva. La contaminación
subterránea se mueve, comúnmente, siguiendo la misma
dirección general que el movimiento normal de las aguas
freáticas del lugar y, a su vez, las aguas freáticas se mueven en
la dirección de la inclinación o gradiente de la napa freática, o
sea, de zonas de napa freática elevada a zonas de napa freática

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 119 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

más baja, siendo general que tal napa siga el contorno general
de la superficie del terreno.

Afluente Nivel del líquido Capa de espuma


Efluente

Zona de agua clarificada

Capa de lodo

Fig. 22: Esquema de un tanque séptico27

(412) Por tal razón, los tanques sépticos se han de situar


pendiente abajo de pozos o manantiales. En ocasiones, las
aguas negras de los sistemas de disposición contaminan a
pozos situados a mayores elevaciones; es obvio que la
elevación de los sistemas de disposición es, casi siempre,
mayor que el nivel del agua en aquellos pozos que se tengan
en la vecindad, lo que explica que la polución de un sistema de
disposición, situado a una menor elevación superficial, pueda
aún desplazarse descendiendo hacia el estrato acuífero. Por lo
tanto, para la protección de las fuentes de agua, es necesario
confiar tanto en las distancias horizontales como en las
verticales y los tanques sépticos nunca se localizarán a menos
de 15 m de cualquier fuente de abastecimiento de agua y de
preferencia, cuando sea posible, a mayores distancias.
(413) El tanque séptico no se encontrará a menos de 2 m de
cualquier edificio y nunca se situará en zonas pantanosas ni en,
lugares expuestos a inundaciones o avenidas y por lo general,
el tanque quedará donde se disponga de la mayor superficie
posible para el campo de infiltración, debiendo también
prestarse atención a la localización desde el punto de vista de
su limpieza y mantenimiento. Cuando en el futuro, se puedan
instalar alcantarillados públicos, se debe disponer el sistema de
drenaje doméstico para su conexión a tales alcantarillados.

27
Fuente: Tchobanoglous, Crites. Sistemas de manejo de aguas residuales, 2000.

Pág. 120 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(414) Contrariando la creencia popular, los tanques sépticos no Ubicación


verifican un alto grado de eliminación de bacterias, aunque las
aguas negras sufren un tratamiento a su paso a través del
tanque, esto no implica que los afluentes del tanque séptico
sean seguros. En algunos aspectos, el líquido que se descarga
del tanque séptico es más objetable que el que entra al mismo,
pues se encuentra séptico y con malos olores, lo que no es
óbice para el uso del tanque pues, como ya se indicó, su
propósito principal es acondicionar a las aguas negras para que
produzca menos obturaciones en el campo de infiltración.
(415) La purificación final del efluente, incluyendo la
eliminación de gérmenes patógenos, se verifica en la infiltración
a través del suelo. En su tiempo, las bacterias patógenas
mueren en el ambiente desfavorable del suelo además de que
tales gérmenes se eliminan durante la filtración, por causas
físicas, todo lo cual se conjuga para la purificación del efluente
de aguas negras.
(416) En el diseño de los tanques sépticos, la capacidad es una Capacidad
de las consideraciones más importantes y los estudios han
puesto en evidencia que una capacidad liberal del tanque no
sólo es importante desde el punto de vista funcional, sino que
constituye una buena economía. Las capacidades líquidas que
se recomiendan en la Tabla 3 permiten el uso de todos los
mecanismos domésticos, incluyendo desmenuzadores de
desperdicios.
(417) Los tanques sépticos han de ser herméticos y se han de Especificacones
construir de materiales que no estén expuestos a corrosiones para tanques
excesivas ni a putrefacción, considerándose que en cualquier lugar sépticos
son aceptables los construidos de concreto, metales revestidos,
arcilla o barro vitrificado, bloques prensados de hormigón y ladrillos
cocidos, lo mismo que los tanques de hormigón reforzado, bien sea
precolados como vaciados en el sitio.
(418) Para asegurar su hermeticidad, se ha de prestar especial
atención a los tanques que se construyan en la obra; los
bloques de hormigón prensado se han de tender sobre
cimientos firmes, aplicando buenas juntas de mortero y el
interior del tanque se ha de acabar con dos aplanados de
morteros de cemento y arena, de unos 7 mm de espesor.
(419) Los tanques prevaciados han de tener paredes con un
espesor mínimo de 63 mm y, para facilitar su manejo, se han
de reforzar en forma adecuada. Cuando se usan como
cubiertas, las losas prevaciadas han de tener un espesor
mínimo de 76 mm, con refuerzos apropiados.
(420) Los rellenos alrededor del tanque séptico se han de
aplicar en capas delgadas, bien apisonadas, en una forma tal

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 121 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

que no produzcan esfuerzos excesivos sobre el tanque. Se


pueden provocar los asentamientos del relleno por aplicaciones
de agua, siempre que todo el material se humedezca en forma
debida, del fondo hacia arriba, y que el tanque se mantenga
previamente lleno, para evitar que flote y se disloque.
(421) En cada compartimiento del tanque se han de disponer
accesos adecuados, para las operaciones de inspección y limpieza
y, así mismo tanto los dispositivos de entrada como de descarga de
las aguas negras han de quedar fácilmente accesibles. Los accesos
que se establezcan para cada compartimiento pueden ser de tapas
removibles o de bocas de visita, de 50 cm en su menor dimensión.
Cuando la corona del tanque se encuentre a más de 45 cm de
profundidad del suelo, los pozos de visita se han de extender hasta
unos 20 cm del suelo; en muchos casos, tales extensiones se
pueden establecer con tubos de barro o de concreto pero se ha de
prestar atención a los riesgos de accidentes que se pueden
presentar cuándo las bocas de visita se encuentran cercanas a la
superficie del suelo.
(422) Es importante que el dispositivo de descarga penetre lo Descarga
suficiente abajo del nivel del líquido del tanque séptico para que se
pueda establecer un cierto equilibrio entre las acumulaciones de
Lodos y de natas. En el corte vertical de un tanque debidamente
operado, se han de observar claramente tres secciones distintas: la
nata en la superficie, una zona media libre de sólidos (denominada
"espacio limpio") y el lecho de lodos en el fondo; el dispositivo de
descarga ha de retener las espumas en el tanque pero, al mismo
tiempo, ha de limitar la cantidad de lodos que se pueda acumular
sin que haya posibilidad de que se arrastren en el efluente del
tanque. Las observaciones de campo hechas sobre las
acumulaciones de lodos, indican que la toma del dispositivo de
descarga se ha de extender a una distancia bajo la superficie
equivalente al 40 % del tirante del líquido; para tanques cilíndricos
horizontales, esa penetración se puede reducir al 35 % y, por
ejemplo, en un tanque cilíndrico horizontal, con un tirante de 1,10
m, el dispositivo de descarga ha de penetrar 1,10 x 0,35 = 39 cm
(aprox.) bajo el nivel del líquido.
(423) El dispositivo de descarga debe sobresalir del nivel del
líquido hasta unos 3 cm de la cubierta del tanque; este espacio
entre la cubierta y el deflector o chicana permite que gases
pasen, a través del tanque, hasta la ventilación de la casa.
(424) La boca de admisión al tanque se debe encontrar, Admisión
cuando menos, a 3 cm (de preferencia 8 cm) sobre el nivel del
líquido en el tanque, para poder permitir elevaciones
momentáneas del nivel del líquido a la llegada de los aportes;
éste bordo libre evita remansos y la deposición de materiales
sólidos en el albañal que conduce hacia el tanque.

Pág. 122 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(425) Para dirigir hacia abajo las aguas negras de llegada, se


tendrá que establecer un deflector o una te de desfogue que irá
a penetrar, cuando menos, 15 cm bajo el nivel del líquido,
aunque en ningún caso la penetración será mayor que la que se
permita para la salida.
(426) Los datos disponibles indican que, para tanques de una Proporciones del
capacidad y área superficial determinadas, los tanques más tanque
someros funcionan tan bien como los tanques profundos. Se ha
observado también que, para tanques de una capacidad y
profundidad dadas, carece de importancia la forma del tanque
séptico.
(427) Sin embargo, se recomienda que la dimensión mínima de
la planta sea, cuando menos, de 60 cm y que la profundidad
del líquido varíe de 75 a 150 cm.
(428) Para acomodar aquella porción de la nata que flota sobre Capacidad del
el líquido se necesita un cierto espacio libre sobre el nivel del espacio libre
líquido. Aunque se deben esperar algunas variaciones, como
promedio alrededor del 30 % de las natas se acumulan sobre el
nivel del líquido y, además de las provisiones que se tomen
para el almacenamiento de natas, se dejan libres unos 3 cm
bajo la cubierta del tanque para permitir el paso libre de los
gases hacia la admisión y hacia la ventilación de la casa.
(429) Para tanques de paredes laterales rectas y verticales, la
distancia de la cubierta del tanque al nivel del líquido ha de ser,
aproximadamente, del 20 % la profundidad del líquido; en
tanques cilíndricos, de eje horizontal, se ha de dejar como espacio
libre una área que corresponda, aproximadamente, al 15 % del
círculo total y esta condición se satisface si la profundidad del
líquido (o sea la distancia del dispositivo de salida al fondo del
tanque) es igual al 79 % del diámetro del tanque.
(430) Aunque son posibles varias formas de acomodo, se usa Uso de
aquí el término "compartimentación" para el caso de un cierto compartimientos
número de unidades dispuestas en serie, que bien pueden ser
unidades separadas, convenientemente enlazadas, o secciones
incluidas en un casco continuo, con particiones herméticas
separando los compartimientos individuales.
(431) Aunque un tanque de un solo compartimiento ha de
tener un comportamiento aceptable, los datos resultantes de
las investigaciones indican que los tanques con dos
compartimientos, con un primer comportamiento con una
capacidad de la mitad a las dos terceras partes del volumen
total, proporcionan una cierta ventaja en la eliminación de
sólidos suspendidos, lo que tiene un valor especial para
condiciones de absorción en suelos muy herméticos o
compactos. Los tanques con tres o más compartimientos

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 123 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

iguales rinden, cuando menos, el mismo comportamiento que


un tanque de un solo compartimiento de la misma capacidad
total, pero se recomienda que ninguna instalación tenga más
de cuatro compartimientos y que cada compartimiento tenga en
planta una dimensión mínima de 60 cm, con una profundidad
de líquido variando de 75 a 150 cm.
(432) Para cada compartimiento se ha de establecer una boca
de visita, situándose ventilas entre los compartimientos para
permitir el libre paso de los gases. Los dispositivos de admisión
y descarga, en una instalación de compartimientos, deben ser
los apropiados para un solo tanque y, así mismo, se ha de
conceder la misma tolerancia para el almacenamiento sobre el
nivel del líquido.
(433) Los tanques sépticos se han de limpiar antes de que se Limpieza de
acumulen demasiados sólidos y natas pues si estos se acercan tanques sépticos
mucho a la toma del dispositivo de salida, se llegan a arrastrar
partículas hasta el campo de absorción, provocando su
obturación. Desde luego que, cuando esto sucede, el líquido
aflora a la superficie del terreno y las aguas negras taponan la
instalación sanitaria: cuando un campo de absorción se obtura
por esa causa, no sólo es necesario limpiar el tanque sino
construir un nuevo campo de absorción.
(434) Las capacidades de los tanques, que se establecen en la
Tabla 3, conceden períodos razonables de buen funcionamiento
antes de que llegue a ser necesaria la limpieza. Hay amplias
variaciones, de un tanque a otro, en la velocidad de
acumulación de lodos y natas; por ejemplo, en un caso de cada
20, el tanque ha de alcanzar el punto peligroso en menos de 3
años y se deberá proceder a su limpieza. Los tanques sépticos
se han de inspeccionar anualmente, cuando menos,
limpiándolos cuando sea necesario.
(435) Aunque pueda ser difícil para los propietarios de casas, la
inspección real de las acumulaciones de lodos y natas es la única
manera de determinar, definitivamente, cuándo se necesita
bombear un tanque séptico; cuando se inspeccione un tanque se
han de medir los espesores del lodo y de la nata en la vecindad
del deflector de la descarga. El tanque se ha de limpiar cuando el
fondo de la capa de nata se halle, aproximadamente, a unos 8 cm
de la toma del dispositivo de descarga.
(436) El espesor de la nata se puede medir con un bastón o
pértiga al que se haya fijado una aleta con gozne; el bastón se
fuerza a través de la capa de nata hasta que la aleta se
desplace a la posición horizontal con lo que, al izar de nuevo el
bastón, se aprecia el fondo de la capa de nata; con el mismo
dispositivo se puede determinar la distancia al fondo del
dispositivo de descarga.

Pág. 124 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(437) Para apreciar el espesor del lodo y la profundidad del


líquido, se usa una pértiga, que tenga en un extremo un hisopo
largo de trapos o toallas blancas, que se hace descender hasta
el fondo del tanque y, para evitar las partículas de nata, el lugar
apropiado de introducción es por el dispositivo de descarga.
Después de varios minutos, si la pértiga se iza con cuidado, se
puede distinguir la línea de lodos, por las partículas que quedan
adheridas a los tejidos.
(438) En muchas de las comunidades en que usan tanques
sépticos, hay firmas dedicadas a la limpieza de los tanques
sépticos y las autoridades sanitarias locales pueden
proporcionar informes al respecto. Comúnmente, la limpieza se
verifica bombeando el contenido del tanque a un camión-
tanque o pipa; los tanques sépticos no se han de lavar o
desinfectar después del bombeo y se dejará en los mismos un
pequeño residuo de lodo, como inocuo para las operaciones
futuras. Los materiales extraídos se deben sepultar en un lugar
deshabitado o, con el permiso de las autoridades, se pueden
vaciar en un sistema de alcantarillados sanitarios pero nunca se
deben vaciar en alcantarillados pluviales o directamente en las
corrientes de agua. Los métodos de disposición han de ser
aprobados por las autoridades sanitarias.
(439) Cuando se limpia un tanque séptico grande, debe tenerse
cuidado de no entrar al tanque hasta que se haya ventilado
debidamente y se hayan eliminado los gases, para prevenir los
riesgos de explosiones o de asfixia para los trabajadores.
Cualquier persona que entre al tanque debe llevar atada a la
cintura una cuerda, cuyo extremo lo retenga, en el exterior del
tanque, una persona suficientemente fuerte para izarla si el
trabajador llegara a ser afectado por los gases del tanque.
(440) Por lo general, no se consideran necesarios los Interceptores de
interceptores (o trampas) de grasa en los sistemas hogareños grasa
de disposición de aguas negras. Nunca se han de pasar por
tales interceptores la descarga de los desmenuzadores de
desperdicios y las capacidades que se recomiendan para los
tanques sépticos en este manual son suficientes para recibir las
grasas que normalmente se descargan de un hogar.
(441) La operación funcional de los tanques sépticos no se Substancias
mejora por la adición de desinfectantes u otras substancias químicas
químicas y, en general, no se recomienda la adición de ninguna
de estas substancias a los tanques sépticos.
(442) Algunos productos patentados, que se pretende que
limpian los tanques sépticos, contienen como agentes activos
bien sea hidróxido de sodio o hidróxido de potasio
(vulgarmente: sosa cáustica y potasa cáustica); tales productos
pueden conducir a la distensión o hinchazón de los lodos, y a

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 125 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

un gran incremento en la alcalinidad, llegando a interferir con la


digestión; el efluente resultante puede dañar gravemente la
estructura de los suelos y acelerar su obturación, aunque
inmediatamente después de la aplicación del producto se
experimente un descanso temporal.
(443) Sin embargo, con frecuencia se han exagerado los efectos
de las substancias químicas que ordinariamente se usan en los
hogares. Pequeñas cantidades de hipocloritos agregadas al
tanque pueden ser de valor para el control de olores, Sin tener
efectos adversos y, así mismo, las pequeñas cantidades de lejías o
productos cáusticos, que normalmente se usan en los hogares, no
llegan a ser objetables cuando se agregan en la red de drenaje,
en lo que atañe a la operación del tanque. Si el tanque séptico es
de la capacidad que se recomienda, es suficiente la dilución de las
lejías o cáusticos en el mismo tanque, para neutralizar los efectos
dañinos que pudieran ocurrir.
(444) Se han puesto en el mercado, para usarse en los tanques
sépticos, muchos productos, algunos de los cuales contienen
enzimas, de cuyas propiedades se hacen públicas pretensiones
extravagantes. Hasta donde se conoce, ninguno de ellos ha
demostrado ventaja alguna en pruebas adecuadamente
controladas.
(445) No tienen un efecto adverso apreciable en el sistema, en
la forma normal de uso hogareño, los jabones, detergentes,
blanqueadores, destapadores de cañerías y otros materiales;
sin embargo, tanto el suelo como los organismos esenciales
pueden ser susceptibles a grandes dosis de substancias y de
desinfectantes, la moderación ha de ser la regla. Antes de
descargar en los sistemas las substancias o desechos
resultantes de una industria casera o de un trabajo de afición,
se ha de buscar el consejo de funcionarios sanitarios
responsables.
(446) Por lo general, es recomendable que todos los desechos Notas Diversas
sanitarios de una casa se descarguen a un único tanque séptico
y sistema de infiltración; para instalaciones caseras,
comúnmente es más económico establecer un sistema único de
disposición que dos o más sistemas con la misma capacidad
total. Los desechos domésticos normales, que incluyen los
provenientes de lavandería, baños y cocina, deben pasar a un
solo sistema.
(447) Los desagües de los techos, los provenientes de los
sótanos y los de cualquier otro origen que produzcan grandes
volúmenes, intermitentes o constantes, de aguas claras no se
deben entubar hacia el tanque séptico o hacia el campo de
absorción; tales volúmenes agitarían el contenido del tanque y
arrastrarían sólidos hacia la descarga y, a su vez, el sistema de

Pág. 126 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

infiltración, situado a continuación del tanque, correría el


peligro de inundarse u obturarse, llegando a fallar. Los drenajes
de la cochera o garaje, o de otras fuentes de desechos
aceitosos, se han de excluir del tanque.
(448) Los substitutos del papel higiénico no se deben arrastrar
hacia el tanque séptico; las toallas de papel, los papeles de
periódicos, los de envoltura, los trapos y las astillas de madera
pueden no descomponerse en el tanque y se corre el peligro de
obturar los albañales y el sistema de disposición.
(449) Las salmueras de desecho, provenientes de ablandadores
domésticos de agua, no tienen un efecto adverso sobre la
acción del tanque séptico aunque puede abreviar la vida útil del
campo de absorción, si se encuentra instalado en un suelo de
tipo arcilloso.
(450) Se obtiene una ventilación adecuada del sistema a través
de los dispositivos del drenaje sanitario del edificio, si tanto el
sistema como el drenaje se han proyectado e instalado
debidamente, no siendo necesaria una ventilación separada del
tanque séptico.
(451) En un lugar adecuado del edificio servido por estos
sistemas se debe colocar un plano que muestre la localización
del tanque séptico y del campo de absorción; bien sea que
estos planos sean proporcionados por el constructor, por el
instalador del tanque séptico o por el departamento local de
salubridad, en el mismo se han de incluir instrucciones breves
sobre los trabajos de inspección y mantenimiento que se
requieren. Tales instructivos ayudan al propietario de la casa a
familiarizarse con las labores de mantenimiento que necesitan
los tanques sépticos, previendo las fallas y asegurando una
operación satisfactoria.
(452) Se simplifican las operaciones de mantenimiento y
limpieza cuando se instalan extensiones a las bocas de visita o
agujeros de inspección hasta unos 20 cm del nivel del suelo.
(453) Los tanques sépticos que se abandonen se han de
rellenar con tierra o piedras.

4.2.6 Filtro anaeróbio (biomasa fija)


(454) Reactores biológicos con relleno son unidades que Concepto de filtros
disponen de medio soporte, constituido por materiales, piezas o anaerobios
accesorios, generalmente inertes, en cuya superficie ocurren la
fijación y el desarrollo de biopelícula y en cuyos intersticios
proliferan microorganismos que pueden agruparse en las más

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 127 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

diferentes maneras. La Fig. 23 muestra la fotografía de un filtro


anaeróbio.

Fig. 23: Fotografía de un filtro anaeróbio28

(455) Cuando el medio soporte no se mueve el reactor es


denominado de lecho fijo, y cuando ese medio es constituido
por material granular sometido a flujo ascendente, se emplea la
denominación de reactor de lecho expandido o fluidificado
dependiendo de las condiciones de equilibrio dinámico de las
partículas que constituyen el lecho.
(456) En cualquiera de los tipos de reactor de film fijo
mencionados es posible el desarrollo, de los procesos aeróbio,
anaeróbio y anóxico, dependiendo apenas de las condiciones de
control del sistema.
(457) Las denominaciones más comunes para los tipos usuales
de reactores con relleno son: filtro biológico aeróbio, filtro
anaeróbio, biodisco, reactor de lecho expandido y reactor de
lecho fluidificado.
(458) El vocablo filtro, a pesar de muy usado en el medio
técnico y científico, no representa la realidad pues tanto el filtro
aeróbio como el anaeróbio, no efectúan la filtración según su
significado específico.

28
Fuente: propiedad del autor

Pág. 128 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(459) En la realidad los filtros anaeróbios son reactores de


lecho fijo, que además de poseer biopelícula adherida al
material soporte, también poseen considerable cantidad de
agregados y flocs con bacterias y hasta gránulos que
permanecen en los intersticios a través de los cuales ocurre el
escurrimiento del líquido.
(460) En ese tipo de reactor pueden ser empleados los más
diferentes materiales para constitución del relleno, tales como
piedras, piezas cerámicas, piezas en material sintético (anillos,
etc.), piezas en madera, módulos tubulares, etc., y hasta, en
casos especiales, se puede pensar en usar materiales flotantes.
(461) Hasta el presente se ha empleado apenas filtros
anaeróbios con lecho sumergido, sin embargo, el sentido de
flujo puede ser ascendente o descendente. Así siendo, una
denominación precisa para el filtro anaeróbio seria: reactor
anaeróbio de lecho fijo con flujo descendente (o ascendente).
(462) El filtro anaeróbio es un reactor en el cual la materia
orgánica es estabilizada a través de la acción de
microorganismos que quedan retenidos en los intersticios (parte
más importante) o adheridos al material soporte que constituye
el lecho a través del cual los deshechos líquidos escurren.
(463) Las mayores tasas de remoción de substrato ocurren en
los niveles más bajos del lecho (cuando el flujo es ascendente),
siendo que en esa región existen grandes concentraciones de
substrato y de sólidos biológicos.
(464) Los sólidos biológicos que se forman en las capas más
profundas del lecho son mantenidos en suspensión, en forma
de flocs o gránulos, y pueden presentar elevada capacidad de
degradación de los más diferentes substratos. Filtros biológicos
en buenas condiciones de funcionamiento pueden presentar
eficiencia elevada de remoción de DQO y no exigen unidad de
decantación complementaria, pues en esos casos el contenido
de sólidos en el efluente es bastante bajo y el residuo
arrastrado por el agua presenta aspecto semejante al de
pequeñas partículas de carbón suspendidas en líquido bastante
clarificado, para la mayoría de los deshechos líquidos.
(465) El interés por el filtro anaeróbio se debe a datos de
pesquisas realizadas a partir de 1963, en las cuales son
mostrados resultados obtenidos en la operación de ese tipo de
reactor alimentado con deshechos líquidos sintéticos, con
remoción de DBO superior a 80% para tiempos de detención
hidráulicos inferiores a 24 h.
(466) La mayor parte de los filtros anaeróbios de medio y Configuración de
grande porte es constituida de unidades rectangulares o filtros anaerobios y
dispositivos de
entrada y salida

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 129 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

cuadradas, sin embargo en muchos casos también se puede


adoptar con facilidad unidades circulares.
(467) La altura total de las unidades puede variar en la faja de
3 a 13 m aunque esta última no sea aconsejable para relleno
de piedras por motivos estructurales.
(468) Cuando se escoja relleno de piedras la altura del lecho
puede ser adoptada en el intervalo de 0,8 a 2 m y su tamaño
sea de 5 a 8 m. Tamaños menores deben ser descartados, pues
pueden surgir serios problemas causados por la colmatación del
lecho.
(469) Los reactores pueden ser ocupados totalmente por el
relleno (en ese caso se debe tomar cuidado redoblado con la
distribución de caudal) o pueden poseer una región inferior
libre, en la cual se prevé la formación de flocs, gránulos o
aglomerados que permanecen en suspensión.
(470) Además de eso, pueden ser efectuadas construcciones
de unidades en serie, cuando la DQO del afluente es
relativamente elevada. Cuando se usan unidades en serie su
operación adquiere mayor flexibilidad pues el sentido del flujo
puede ser invertido, de modo que ambas unidades funcionan
alternadamente, con flujo ascendente o descendente. La Fig.
24 muestra el corte típico de un filtro anaeróbio.

Fig. 24: Corte de filtro anaeróbio mostrando la configuración de salida por medio
de tubos perforados29

(471) La distribución de caudal en los filtros anaeróbios es una Sistema de


de las partes más delicadas de su proyecto. Es evidente que distribución de
caudal
29
Fuente: Campos, J. R. Diseño y operación de filtros anaeróbios para el tratamiento
de efluentes líquidos industriales. In Tratamiento Anaeróbio de aguas residuales
en América latina, 1990.

Pág. 130 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

cuanto mejor la distribución de la caudal a través del lecho,


menor será el volumen perdido debido a espacios muertos.
(472) La alimentación de ese tipo de reactor puede ser
efectuada por bombeo o por gravedad.
(473) Cuando se opta por el primer caso, el diseño hidráulico
de las tuberías generalmente puede ser hecho con mayor
facilidad, adoptando criterios usuales para diseño de sistemas
de tipo manifold y laterales. En esa situación se recomienda
que la suma de las áreas de las aberturas de cada tubería sea
menor que la mitad del área de la sección de la tubería en
cuestión. La adopción de ese criterio práctico atenúa los errores
y discrepancias que ocurren entre los caudales que pasan por
todos los orificios de un mismo conducto.
(474) Por otro lado, es muy difícil, o casi imposible atender
simultáneamente los requisitos hidráulicos y los consecuentes
de la propia naturaleza de las aguas residuales que siempre
poseen impurezas que pueden provocar incrustaciones o
deposiciones en el interior de los ductos, alterando
completamente las hipótesis de los cálculos hidráulicos.
(475) Los orificios deben ser suficientemente grandes para
reducir posibilidades de taponamiento y suficientemente
pequeños para imponer pérdida de carga razonable para tener
el buen funcionamiento del sistema de distribución. Se sugiere,
como punto de partida para diseño, velocidades superiores a 1
m/s y diámetros de orificio menores a 2,0 cm.
(476) La construcción debe ser efectuada de modo que permita
todas las facilidades para operaciones de limpieza de las
tuberías. Se sugiere el uso de tuberías en PVC de pared espesa
y no de pared delgada, conforme se usa para redes de ALC.
(477) La distribución de caudales también puede ser efectuada
por gravedad. En ese caso, al imponer velocidades elevadas,
para reducir problemas de incrustaciones y taponamientos y
también para posibilitar pérdidas de carga apropiadas en los
orificios de distribución, se tiene el inconveniente de tener que
construir cajas de distribución en cotas relativamente elevadas
con relación al nivel de agua en el reactor. Aún en este caso se
podría utilizar el mismo esquema propuesto para distribución
por bombeo.
(478) Evidentemente, la distribución ideal se basaría en la
construcción de una caja elevada con tantos vertedores de
salida cuantas fuesen las tuberías para alimentar todos los
puntos estratégicamente definidos en el fondo de la unidad.
Esa solución es factible para unidades pequeñas pero se torna
inadecuada para unidades de medio y gran porte.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 131 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(479) En la realidad se puede llegar a soluciones interesantes


combinándose cajas provistas con algunos vertedores que
distribuyan uniformemente el caudal afluente a diversos tubos
que se constituyen en “manifolds" que, por su vez, alimentan
tuberías secundarias provistas de orificios adecuadamente
espaciados.
(480) Se resalta la afirmación de que cualquier solución
adoptada debe disponer de recursos fáciles para limpieza y
descarga de las tuberías de distribución, pues siempre están
sujetos a eventualidades que pueden causar taponamientos
parciales, a lo largo del tiempo, que distorsionen violentamente
la distribución deseada en el proyecto.
(481) Una forma relativamente segura de efectuar la
distribución del afluente puede ser conseguida, implantándose
las tuberías de distribución apoyadas y fijas sobre el lecho. De
esas tuberías pueden partir tuberías verticales de diámetros
menores, cuya extremidad inferior se abre junto al fondo del
reactor. Para mejorar aún más la facilidad de limpieza, en el
local de acople de la tubería vertical con la horizontal (sobre el
lecho) se puede colocar una cruceta con tapón removible, el
que viabiliza la inspección y limpieza de esta tubería secundaria.
(482) Así como se debe tener mucho cuidado al proyectarse el Sistema de
sistema de distribución. También el sistema de recolección de recolección de
efluentes de los filtros anaeróbios demanda criterios para que efluentes
no sean creadas condiciones para formar zonas muertas en la
unidad, que pueden reducir la capacidad útil del reactor.
(483) El uso de tubos ahogados (en PVC, de pared gruesa, por
ejemplo) es muy interesante, pues, este sistema permite que
sean superados pequeños errores de nivelación de los
colectores. El nivel del agua, en ese caso, es definido por una
compuerta del tipo stop log, instalada en el canal principal al
cual convergen los colectores secundarios provistos de orificios
distribuidos homogéneamente en el área superficial del reactor.
(484) Es interesante que en esos orificios ocurra cierta pérdida
de carga localizada, para mejorar la homogenización de la
recolección.
(485) Los efluentes de esa unidad también pueden ser
recolectados empleando canaletas superficiales, construidas de
materiales resistentes a la corrosión (o revestidos adecuadamente).
En este caso se recomienda el uso de accesorios que permitan la
nivelación de estas canaletas, pues es muy difícil la construcción de
ese dispositivo perfectamente nivelado.
(486) En ciertos casos puede ocurrir flotación de materiales
que son arrastrados en las canaletas o tubos de recolección. En
esa situación pueden ser usados anteparos paralelamente a las

Pág. 132 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

canaletas y tubos, de modo de impedir ese arrastre indeseable,


a ejemplo de los usados junto a canaletas de decantadores.
(487) Según los resultados disponibles y con base en el Orientaciones para
conocimiento actual sobre los filtros anaeróbios, se verifica que diseño
uno de los parámetros más importantes para proyecto de esos
reactores es el tiempo de detención hidráulico.
(488) Para el diseño de los mismos, Lettinga (1994) propone
una ecuación del tipo:
E = 1 − Sk (TDH )
−m

en que:
E: eficiencia de remoción de DQO
Sk y m: coeficientes relacionados con la configuración y del tipo
de relleno Sk = 0,87; m=0,5
TDH: tiempo de detención hidráulico (día)
En la ecuación anterior, el parámetro TDH puede ser substituido
por el valor TDH = So/TCO, en que:
So: concentración del afluente (kg DQO/m3)
TCO: tasa de cargamento orgánico (kg DQO/m3.día)
(489) Se destaca el hecho de que esas relaciones deben ser
utilizadas con cautela, pues entre otras limitaciones, se puede
notar que no se incluye en la ecuación la influencia del tiempo
de detención celular. Aún así, esa ecuación puede auxiliar
mucho en estudios preliminares y en estudios comparativos.
(490) Consideraciones generales sobre el proyecto
a) Cuando haya gran variación de caudal o de concentración del
afluente, se sugiere el uso de tanque de homogenización.
b) Además del sistema de distribución y de recolección de
efluentes deben ser previstas descargas de fondo para drenaje
regular de lodo. Esas descargas deben ser bien distribuidas y la
velocidad en las tuberías debe ser superior a 1 m/s.
c) Cuando se utilice relleno modular o sintético, se recomienda
que nunca se emplee tiempo de detención inferior a las 12
horas y para relleno con piedras superior a 18 h. El tiempo de
detención hidráulico correcto debe ser determinado a través
de la operación de una instalación piloto. Un análisis de los
datos disponibles en la literatura muestra que tiempos de
detención hidráulicos superiores a 24 h, de manera general,
permiten alcanzar mayores eficiencias.
d) A medida que el tiempo de detención se aproxima del límite
inferior compatible con una determinada instalación, se
observa que ocurre mayor inestabilidad del proceso, o sea,
los valores de la eficiencia del reactor sufren dispersión cada
vez más acentuada.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 133 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

e) Se debe tratar de mantener tiempo de detención celular


superior a 100 días, pues así se tendrá mejores resultados de
eficiencia.
f) Se debe prever la recirculación en filtros anaeróbios en los
siguientes casos: a) hay variaciones sensibles en la calidad
del efluente bruto; b) el efluente bruto presenta deficiencia
acentuada de nutrientes y/o de alcalinidad; c) la
concentración del efluente bruto es muy elevada (superior la
8.000 mg/l). Efluentes poco concentrados, en términos de
DQO, pueden ser tratados en filtros anaerobios desde que se
empleen tasas de cargamento relativamente pequeñas y
adecuadas al reactor y al proceso.

4.3 Procesos facultativos

4.3.1 Lagunas facultativas


(491) Las lagunas facultativas son la variante más simple de los Definición
sistemas de lagunas de estabilización. Básicamente, el proceso
consiste en la retención del agua residual por un período de
tiempo suficiente largo para que los procesos naturales de
estabilización de materia orgánica se desarrollen. Las
principales ventajas y desventajas de las lagunas facultativas
están asociadas la predominancia de los fenómenos naturales.
(492) Las ventajas se relacionan a la gran simplicidad y la Ventajas
confiabilidad de la operación. Los procesos naturales son
confiables ya que no hay equipamientos que Í La actividad biológica es
puedan deteriorarse o esquemas especiales grandemente afectada por la
requeridos. Sin embargo, la naturaleza es temperatura, especialmente en las
lenta, necesitando de largos tiempos de condiciones naturales de las lagunas.
detención para que las reacciones se
completen, lo que implica en grandes requisitos de área.
(493) Asi, las lagunas de estabilización son más apropiadas
donde la tierra es barata, el clima favorable, y se desea tener
un método de tratamiento que no requiera equipamientos ni de
una capacitación especial de los operadores.
(494) Los costos de las lagunas de estabilización son bastante
competitivos, donde los costos del terreno y la necesidad de
movimientos de tierra no sean excesivos. La construcción es
simple, incluyendo principalmente movimiento de tierra y los
costos operacionales son despreciables, en comparación
con otros métodos de tratamiento. La eficiencia del sistema es
usualmente satisfactoria, pudiendo llegar la niveles
comparables a los de la mayor parte de los tratamientos
secundarios.

Pág. 134 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

(495) El afluente entra en un extremo de la laguna y sale por el Descripción del


extremo opuesto. A lo largo de ese recorrido, que demora proceso
varios días, una serie de mecanismos contribuyen para la
purificación del agua residual. Estos mecanismos ocurren en las
tres zonas de las lagunas, denominadas: zona anaeróbia,
zona aeróbia y zona facultativa.
(496) La materia orgánica en suspensión (DBO particulada)
tiende la sedimentar, constituyéndose en el lodo de fondo
(zona anaeróbia). Este lodo sufre el proceso de descomposición
por microorganismos anaeróbios, siendo convertido lentamente
en gas carbónico, agua, metano y otros. Después de un cierto
período de tiempo, apenas la fracción inerte (no biodegradable)
permanece en la capa de fondo. El gas sulfhídrico generado no
causa problemas de mal olor por el hecho de ser oxidado por
procesos químicos y bioquímicos, en la capa aeróbia superior.
(497) La materia orgánica disuelta (DBO soluble),
conjuntamente con la materia orgánica en suspensión de
pequeña magnitud (DBO finamente particulada) no sedimenta,
permaneciendo dispersa en la masa líquida. En la capa más
superficial, se tiene la zona aeróbia. En esta zona, la materia
orgánica es oxidada por medio de la respiración aeróbia. Hay la
necesidad de la presencia de oxígeno, el cual es introducido al
medio por la fotosíntesis realizada por las algas. Se tiene, así,
un perfecto equilibrio entre el consumo y la producción de
oxígeno y gas carbónico.
(498) Se debe destacar que las reacciones de fotosíntesis
(producción de materia orgánica) y respiración (oxidación de la
materia orgánica) son similares, apenas con direcciones opuestas.
(499) Para que la fotosíntesis ocurra de esta manera es
necesaria una fuente de energía luminosa, en
este caso suministrada por el sol. La Í Lugares con elevada radiación
fotosíntesis, por depender de la energía solar, solar y baja nubosidad son bastante
propicios para la implantación de
es más elevada próxima a la superficie de la lagunas facultativas.
laguna. A medida que la laguna se hace más
profunda, la penetración de la luz es menor, lo que ocasiona la
predominancia del consumo de oxígeno (respiración) sobre su
producción (fotosíntesis), con la eventual ausencia de oxígeno
disuelto a partir de una cierta profundidad. Además, la
fotosíntesis solo ocurre durante el día, ocasionando que durante
la noche pueda prevalecer la ausencia de oxígeno. Debido a
estos hechos, es esencial que haya diversos grupos de
bacterias, responsables por la estabilización de la materia
orgánica, que puedan sobrevivir y proliferar, tanto en la
presencia como en la ausencia de oxígeno. En la ausencia de
oxigeno libre, son utilizados otros aceptores de electrones,
como nitratos (condiciones anóxicas). Esta zona, donde puede

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 135 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

ocurrir la presencia o ausencia de oxígeno es denominada zona


facultativa.
(500) Ya que el proceso de lagunas facultativas es natural, no
necesita de ningún equipamiento y por esta razón, la
estabilización de la materia orgánica se procesa en tasas lentas
implicando en la necesidad de un largo tiempo de detención en
la laguna (usualmente superior a 20 días). Para
que la fotosíntesis sea activa se necesita una gran Í Por tratarse de un proceso
área de exposición para el mejor aprovechamiento totalmente natural su operación
de energía solar por las algas implicando en la es mucho más simple, factor
importante en nuestro medio.
necesidad de grandes unidades. En consecuencia,
el área total requerida es la mayor entre
todos los procesos de tratamiento de aguas residuales
(excluyendo los procesos de disposición sobre el suelo).
(501) El efluente de una laguna facultativa posee las siguientes Características
características principales: principales
• Color verde debido a las algas
• Elevada concentración de oxígeno disuelto
• Sólidos en suspensión, aunque prácticamente ninguno sea
sedimentable (las algas prácticamente no sedimentan en el
ensayo del cono de Imhoff)
(502) En una laguna de estabilización facultativa, las algas Influencia de las
algas
desempeñan un papel fundamental, su concentración es más
elevada que la de las bacterias, ocasionando que el líquido en
la superficie de la laguna sea predominantemente verde. En
términos de sólidos en suspensión secos, la concentración es
usualmente inferior a 200 mg/l, aunque en términos de
números las algas puedan alcanzar contajes del orden de 104 a
106 organismos por ml. Los principales tipos de algas
encontrados en las lagunas de estabilización son:
• Algas verdes (clorofíceas). Tales algas dan a la laguna el
color verdoso predominante. Los principales géneros son las
Chlamydomonas, Euglena y Chlorella. Los dos primeros
géneros son normalmente los primeros en aparecer en la
laguna, tendiendo a ser dominantes en los períodos fríos, y
teniendo flagelos, lo que les da la capacidad de locomoción. El
genero Euglena tiene gran capacidad de adaptación a las
diferentes condiciones climáticas.
• Algas azules (cianofíceas). En realidad, las algas azules
son muchas veces referidas como aproximándose más a las
bacterias que a las algas propiamente dichas. Las algas azules
nunca presentan organelas de locomoción como cilios,
flagelos el pseudópodos, mas pueden desplazarse por
deslizamiento. Los requisitos de nutrientes son bastante
reducidos: las algas azules pueden proliferar en cualquier

Pág. 136 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

ambiente donde haya apenas CO2, N2, agua, algunos


minerales y luz. Tales algas son típicas de situaciones con
bajos valores de pH y poco nutriente en las aguas residuales.
En estas condiciones, las algas verdes no encuentran
ambiente favorable o sirven de alimento para otros
organismos, como protozoarios, favoreciendo el desarrollo de
las algas azules. Entre los principales géneros, se puede citar:
Oscillatoria, Phortnidium, Anacystis y Anabaena.
(503) Las algas hacen la fotosíntesis durante las horas del día
sujetas a la radiación luminosa.
(504) En este período, producen la materia orgánica necesaria
para sobrevivir, convirtiendo la energía luminosa en energía
química condensada en la forma de alimento. Durante las 24
horas del día respiran, oxidando la materia orgánica producida,
liberando la energía para crecimiento, reproducción, locomoción
y otros. El balance entre producción (fotosíntesis) y consumo
(respiración) de oxígeno favorece ampliamente al primero. De
hecho, las algas producen cerca de 15 veces más oxígeno del
que consumen, conduciendo a un saldo positivo en el sistema.
Debido a la necesidad de energía luminosa, la mayor cantidad
de algas se sitúa cerca de la superficie de la laguna, local de
alta producción de oxígeno. A medida que la laguna se hace
más profunda, la energía luminosa disminuye, reduciendo, en
consecuencia, la concentración de algas. En la capa superficial,
con menos de 50 cm, se sitúa la faja de mayor intensidad
luminosa, con el resto de la laguna prácticamente oscura.
(505) Hay un punto a lo largo de la profundidad de la laguna
en que la producción de oxígeno por las algas se iguala al
consumo de oxígeno por las propias algas y por los
microorganismos descomponedores. Este punto es denominado
de oxipausa.
(506) Por encima de la oxipausa predominan condiciones
aeróbias, y por debajo de esta, prevalecen las condiciones
anóxicas o anaeróbias. El nivel de la oxipausa varia durante las
24 horas del día, en función de la variabilidad de la fotosíntesis
durante este período. En la noche, la oxipausa se eleva en la
laguna, y durante el día se hace más profunda.
(507) La profundidad de la zona aeróbia, además de variar a lo
largo del día, varia también con las condiciones de carga de la
laguna. Lagunas con una mayor carga de DBO tienden a poseer
una mayor capa anaeróbia, que puede ser prácticamente total
durante la noche.
(508) El pH en la laguna también varia a lo largo de la
profundidad y a lo largo del día. El pH depende de la
fotosíntesis y de la respiración.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 137 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(509) Durante el día, en las horas de máxima actividad


fotosintética, el pH puede alcanzar valores en torno de 10. En
estas condiciones de elevado pH, pueden ocurrir los siguientes
fenómenos:
• Conversión de amonio ionizado (NH4+) a amonio libre
(NH3), la cual es tóxica, mas tiende a liberarse a la atmósfera
• Precipitación de los fosfatos (remoción de nutrientes)
• Conversión del sulfuro (H2S) causador de mal olor a
bisulfuro (HS-) inodoro
(510) Las principales condiciones ambientales en una laguna de Influencia de las
estabilización son la radiación solar, la temperatura y el viento. condiciones
ambientales
La mezcla en una laguna de estabilización ocurre principalmente
a través de los siguientes mecanismos: viento y diferencial de
temperatura. La mezcla es importante en el desempeño de la
laguna debido a los siguientes aspectos benéficos:
a) Minimización de corto-circuitos hidráulicos
b) Minimización de zonas estancadas
c) Homogeneización de la distribución en el sentido
vertical de la DBO, algas y oxígeno
d) Transporte a la zona fótica superficial de las algas no
motoras que tienden la sedimentar
e) Transporte a las capas más profundas del oxígeno producido
por la fotosíntesis en la zona fótica
(511) Para maximizar la influencia del viento, la laguna no
deberá ser cercada por obstáculos naturales o artificiales que
obstruyan el acceso del viento. De la misma forma, la laguna
no deberá tener un contorno muy irregular, que dificulte la
homogenización de las áreas más periféricas con el cuerpo
principal de la laguna.
(512) La laguna está sujeta a la estratificación térmica, en la
cual la capa superior (caliente) no se mezcla con la inferior
(fría). A medida que la laguna se hace más profunda, hay un
punto en que hay una grande disminución de temperatura,
acompañada por un elevado aumento de densidad y viscosidad.
Este punto es denominado termoclina. Ocurren, así, dos
capas distintas: la superficial (densidad menor) y la del fondo
(densidad mayor), las cuales no se mezclan.
(513) El comportamiento de las algas es influenciado por la
estratificación, de la siguiente forma:
a) Las algas no motoras tienden a sedimentarse,
alcanzando la zona oscura de la laguna, dejando de producir
oxígeno, e implicando, por lo contrario, en el consumo del
mismo.

Pág. 138 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

b) Las algas motoras tienden a salir de la capa más


superficial (30 a 50 cm) de elevada temperatura
(eventualmente 35°C), formando una densa capa de algas, la
cual dificulta la penetración de la energía solar.
(514) Debido a estos aspectos, en lagunas estratificadas hay una
baja presencia de algas en la zona fótica, lo que reduce la
producción de oxígeno del sistema y, en consecuencia, su
capacidad de estabilizar la materia orgánica. En locales con poco
viento en la superficie de la laguna, esta permanece estratificada.
(515) La estratificación puede ser quebrada por medio de un
mecanismo de mezcla natural, denominado inversión
térmica. En lagos tropicales estratificados, la inversión térmica
puede ocurrir en el período frío (invierno). Además de eso, en
lagos de profundidad, como las lagunas de estabilización, la
mezcla puede ocurrir durante el día, de acuerdo con la
siguiente secuencia:
• Por la mañana, con viento. Mezcla completa. La
temperatura es uniforme a lo largo de la profundidad.
• Medio de la mañana con sol y sin viento. Aumento de la
temperatura en la capa superficial. La temperatura en el fondo
varia poco, influenciada por la temperatura del suelo.
Estratificación.
• Inicio de la noche, sin viento. La capa encima del
termoclina pierde calor más rápidamente que la capa de
fondo. En caso de que las temperaturas de las capas se
aproximen, ocurre la mezcla.
• Noche con viento. El viento auxilia en la mezcla de las
capas. La capa superior se hunde y la inferior se eleva.
(516) Son la tasa de aplicación superficial y el tiempo de Principales
parámetros de
detención hidráulico.
proyecto de las
(517) El criterio de la tasa de aplicación superficial se basa en lgunas facultativas
la necesidad de tener una determinada área de exposición a la
luz solar en la laguna, para que el proceso de fotosíntesis
ocurra. El objetivo de garantizar la fotosíntesis e,
indirectamente, el crecimiento de algas, es el de tener una
producción de oxígeno suficiente para suplir la demanda de
oxígeno. Así, el criterio de la tasa de aplicación superficial se
basa en la necesidad de oxígeno para la estabilización de la
materia orgánica. La tasa de aplicación superficial se relaciona,
por lo tanto, a la actividad de las algas.
(518) El criterio del tiempo de detención hidráulico dice
respecto al tiempo necesario para que los microorganismos
procedan a la estabilización de la materia orgánica en el reactor
(laguna). El tiempo de detención se relaciona, por lo tanto, a la
actividad de las bacterias.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 139 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(519) Ambos criterios son básicamente empíricos. Para cada


uno de ellos existen algunos modelos matemáticos que
permiten proyectar las lagunas facultativas basándose en
métodos conceptuales, como producción de algas en función de
la radiación solar, producción de oxígeno por unidad de masa
de alga y otros. Además de eso, los métodos empíricos han
sido tradicionalmente utilizados en nuestro medio, basados en
la experiencia adquirida en diversos países.
(520) El área requerida para la laguna es calculada en función Tasa de aplicación
de la tasa de aplicación superficial Ls. La tasa es expresa en superficial
términos de la carga de DBO (L, expresa en kg DBO5/d) que
puede ser tratada por unidad de área de la laguna (LA, expresa
en Ha).
A = L/Ls
donde:
A = área requerida para la laguna (Ha)
L = carga de DBO total (soluble + particulada) afluente (kg
DBO5/d)
Ls = tasa de aplicación superficial (kg DBO5/Ha.d)
(521) La tasa a ser adoptada varia con la temperatura local,
latitud, exposición solar, altitud y otros. Locales con clima e
insolación extremadamente favorables permiten adoptar tasas
elevadas, eventualmente superiores a 300 kg DB05/Ha.d, lo que
implica menores áreas superficiales de la laguna. Por otro lado,
locales de clima templado requieren tasas de aplicación
inferiores la 100 kg DB05/Ha.d. Normalmente se han adoptado
tasas que varian de:
• Regiones con invierno caliente y elevada insolación: Ls
= 240 a 350 kgDB05/Ha.d
• Regiones con invierno y insolación moderados: Ls = 120
a 240 kg DB05/Ha.d
• Regiones con invierno frío y baja insolación: Ls = 100 a
180 kgDB05/Ha.d
(522) Algunas investigaciones reportan las siguientes relaciones
entre la tasa de aplicación superficial Ls, y la temperatura T:
Ls = 50 x 1,072T (T = temperatura media del aire, °C)
Ls = 350 x (1,107 - 0,002 x T)(T-25) (T = temperatura
media del líquido en el mes más frío, °C)
(523) No hay un valor máximo absoluto de área, a partir del
cual el sistema de lagunas facultativas se vuelve inviable. El
deseo de adoptar sistemas más compactos, en el caso de que
se necesiten grandes lagunas depende esencialmente de las
condiciones locales. El proyecto de Norma Brasileña para
Lagunas recomienda que la área de una laguna facultativa no

Pág. 140 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

sea superior a 15 ha. Si no cumple estas condiciones, se debe


dividir el sistema en un mayor número de lagunas.
(524) El volumen requerido para la laguna puede ser calculado Tiempo de retención
en base al tiempo de detención adoptado y el caudal de diseño. hidráulica
El tiempo de detención es expresado en días.
V = t.Q
donde:
V = volumen requerido para la laguna (m3)
t = tiempo de detención (d)
Q = caudal media afluente (m3/d)
(525) El tiempo de detención requerido varía también con las
condiciones locales, especialmente con la temperatura.
Usualmente, se adoptan tiempos de detención variando entre
15 a 45 días.
(526) Los menores tiempos de detención pueden ser adoptados
en regiones en que la temperatura del líquido sea más elevada,
alcanzándose con eso una reducción en el volumen requerido
para la laguna. Además de eso, el tiempo de detención
requerido es función de la cinética de la remoción de la DBO y
del régimen hidráulico de la laguna. En locales, con aguas
residuales concentradas (bajo caudal per cápita de aguas
residuales, y alta concentración de DBO), el tiempo de
detención tiende a ser elevado.
(527) Los criterios de tasa de aplicación superficial y de tiempo
de detención son complementarios, o sea, el área y el volumen
obtenidos deben ser coherentes. El tiempo de detención puede
ser utilizado de una de las siguientes dos formas:
• Adoptar t como un parámetro explícito de proyecto.
Después de haber sido adoptado t, se calcula V (V = t.Q).
Como el área A ya fue determinada con base en el criterio de
la tasa de aplicación, se puede calcular H (H = V/A), y verificar
si el mismo se encuentra dentro del intervalo presentado en el
párrafo (308).
• Adoptar un valor para la profundidad H, según los
criterios indicados anteriormente. Teniéndose H y A, se calcula
el volumen V (V=A.H) y, en consecuencia el tiempo de
detención t (t = V/Q). Con el valor de t, se estima la
concentración efluente de DBO. En caso que la concentración
efluente no satisfaga los requisitos, se debe aumentar el
volumen, o sea, el tiempo de detención.
(528) El segundo criterio es más práctico, por adoptar
valores objetivos para el área superficial y la profundidad.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 141 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(529) Como se ha visto, la zona aeróbia de la laguna facultativa Profundidad


depende de la penetración de la luz solar para mantener la
actividad fotosintética. La intensidad de la luz incidente sobre el
cuerpo de agua tiende a extinguirse exponencialmente a
medida que la misma penetra a lo largo de la profundidad. Tal
fenómeno ocurre aún en el agua destilada, aunque en menor
magnitud. Cuanto mayor el color y la turbiedad del agua y la
propia concentración de algas, más rápidamente la luz se
extingue. Abajo de una cierta profundidad en la laguna, el
ambiente es impropio para el crecimiento de algas.
(530) Con base en los criterios de área y volumen discutidos
antes, la profundidad H de la laguna es un compromiso entre el
volumen requerido V y el área requerida A, considerando que
H=V/A.
(531) En conclusión, el conocimiento disponible es aún limitado
para optimizar la profundidad de la laguna, para obtener el
mayor número de beneficios. La tendencia actual ha sido la de
adoptar lagunas no muy altas, con profundidades variando
entre 1,5 a 3,0 m.

4.3.2 Estimación de la concentración efluente de DBO


(532) La remoción de la DBO se procesa según una reacción de La influencia del
primer orden (en la cual la tasa de reacción es directamente régimen hidráulico
proporcional a la concentración del substrato). En estas
condiciones, el régimen hidráulico del reactor (laguna) tiene
gran influencia en la eficiencia del sistema.
(533) Aunque la cinética de la remoción de la DBO sea la
misma en los diferentes regímenes hidráulicos, la concentración
efluente de DBO varía. Según la cinética de primer orden, la
tasa de remoción de DBO es tanto más elevada cuanto mayor
sea la concentración de DBO en el medio.
(534) En reactores en los cuales se tiene mayor concentración Reactores de flujo
de DBO (por ejemplo, cerca de la entrada), la tasa de remoción en pistón
será más elevada en este punto. Este es el caso, por ejemplo,
de los reactores de flujo en pistón, predominantemente
longitudinales (concentración próxima a la entrada del reactor,
diferente de la concentración en la salida).
(535) Reactores que, a través de una homogeneización en todo Reactores de
el tanque, posibilitan una inmediata dispersión del mezcla completa
contaminante, ocasionando que su concentración sea
rápidamente igualada a la baja concentración efluente,
presentan menor eficiencia en la remoción de la DBO. Este es el
caso de los reactores de mezcla completa, predominantemente

Pág. 142 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

cuadrados (concentración en el reactor, próxima a la entrada,


igual a la concentración en la salida).
(536) Estos dos tipos de reactores idealizados caracterizan los
limites, dentro de los cuales, en la práctica, todos los reactores
se encuadran.
(537) La DBO afluente S es admitida como la DBO total DBO efluente soluble
(soluble + particulada), debido al hecho de que los sólidos en y particulada
suspensión orgánicos, responsables por la DBO particulada, son
convertidos en sólidos disueltos, a través de enzimas lanzadas
al medio por las propias bacterias. Así, en principio, toda la
DBO (soluble + particulada) estaría disponible para las
bacterias. Sin embargo, la DBO total del efluente es causada
por dos fuentes:
a) DBO remanente del tratamiento (DBO soluble) y
b) DBO causada por los sólidos en suspensión en el efluente
(DBO particulada).
(538) Los sólidos en suspensión en el efluente son
predominantemente algas, que podrán o no ejercer alguna
demanda de oxígeno en el cuerpo receptor, dependiendo de
sus condiciones de sobrevivencia:
(539) En caso de que las algas mueran, la estabilización de su
masa celular consumirá oxígeno.
(540) Si las algas fueran consumidas por el zooplancton y
entran en la cadena alimentaria, puede ser ventajoso, en el
caso de tenerse acuicultura (P. ej: peces).
(541) Si las algas continúan multiplicándose, podrá haber el
efecto beneficioso de producción de oxígeno. Las algas realizan
tanto fotosíntesis como respiración, mas la cantidad de oxígeno
producido por la fotosíntesis durante las horas del día con luz
solar es del orden de 15 veces más que la consumida por la
respiración durante las 24 horas del día.
(542) En caso que el efluente sea usado para irrigación, las
algas pueden ser también beneficiosas. Las algas cianofíceas
contribuyen a la fijación del nitrógeno, y otras algas, cuando
están muertas, liberan nutrientes posteriormente utilizados por
las plantas. Sin embargo, concentraciones excesivas de algas
pueden afectar la porosidad del suelo.
(543) Según estudios realizados, los sólidos en suspensión de
lagunas facultativas contienen en torno de 60 a 90% de algas.
Cada 1 mg de algas genera una DB05 en torno de 0,45 mg. De
esta forma, 1 mg/l de sólidos en suspensión en el efluente es
capaz de generar una DB05 (en el ensayo de la DBO, y no
necesariamente en el cuerpo receptor) en el intervalo de 0,6 x
0,45 = 0,3 mg/l a 0,9 x 0,45 = 0,4 mg/l.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 143 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

(544) Debido a la incertidumbre en cuanto a estos aspectos, se


puede no considerar la DBO de las algas, o de los sólidos en
suspensión, en el efluente de las lagunas facultativas. Así, la
DBO de las lagunas facultativas puede ser considerada como
apenas soluble.
(545) El régimen hidráulico de flujo en pistón es el más Remoción de DBO
eficiente en términos de remoción de materia orgánica. Sin según regímenes
embargo, el régimen de mezcla completa es indicado cuando se hidráulicos ideales
tiene aguas residuales sujetas a una gran variabilidad de cargas
y a la presencia de compuestos tóxicos, por el hecho de que el
reactor de mezcla completa provee inmediata dilución del
afluente en el cuerpo de agua. Los sistemas de flujo en pistón
también están sujetos a una elevada demanda de oxígeno
próxima a la entrada en la laguna, en virtud de tener el agua
residual cruda, sin dilución en la zona próxima al cuerpo del
reactor. En este caso podrán ocurrir condiciones anaeróbias.
(546) El diseño de las lagunas podrá aprovechar el terreno
disponible y la topografía para obtener la relación más adecuada
del largo/ancho (L/B). Sistemas con L/B elevado tienden al flujo
en pistón, mientras que lagunas con L/B próximo a 1,0 (lagunas
cuadradas) tienden al régimen de mezcla completa. Más
frecuentemente, la relación L/B de las lagunas facultativas se sitúa
en tomo de 2 a 4. En estas condiciones, el régimen hidráulico
encontrado es el de flujo disperso.
(547) Usualmente ha sido adoptado en los diseños el modelo
de mezcla completa (para una o más lagunas), debido a las
siguientes razones:
• Los cálculos con el modelo de mezcla completa son los más
simples.
• El diseño con los cálculos que asumen mezcla completa están
a favor de la seguridad, ya que el reactor de mezcla completa
es el de menor eficiencia.
(548) El valor del coeficiente de remoción de DBO (K) fue
obtenido por diversos investigadores, a partir de lagunas
existentes, en función de la DBO de entrada y de salida y del
tiempo de detención. El valor de K es siempre calculado en
función del modelo hidráulico asumido. En consecuencia, los
valores de K reportados en la literatura están asociados al
régimen hidráulico, debiendo tomarse en consideración tal
hecho cuando se escoge el valor a ser adoptado para el diseño
de una nueva laguna. La mayor parte de los autores asume el
régimen de mezcla completa, mas esta hipótesis no siempre es
explicada al presentar los valores de K. Al obtener el valor de K
teniendo como base datos experimentales, se debe siempre
reportar la temperatura, caudal y las principales relaciones

Pág. 144 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

geométricas de la laguna (profundidad, largo y ancho), además


del modelo hidráulico asumido en los cálculos.
(549) Para el caso más frecuente del sistema de mezcla
completa, se tiene el siguiente intervalo de valores usualmente
utilizados para diseño: K = 0,30 a 0,35 d-1
(550) En la realidad, el régimen hidráulico en una laguna de Remoción de DBO
estabilización no sigue exactamente los modelos ideales de los según el régimen
reactores de mezcla completa, mas sí un modelo intermedio. hidráulico de flujo
disperso
Los modelos de mezcla completa y flujo en pistón constituyen
un sobre, dentro del cual se sitúan todos los reactores en la
realidad. El reactor de mezcla completa representa un extremo
(dispersión longitudinal infinita), mientras que el reactor de
flujo en pistón representa el otro extremo (dispersión
longitudinal nula). Dentro de estos extremos se sitúan los
reactores de flujo disperso, que comprenden todas las lagunas
encontradas en la práctica. Por esta razón, es importante el
conocimiento del modelo de flujo disperso, que puede ser
utilizado como una mejor aproximación para el diseño de
lagunas de estabilización.
(551) Sin embargo, modelar el comportamiento de una laguna
según el flujo disperso es más complicado, por el hecho de que
se necesitan dos parámetros (coeficiente de remoción de la
DBO y número de dispersión), al contrario de los modelos
anteriores, en que se necesita del conocimiento apenas del
coeficiente de remoción de la DBO.
(552) El valor del coeficiente de remoción de DBO (K) puede
ser obtenido a través de una de las siguientes relaciones
empíricas, obtenidas en estudios de lagunas modeladas según
el régimen de flujo disperso:
(553) Fórmula que expresa la tasa de aplicación superficial Ls
en términos de DB05
K = 0,132 log Ls − 0,146
(554) Fórmula que excluye el efecto de la temperatura y del
tiempo de detención (prácticamente despreciables)
4
K = 0,091 + 2,05 x 10 Ls
(555) Se debe destacar que el coeficiente de temperatura (θ)
es 1,035. La corrección para la temperatura no fue expresada
en la forma usual de Arrhenius, mas a través de análisis de la
fórmula original se obtiene un valor inferior a 1,035.
(556) Con relación al coeficiente de remoción K, su valor
debería ser el mismo, tanto para el régimen de mezcla
completa, cuanto para el régimen de flujo disperso, ya que K
retrata la velocidad de descomposición de la materia orgánica,

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 145 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

independiente del reactor. Sin embargo, en la mayoría de las


veces el valor de K es estimado asumiéndose el modelo de
mezcla completa, conociéndose las concentraciones de DBO en
la entrada (So) y en la salida (S) y el tiempo de detención (t).
Ordenando la ecuación de S para la mezcla completa, se puede
obtener el valor de K. En este caso, el valor de K es
superestimado, pues, en realidad, el régimen hidráulico real no
es la mezcla completa ideal, y sí el flujo disperso. Aún para una
laguna cuadrada, el número de dispersión d es igual la 1,0,
alejándose bastante de los valores más elevados que
caracterizarían a la mezcla completa ideal.
(557) El lodo acumulado en el fondo de la laguna es resultado Acumulación de
de los sólidos en suspensión del agua residual cruda, lodo
incluyendo arena, más los microorganismos sedimentados. La
fracción orgánica del lodo es estabilizada anaeróbicamente,
siendo convertida en agua y gases. Entonces, el volumen
acumulado es inferior al volumen sedimentado.
(558) La tasa de acumulación media de lodo en lagunas
facultativas es del orden de apenas 0,03 a 0,08 m3/hab.año.
También se observó, a través de mediciones en lagunas
facultativas una elevación media en torno de 1,5 a 2,3 cm/año.
Como consecuencia de esta baja tasa de acumulación, la
ocupación de volumen de la laguna es baja. A menos que la
laguna esté con una alta carga, el lodo se acumulará por varios
años, sin necesidad de remoción.
(559) Del total de lodo acumulado, apenas en torno de 5% es
representado por la arena. A pesar de eso, puede ser necesaria
la remoción de la arena, ya que esta tiende a concentrarse
próxima a las entradas, y en la primera laguna de un sistema
en serie.
(560) La estabilización anaeróbia del lodo de fondo puede generar
subproductos solubles no estabilizados los cuales, al ser
reintroducidos en la masa líquida superior, son responsables por una
nueva carga de DBO. Eso ocurre en mayor tasa en los períodos más
calientes. Así, los meses de verano no son necesariamente los meses
de mejor desempeño de la laguna. El impacto de este fenómeno
será mayor o menor, dependiendo de la magnitud de la carga de
DBO reintroducida, comparada con la carga de DBO afluente.
(561) La interpretación del color predominante del líquido en Características de
la laguna puede dar indicios sobre las condiciones de su Operación
funcionamiento. Así, se tiene:
a) Verde oscuro y parcialmente transparente: Presencia
poco importante de otros microorganismos en el efluente;
altos valores de pH y OD; laguna en buenas condiciones

Pág. 146 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

b) Verde amarillo o excesivamente claro. Crecimiento de


rotíferos, protozoarios o crustáceos, que se alimentan de
algas, pudiendo causar su destrucción en pocos días, en caso
que las condiciones persistan habrá disminución del OD y
eventual mal olor.
c) Plomo. Sobrecarga de materia orgánica y/o tiempo de
detención corto. Fermentación en la capa de lodo incompleta,
la laguna debe ser puesta fuera de operación.
d) Verde lechoso. La laguna está en proceso de
autofloculación, consecuente de la elevación del pH y de la
temperatura; precipitación de hidróxidos de magnesio y de
calcio, arrastrando consigo algas y otros microorganismos
e) Azul verdoso: Excesiva proliferación de algas azules; la
floración de algunas especies forma natas que se
descomponen fácilmente produciendo malos olores,
disminuyendo la penetración de la luz y disminuyendo la
producción de oxígeno.
(562) Hay varias posibles formas de mejorar la calidad del efluente Post tratamiento de
de lagunas, con el propósito principal de optimizar la remoción de efluentes de lagunas
sólidos en suspensión (algas). Entre otros se puede citar: filtros de
arena intermitentes, filtros de piedra, microtamices, procesos de
coagulación y clarificación, flotación y otros procesos más modernos,
como biofiltros aireados. La inclusión de cualquiera de estos procesos
debe naturalmente encontrar una justificativa del punto de vista de las
necesidades del cuerpo receptor (y no apenas para resguardar
patrones de lanzamiento), porque implica en la elevación de los costos
y de la complejidad del tratamiento.
(563) Los sistemas de post tratamiento se aplican mejor en la
mejoría del efluente de lagunas ya existentes. Posiblemente, en
nuevos proyectos, en caso de que haya la necesidad de un efluente
de elevadísima calidad en términos de DBO/DQO y nutrientes, otros
sistemas de tratamiento deban ser adoptados desde el inicio, en lugar
de la combinación de lagunas facultativas con post tratamiento.
(564) La utilización de lagunas con jacintos de agua ha sido objeto
de considerable polémica. Los jacintos de agua, porque son vegetales,
son seres autótrofos, o sea, no utilizan la materia orgánica del agua
residual. Sin embargo, su sistema radicular permite el desarrollo de
una biomasa capaz de estabilizar parte de la materia orgánica,
además de adsorber otros contaminantes, como metales pesados. El
sistema radicular contribuye también a una mayor sedimentación de
los sólidos en suspensión. Aunque no haya consenso sobre el asunto,
la mayor parte de las personas involucradas directamente con la
operación de estas lagunas comentan que los problemas suplantan a
los beneficios. Los jacintos de agua crecen bastante rápido, y es
necesaria una infraestructura de remoción de estos vegetales
compatible con su tasa de crecimiento, de forma a impedir que las

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 147 de 155


Cap. 4. TRATAMIENTO SECUNDARIO - PROCESOS BIOLÓGICOS UNITARIOS

plantas muertas se dirijan al fondo de la laguna, donde, al sufrir


estabilización anaeróbia, posibilitan la resolubilización de los
contaminantes removidos.

4. .En el capítulo se tocan tres tipos de tratamiento Secundario:


• Procesos Aerobios, requieren Oxígeno molecular disuelto para el
metabolismo bacteriano aerobio.Entre sus unidades más conocidas: Filtro
biológico, Lodos activos, Lagunas Aireadas y Reactor de Lecho Fluidificado
Aeróbio.

! • Procesos Anaerobios cuyo metabolismo bacteriano no requiere Oxígeno.


Entre sus unidades mas conocidas: Reactor Anaerobio de Manto de Lodo,
Lagunas Anaerobia, Reactor de Lecho fluidificado, Tanque Séptico, Filtro
Anaerobio.
• Procesos Facultativos, la variante mas simple de las lagunas de estabilización
siendo el mas difundido en el país.
12. ¿Cuáles son las diferencias entre Procesos Aerobios, Anaerobios y
Facultativos?
13. ¿Cómo se clasifican los Filtros Biológicos aeróbicos?

? 14. ¿Cuáles son las etapas de los procesos anaeróbicos?


15. ¿Cuál es la función más importante del Tanque Séptico?
16. Describa el funcionamiento del filtro Anaeróbico (Biomasa Fija)
17. ¿Cuáles son las ventajas de las lagunas facultativas frente a las otras unidades
de tratamiento de Aguas Residuales?

6. Investigue y describa todas las unidades de tratamiento secundario del área de

 concesión de su EPSA.

4. Si bién las lagunas facultativas presentan muchas ventajas frente a otras

#
unidades, no se debe olvidar que los factores que se emplean para su diseño son
resultado de ensayos en otros países bajo consideraciones diferentes. Es
importante determinar con mucho cuidado y tino las condiciones a las cuales
operarán.

Pág. 148 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

ANEXOS
ANEXOS

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 149 de 155


ANEXO 1

Anexo 1: Formato para la Planificación de Módulos (FPM)


Código: Código:
Área: Operaciones Técnicas Programa: Tratamiento de aguas residuales
2 2.4

Objetivo del Programa: Tratamiento de aguas residuales

Ing. Sanitarios y otros profesionales que


Tipos de procesos de tratamiento de Código: Requi-
Módulo: intervienen en el diseño y operación de
aguas residuales 2.4.1 sitos:
plantas de tratamiento de aguas residuales
Objetivo
Los/las participantes: Tiempo total
terminal 20:00
Conocen la tecnología del tratamiento de aguas residuales [hr:min reloj]:
del Mód.:

UNIDADES TEMATICAS
Objetivo parcial Tiempo
Bibliografía
Cód.

Tema y contenidos Prerrequisitos [hr:min


recomendada
Los/las participantes reloj]
• Conceptos de • Fair, Geyer and
2.4.1.1

Conocen las Características de las aguas residuales 04:00


características de las 1. Características físicas hidráulica, Okun
aguas residuales 2. Características químicas química y • Standard Methods
3. Características biológicas microbiología for the Analisys of
Water and
Wastewater
• Conceptos de • Fair, Geyer and
2.4.1.2

Conocen los Tratamiento de aguas residuales 02:00


aspectos generales 1. Aspectos generales hidráulica, Okun
del tratamiento de química y
aguas residuales microbiología
• Conceptos de • Fair, Geyer and
2.4.1.3

Conocen los Pretratamiento y tratamiento primario de 07:00


dispositivos para aguas residuales hidráulica y Okun
realizar el 1. Medición de caudales química • Mc Ghee
pretratamiento de 2. Cribado o desbaste
aguas residuales 3. Homogenización de caudales
4. Desarenación
5. Sedimentación
6. Tratamiento químico
• Conceptos de • Fair, Geyer and
2.4.1.4

Conocen los Tratamiento secundario - procesos 07:00


procesos biológicos biológicos unitarios hidráulica, Okun
de tratamiento de 1. Procesos aeróbios química y • Mc Ghee
aguas residuales 2. Procesos anaeróbios microbiología
3. Procesos facultativos

Pág. 150 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Anexo 2: Glosario
Notas:
• Los términos en este glosario están definidos para fines del presente Módulo y de
acuerdo a la realidad en las EPSAs, o sea que las definiciones no necesariamente son
aplicables tal cual a otros ámbitos. Se ha tratado de lograr un juego lógico de
definiciones sin contradicciones entre ellas, combinando diferentes definiciones
halladas en la literatura existente30 con formulaciones propias.
• La flecha → señala otros términos que también son explicados en este glosario. En el
caso que un mismo término a referenciar aparezca varias veces en una definición, la
flecha se usa solamente la primera vez.

actividad medida con contenido y duración definidos31, constituida por una o más
→operaciones

agua Elemento vital para la vida. Cubre casi cuatro quintas partes de la
superficie terrestre, y en el hombre representa el 70% del peso total de
su cuerpo. El hombre la utiliza como elemento para su nutrición, lavado
de los utensilios de cocina y ropas, baño, y dispone de ella para alejar
sus desechos.

análisis Examen detallado de los hechos, para conocer sus elementos


constitutivos, sus características representativas, sus interrelaciones,
así como la relación de cada elemento con el todo32; método de trabajo
constitutivo tanto del →diagnóstico como de la→evaluación

análisis de agua El proceso físico, químico y/o biológico llevado a cabo por un laboratorio
en muestras de agua.

bomba Equipo utilizado para elevar el agua de un punto bajo a otro más alto.

calidad totalidad de los rasgos y características de un producto o servicio


que se relacionan con su capacidad para satisfacer determinadas
necesidades

contaminación del (1) Deterioro específico de la calidad del agua causado por residuos
agua domésticos, agrícolas o industriales (incluyendo residuos térmicos y
nucleares) en un grado que tenga un efecto negativo sobre cualquier
uso provechoso del agua.
(2) La adición a una masa natural de agua, de cualquier material que
disminuya su uso económico óptimo por parte de la población que la
utiliza y que tenga un efecto negativo sobre el medio ambiente
circundante.

eficiencia uso adecuado de los medios con que se cuenta para alcanzar un
→objetivo predeterminado

30
Ver bibliografía en el Anexo siguiente.
31
Fuente: KRESSIRER / SALZER, pág. 100
32
Fuente: FRANKLIN, pág. 543 ss.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 151 de 155


ANEXO 2

evaluación proceso de confrontación (comparación, cotejo) de los resultados


obtenidos de las acciones realizadas, con las metas previamente
establecidas, proceso que
→analiza las causas del logro o no de las metas
mide la →eficiencia, →eficacia, productividad y congruencia33, entre
otros mediante →indicadores
puede o no desembocar en la elaboración de acciones de ajuste,
mejora y/o desarrollo

función grupo de →actividades afines necesarias para alcanzar los


→objetivos de una →organización
conjunto de →actividades asignadas a cada una de las unidades
administrativas que integran una →organización, definidas a partir del
ordenamiento que la crea
Conjunto de →actividades ejercidas por un elemento vivo que persigue
un propósito predeterminado; las funciones pueden ser de carácter
general, en cuyo caso pueden ser desglosadas en funciones más
específicas, hasta llegar a estar constituidas por una sola →actividad34

función productiva conjunto de →actividades laborales ejercidas por un elemento vivo que
persigue un propósito predeterminado, el cual debe ser expresado en
términos de resultado o de logro

indicador Dimensión utilizada para medir un estado;


unidad de medida que se establece ex ante para
medir los resultados efectivamente obtenidos en la ejecución de un
programa, proyecto o →actividad
precisar el avance en el desarrollo de una →función;
elemento constitutivo del →diagnóstico y de la →evaluación35

objetivo propósito o fin que se pretende alcanzar con la realización de una


→operación, →actividad, →procedimiento o →función

operación Cada una de las acciones, pasos o etapas, físicas o mentales, que
es necesario ejecutar para llevar a cabo una →actividad o labor
determinada; división mínima del trabajo en la EPSA

proceso = →proceso operativo


conjunto de →actividades interrelacionadas con insumos y
rendimientos prescritos, que atraviesan los límites →funcionales de
una →organización

33
Formulación propia en base a FRANKLIN, pág. 550
34
Fuente: Fundación Nacional INFOCAL, pág. 5 s. (ver bibliografía)
35
Formulación propia en base a FRANKLIN, pág. 551 y KRESSIRER / SALZER, pág. 101 s.

Pág. 152 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


Módulo Nº 17 – Tratamiento de aguas residuales

Anexo 3: Bibliografía

1 Literatura utilizada

ARBOLEDA, J. Teoría y práctica de la purificación del agua.


Mc Graw Hill, 2000, p. 403.

BARROS, F. G. Emprego de Reator Aeróbio de Leito Fluidificado para Nitrificação


de Efluentes de Tratamento Secundário.
São Paulo, 1984. 142 p. Tesis de Maestría (Hidráulica y
Saneamiento) Escola de Engenharia de São Carlos,
Universidade de São Paulo.

CUBA TERÁN, F. J. Conversao de nitrogenio amoniacal em reator aeróbio de leito


fluidificado como pretratamento de águas destinadas ao
abastecimento público.
São Paulo, 1990, 230 p. Tesis de Maestría (Hidráulica y
Saneamiento) Escola de Engenharia de São Carlos,
Universidade de São Paulo.

CUBA TERÁN, F. J. C.; Análise de Biofilmes Bacterianos Metanogênicos por Microscopia


ARAUJO, J.; CAMPOS, J. Eletrônica de Varredura Empregando-se o Método de Secagem por
R.; VAZOLLER, R. F. HMDS (Hexamethyldisilazane)
São Paulo, 1994, /En Preparación.

CUBA TERÁN, F. J. Tratamento de esgoto sintético empregando reator anaeróbio de


Leito Fluidificado. Estudo do biofilme.
São Paulo, 1995, 303 p. Tesis de Doctorado (Hidráulica y
Saneamiento) Escola de Engenharia de São Carlos,
Universidade de São Paulo.

DHARMARAJAH, A. H. & Predicting the Expansion Behavior of Filter Media.


CLEASBY, J. L. Journal of the American Water Works Association. v. 78, n. 12, p.
66-76, 1986.

DI BERNARDO, L. Métodos e Técnicas de Tratamiento de Agua.


Río de Janeiro, Ed. ABES, 1993. v. 2, 498 p.

HAMADA, J. Emprego de Reatores de Leito Fluidificado no Tratamento


Biológico de Aguas de Abastecimento.
São Paulo, 1992, 235 p. Tesis de Doctorado (Hidráulica y
Saneamiento) Escola de Engenharia de São Carlos,
Universidade de São Paulo.

HARPER, S. R. & Recent Develops in Hydrogen Management During Anaerobic


POHLAND, F. G. Biological Wastewater Treatment. Biotechnology and
Bioengineering. v. 28, n. 4, p. 582 - 602,1986.

LETTINGA, G. & VAN A. Tratamento anaeróbio de esgotos em regioes de clima


HAANDEL, quente.
ABES, p. 200, 1992.

SISTEMA MODULAR 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 Pág. 153 de 155


ANEXO 3

METCALF & EDDY INC. Wastewater Engineering. Treatment, Disposal and Reuse.
McGraw-Hill, 3ra. ed. p. 1334, 1991.

HENRY, J. Glynn Ingeniería Ambiental.


/HEINKE, Gary W. 2ª edición. Editorial Prentice Hall Hispanoamérica. México 1999.

McGHEE, Terence J. Abastecimiento de agua y alcantarillado – Ingeniería Ambiental.


6ª edición. Editorial McGraw Hill. Colombia 1999.

Pág. 154 de 155 17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1 SISTEMA MODULAR


© ANESAPA, La Paz / Bolivia y GTZ, Eschborn / Alemania
Todos los derechos reservados.

17-Tratamiento_de_Aguas_Residuales-V1