You are on page 1of 16

SUMARIO INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS

Juan peron

Ministro Ramón Carrillo. Su alejamiento del cargo y exilio


Francisco Karsties .............................................................................................. 3
El 17 de octubre de 1945. Antes, durante y después
Santiago Senén González y Gabriel Lerman, compiladores ............................. 4 El Peronismo y el Fondo Monetario
Los sindicatos. El Estado y el surgimiento de Perón, 1930-1946
Joel Horowitz .................................................................................................... 7
Si bien existe instalada una polémica acerca de si es conveniente o no para el país
Perón, tal vez la historia
cancelar sus deudas con el FMI o atender otras prioridades, lo cierto es que la decisión del
Horacio Vázquez-Rial ........................................................................................ 9
Presidente Kirchner tiene un alto y elogiable contenido histórico-político.
Framini-Perón. Elecciones de 1962 en la Provincia de Buenos Aires Hagamos un poco de memoria. El FMI y su institución melliza, el Banco
Juan Carlos D'Abate .......................................................................................... 11 Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), nacieron de una Conferencia
Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas celebrada en Bretton Woods (USA) en julio
La pobreza de un país rico. de 1944. Argentina no participó de la Conferencia porque aún no le había declarado la
C Dilemas de los proyectos de Nación de Mitre a Perón
Rodrigo Zarazaga .............................................................................................. 12
guerra a las potencias derrotadas en la contienda bélica. Una vez cumplido este requisito,
Argentina ingresó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el gobierno “de
Las guerras de la política. Clausewitz de Maquiavelo a Perón facto” que presidía el General Edelmiro J. Farell, por decreto-ley número 3185 del 31 de
José Fernández Vega ......................................................................................... 13 enero de 1946 resolvió adherir a las conclusiones de la Conferencia y efectuar las gestio-
I nes necesarias para la incorporación a las instituciones creadas en Bretton Woods, “no
obstante las restricciones para los derechos del país que, en materia financiera, estos
acuerdos presuponen”.
Durante el Gobierno Constitucional que asumió en 1946, el Presidente Perón envió
Colaboraron en esta edición: al Congreso un proyecto de ley el 22 de julio de 1948 por el cual se dejaba sin efecto la

EDITORIAL
adhesión a las conclusiones de la Conferencia y el consiguiente trámite de ingreso al FMI y
Roberto Baschetti, Mario Bertellotti, Horacio Cagni, Carlos Eroles,
al BIRF ya que -dicen sus considerandos- “estos organismos, mientras conserven su actual
Mariano Fontela, Ginés González García, Aníbal Y. Jozami
estructura, no se hallan en condiciones de cumplir las finalidades de reorganización
financiera internacional para los cuales fueron creados”. El proyecto se convirtió en la Ley
13.891. Desde entonces, la Argentina fue el único país latinoamericano que se mantuvo al
margen de los mismos hasta el año 1956.
No faltaron en el ínterin reiteradas gestiones emprendidas por dirigentes máximos
del FMI para convencer al Gobierno Argentino de las conveniencias de adherir al organis-
INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS mo. Perón se mantuvo irreductible. Y ya en el exilio, en 1967, decía en un reportaje: “Ha
pasado el tiempo y en casi todos los países adheridos al fumoso FMI se sufren las conse-
Juan peron cuencias y se comienzan a escuchar las lamentaciones”.
Su avance sobre las autonomías nacionales llegó a extremos insospechados. En mi
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por disposición del condición de Ministro de Economía de la Nación asistí en septiembre de 1975 a la
Asamblea anual del FMI y aproveché la ocasión para gestionar diversos préstamos. Invoqué
Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que aprobó la creación de una
al respecto nuevas normas dictadas por el FMI que eximían de toda condicionalidad a los
asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y formación del Partido Justicialista.
préstamos destinados a paliar financieramente la crisis desatada por el aumento del precio
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado a la internacional del petróleo (“oil facilities”) y la “caída de las exportaciones”. El desembolso
investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, investigaciones y de este último crédito fue deliberadamente demorado por las autoridades del FMI a la
documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, abordar los problemas nacionales, espera del inminente golpe de estado que se avecinaba y recién fue hecho efectivo el 30 de
afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el mundo. marzo de 1976.
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer título Durante nuestra visita a Washington también tuvimos que oponernos a recibir en
universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida trayectoria en el Buenos Aires a una misión de funcionarios del FMI que nos proponía su Director Ejecutivo,
el holandés Johannes Witteveen, como condición del préstamo. Fue, tal vez, éste el último
Diseño: www.dydnet.com.ar

desarrollo de tareas de índole político, social o cultural.


gesto autonómico del país frente al FMI, antes de entrar a la vorágine de acuerdos y cartas
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero de intención de las décadas siguientes. La reciente decisión del Presidente Kirchner, de
mucha mayor e incomparable trascendencia histórica, se inscribe en la misma línea de
Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com pensamiento y acción del peronismo fundacional.
Reconquista 46 - Piso 9 - Buenos Aires - Tel.: (011) 4348-9601
Antonio Cafiero
RESEÑ AS
(de allí las amargas reflexiones de Liddell ca, relevado por el estudioso que nos ocupa,
Hart, Russell Grenfeld y el General Fuller en está anotado en diversos pasajes, particular-
la inmediata postguerra). mente en aquel que señala el papel del
El militarismo alemán de genio conductor, por encima de las reglas.
Luddendorf -heredado y politizado por el La “doctrina de defensa nacional” peronista
nacionalsocialismo- produjo una implemen- también es deudora de la tesis clausewitzia-
tación de Clausewitz que culminó en el III na de la guerra total, heredada en este caso
Reich. Este autor fue citado como maestro incluso por vía de Von der Goltz.
de la eterna lucha por la existencia, adap-
Si la guerra se convirtió en una
tándolo a la nueva época en sentido heroi-
situación normal de los Estados, deviniendo
co, nacionalista e incluso racista; el propio
Hitler, lector parcial del prusiano, retomaba total, entonces una nación debe organizar
estos matices en sus discursos. Por enton- todas las energías para una eventual movili-
ces, Carl Schmitt desarrolló con gran altura zación, de allí -por ejemplo- la necesidad de
una teoría de Clausewitz, que culminaría en desarrollar una industria propia (Perón lo
un escrito sobre el prusiano como pensador señala, pero era algo común entonces,
político décadas después. Teniendo la gue- recuérdese a militares como Savio, Sarobe,
rra una particular radicalidad, resulta la rea- Crespo, etc.). Toda gran política es política
lización extrema de la enemistad pública, la exterior, para cuyas contingencias la nación
cual depende de la posibilidad de combatir, ha de estar preparada; la política interna pre-
base de la posibilidad política y su acción para la cohesión y asegura la unidad, subor-
transformadora. Más interesante aún es la dinándose a aquélla.
interpretación schmittiana del aporte clau- En el planteo estratégico, Perón
sewitziano a la guerra partisana: en la oposi- señala la carencia de reglas fijas, pues
ción a Napoleón, que hermanaba a conser- corresponde al jefe la aplicación del saber en
vadores y jacobinos, un efecto teórico fue la casos concretos, así como crear nuevos prin-
elaboración de una teoría de la guerra parti-
cipios de acción. La conducción de la guerra,
sana. La ideologización producida por la
en sentido clausewitziano, corresponde a
Revolución Francesa alcanzó a los reforma-
un comando superior, por oposición a la
dores prusianos; lo que comenzó con la teo-
ría de la guerra total de Clausewitz culmina- dirección táctica de las batallas, encargada a
rá con la guerra civil mundial de Lenin. uno inferior. Si en tiempos de paz el conduc-
Autores como Spengler, Schmitt, tor puede ser un maestro -dice Perón-, en
Jünger, son en buena medida herederos de tiempos de guerra todos los maestros han
la lucha de liberación contra Napoleón ele- de ser reemplazados por un conductor,
vada a mito victorioso que, no obstante, no quien debe asumir la responsabilidad cru-
había conseguido la ansiada coagulación cial. En otros pasajes, si bien sigue al General
nacional germana; faltaba un movimiento prusiano, el Mayor argentino enfatiza que el
con sentido de totalidad, una nueva liturgia estratega debe estar subordinado al políti-
y ritual. Desde ese estado de ánimo recupe- co, único que establece los fines y objetivos.
raron a Clausewitz -y Fichte, Nietzsche y tan- Según el libro que reseñamos, los Apuntes
tos otros- como predecesores. Aquí es nece- constituyen la obra militar argentina más
saria una mayor profundización, al estilo de valiosa.
estudiosos como George Mosse y Ernst En síntesis, Perón, con su actuación
Nolte, quizás la única observación que pode- política, demostró la coyunda entre conduc-
mos hacer al enjundioso trabajo de
ción militar y conducción política. No
Fernández Vega.
demostrando tener igual formación en los
En la Argentina, a partir de 1900, la
clásicos, supo sacar provecho de la lectura
formación del ejército de Riccheri corrió por
detenida de las grandes contribuciones del
cuenta de cuadros profesionales alemanes,
basados en la tradición prusiana. Estos ins- arte militar, privilegiando con fino olfato sus
tructores acercaron a la joven arma los escri- proyecciones políticas. En el accionar políti-
tos de los estudiosos alemanes, por lo que a co de Perón permanecen como invariantes
partir de 1918 se conocían versiones en cas- la influencia de la estrategia y táctica milita-
tellano de Vom Kriege , así como res, sólo que encarnadas en un estudioso y
Tempestades de Acero, las reflexiones de docente de Estado Mayor -no exento de apti-
Jünger sobre la Gran Guerra. tudes políticas innatas y notable carisma- y
Las clases de Juan D. Perón en la no en un simple conductor de unidad, como
Escuela Superior de Guerra -editadas en tantos otros casos de nuestra propia historia
1932 como Apuntes de Historia Militar- y de la realidad latinoamericana. 15
mencionan frecuentemente a Clausewitz. Si Finalmente, un consejo para quien
bien las condiciones de conductor político se acerca a esta reseña de la obra de
de quien fuera el líder más significativo de la Fernández Vega: no se conforme con este
historia argentina contemporánea no pue- comentario, lea el libro.
den deberse al prusiano, no cabe duda que
la dimensión estratégica de su obra lo influ-
yó grandemente. El ejemplar de su bibliote- Horacio Cagni
Será Maquiavelo quien rompe con El aspecto más convincente de su
la tradición medieval e inaugura la autono- pensamiento será el referido a las relaciones
mía de la política; su escrito sobre el arte de internacionales. Según Aron, Clausewitz es
la guerra será el primer aporte moderno al un nacionalista, entre el liberalismo y la reac-
tema, con su incorporación de elementos ción, fiel al soberano, antiparlamentario,
políticos a la antigua teoría. Los contractua- pero sobre todo un realista en política exte-
listas, desde Hobbes a Rousseau, verán que rior. Partidario del equilibrio de poder que Francisco Karsties
limita la expansión imperialista, sabe que la
el conflicto pasa de ser una situación entre
hombres a una relación entre Estados. Las guerra no puede ser erradicada y la paz es
Ministro Ramón Carrillo
propuestas para terminar los conflictos siempre algo provisorio. Por ello, el prusiano Su alejamiento del cargo y exilio
(Kant, Hegel, Tocqueville) también son con- consideraba la defensa estratégica como lo Buenos Aires, Edición del autor, 2005, 45 páginas
sideradas, así como los escritos de los gran- más importante, así como lo más significati-
des historiadores militares de la época (Jo- vo de su aporte. Los Estados son pares que El excelente trabajo de Francisco sa minera norteamericana que tenía una
mini, Mariscal de Sajonia, etc.). luchan entre sí: el aspecto lúdico del duelis- Karsties es absolutamente perturbador, lin- explotación a 150 kilómetros de Belem, en
14 Así, la obra reseñada llega al autor
central que la ocupa. El General Clausewitz
mo dará paso a la política entre naciones. El
defensor y no el atacante es quien concreta
dando con lo increíble. Más que entender Brasil, cerca de la desembocadura del río
por qué, cuesta concebir cómo pudimos Amazonas.
estuvo al servicio de Rusia y participó de la la guerra, al impedir al atacante conseguir cometer semejante deslealtad los argenti- Había regido la actividad de más de
campaña de 1813, volviendo al Estado su objetivo. Que las ideas de equilibrio euro- nos con el sanitarista más grande de nuestra 3.500 hospitales, 3.000 centros de salud,
Mayor alemán al año siguiente. Por lo tanto, peo sean desarrolladas en el libro sobre la historia, que fue hostigado simplemente 500 institutos altamente especializados,
De la Guerra ha de ser vista a la luz del gran defensa señala que todo Estado debe estar por llevar sus ideas a un movimiento políti- laboratorios y fábricas de alta tecnología.
conflicto que enfrentó a Napoleón con las en forma, como debería estarlo Prusia, co. Pero a la vez, este libro no deja de ser esti- Sin embargo, quien tanto había luchado
otras potencias europeas. En su notable inmersa en un mar de rivales. mulante. Además de una cronología precisa para erradicar de la Argentina las condicio-
estudio sobre el prusiano, Raymond Aron Por razones de espacio es imposible de los meses siguientes al alejamiento de nes denigrantes y vejatorias de vida, sufrió
sostiene que no hay que exagerar el trasfon- hacer la exégesis del estudio concreto y deta- Ramón Carrillo del Ministerio de Salud en sus últimos meses el tormento de la des-
do filosófico en Clausewitz, pues una teoría llado que Fernández Vega hace de la teoría Pública de la Nación en 1954, contiene abun- honra pública y las dificultades de una lucha
filosófica de la guerra para éste no era útil ni clausewitziana. Basta decir que el autor acer- dantes fotografías y mapas, notas tomadas contra esas mismas condiciones desde un
posible. La guerra es una cosa práctica que tadamente señala que la célebre “fórmula” por el propio Carrillo durante un viaje lugar de absoluta impotencia, en el que sólo
escapa a sistemas cerrados: filosofía será del prusiano -“la guerra es la continuación durante 1955 de Belem a Aurizona -en el conseguía afectar algunas de las conductas
equiparada a ciencia abstracta, matemáti- de la política por otros medios”- derivó en la corazón de la selva amazónica- y un relato más riesgosas, no pudiendo hacer nada
ca. Teniendo en cuenta la relación entre las incomprensión, trivialización y manipula- de su viuda, Susana Pomar, que incluye para tratar las enfermedades ni para modifi-
partes y el todo, será la estrategia el hori- ción de su doctrina. Es por ello tan intere- hasta un aterrizaje de emergencia de un car sus causas.
zonte de sentido del historiador militar. sante repasar su recepción en los diversos viejo avión bimotor en plena selva, después En las anotaciones incluidas en el
Pero el prusiano apunta casi exclu- ámbitos; sólo nos detendremos en las más de amortiguar la caída al friccionar contra libro, Ramón Carrillo revela con sobriedad
significativas. las copas de los árboles. toda la magnitud de su grandeza. Así pode-
sivamente a la historia militar contemporá-
Las victorias alemanas del siglo XIX Ramón Carrillo fue medalla de oro mos saber que conservó la rectitud de sus
nea -incluyendo las campañas del Gran
y su brillante desempeño en la Gran Guerra, de su promoción como Bachiller Nacional y objetivos tanto en la gloria como en la des-
Corso, sin sucumbir a su fascinación- y ello
luego obtuvo igual distinción al graduarse gracia. En su libreta tomó nota de las enfer-
es producto del impacto de la Revolución elevaron a Clausewitz a la categoría de feti-
como médico en la Universidad de Buenos medades de sus pacientes, pero también
Francesa. Entre el discurso nacional fichtea- che. No obstante, su difusión fue lenta; en el
Aires. Fue becado para complementar sus incluyó observaciones acerca de los anima-
no y la liberación de Prusia de la opresión mundo anglosajón sólo adquirió notorie-
estudios en Europa, entre 1930 y 1933, for- les que le causaron extrañeza (lo cual no es
francesa, Clausewitz trasciende el plano dad en el período entreguerras, y en Estados
mándose en centros académicos y científi- infrecuente tratándose del Amazonas), las
militar y se convierte en un pensador políti- Unidos alcanzó notoriedad recién con Henry
cos de Holanda, Francia y Alemania. Con costumbres de cada una de las aldeas que
RESEÑAS

co. Una nueva sociedad y un nuevo sistema Kissinger. La figura del prusiano permaneció una sólida formación y firmes creencias reli- visitó y las peculiaridades del carácter de dos
político emergentes cambiarán también el atada al militarismo teutón y su doctrina fue giosas, se interesó particularmente por la gringos que lo acompañaron durante todo
concepto de guerra: ésta es la clave para demonizada. arquitectura hospitalaria. Regresó a la el insufrible viaje. Anotó, por ejemplo: “el
entender el proceso en su conjunto, más Las conferencias de Liddell Hart en Argentina a los 27 años, consagrado como 80% de las mujeres está embarazada; el
allá de figuras conductoras. El énfasis pues- los treinta -reunidas bajo el nombre de El uno de los más brillantes neurocirujanos de 20% no lo está, porque son estériles o por-
to en lo social permitirá a Clausewitz com- espectro de Napoleón- impusieron un la época. que son menores de 5 años. Nunca he visto
prender las razones que fundaban la nece- Clausewitz insensible, un doctrinario abs- En 1946, pocos días antes de la asun- tanta mujer embarazada, ni tantos chicos
sidad de un cambio profundo en Europa, truso cuyas enseñanzas sobre el número ción de Juan Perón como Presidente de la alrededor de la madre”. Eso se explica fácil:
pero a la vez vislumbrar el trastocamiento como pivote del aniquilamiento eran res- Nación, se creó la Secretaría de Salud “No hay médico, ni farmacia. Hay sólo una
total producido por la decisión revoluciona- ponsables de la carnicería de las batallas de Pública de la Nación y Carrillo fue designado escuela elemental hasta 5º grado. ¡Para ins-
ria de movilizar las masas, conduciéndolas la Primera Guerra Mundial. Resulta extraño al frente de la misma. Luego se convertiría talar un posto de farmacia o de médico hay
a una guerra hasta las últimas consecuen- que un experto como el inglés vea en el pru- en el primer Ministro de Salud Pública de la que pagar un impuesto semestral! Cuando
cias, con los niveles de violencia que ello siano sólo un Mahdi de las masas, pero cree- Nación. Desarrolló una gigantesca labor debería ser el gobierno el que pague para
implicaba. mos que el error está en la apreciación del sanitaria, enfrentando las enfermedades que se instalen. Por supuesto, no hay sala de
Resulta difícil ubicar la actitud polí- concepto clausewitziano de metafísica, endémicas de las zonas más pobres del país primeros auxilios, ni siquiera un esbozo de
tica de Clausewitz, según Fernández Vega, tomado en sentido literal. Cierto es que la y eliminando casi totalmente el paludismo. asistencia. A un herido o enfermo grave no
quien ofrece un espectro de valoraciones sin radicalización ideológica en el segundo con- Creó innumerables centros de salud y hospi- hay cómo transportarlo. Sólo sería posible
privilegiar ninguna, como corresponde a flicto mundial inevitablemente llevaba a una tales, y en los primeros años de su gestión por río. Para llegar a Bragança son 36 horas
una investigación. Meramente antiparla- guerra de destrucción absoluta, donde los logró que se duplicara la cantidad de camas
hospitalarias. Impulsó la fabricación estatal
de lancha”. También consignaba: “la costa
del río Tramaí donde estamos anclados apa-
3
mentario y antirrepublicano, según algu- esfuerzos de limitación por estrategias de
nos; afín al naciente liberalismo, según aproximación indirecta de Liddell Hart eran de medicamentos a precios populares y rece negra de cangrejos. Unos cangrejos
otros; fiel al ideal monárquico, siempre. dejadas de lado. Cierto también, por más organizó la docencia universitaria en Salud negros, parecen más bien arañas pollitos”.
Quizá hoy sea necesario acentuar algunos que diga Orwell, que esta radicalización no Pública y diversas escuelas de capacitación. Pero además en sus notas registra
matices de su pensamiento en detrimento fue inaugurada por el nazismo sino por el Tras su renuncia como Ministro se observaciones acerca de una fiesta de San
de otros, para hacer a semejante talento bolchevismo a partir de Lenin (quien tam- trasladó a Nueva York, pero la precariedad Benito, “folklórica, pagana, de rito y bailes
más cercano a las tendencias epocales; algo bién conocía a Clausewitz), con el cual ter- de su situación económica lo obligó a acep- africanos”, resistida por la curia, o las vicisi-
similar ocurrió con Nietzsche y Carl Schmitt. minó aliado el atlantismo angloamericano tar un puesto de médico rural en una empre- tudes de un viaje en un barquito desvencija-
RESEÑ AS
do que dura 36 horas, en medio del calor y recuerdo en un centenar de humildes mora- (Alberdi, Mitre y Sarmiento), El granero con- que abre el camino al golpe de Estado del 6
cayéndose periódicamente de la hamaca dores de Aurizona, a los que quizás nunca servador (Roca), La sinécdoque política del de setiembre de 1930.
donde debe dormir. Según él mismo, el más vuelva a ver en mi vida”. radicalismo (Irigoyen) y La unanimidad de la El cuarto capítulo, referido al pero-
barco era “tan rasposo que en el Río de la Pocos meses después, en noviembre hora peronista (Perón). nismo, marca el ingreso a la ciudadanía de
Plata sería utilizado como leña”. Sus puertas de 1956, sufrió un ataque cerebrovascular. Cada uno de estos capítulos tiene los sectores hasta entonces políticamente
“son de 25 a 30 centímetros de ancho, de Tras un mes de agonía, falleció en el hospital una cierta unidad de enfoque. Comienzan marginados, una mejora en la distribución
modo que prácticamente no puedo pasar. de una base aérea de Belem, estando pros- con un abordaje de la coyuntura y luego se del ingreso, al menos en términos de calidad
Llegar a la sentina, al Water Closet, es una crito en su país. El gobierno de Brasil resolvió desarrollan: la cuestión social, la dimensión de vida, y una economía que reafirma el
expedición. Tiene un espacio de 70 centíme- poner a disposición de la familia dos aviones política, las concepciones económicas domi- mito del granero lleno. Opacando el proce-
tros cuadrados”. militares para repatriar sus restos, pero el nantes y, finalmente, un balance del período. so, a juicio de Zarazaga, encontramos el des-
También escribía: “durante la noche gobierno argentino se opuso. Un diario de Un aspecto a destacar es la abun- guace del capital político, con la apuesta a la
el barco se movía terriblemente. Me tocó la Belem preguntaba en qué puede un cadáver dante bibliografía del trabajo y las oportu- unanimidad, y el bajo grado de instituciona-
hamaca que está al lado de un tabique. hacer peligrar la seguridad de una Nación… nas citas que ilustran cada tramo del libro. lización estatal.
Cada cabezazo del barco me hacía un cabe- Pasaron 16 años para que se repatriaran sus Del balance de “la ilusión liberal”, se En la conclusión, Zarazaga plantea
zazo contra la pared, mi cuerpo al chocar restos y descansaran en Santiago del Estero, destaca el intento de transformar al Otro, a tres condicionamientos recurrentes, cuya
4 contra el tabique sonoro hacía un ruido como era su deseo. través de la educación, de la política migra- explicitación pasa por la formulación de un
alternado con el motor”. En otro momento, Espero que algún día los argentinos toria y del progreso económico (a la medida diagnóstico político, con validez hacia pro-
quedan varados en una acequia de 80 centí- logremos librarnos de esta maldita fatalidad del modelo europeo). yectos futuros: a) invocar la República
metros de ancho, y él apunta: “humedad que nos hace invariablemente flagelar a En relación con el “granero conser- Verdadera y excluir al Otro político, b) la bús-
terrible, cangrejos y avispas alrededor. No nuestros compatriotas que logran comple- vador”, al que también se llama la “hegemo- queda de la seguridad en el mito del “grane-
corre aire. Sol rajante. ¡Pensar que aquí nos tar un talento excepcional con una pasión nía liberal conservadora”, rescatamos dos ro lleno” y c) la recurrente pretensión de una-
chuparemos la friolera de 12 horas encaja- inagotable. En una carta enviada a un amigo elementos: la construcción de una Estado nimidad.
dos en este cangrejal!”. tres meses antes de morir, Ramón Carrillo fuerte, en una Nación rica, y el Unicato polí- Finalmente, el autor plantea la exis-
Regresó a Belem en hidroavión, en escribía: “si yo desaparezco, queda mi obra tico, que hacia el final del período y después tencia de una deuda pendiente: la acepta-
un viaje de menos de una hora. Al llegar y queda la verdad sobre el gigantesco de la Revolución del '90 intenta avanzar ción del pluralismo político como una carac-
anotó: “Todo está bien cuando termina esfuerzo donde dejé mi vida”. No tengo hacia la construcción de la República terística de la democracia argentina.
bien. Habíamos cumplido completamente dudas de que lo consiguió. Casi 50 años des- Verdadera. En síntesis: una obra de lenguaje
nuestra misión, en un viaje de seis días que a pués, diariamente millones de argentinos se El tercer capítulo nos da tres ele- ágil y capacidad de análisis, que como seña-
mí me pareció de seis meses. Mis doce horas atienden en establecimientos que fueron mentos definitorios del período: la amplia- la Halperín Donghi, es útil leer en esta hora
de estudio sobre la vida de los cangrejos me construidos y equipados gracias a esa ción de la democracia, el intento de cons- difícil.
compensó del viaje y de las incomodidades. pasión extraordinaria. truir la República Verdadera y el fracaso final Carlos Eroles
Y también el saber que he dejado un grato Ginés González García

José Fernández Vega


Las guerras de la política
Clausewitz de Maquiavelo a Perón
Santiago Senén González y Gabriel Lerman, compiladores Buenos Aires, Edhasa, 2005, 376 páginas
El 17 de octubre de 1945
Antes, durante y después La obra de José Fernández Vega - rreligiosos e interétnicos -eufemísticamente
Buenos Aires, Lumiere, 2005, 296 páginas profesor de la UBA e investigador del denominados “guerras de baja intensidad”-
CONICET- constituye uno de los análisis más y la activa participación de organismos
exhaustivos del pensamiento de Carl von supranacionales, como la ONU, que consti-
Clausewitz. Pero no se agota en la teoría de tuye parte activa de muchos de ellos.
dicho autor, sino que profundiza en sus pre- Teniendo en cuenta estas premisas,
hay quienes sostienen que el hecho estuvo cedentes y exégetas, así como en el contexto el autor desde la introducción confiesa no
De acuerdo al juicio de los propios
directamente instigado y manejado desde en que estas ideas se desarrollaron. abordar a Clausewitz desde la ciencia mili-
autores, este trabajo convocó a “investiga-
dores de primer nivel en la materia”, inten- oficinas gubernamentales”. La CGT convocó Obviamente, Clausewitz (1780- tar, sino desde las proyecciones políticas de
tando “abordar el tema a través de un pris- a un paro general para el 18 y la manifesta- 1831) es considerado un “clásico”, pero con- Vom Kriege, su obra capital. Lo hará desde
ma plural que intente dar cuenta de su com- ción se produjo el 17. Eso zanja rápidamen- trariamente a lo que cierta visión superficial tres ángulos: el histórico-militar, desde las
plejidad”. Excelencia y pluralismo, enton- te la disputa entre la primera y la segunda
cuestión. Se insinúa igualmente, sin refutar-
de la realidad podría aconsejar, su pensa-
miento tiene plena vigencia en el mundo
ideas políticas presentes en el texto y, final-
mente, hará una revisión crítica de la recep-
13
ces. Vamos a ver.
Comienza Santiago Senén la ni demostrarla, la tercera versión: tal vez actual. A pesar de que el fin del bipolarismo y ción que el prusiano ha tenido en el tiempo y
González, intentando resumir tres visiones fue “una fundamental puesta en escena, la autoimplosión de la URSS parecía inaugu- el espacio. El sugerente subtítulo del libro
tradicionales sobre el 17 de octubre: “para prohijada desde la misma Secretaría de rar una era en la que Marte dejaba de habitar que nos ocupa no debe llamar a engaño; la
unos, fue una irrupción popular espontá- Trabajo y Previsión, y destinada a concretar el planeta, la realidad demostró otra cosa. La obra se ocupa esencialmente de la evolución
nea; para otros, resultó determinante su pla- la alianza entre el Ejército y los sindicatos desvalorización del Estado Nación clásico de la teoría de la guerra en relación con la
nificación y conducción por parte de secto- que le permitiría al coronel Perón allanar su abrió paso a la internacionalización del terro- modernidad y el Estado Nación como máxi-
res gremiales y dirigentes del sindicalismo; y camino a la presidencia”. No queda claro si rismo, la resurrección de los conflictos inte- ma creación de la misma.
RESEÑ AS
Me abrió la cabeza. Desde entonces supe una temática aún vigente y en parte irresuel- es una hipótesis de trabajo, una acusación o asume la Plaza de Mayo como centro de la
que no tenían derecho a explotarme”. ta (análisis crítico de la situación económica un exceso de fantasía. vida política argentina y desarrolla los dife-
Además D'Abate nos hace una y social, sueldos, jubilaciones y pensiones, El propio Senén González revisa las rentes significados que al 17 de octubre le
radiografía exacta de la situación existente energía eléctrica, artículos de primera nece- actas de la reunión del Comité Central fue otorgando el peronismo en sus diferen-
para la coyuntura en las dos fuerzas políticas sidad, viviendas y villas miserias, la oligar- Confederal (CCC) de la CGT del 16 de octu- tes etapas; Oscar Troncoso intenta, a partir
que van a dirimir el pleito electoral y luego quía y los monopolios). Y todo esto corona- bre. Allí se reflejan claramente las diferentes de su testimonio personal y usando fuentes
pasa a explicar la campaña proselitista des- do con la trascripción completa del mensaje posiciones de los sectores sindicales respec- documentales, introducir exactitud respec-
plegada. del Gobernador electo, leído el 1º de mayo to a Perón y a los derechos sociales adquiri- to a las estimaciones sobre la cantidad de
Una vez triunfante el peronismo en de 1962 desde la ciudad de La Plata, sede del dos. Unos afirmaban que era preciso enfren- manifestantes que hubo ese día: lo que más
el acto electoral, habrá una serie de marchas gobierno provincial. tar a los adversarios de Perón para evitar le preocupa es precisar que hasta la noche la
y contramarchas desde el gobierno y el D'Abate suma un plus, un valor agre- “perder el control del movimiento obrero concurrencia estuvo lejos de ser masiva y
poder para anular las elecciones, cosa que gado a su obra. Un sinfín de intelectuales se que tanto trabajo nos ha costado organi- que fue la radio la que convocó a muchos de
finalmente se hace con el costo político ine- “mata”, vende su alma al diablo, por entrar zar”. Otros proponían conciliar con Ávalos, los manifestantes; Raanan Rein analiza la
ludible para Frondizi. Todo este proceso está en los círculos de poder cultural; por ser “or- pero presionándolo para que reconociendo hostilidad de la prensa anglosajona contra
muy bien relatado en el libro que estoy gánicos” al sistema que los usa y los descar- las conquistas obreras demostrara que el ale- el gobierno de Perón.
12 comentando. Además, un valioso apéndice ta en el tiempo, cual guantes de látex usa- jamiento del coronel Perón no significaría un Por su parte, Fabián Bosoer describe
documental enriquece aún más la obra. Allí dos, si se me permite la expresión (recordar retroceso para ellos. De todas formas, la leal- la manera en que la política exterior de
pueden leerse en forma ordenada siete dis- a Grondona, Neustadt, Longobardi, Laje, tad hacia Juan Perón por parte de los líderes Estados Unidos dejó rápidamente de consi-
cursos pronunciados en actos públicos por etc., y entre los etcéteras, incluir en cual- sindicales que triunfaron en la votación de derar a Perón como una “amenaza fascista”
el candidato a Gobernador peronista, como quier momento a Aguinis, hoy día becado esa noche estaba lejos de ser decidida: la pro- cuando finalizó la Segunda Guerra, en tanto
así también los reportajes más importantes en los Estados Unidos de Norteamérica). Por pia moción de declaración del paro general comenzaban a encenderse las luces de aler-
que le efectuaron en aquel momento. Del salir en la foto del año de la revista Gente y no lo menciona directamente; simplemente ta ante el “peligro comunista”. Este artículo
mismo modo, nos vamos a encontrar con tantas gansadas más, o bien por ganar un pide “la libertad de todos los presos civiles y no deja de ser interesante, porque cita
material de archivo de extraordinaria impor- subsidio de una transnacional millonaria. El militares que se hayan distinguido por sus extensamente las comunicaciones del
tancia para los investigadores: me refiero al autor de este libro se reivindica como mili- claras y firmes convicciones democráticas y encargado de la embajada norteamericana,
“Plan de Gobierno Justicialista para la pro- tante peronista -lo que no le quita un ápice por su identificación con la causa obrera”. Cabot, quien denuncia reiteradamente a la
vincia de Buenos Aires” (economía, política de rigurosidad histórica a su trabajo- y nos La siguiente reunión del CCC fue el “viciosa pandilla fascista” que permitiría
sanitaria, salud pública, función social de la demuestra que cuando hay honestidad inte- 19. Con euforia, se afirmaba allí que la CGT que Argentina se convirtiera “en el refugio
vivienda, cooperativas y consorcios civiles lectual se puede hacer un excelente trabajo, “ha conquistado su triunfo más rotundo desde el cual Alemania podría elaborar la ter-
para la construcción, asuntos agrarios, etc.) como el que ahora podemos tener oportuni- desde que existe como central de los traba- cera guerra mundial”. A la vez, se quejaba
y las “Bases Programáticas del Plan de dad de conocer y leer. jadores del país”. En ningún momento se de que la falta de rigidez de su gobierno fren-
Gobierno Justicialista para la Provincia de hizo mención a Perón y una sola vez se nom- te a Perón haría que éste sienta “que la
Buenos Aires”, cuyo punteo nos permite ver Roberto Baschetti bró la movilización del 17. Para ellos, el día embajada y todo lo que ésta diga podría ser
clave fue el 18. Visiblemente procuran capi- desatendido con impunidad”.
talizar “una movilización que iba por delan- Pero con los meses el propio Cabot
te de su dirigencia”. va cambiando de opinión, al punto de
En otro aporte, Hiroschi Matsushita lamentar la virulencia de los ataques de
analiza el 17 de octubre a partir de la teoría Braden. Envió a su cancillería una serie de
prospectiva. Ésta argumenta que las perso- mensajes de este tipo: “Perón es para las
nas no actúan siempre igual ante un mismo masas argentinas el símbolo del progreso
incentivo. Se comportan de muy diferente social y de la nacionalidad; una prolonga-
manera cuando están en un momento de ción de la interferencia por parte de los
ganancia que cuando caen en uno de pérdi- Estados Unidos acentuará nuestra identifi-
da. En tanto en el primer caso se tiende a ser cación con el privilegio, la reacción y el colo-
conservador, en el segundo existe mayor ten- nialismo mundial”. Años más tarde, en sus
dencia a realizar acciones riesgosas, “con la memorias, llegó a decir del Libro Azul: “todo
Rodrigo Zarazaga esperanza de conseguir altas ganancias ese informe era completamente deshonesto
para recuperar las pérdidas acumuladas y terriblemente distorsionado”.
La pobreza de un país rico hasta entonces”. Inicialmente, el desplaza- Pero una referencia aparte merece
Dilemas de los proyectos de Nación de Mitre a Perón miento de Perón podría haber sido interpre- el artículo de Juan Carlos Torre, que hace
Buenos Aires, Siglo XXI, 2005, 264 páginas tado por algunos dirigentes sindicales como siete años escribió un aporte a un libro lla-
una ganancia, en tanto supondrían que mado Historia Virtual, titulado “¿Qué
igualmente lograrían “mantener las con- hubiera ocurrido si hubiese fracasado el 17
quistas sociales a través de la negociación de octubre de 1945?”. Allí especulaba con
con el gobierno”. Pero su detención el 13 en que tal fracaso habría significado el triunfo
la Isla Martín García -y, agrego, la euforia de de Tamborini en las elecciones de febrero y
Este libro tiene un enfoque históri- la democracia argentina. Por eso quizás en los sectores patronales- los habría afectado éste, lejos de restaurar el régimen oligárqui-
co, ético y político de la realidad argentina, su introducción busca la respuesta, siguien- profundamente, e inmediatamente habrían co, hubiera llevado adelante casi exacta-
es decir, coincidente con la formación del do a Putnam, en nuestro débil capital social. percibido que caían en el terreno de la pérdi- mente las mismas medidas que tomó Perón
autor. Licenciado en filosofía, magíster en Explora también, según Huntington, en el da. Por eso se arriesgaron a convocar una en su primer gobierno. Tanta gracia le causó
ciencia política y apasionado por la historia, insuficiente grado de institucionalización huelga general, aun sabiendo que tal vez se su propio ocurrencia que reeditó el mismo
habla de las contradicciones de un país cuya
aparente abundancia naufraga no sólo en lo
política. comprometían fuertemente en una causa artículo, sin cambiarle una sola coma, aun- 5
Descartadas ambas propuestas, se perdida. Matsushita, al igual que Senén, que agregó un par de páginas donde pre-
económico, sino también en lo político, y su decide por indagar el tipo de relaciones que entiende que para el inicio de la moviliza- tende justificar la rigurosidad científica de
atravesamiento por los principales movi- los actores políticos significativos y las insti- ción del 17 fue determinante que se difun- su método “contrafactual”.
mientos cívicos desarrollados en los siglos tuciones mantienen en cada período históri- diera la decisión de la CGT de declarar el Su “análisis” comienza con una
XIX (después de la organización nacional) y co, lo que lleva a la conformación de un cier- paro general, aunque éste estuviera progra- observación de notable agudeza: “Perón
XX (antes de la última dictadura militar y del to capital político. mado para el 18. fue más bien un beneficiario que un promo-
restablecimiento de la democracia). Con esta finalidad, desarrolla el En otros artículos, Gabriel Lerman tor de la movilización popular que lo resca-
Uno de los interrogantes que se libro en cuatro capítulos, seguidos por una señala la importancia que desde 1945 taría de la derrota política”. Durante su pri-
plantea Zarazaga es el origen de la crisis de conclusión general, a saber: La ilusión liberal
RESEÑ AS
sión, escribió cartas donde confesó dudas y muladas durante la guerra”. Con semejante
temores. Torre no encuentra razones para ganga, redistribuiría el ingreso al igual que
discutir su sinceridad. Es la única franqueza lo hizo Perón, el pusilánime afortunado.
que le concede: Perón era un asustadizo que
Pero Tamborini era un moderado y como tal
sólo tuvo a la suerte de su lado. Bastaba una
simple amenaza para que se fuera al mazo. evitaría los excesos. Por ejemplo, con él los
Por lo demás, mentía y engañaba continua- salarios reales hubieran quedado “por deba- Juan Carlos D'Abate
mente. jo de los niveles espectaculares que hubie-
Según Torre, fue el general Ávalos ran sido esperables si en el timón del gobier- Framini-Perón
quien permitió el retorno de Perón al negar- no hubiese estado un líder político necesita- Elecciones del 18 de marzo de 1962
se a reprimir el inicio de la manifestación del do de darse una base de apoyo popular”.
17. En este punto también la psicología
en la Provincia de Buenos Aires
Como no era necesario tanta demagogia, la
hace su contribución: Ávalos cargaba con la Barcelona, PPU, 2003, 290 páginas
redistribución del ingreso habría sido obra
culpa de haber producido un enfrentamien- de los sindicatos. No puedo dejar de figurar-
to que causó 70 muertes durante el golpe de
6 1943. Pues bien, este hombre podría haber-
me el frenesí del autor ante cada uno de sus
hallazgos científicos. Pero volvamos a su tex-
Si hubo un hecho político que hecho de que rubricó no menos de media
se psicoanalizado y permitirse así movilizar marcó por antonomasia la vigencia del pero- docena de solemnes juramentos, que a
tropas desde Campo de Mayo para cercar la to. Semejante movilización popular hubiera nismo en la sociedad argentina de principios menudo se contradecían en un ciento por
Plaza en ese fatídico 17. Si bien esta vez no provocado una mayor influencia de las de los '60 fue, sin lugar a dudas, el de las elec- ciento. No hubo más remedio que organi-
saca cuentas, fácil es notar que Torre subes- ideas de izquierda y por lo tanto una cre- ciones a gobernador por la provincia de zarle una derrota, así como le organizamos
tima el costo de semejante acción, y obvia- ciente resistencia en las fuerzas armadas. Buenos Aires del 18 de marzo de 1962. una victoria”.
mente lo considera mucho menor que el Llegaron los malos. Y un nuevo golpe de Recapitulemos. El gobierno consti- El libro de Juan Carlos D'Abate logra
enorme disgusto de haber tenido que suerte para Perón. Así, luego de salir tercero tucional del general Juan Domingo Perón explicar e interesar sobre el hecho final,
soportar a Perón durante 30 años. en las elecciones, aunque ya no tan cómodo fue derrocado por la fuerza de las armas el determinante, decisivo, que desencadenó la
Además, nuestro científico olvida 16 de septiembre de 1955. Desde el destitución de Frondizi por las Fuerzas
como Mercante, llegaría a la presidencia en
que, en los pocos días que Perón estuvo Ejecutivo una ola revanchista sacudió al país Armadas (verdadero poder detrás del sillón
1952 con el apoyo de los conservadores en y como corolario de persecuciones, cárcel y
detenido, conservadores y empresarios presidencial) y su posterior confinamiento
pretendieron revertir rápidamente todas el Colegio Electoral. ¡Qué frondosa puede fusilamientos, el abominable decreto ley Nº en la isla Martín García y el sur argentino.
las conquistas sociales de los últimos dos ser la imaginación de un investigador de pri- 4.161 se suspendió como una “espada de Ese hecho fueron las elecciones ganadas por
años. Su sucesor en la Secretaría de Trabajo mer nivel! Perón demostraría a partir de allí Damocles” sobre la cabeza de más de media el peronismo en las elecciones bonaerenses
y Previsión manifestó que habría “cambios su completa perversidad: llegaría al poder población argentina: la peronista. La para gobernador el 18 de marzo de 1962. La
en la política de respaldo activo del Estado para reprimir a los trabajadores. En la uto- Resistencia no se hizo esperar y la lucha de importancia fundamental de las mismas
en la defensa de las reivindicaciones obre- pía de Torre, entonces, todas las medidas millones de mujeres y hombres anónimos puede buscarse por dos planos, lados o aris-
ras”. Los empresarios se negaron a pagar el populares las hubiera tomado Tamborini, y logró lo que parecía imposible: el repliegue tas que se complementan. Una, se confirma
feriado del 12 de octubre y anunciaron que las impopulares Perón. Por eso éste rápida- de la “Revolución Fusiladora” (Aramburu- que el peronismo sigue siendo la primera
tampoco abonarían el aguinaldo. Pero Rojas-Alsogaray-etc.) y el llamado a eleccio- fuerza política de Argentina pese a todas las
mente caería por un golpe militar en el que,
estas nimiedades no lo conmueven. Siente nes para presidente. Como se sabe, las mis- vicisitudes padecidas; la otra, Perón seguirá
de paso, no participarían ni radicales ni mas fueron ganadas en 1958 por el binomio
el deleite de quien rescribe la historia obe- siendo, para alegría de muchos y desdicha
deciendo a sus instintos más bajos: con socialistas. Frondizi-Gómez con el apoyo de los votos de pocos, el interlocutor válido y obligado
Perón en Chubut, el radicalismo se hubiera Vista la promesa inicial del libro, y justicialistas, ya que el peronismo seguía en la escena política nacional, gobierne
negado a acordar con los conservadores - dejando de lado por razones elementales la proscrito y su líder natural exiliado. quien gobierne.
de un plumazo corrige un pasado impre- promesa de excelencia, cuesta compartir El Dr. Frondizi comenzó su mandato El autor pasa revista con buen tino
sentable-, aunque sí lo haría con sectores también el otro eje ofrecido, el de pluralis- colmado de expectativas populares y termi- al contexto económico-social de la época a
RESEÑAS

de la izquierda, mientras los restos del pero- mo: los más citados son Félix Luna, Mariano nó en un ostensible fracaso. Su política pen- nivel nacional para luego depositarnos de
nismo hubieran sido encabezados por Plotkin, Robert Potash, Daniel James, Gino dular de aliarse con el peronismo para tener lleno en el inicio, los prolegómenos y las tra-
Mercante, quien lograría un cómodo ter- Germani... además de los propios autores. a raya a los militares y a su vez decirles a tativas que desembocarán en la fórmula ele-
cer puesto, detrás incluso de los conserva- éstos que él era la única fuerza política en gida por el propio Perón para dar batalla en
No se mencionan autores que siquiera sim-
dores. condiciones de debilitar a Perón, estaba des- las elecciones. Si se recuerda, Framini se
paticen con el peronismo, salvo cuando se tinada a fracasar desde el mismo momento
Radicales y dirigentes de la izquier- muestra remiso a ser el primero de una fór-
da ratificarían así “sus credenciales en los cita para criticarlos. Los artículos reuni- en que se puso en práctica. Al respecto mula que no contenga a su jefe político
defensa de los derechos del trabajo, recla- dos tienen en común la pretensión de refu- Perón, con su gracejo y humor característi- indiscutido; Perón lo calma, lo convence de
mando la inspiración, cuando no la auto- tar las visiones que entre 1946 y 1955 el cos, contó como él veía las cosas en aquellos aceptar y le da las razones para que él esté
ría, de las políticas implementadas durante peronismo había procurado imponer sobre momentos: “La inteligencia política de ausente en esa oportunidad. Debe haber
esos años. Ausente Perón, podían predicar el 17 de octubre. Semejante espíritu icono- Frondizi era de marca 'radical'. Consistía en sido difícil convencerlo al “Negro” Andrés
su mensaje de reparación social desde un clasta ya debería haber tomado nota de hablar sobre un problema hasta enronque- Framini, que guardaba una veneración sin
lugar que había sido siempre el suyo y que que nadie hoy sostiene seriamente esas cer. A este parloteo verborrágico los radica- límites por Perón. Cabe recordar sobre el par-
aquél les usurpara con artes demagógi- leyendas. Insólitamente, citándose una y les llaman resolver problemas. Yo le llamo ticular, sus propias palabras, citadas por
cas”. Textual. También se hubieran evitado hacer gárgaras. (...) Frondizi me parecía una Manuel Urriza: “Cuando apareció Perón en
otra vez a sí mismos han olvidado levantar
así otro tipo de desviaciones malsanas: las suerte de domador de leones hambrientos, 1944 ó 1945 en la Secretaría de Trabajo y
la mirada. Conmueve tanta insistencia, y es capaz de asegurar el éxito del espectáculo
corrientes de izquierda retomarían “su Previsión yo era un joven obrero textil que,
influencia en el movimiento obrero, al cierto que salvo excepciones con el tiempo con el sacrificio gradual y paulatino del equi- como todos los trabajadores, vivíamos con
igual que en Chile, Uruguay e, inclusive, mejoraron bastante la puntería. Pero po de sus colaboradores. Una vez les entre- bajos salarios, sin protecciones sociales, con 11
Brasil”. alguien debería comisionarse y avisar a esta gaba como carnada a un ministro; otra vez, largas jornadas de trabajo y mucho maltrato
En la ficción científica de Torre, buena gente que el enemigo al que casco- un vicepresidente; en alguna oportunidad de los capataces. Para mí eso era lo normal;
Tamborini hubiera disfrutado para sí de la tean con tanto entusiasmo hace tiempo un asesor técnico o un amigo íntimo. pensaba que así era la vida de obrero que
inmerecida suerte que Perón tuvo al asumir que dejó esa trinchera y está dando otras Cuando se le acabaron las víctimas de su lis- me había tocado ser y me la tenía que
batallas. ta, él mismo pasó a ser pasto de los leones. aguantar. Perón fue el que me dijo que no
el gobierno con “los términos de intercam-
Frondizi no respondió a ninguno de los com- era así. Que eso era injusto y que había que
bio más altos del siglo y el respaldo, ade- promisos contraídos con el pueblo, porqué cambiarlo y que se podía cambiar si nos unía-
más, de la abundante reserva de divisas acu- Mariano Fontela jamás pensó en cumplirlos. Lo prueba el mos con los compañeros en los sindicatos.
RESEÑ AS
auténticos. En la página hitlers-escape.com -cosa que alguna amiga de entonces dijo
se muestran copias fotostáticas de todos después-, o tener una hija, viajar y enfer-
ellos, y yo reproduzco su texto a continua- marse, que no son términos mutuamente
ción: '2. Carta del capitán Niebuhr al general excluyentes”.
Von Faupel, sobre la contribución de Eva Martha Susana Holgado, hija de
Duarte a la salida del la Argentina del agen- Perón: “me respondió preguntándome si
te Sandstede. Agosto de 1941: (…) durante me interesaba conocer a la hija de Perón. Le Joel Horowitz
la noche recibimos de nuestra señorita Eva
Duarte, argentina, siempre excelentemente
dije que sí, claro, aunque para mí esa hija no
podía ser cierta, no era posible que la cróni-
Los sindicatos
informada de lo que sucedía en la Comisión ca hubiera dejado pasar un detalle así, la El Estado y el surgimiento de Perón, 1930-1946
Investigadora, informaciones que indica- hija de un hombre que, según la historia ofi- Buenos Aires, Eduntref, 2005, 326 páginas
ban que la comisión, a toda costa, quería cial, no había tenido hijos. Sin embargo, si
impedir la salida del compañero Sandstede alguien tenía el coraje de decir que era la
y había ordenado nuevamente su detención hija, merecía serlo realmente, porque, de ser
10 (…) en esto la señorita Duarte dio buen con- cierta su afirmación, se trastocaban todas
las herencias de la Argentina, materiales y
Los sindicatos, el Estado y el surgi-
miento de Perón, 1930-1946 constituye una
ración es pertinente por la sencilla razón de
que hacia 1936 estas cinco organizaciones
sejo. Trajo un abrigo del coronel Perón,
amigo suyo y nuestro, y vestido con los atri- espirituales”. investigación que combina de forma real- reunían el 39 por ciento de la totalidad de los
butos de un miembro del cuartel general mente interesante datos estadísticos y cró- obreros sindicalizados. Insisto sobre la para-
Está absolutamente documentado
nica histórica, ensamblados armoniosa- doja, si se quiere, de que la decisión del autor
argentino, pudo el compañero de partido que Perón y Eva Duarte comenzaron su rela-
mente mediante el análisis. La obra logra es opinable y a la vez legítima, ya que si bien
Sandstede, acompañado de la señorita ción en 1944, no en 1941. ¿Eva Duarte, de
dar una perspectiva de la evolución de las las federaciones estudiadas son representa-
Duarte, pasar la barrera policial, sin ser sólo 22 años, una Mata Hari del espionaje?
relaciones de poder entre el movimiento tivas y punta de lanza del sistema económico
molestado, en un automóvil del Ministerio Todo absurdo y mal intencionado. ¿Martha
obrero y el neoconservadurismo (estable- por venir, en términos históricos la Argentina
de Guerra y llegar a tiempo al aeropuerto Holgado podría ser Lucía Perón? Sí, pero
ciendo las diferencias políticas existentes del 30-40 era más compleja, y también debe
(…)'. '3. Carta de Niebuhr a Von Faupel falta el ADN para tomarlo como hecho his-
entre los presidentes Uriburu, Justo y ser explicada en función de otros sectores
declarando a la señorita Eva Duarte como tórico comprobado. ¿Y si lo fuera, cambia-
Castillo). La sencillez con la que está plan- que tal vez estaban más atados a la época
colaboradora y el interés de Perón en ella (si ría la historia de Perón como líder político y
teado el libro un resultado encomiable, ya que se estaba dejando atrás. Al situarse la
non é vero, é ben trovato). Enero 1943: (…) su posicionamiento como personaje de la
que al finalizar la parte en la que analiza la investigación de Horowitz precisamente en
he unificado la dirección del sector del Brasil historia? No, como no ha cambiado el lugar
Década Infame, están realmente claras para la transición entre ambos estadios es que sos-
y la costa sur del Pacífico, en manos de la de Francois Miterrand en la historia, cuando
el lector cuáles fueron las condiciones histó- tengo que, en todo caso, es opinable la res-
señorita Duarte, muy estimada de su se supo después de muerto que tenía una
ricas que (sumadas a la dimensión de aquel tricción que hace el historiador.
Excelencia Canaris, a causa de su superior esposa paralela con una hija.
militar devenido en estadista que condujo a Salvado este detalle, diré sí que la
trabajo cumplido en Río de Janeiro: una Sin duda se trata de una biografía la Argentina de manera definitiva hacia una forma en que Horowitz encara el análisis y la
endiabladamente hermosa, inteligente, novelada construida sobre datos ciertos y suerte de modernidad tardía) derivaron en crónica histórica de la evolución social, polí-
encantadora, ambiciosa e inescrupulosa falsos, que Vázquez-Rial ha mezclado con la el surgimiento del coronel Juan Perón y el tica y hasta ideológica de cada uno de los sin-
mujerzuela, a quien el coronel Perón ya ha lógica de una operación de inteligencia que peronismo. dicatos estudiados es impecable.
echado el ojo (…)'. '4. Carta de Meynen a apunta a la desmoralización. ¿Por qué? Horowitz propone una visión en Hay algunas definiciones que
Niebuhr confirmando a la señorita Duarte Porque desde el principio al final se trata de modo alguno bucólica de la relación entre Horowitz construye a lo largo de todo el
como amante de Perón y declaraciones de una historia con un hilo conductor negati- los sindicatos (ya evolucionados y en condi- libro y que me interesaría destacar.
este último. Junio de 1943: (…) la señorita vo, que busca demostrar que a Perón “lo ciones de convertirse en la columna verte- Concretamente, quiero resaltar los siguien-
Duarte me mostró una carta de su amante, persiguen a la vez el ridículo y el espanto”, bral del peronismo) y la estrategia política tes aspectos.
en que se fijan los siguientes lineamientos cuando en realidad, cada vez es mayor en de Perón, ya devenido en General. Caracteriza como indispensable el
número de argentinos que se ligan a Perón
RESEÑAS

generales para la obra futura del gobierno Lejos de una visión idílica de la rela- hecho de que solamente Perón “se dio cuen-
revolucionario: Los trabajadores argentinos desde el amor, desde el afecto, desde el ción entre los sindicatos y Perón, el autor ta del potencial político que tenía la clase
nacieron animales de rebaño y como tales agradecimiento, desde el reconocimiento, explica cuáles fueron los diferentes encua- obrera urbana”; y concluye que su política
morirán. Para gobernarlos basta darles desde la admiración; porque cada vez es dramientos de cada una de las dirigencias “de mejorar las condiciones de los trabaja-
comida, trabajo y leyes para rebaño, que los mayor el número de argentinos que añoran sindicales de las organizaciones que estudia dores por medio de los sindicatos encauzó
mantengan en brete. (…)'. Es posible que la Argentina industrial centrada en su mer- en su obra, y cuál fue el derrotero de la pero- una fuerza que había sido marginada por
Perón y Eva fueran pareja mucho antes del cado interno, integrada socialmente y gene- nización de unas y la definitiva adscripción los sistemas políticos anteriores”.
radora de una amplia clase media, que de otras a las filas de la oposición. Ofrece un análisis del disímil desa-
momento en que se los empezó a ver públi-
fuera puesta en marcha por Perón en los Tal vez el aspecto más conflictivo del rrollo de cada una de las cinco industrias
camente en esa condición. Si hemos de
años cuarenta y cincuenta y que continuó libro es su presupuesto metodológico de cuyas organizaciones obreras estudia. Para
creer en la autenticidad de la carta de
dando sus frutos hasta mediados de los delimitar la investigación a un grupo y no a ello aborda las posturas ideológicas que ani-
Niebuhr a Von Faupel del 26 de agosto de
setenta, a pesar de la inestabilidad política todas las organizaciones sindicales. maban a cada federación o unión (influen-
1941, Eva ya conocía a Perón en esa fecha y
crónica y la violencia política generada por Horowitz se centra en el desarrollo en el ciadas a la vez por cómo se encuadraban
tenía algún tipo de relación con él (…) lo la proscripción del peronismo y los 18 años
que sí es seguro es que hay unos meses, período estudiado de la Federación de frente a la Segunda Guerra Mundial). Se
de exilio de Perón. La Argentina que empe- Obreros y Empleados Telefónicos (FOET), la remonta a las vertientes originarias del movi-
siete u ocho, entre finales de 1942 y media- zamos a perder el 24 de marzo de 1976 y Federación de Empleados de Comercio miento obrero y finalmente traza un cuadro
dos de 1943, en que el rastro de Evita se pier- empezamos a recuperar el 19 y 20 de (FEC), la Unión de Obreros y Empleados de situación que incluye tanto las relaciones
de, hasta para los más esmerados bordado- diciembre de 2001. Municipales (UOEM), la Unión Ferroviaria políticas con el poder neoconservador,
res de su cronología. Durante esos meses
puede haber hecho cualquier cosa: tener
(UF) y la Unión Obrera Textil (UOT). Digo que
esta elección metodológica es opinable, en
como la formación de las clases sociales de
la Argentina.
7
una hija, viajar a Río de Janeiro, enfermarse
Mario Bertellotti la medida en que el proceso social y político Otra definición clave que excede la
del movimiento obrero argentino entre las investigación constituye un presupuesto
décadas del 30 y el 40 excede a los sectores analítico de Horowitz y es el que sostiene
económicos que representaban estas for- que “la interacción entre un gobierno y un
maciones sindicales. movimiento obrero contribuye a definir la
Sin embargo, Horowitz tiene sus naturaleza de los sindicatos. La represión, la
razones para el acotamiento del objeto de cooperación o la falta de cualquiera de ellas
estudio que propone. Plantea que esta ope- son factores importantes que determinan
RESEÑ AS
las tácticas de los sindicatos y la ideología”. diferencial es que con su acción política los
Una afirmación de absoluta actualidad. gremios se habían transformado en otra
Sostiene que Perón puso patas para arriba la cosa: el movimiento obrero perdió indepen-
relación existente hasta el momento entre el dencia y ganó en eficacia, gracias en gran
poder y los sindicatos: “desplazó el equili- medida a la creciente politización que expe-
brio entre Capital y Trabajo en favor de este rimentó.
último”. Asimismo, indica que “sin el apoyo A modo de corolario de esta reseña, Horacio Vázquez-Rial
organizativo que le brindaron los gremios, diré que con este libro la Editorial de la
Perón hubiese sido abandonado al olvido en Universidad Nacional de Tres de Febrero da
Perón, tal vez la historia
octubre de 1945”. un paso más en la saludable iniciativa de edi- Buenos Aires, El Ateneo, 2005, 684 páginas
Resalta que aunque la ideología era tar una Colección de Estudios de Historia del
un factor importante, no movilizaba a las Peronismo. El libro de Horowitz es sin lugar
bases, que eran más fieles a los dirigentes en a dudas un mojón sumamente interesante
función de la actividad gremial. Y estos, de este proyecto ya que, luego de su lectura,
cuya legitimidad se basaba en la búsqueda permitirá al lector estar en condiciones de
8 de nuevos enfoques para el movimiento sin- responder bastante acabadamente a una de
La Editorial El Ateneo presenta
como “una minuciosa biografía” de Juan
pués de cumplir cuarenta y dos, había des-
crito al personaje en 1929, en Los Siete
dical, fueron los que le dieron el respaldo las preguntas cruciales sobre la historia de Domingo Perón a esta obra de 684 páginas, Locos y Los Lanzallamas, dos obras que con-
básico inicial a Perón. contemporánea de la Argentina. Esto es: escrita por Horacio Vázquez-Rial, un argen- forman una unidad en las que el Astrólogo,
Un dato interesante del análisis es ¿de qué hablamos cuando hablamos de la tino radicado en Barcelona, España, autor jefe de una sociedad secreta decidida a
que plantea la continuidad que se produjo importancia de los sindicatos en el surgi- de 17 novelas y 7 ensayos desde 1983. Lo pri- tomar el poder, se define a sí mismo de
en las organizaciones sindicales antes y des- miento del Peronismo y de Perón para el mero que corresponde advertir al lector es modo muy próximo al Perón que acabamos
pués de Perón, en la medida en que los pro- movimiento obrero? que esta presentación del texto que hace la de ver en su recuento del pasado, en sus
tagonistas de la política sindical son en gran editorial en la solapa del libro no se ajusta a invenciones, en sus respuestas adaptadas a
medida los mismos con el neoconservadu- la verdad. No se trata en realidad de una bio- cada interlocutor: 'Cuando converse con un
rismo y con el peronismo. Pero claro, el gran Aníbal Y. Jozami grafía apoyada en datos históricos ciertos, proletario seré rojo. Ahora, converso con
comprobados. Se trata de una obra que usted y a usted le digo: Mi sociedad está ins-
construye un relato aparentemente biográ- pirada en aquella que, a principios del siglo
fico, mezclando datos ciertos, comproba- noveno, organizó un bandido, Abdalá-Ben
dos, con información a todas luces falsa, a Maímún. Maímún quiso fusionar a los libre-
los efectos de estructurar un relato de fic- pensadores, aristócratas y creyentes de dos
ción sobre Perón y Evita. razas tan distintas como la persa y la árabe
En efecto, Vázquez-Rial asegura en en una secta que implantó diversos grados
el “Prólogo” -para justificarse en lo que va a de iniciación y misterios. Mentían descara-
escribir después, ficción disfrazada de ensa- damente a todo el mundo'; en la profética
yo- que “no hay diferencias esenciales entre novela de Roberto Arlt, el Buscador de Oro
la novela y el relato histórico de pretensión glosa así las palabras de su jefe: 'En eso estri-
científica” pues a su entender “ambos son ba lo grande de la teoría del Astrólogo: los
obras de ficción”, con lo que se da licencia hombres se sacuden con mentiras. El le da a
para escribir “una historia llena de personas lo falso la consistencia de lo cierto; gentes
reales que nunca existieron y de personajes que no hubieran caminado jamás para
imaginarios de cuyo paso por el mundo hay alcanzar nada, tipos deshechos por todas
pruebas documentales y testimonios con- las desilusiones, resucitan en la verdad de
tundentes”, creando “un nuevo testigo naci- sus mentiras”.
do de él mismo, un observador fino y tem- Pero, en última instancia, estas son
plado, irónico, que ve lo que los demás no apreciaciones subjetivas que como lector se
ven”. En esta línea de razonamiento confie- pueden compartir o no; y es legítimo que el
sa que “no hay pues biografía canónica de autor las tenga y las exponga como “un
Perón ni de Eva” porque “las historias perso- narrador contaminado por su tiempo y su
nales de Juan Perón y Eva Duarte, paralelas ideología”, como se autodefine.
durante un instante, pero completamente Lo cuestionable es que Vázquez-Rial
separadas en el origen y en el final, son ina- se haya apoyado para escribir su novela en
barcables”. datos históricos a todas luces falsos para jus-
Hecha esta aclaración imprescindi- tificar su apreciación subjetiva de que Perón
ble, veamos qué surge del relato de quien fue un espía -en este caso alemán, junto con
revela que se vio impelido a escribir sobre
Eva Duarte- entrenado en el secreto y el ocul-
Perón porque empezó a “soñar con Perón”.
tamiento -de su origen, de su hija y de sus
Atento a como describe la personalidad del
intenciones- y que construyó su poder sobre
líder justicialista, uno se inclina a pensar que
la base de la mentira -su foja militar y su ideo-
Vázquez-Rial tuvo en realidad “pesadillas
logía.
con Perón”.
Evita y Perón, espías alemanes: “Vea-
Ejemplos: “Era un hombre sin duda
seductor y con una singular capacidad para mos ahora Técnica de Una Traición de 9
conectar con lo peor de todo el mundo, Silvano Santander, teniendo en cuenta que
haciéndolo aceptable”; “lo persiguen a la no tuvo efecto alguno sobre la carrera de
vez el ridículo y el espanto. Son las cosas Perón, puesto que no apareció en la
que lo unen al país, más que el amor”; “un Argentina hasta el año de su derrocamien-
espía, posiblemente muy eficaz. Un hombre to, 1955, y la edición precedente, en el
habituado al secreto, consciente de que el Uruguay, era de 1953. De los documentos
secreto es el fundamento del poder”; “Ro- que en esa obra aparecen, sobre un total de
berto Arlt, que murió en 1942, poco des- siete, al menos dos son ineludiblemente
RESEÑ AS
las tácticas de los sindicatos y la ideología”. diferencial es que con su acción política los
Una afirmación de absoluta actualidad. gremios se habían transformado en otra
Sostiene que Perón puso patas para arriba la cosa: el movimiento obrero perdió indepen-
relación existente hasta el momento entre el dencia y ganó en eficacia, gracias en gran
poder y los sindicatos: “desplazó el equili- medida a la creciente politización que expe-
brio entre Capital y Trabajo en favor de este rimentó.
último”. Asimismo, indica que “sin el apoyo A modo de corolario de esta reseña, Horacio Vázquez-Rial
organizativo que le brindaron los gremios, diré que con este libro la Editorial de la
Perón hubiese sido abandonado al olvido en Universidad Nacional de Tres de Febrero da
Perón, tal vez la historia
octubre de 1945”. un paso más en la saludable iniciativa de edi- Buenos Aires, El Ateneo, 2005, 684 páginas
Resalta que aunque la ideología era tar una Colección de Estudios de Historia del
un factor importante, no movilizaba a las Peronismo. El libro de Horowitz es sin lugar
bases, que eran más fieles a los dirigentes en a dudas un mojón sumamente interesante
función de la actividad gremial. Y estos, de este proyecto ya que, luego de su lectura,
cuya legitimidad se basaba en la búsqueda permitirá al lector estar en condiciones de
8 de nuevos enfoques para el movimiento sin- responder bastante acabadamente a una de
La Editorial El Ateneo presenta
como “una minuciosa biografía” de Juan
pués de cumplir cuarenta y dos, había des-
crito al personaje en 1929, en Los Siete
dical, fueron los que le dieron el respaldo las preguntas cruciales sobre la historia de Domingo Perón a esta obra de 684 páginas, Locos y Los Lanzallamas, dos obras que con-
básico inicial a Perón. contemporánea de la Argentina. Esto es: escrita por Horacio Vázquez-Rial, un argen- forman una unidad en las que el Astrólogo,
Un dato interesante del análisis es ¿de qué hablamos cuando hablamos de la tino radicado en Barcelona, España, autor jefe de una sociedad secreta decidida a
que plantea la continuidad que se produjo importancia de los sindicatos en el surgi- de 17 novelas y 7 ensayos desde 1983. Lo pri- tomar el poder, se define a sí mismo de
en las organizaciones sindicales antes y des- miento del Peronismo y de Perón para el mero que corresponde advertir al lector es modo muy próximo al Perón que acabamos
pués de Perón, en la medida en que los pro- movimiento obrero? que esta presentación del texto que hace la de ver en su recuento del pasado, en sus
tagonistas de la política sindical son en gran editorial en la solapa del libro no se ajusta a invenciones, en sus respuestas adaptadas a
medida los mismos con el neoconservadu- la verdad. No se trata en realidad de una bio- cada interlocutor: 'Cuando converse con un
rismo y con el peronismo. Pero claro, el gran Aníbal Y. Jozami grafía apoyada en datos históricos ciertos, proletario seré rojo. Ahora, converso con
comprobados. Se trata de una obra que usted y a usted le digo: Mi sociedad está ins-
construye un relato aparentemente biográ- pirada en aquella que, a principios del siglo
fico, mezclando datos ciertos, comproba- noveno, organizó un bandido, Abdalá-Ben
dos, con información a todas luces falsa, a Maímún. Maímún quiso fusionar a los libre-
los efectos de estructurar un relato de fic- pensadores, aristócratas y creyentes de dos
ción sobre Perón y Evita. razas tan distintas como la persa y la árabe
En efecto, Vázquez-Rial asegura en en una secta que implantó diversos grados
el “Prólogo” -para justificarse en lo que va a de iniciación y misterios. Mentían descara-
escribir después, ficción disfrazada de ensa- damente a todo el mundo'; en la profética
yo- que “no hay diferencias esenciales entre novela de Roberto Arlt, el Buscador de Oro
la novela y el relato histórico de pretensión glosa así las palabras de su jefe: 'En eso estri-
científica” pues a su entender “ambos son ba lo grande de la teoría del Astrólogo: los
obras de ficción”, con lo que se da licencia hombres se sacuden con mentiras. El le da a
para escribir “una historia llena de personas lo falso la consistencia de lo cierto; gentes
reales que nunca existieron y de personajes que no hubieran caminado jamás para
imaginarios de cuyo paso por el mundo hay alcanzar nada, tipos deshechos por todas
pruebas documentales y testimonios con- las desilusiones, resucitan en la verdad de
tundentes”, creando “un nuevo testigo naci- sus mentiras”.
do de él mismo, un observador fino y tem- Pero, en última instancia, estas son
plado, irónico, que ve lo que los demás no apreciaciones subjetivas que como lector se
ven”. En esta línea de razonamiento confie- pueden compartir o no; y es legítimo que el
sa que “no hay pues biografía canónica de autor las tenga y las exponga como “un
Perón ni de Eva” porque “las historias perso- narrador contaminado por su tiempo y su
nales de Juan Perón y Eva Duarte, paralelas ideología”, como se autodefine.
durante un instante, pero completamente Lo cuestionable es que Vázquez-Rial
separadas en el origen y en el final, son ina- se haya apoyado para escribir su novela en
barcables”. datos históricos a todas luces falsos para jus-
Hecha esta aclaración imprescindi- tificar su apreciación subjetiva de que Perón
ble, veamos qué surge del relato de quien fue un espía -en este caso alemán, junto con
revela que se vio impelido a escribir sobre
Eva Duarte- entrenado en el secreto y el ocul-
Perón porque empezó a “soñar con Perón”.
tamiento -de su origen, de su hija y de sus
Atento a como describe la personalidad del
intenciones- y que construyó su poder sobre
líder justicialista, uno se inclina a pensar que
la base de la mentira -su foja militar y su ideo-
Vázquez-Rial tuvo en realidad “pesadillas
logía.
con Perón”.
Evita y Perón, espías alemanes: “Vea-
Ejemplos: “Era un hombre sin duda
seductor y con una singular capacidad para mos ahora Técnica de Una Traición de 9
conectar con lo peor de todo el mundo, Silvano Santander, teniendo en cuenta que
haciéndolo aceptable”; “lo persiguen a la no tuvo efecto alguno sobre la carrera de
vez el ridículo y el espanto. Son las cosas Perón, puesto que no apareció en la
que lo unen al país, más que el amor”; “un Argentina hasta el año de su derrocamien-
espía, posiblemente muy eficaz. Un hombre to, 1955, y la edición precedente, en el
habituado al secreto, consciente de que el Uruguay, era de 1953. De los documentos
secreto es el fundamento del poder”; “Ro- que en esa obra aparecen, sobre un total de
berto Arlt, que murió en 1942, poco des- siete, al menos dos son ineludiblemente
RESEÑ AS
auténticos. En la página hitlers-escape.com -cosa que alguna amiga de entonces dijo
se muestran copias fotostáticas de todos después-, o tener una hija, viajar y enfer-
ellos, y yo reproduzco su texto a continua- marse, que no son términos mutuamente
ción: '2. Carta del capitán Niebuhr al general excluyentes”.
Von Faupel, sobre la contribución de Eva Martha Susana Holgado, hija de
Duarte a la salida del la Argentina del agen- Perón: “me respondió preguntándome si
te Sandstede. Agosto de 1941: (…) durante me interesaba conocer a la hija de Perón. Le Joel Horowitz
la noche recibimos de nuestra señorita Eva
Duarte, argentina, siempre excelentemente
dije que sí, claro, aunque para mí esa hija no
podía ser cierta, no era posible que la cróni-
Los sindicatos
informada de lo que sucedía en la Comisión ca hubiera dejado pasar un detalle así, la El Estado y el surgimiento de Perón, 1930-1946
Investigadora, informaciones que indica- hija de un hombre que, según la historia ofi- Buenos Aires, Eduntref, 2005, 326 páginas
ban que la comisión, a toda costa, quería cial, no había tenido hijos. Sin embargo, si
impedir la salida del compañero Sandstede alguien tenía el coraje de decir que era la
y había ordenado nuevamente su detención hija, merecía serlo realmente, porque, de ser
10 (…) en esto la señorita Duarte dio buen con- cierta su afirmación, se trastocaban todas
las herencias de la Argentina, materiales y
Los sindicatos, el Estado y el surgi-
miento de Perón, 1930-1946 constituye una
ración es pertinente por la sencilla razón de
que hacia 1936 estas cinco organizaciones
sejo. Trajo un abrigo del coronel Perón,
amigo suyo y nuestro, y vestido con los atri- espirituales”. investigación que combina de forma real- reunían el 39 por ciento de la totalidad de los
butos de un miembro del cuartel general mente interesante datos estadísticos y cró- obreros sindicalizados. Insisto sobre la para-
Está absolutamente documentado
nica histórica, ensamblados armoniosa- doja, si se quiere, de que la decisión del autor
argentino, pudo el compañero de partido que Perón y Eva Duarte comenzaron su rela-
mente mediante el análisis. La obra logra es opinable y a la vez legítima, ya que si bien
Sandstede, acompañado de la señorita ción en 1944, no en 1941. ¿Eva Duarte, de
dar una perspectiva de la evolución de las las federaciones estudiadas son representa-
Duarte, pasar la barrera policial, sin ser sólo 22 años, una Mata Hari del espionaje?
relaciones de poder entre el movimiento tivas y punta de lanza del sistema económico
molestado, en un automóvil del Ministerio Todo absurdo y mal intencionado. ¿Martha
obrero y el neoconservadurismo (estable- por venir, en términos históricos la Argentina
de Guerra y llegar a tiempo al aeropuerto Holgado podría ser Lucía Perón? Sí, pero
ciendo las diferencias políticas existentes del 30-40 era más compleja, y también debe
(…)'. '3. Carta de Niebuhr a Von Faupel falta el ADN para tomarlo como hecho his-
entre los presidentes Uriburu, Justo y ser explicada en función de otros sectores
declarando a la señorita Eva Duarte como tórico comprobado. ¿Y si lo fuera, cambia-
Castillo). La sencillez con la que está plan- que tal vez estaban más atados a la época
colaboradora y el interés de Perón en ella (si ría la historia de Perón como líder político y
teado el libro un resultado encomiable, ya que se estaba dejando atrás. Al situarse la
non é vero, é ben trovato). Enero 1943: (…) su posicionamiento como personaje de la
que al finalizar la parte en la que analiza la investigación de Horowitz precisamente en
he unificado la dirección del sector del Brasil historia? No, como no ha cambiado el lugar
Década Infame, están realmente claras para la transición entre ambos estadios es que sos-
y la costa sur del Pacífico, en manos de la de Francois Miterrand en la historia, cuando
el lector cuáles fueron las condiciones histó- tengo que, en todo caso, es opinable la res-
señorita Duarte, muy estimada de su se supo después de muerto que tenía una
ricas que (sumadas a la dimensión de aquel tricción que hace el historiador.
Excelencia Canaris, a causa de su superior esposa paralela con una hija.
militar devenido en estadista que condujo a Salvado este detalle, diré sí que la
trabajo cumplido en Río de Janeiro: una Sin duda se trata de una biografía la Argentina de manera definitiva hacia una forma en que Horowitz encara el análisis y la
endiabladamente hermosa, inteligente, novelada construida sobre datos ciertos y suerte de modernidad tardía) derivaron en crónica histórica de la evolución social, polí-
encantadora, ambiciosa e inescrupulosa falsos, que Vázquez-Rial ha mezclado con la el surgimiento del coronel Juan Perón y el tica y hasta ideológica de cada uno de los sin-
mujerzuela, a quien el coronel Perón ya ha lógica de una operación de inteligencia que peronismo. dicatos estudiados es impecable.
echado el ojo (…)'. '4. Carta de Meynen a apunta a la desmoralización. ¿Por qué? Horowitz propone una visión en Hay algunas definiciones que
Niebuhr confirmando a la señorita Duarte Porque desde el principio al final se trata de modo alguno bucólica de la relación entre Horowitz construye a lo largo de todo el
como amante de Perón y declaraciones de una historia con un hilo conductor negati- los sindicatos (ya evolucionados y en condi- libro y que me interesaría destacar.
este último. Junio de 1943: (…) la señorita vo, que busca demostrar que a Perón “lo ciones de convertirse en la columna verte- Concretamente, quiero resaltar los siguien-
Duarte me mostró una carta de su amante, persiguen a la vez el ridículo y el espanto”, bral del peronismo) y la estrategia política tes aspectos.
en que se fijan los siguientes lineamientos cuando en realidad, cada vez es mayor en de Perón, ya devenido en General. Caracteriza como indispensable el
número de argentinos que se ligan a Perón
RESEÑAS

generales para la obra futura del gobierno Lejos de una visión idílica de la rela- hecho de que solamente Perón “se dio cuen-
revolucionario: Los trabajadores argentinos desde el amor, desde el afecto, desde el ción entre los sindicatos y Perón, el autor ta del potencial político que tenía la clase
nacieron animales de rebaño y como tales agradecimiento, desde el reconocimiento, explica cuáles fueron los diferentes encua- obrera urbana”; y concluye que su política
morirán. Para gobernarlos basta darles desde la admiración; porque cada vez es dramientos de cada una de las dirigencias “de mejorar las condiciones de los trabaja-
comida, trabajo y leyes para rebaño, que los mayor el número de argentinos que añoran sindicales de las organizaciones que estudia dores por medio de los sindicatos encauzó
mantengan en brete. (…)'. Es posible que la Argentina industrial centrada en su mer- en su obra, y cuál fue el derrotero de la pero- una fuerza que había sido marginada por
Perón y Eva fueran pareja mucho antes del cado interno, integrada socialmente y gene- nización de unas y la definitiva adscripción los sistemas políticos anteriores”.
radora de una amplia clase media, que de otras a las filas de la oposición. Ofrece un análisis del disímil desa-
momento en que se los empezó a ver públi-
fuera puesta en marcha por Perón en los Tal vez el aspecto más conflictivo del rrollo de cada una de las cinco industrias
camente en esa condición. Si hemos de
años cuarenta y cincuenta y que continuó libro es su presupuesto metodológico de cuyas organizaciones obreras estudia. Para
creer en la autenticidad de la carta de
dando sus frutos hasta mediados de los delimitar la investigación a un grupo y no a ello aborda las posturas ideológicas que ani-
Niebuhr a Von Faupel del 26 de agosto de
setenta, a pesar de la inestabilidad política todas las organizaciones sindicales. maban a cada federación o unión (influen-
1941, Eva ya conocía a Perón en esa fecha y
crónica y la violencia política generada por Horowitz se centra en el desarrollo en el ciadas a la vez por cómo se encuadraban
tenía algún tipo de relación con él (…) lo la proscripción del peronismo y los 18 años
que sí es seguro es que hay unos meses, período estudiado de la Federación de frente a la Segunda Guerra Mundial). Se
de exilio de Perón. La Argentina que empe- Obreros y Empleados Telefónicos (FOET), la remonta a las vertientes originarias del movi-
siete u ocho, entre finales de 1942 y media- zamos a perder el 24 de marzo de 1976 y Federación de Empleados de Comercio miento obrero y finalmente traza un cuadro
dos de 1943, en que el rastro de Evita se pier- empezamos a recuperar el 19 y 20 de (FEC), la Unión de Obreros y Empleados de situación que incluye tanto las relaciones
de, hasta para los más esmerados bordado- diciembre de 2001. Municipales (UOEM), la Unión Ferroviaria políticas con el poder neoconservador,
res de su cronología. Durante esos meses
puede haber hecho cualquier cosa: tener
(UF) y la Unión Obrera Textil (UOT). Digo que
esta elección metodológica es opinable, en
como la formación de las clases sociales de
la Argentina.
7
una hija, viajar a Río de Janeiro, enfermarse
Mario Bertellotti la medida en que el proceso social y político Otra definición clave que excede la
del movimiento obrero argentino entre las investigación constituye un presupuesto
décadas del 30 y el 40 excede a los sectores analítico de Horowitz y es el que sostiene
económicos que representaban estas for- que “la interacción entre un gobierno y un
maciones sindicales. movimiento obrero contribuye a definir la
Sin embargo, Horowitz tiene sus naturaleza de los sindicatos. La represión, la
razones para el acotamiento del objeto de cooperación o la falta de cualquiera de ellas
estudio que propone. Plantea que esta ope- son factores importantes que determinan
RESEÑ AS
sión, escribió cartas donde confesó dudas y muladas durante la guerra”. Con semejante
temores. Torre no encuentra razones para ganga, redistribuiría el ingreso al igual que
discutir su sinceridad. Es la única franqueza lo hizo Perón, el pusilánime afortunado.
que le concede: Perón era un asustadizo que
Pero Tamborini era un moderado y como tal
sólo tuvo a la suerte de su lado. Bastaba una
simple amenaza para que se fuera al mazo. evitaría los excesos. Por ejemplo, con él los
Por lo demás, mentía y engañaba continua- salarios reales hubieran quedado “por deba- Juan Carlos D'Abate
mente. jo de los niveles espectaculares que hubie-
Según Torre, fue el general Ávalos ran sido esperables si en el timón del gobier- Framini-Perón
quien permitió el retorno de Perón al negar- no hubiese estado un líder político necesita- Elecciones del 18 de marzo de 1962
se a reprimir el inicio de la manifestación del do de darse una base de apoyo popular”.
17. En este punto también la psicología
en la Provincia de Buenos Aires
Como no era necesario tanta demagogia, la
hace su contribución: Ávalos cargaba con la Barcelona, PPU, 2003, 290 páginas
redistribución del ingreso habría sido obra
culpa de haber producido un enfrentamien- de los sindicatos. No puedo dejar de figurar-
to que causó 70 muertes durante el golpe de
6 1943. Pues bien, este hombre podría haber-
me el frenesí del autor ante cada uno de sus
hallazgos científicos. Pero volvamos a su tex-
Si hubo un hecho político que hecho de que rubricó no menos de media
se psicoanalizado y permitirse así movilizar marcó por antonomasia la vigencia del pero- docena de solemnes juramentos, que a
tropas desde Campo de Mayo para cercar la to. Semejante movilización popular hubiera nismo en la sociedad argentina de principios menudo se contradecían en un ciento por
Plaza en ese fatídico 17. Si bien esta vez no provocado una mayor influencia de las de los '60 fue, sin lugar a dudas, el de las elec- ciento. No hubo más remedio que organi-
saca cuentas, fácil es notar que Torre subes- ideas de izquierda y por lo tanto una cre- ciones a gobernador por la provincia de zarle una derrota, así como le organizamos
tima el costo de semejante acción, y obvia- ciente resistencia en las fuerzas armadas. Buenos Aires del 18 de marzo de 1962. una victoria”.
mente lo considera mucho menor que el Llegaron los malos. Y un nuevo golpe de Recapitulemos. El gobierno consti- El libro de Juan Carlos D'Abate logra
enorme disgusto de haber tenido que suerte para Perón. Así, luego de salir tercero tucional del general Juan Domingo Perón explicar e interesar sobre el hecho final,
soportar a Perón durante 30 años. en las elecciones, aunque ya no tan cómodo fue derrocado por la fuerza de las armas el determinante, decisivo, que desencadenó la
Además, nuestro científico olvida 16 de septiembre de 1955. Desde el destitución de Frondizi por las Fuerzas
como Mercante, llegaría a la presidencia en
que, en los pocos días que Perón estuvo Ejecutivo una ola revanchista sacudió al país Armadas (verdadero poder detrás del sillón
1952 con el apoyo de los conservadores en y como corolario de persecuciones, cárcel y
detenido, conservadores y empresarios presidencial) y su posterior confinamiento
pretendieron revertir rápidamente todas el Colegio Electoral. ¡Qué frondosa puede fusilamientos, el abominable decreto ley Nº en la isla Martín García y el sur argentino.
las conquistas sociales de los últimos dos ser la imaginación de un investigador de pri- 4.161 se suspendió como una “espada de Ese hecho fueron las elecciones ganadas por
años. Su sucesor en la Secretaría de Trabajo mer nivel! Perón demostraría a partir de allí Damocles” sobre la cabeza de más de media el peronismo en las elecciones bonaerenses
y Previsión manifestó que habría “cambios su completa perversidad: llegaría al poder población argentina: la peronista. La para gobernador el 18 de marzo de 1962. La
en la política de respaldo activo del Estado para reprimir a los trabajadores. En la uto- Resistencia no se hizo esperar y la lucha de importancia fundamental de las mismas
en la defensa de las reivindicaciones obre- pía de Torre, entonces, todas las medidas millones de mujeres y hombres anónimos puede buscarse por dos planos, lados o aris-
ras”. Los empresarios se negaron a pagar el populares las hubiera tomado Tamborini, y logró lo que parecía imposible: el repliegue tas que se complementan. Una, se confirma
feriado del 12 de octubre y anunciaron que las impopulares Perón. Por eso éste rápida- de la “Revolución Fusiladora” (Aramburu- que el peronismo sigue siendo la primera
tampoco abonarían el aguinaldo. Pero Rojas-Alsogaray-etc.) y el llamado a eleccio- fuerza política de Argentina pese a todas las
mente caería por un golpe militar en el que,
estas nimiedades no lo conmueven. Siente nes para presidente. Como se sabe, las mis- vicisitudes padecidas; la otra, Perón seguirá
de paso, no participarían ni radicales ni mas fueron ganadas en 1958 por el binomio
el deleite de quien rescribe la historia obe- siendo, para alegría de muchos y desdicha
deciendo a sus instintos más bajos: con socialistas. Frondizi-Gómez con el apoyo de los votos de pocos, el interlocutor válido y obligado
Perón en Chubut, el radicalismo se hubiera Vista la promesa inicial del libro, y justicialistas, ya que el peronismo seguía en la escena política nacional, gobierne
negado a acordar con los conservadores - dejando de lado por razones elementales la proscrito y su líder natural exiliado. quien gobierne.
de un plumazo corrige un pasado impre- promesa de excelencia, cuesta compartir El Dr. Frondizi comenzó su mandato El autor pasa revista con buen tino
sentable-, aunque sí lo haría con sectores también el otro eje ofrecido, el de pluralis- colmado de expectativas populares y termi- al contexto económico-social de la época a
RESEÑAS

de la izquierda, mientras los restos del pero- mo: los más citados son Félix Luna, Mariano nó en un ostensible fracaso. Su política pen- nivel nacional para luego depositarnos de
nismo hubieran sido encabezados por Plotkin, Robert Potash, Daniel James, Gino dular de aliarse con el peronismo para tener lleno en el inicio, los prolegómenos y las tra-
Mercante, quien lograría un cómodo ter- Germani... además de los propios autores. a raya a los militares y a su vez decirles a tativas que desembocarán en la fórmula ele-
cer puesto, detrás incluso de los conserva- éstos que él era la única fuerza política en gida por el propio Perón para dar batalla en
No se mencionan autores que siquiera sim-
dores. condiciones de debilitar a Perón, estaba des- las elecciones. Si se recuerda, Framini se
paticen con el peronismo, salvo cuando se tinada a fracasar desde el mismo momento
Radicales y dirigentes de la izquier- muestra remiso a ser el primero de una fór-
da ratificarían así “sus credenciales en los cita para criticarlos. Los artículos reuni- en que se puso en práctica. Al respecto mula que no contenga a su jefe político
defensa de los derechos del trabajo, recla- dos tienen en común la pretensión de refu- Perón, con su gracejo y humor característi- indiscutido; Perón lo calma, lo convence de
mando la inspiración, cuando no la auto- tar las visiones que entre 1946 y 1955 el cos, contó como él veía las cosas en aquellos aceptar y le da las razones para que él esté
ría, de las políticas implementadas durante peronismo había procurado imponer sobre momentos: “La inteligencia política de ausente en esa oportunidad. Debe haber
esos años. Ausente Perón, podían predicar el 17 de octubre. Semejante espíritu icono- Frondizi era de marca 'radical'. Consistía en sido difícil convencerlo al “Negro” Andrés
su mensaje de reparación social desde un clasta ya debería haber tomado nota de hablar sobre un problema hasta enronque- Framini, que guardaba una veneración sin
lugar que había sido siempre el suyo y que que nadie hoy sostiene seriamente esas cer. A este parloteo verborrágico los radica- límites por Perón. Cabe recordar sobre el par-
aquél les usurpara con artes demagógi- leyendas. Insólitamente, citándose una y les llaman resolver problemas. Yo le llamo ticular, sus propias palabras, citadas por
cas”. Textual. También se hubieran evitado hacer gárgaras. (...) Frondizi me parecía una Manuel Urriza: “Cuando apareció Perón en
otra vez a sí mismos han olvidado levantar
así otro tipo de desviaciones malsanas: las suerte de domador de leones hambrientos, 1944 ó 1945 en la Secretaría de Trabajo y
la mirada. Conmueve tanta insistencia, y es capaz de asegurar el éxito del espectáculo
corrientes de izquierda retomarían “su Previsión yo era un joven obrero textil que,
influencia en el movimiento obrero, al cierto que salvo excepciones con el tiempo con el sacrificio gradual y paulatino del equi- como todos los trabajadores, vivíamos con
igual que en Chile, Uruguay e, inclusive, mejoraron bastante la puntería. Pero po de sus colaboradores. Una vez les entre- bajos salarios, sin protecciones sociales, con 11
Brasil”. alguien debería comisionarse y avisar a esta gaba como carnada a un ministro; otra vez, largas jornadas de trabajo y mucho maltrato
En la ficción científica de Torre, buena gente que el enemigo al que casco- un vicepresidente; en alguna oportunidad de los capataces. Para mí eso era lo normal;
Tamborini hubiera disfrutado para sí de la tean con tanto entusiasmo hace tiempo un asesor técnico o un amigo íntimo. pensaba que así era la vida de obrero que
inmerecida suerte que Perón tuvo al asumir que dejó esa trinchera y está dando otras Cuando se le acabaron las víctimas de su lis- me había tocado ser y me la tenía que
batallas. ta, él mismo pasó a ser pasto de los leones. aguantar. Perón fue el que me dijo que no
el gobierno con “los términos de intercam-
Frondizi no respondió a ninguno de los com- era así. Que eso era injusto y que había que
bio más altos del siglo y el respaldo, ade- promisos contraídos con el pueblo, porqué cambiarlo y que se podía cambiar si nos unía-
más, de la abundante reserva de divisas acu- Mariano Fontela jamás pensó en cumplirlos. Lo prueba el mos con los compañeros en los sindicatos.
RESEÑ AS
Me abrió la cabeza. Desde entonces supe una temática aún vigente y en parte irresuel- es una hipótesis de trabajo, una acusación o asume la Plaza de Mayo como centro de la
que no tenían derecho a explotarme”. ta (análisis crítico de la situación económica un exceso de fantasía. vida política argentina y desarrolla los dife-
Además D'Abate nos hace una y social, sueldos, jubilaciones y pensiones, El propio Senén González revisa las rentes significados que al 17 de octubre le
radiografía exacta de la situación existente energía eléctrica, artículos de primera nece- actas de la reunión del Comité Central fue otorgando el peronismo en sus diferen-
para la coyuntura en las dos fuerzas políticas sidad, viviendas y villas miserias, la oligar- Confederal (CCC) de la CGT del 16 de octu- tes etapas; Oscar Troncoso intenta, a partir
que van a dirimir el pleito electoral y luego quía y los monopolios). Y todo esto corona- bre. Allí se reflejan claramente las diferentes de su testimonio personal y usando fuentes
pasa a explicar la campaña proselitista des- do con la trascripción completa del mensaje posiciones de los sectores sindicales respec- documentales, introducir exactitud respec-
plegada. del Gobernador electo, leído el 1º de mayo to a Perón y a los derechos sociales adquiri- to a las estimaciones sobre la cantidad de
Una vez triunfante el peronismo en de 1962 desde la ciudad de La Plata, sede del dos. Unos afirmaban que era preciso enfren- manifestantes que hubo ese día: lo que más
el acto electoral, habrá una serie de marchas gobierno provincial. tar a los adversarios de Perón para evitar le preocupa es precisar que hasta la noche la
y contramarchas desde el gobierno y el D'Abate suma un plus, un valor agre- “perder el control del movimiento obrero concurrencia estuvo lejos de ser masiva y
poder para anular las elecciones, cosa que gado a su obra. Un sinfín de intelectuales se que tanto trabajo nos ha costado organi- que fue la radio la que convocó a muchos de
finalmente se hace con el costo político ine- “mata”, vende su alma al diablo, por entrar zar”. Otros proponían conciliar con Ávalos, los manifestantes; Raanan Rein analiza la
ludible para Frondizi. Todo este proceso está en los círculos de poder cultural; por ser “or- pero presionándolo para que reconociendo hostilidad de la prensa anglosajona contra
muy bien relatado en el libro que estoy gánicos” al sistema que los usa y los descar- las conquistas obreras demostrara que el ale- el gobierno de Perón.
12 comentando. Además, un valioso apéndice ta en el tiempo, cual guantes de látex usa- jamiento del coronel Perón no significaría un Por su parte, Fabián Bosoer describe
documental enriquece aún más la obra. Allí dos, si se me permite la expresión (recordar retroceso para ellos. De todas formas, la leal- la manera en que la política exterior de
pueden leerse en forma ordenada siete dis- a Grondona, Neustadt, Longobardi, Laje, tad hacia Juan Perón por parte de los líderes Estados Unidos dejó rápidamente de consi-
cursos pronunciados en actos públicos por etc., y entre los etcéteras, incluir en cual- sindicales que triunfaron en la votación de derar a Perón como una “amenaza fascista”
el candidato a Gobernador peronista, como quier momento a Aguinis, hoy día becado esa noche estaba lejos de ser decidida: la pro- cuando finalizó la Segunda Guerra, en tanto
así también los reportajes más importantes en los Estados Unidos de Norteamérica). Por pia moción de declaración del paro general comenzaban a encenderse las luces de aler-
que le efectuaron en aquel momento. Del salir en la foto del año de la revista Gente y no lo menciona directamente; simplemente ta ante el “peligro comunista”. Este artículo
mismo modo, nos vamos a encontrar con tantas gansadas más, o bien por ganar un pide “la libertad de todos los presos civiles y no deja de ser interesante, porque cita
material de archivo de extraordinaria impor- subsidio de una transnacional millonaria. El militares que se hayan distinguido por sus extensamente las comunicaciones del
tancia para los investigadores: me refiero al autor de este libro se reivindica como mili- claras y firmes convicciones democráticas y encargado de la embajada norteamericana,
“Plan de Gobierno Justicialista para la pro- tante peronista -lo que no le quita un ápice por su identificación con la causa obrera”. Cabot, quien denuncia reiteradamente a la
vincia de Buenos Aires” (economía, política de rigurosidad histórica a su trabajo- y nos La siguiente reunión del CCC fue el “viciosa pandilla fascista” que permitiría
sanitaria, salud pública, función social de la demuestra que cuando hay honestidad inte- 19. Con euforia, se afirmaba allí que la CGT que Argentina se convirtiera “en el refugio
vivienda, cooperativas y consorcios civiles lectual se puede hacer un excelente trabajo, “ha conquistado su triunfo más rotundo desde el cual Alemania podría elaborar la ter-
para la construcción, asuntos agrarios, etc.) como el que ahora podemos tener oportuni- desde que existe como central de los traba- cera guerra mundial”. A la vez, se quejaba
y las “Bases Programáticas del Plan de dad de conocer y leer. jadores del país”. En ningún momento se de que la falta de rigidez de su gobierno fren-
Gobierno Justicialista para la Provincia de hizo mención a Perón y una sola vez se nom- te a Perón haría que éste sienta “que la
Buenos Aires”, cuyo punteo nos permite ver Roberto Baschetti bró la movilización del 17. Para ellos, el día embajada y todo lo que ésta diga podría ser
clave fue el 18. Visiblemente procuran capi- desatendido con impunidad”.
talizar “una movilización que iba por delan- Pero con los meses el propio Cabot
te de su dirigencia”. va cambiando de opinión, al punto de
En otro aporte, Hiroschi Matsushita lamentar la virulencia de los ataques de
analiza el 17 de octubre a partir de la teoría Braden. Envió a su cancillería una serie de
prospectiva. Ésta argumenta que las perso- mensajes de este tipo: “Perón es para las
nas no actúan siempre igual ante un mismo masas argentinas el símbolo del progreso
incentivo. Se comportan de muy diferente social y de la nacionalidad; una prolonga-
manera cuando están en un momento de ción de la interferencia por parte de los
ganancia que cuando caen en uno de pérdi- Estados Unidos acentuará nuestra identifi-
da. En tanto en el primer caso se tiende a ser cación con el privilegio, la reacción y el colo-
conservador, en el segundo existe mayor ten- nialismo mundial”. Años más tarde, en sus
dencia a realizar acciones riesgosas, “con la memorias, llegó a decir del Libro Azul: “todo
Rodrigo Zarazaga esperanza de conseguir altas ganancias ese informe era completamente deshonesto
para recuperar las pérdidas acumuladas y terriblemente distorsionado”.
La pobreza de un país rico hasta entonces”. Inicialmente, el desplaza- Pero una referencia aparte merece
Dilemas de los proyectos de Nación de Mitre a Perón miento de Perón podría haber sido interpre- el artículo de Juan Carlos Torre, que hace
Buenos Aires, Siglo XXI, 2005, 264 páginas tado por algunos dirigentes sindicales como siete años escribió un aporte a un libro lla-
una ganancia, en tanto supondrían que mado Historia Virtual, titulado “¿Qué
igualmente lograrían “mantener las con- hubiera ocurrido si hubiese fracasado el 17
quistas sociales a través de la negociación de octubre de 1945?”. Allí especulaba con
con el gobierno”. Pero su detención el 13 en que tal fracaso habría significado el triunfo
la Isla Martín García -y, agrego, la euforia de de Tamborini en las elecciones de febrero y
Este libro tiene un enfoque históri- la democracia argentina. Por eso quizás en los sectores patronales- los habría afectado éste, lejos de restaurar el régimen oligárqui-
co, ético y político de la realidad argentina, su introducción busca la respuesta, siguien- profundamente, e inmediatamente habrían co, hubiera llevado adelante casi exacta-
es decir, coincidente con la formación del do a Putnam, en nuestro débil capital social. percibido que caían en el terreno de la pérdi- mente las mismas medidas que tomó Perón
autor. Licenciado en filosofía, magíster en Explora también, según Huntington, en el da. Por eso se arriesgaron a convocar una en su primer gobierno. Tanta gracia le causó
ciencia política y apasionado por la historia, insuficiente grado de institucionalización huelga general, aun sabiendo que tal vez se su propio ocurrencia que reeditó el mismo
habla de las contradicciones de un país cuya
aparente abundancia naufraga no sólo en lo
política. comprometían fuertemente en una causa artículo, sin cambiarle una sola coma, aun- 5
Descartadas ambas propuestas, se perdida. Matsushita, al igual que Senén, que agregó un par de páginas donde pre-
económico, sino también en lo político, y su decide por indagar el tipo de relaciones que entiende que para el inicio de la moviliza- tende justificar la rigurosidad científica de
atravesamiento por los principales movi- los actores políticos significativos y las insti- ción del 17 fue determinante que se difun- su método “contrafactual”.
mientos cívicos desarrollados en los siglos tuciones mantienen en cada período históri- diera la decisión de la CGT de declarar el Su “análisis” comienza con una
XIX (después de la organización nacional) y co, lo que lleva a la conformación de un cier- paro general, aunque éste estuviera progra- observación de notable agudeza: “Perón
XX (antes de la última dictadura militar y del to capital político. mado para el 18. fue más bien un beneficiario que un promo-
restablecimiento de la democracia). Con esta finalidad, desarrolla el En otros artículos, Gabriel Lerman tor de la movilización popular que lo resca-
Uno de los interrogantes que se libro en cuatro capítulos, seguidos por una señala la importancia que desde 1945 taría de la derrota política”. Durante su pri-
plantea Zarazaga es el origen de la crisis de conclusión general, a saber: La ilusión liberal
RESEÑ AS
do que dura 36 horas, en medio del calor y recuerdo en un centenar de humildes mora- (Alberdi, Mitre y Sarmiento), El granero con- que abre el camino al golpe de Estado del 6
cayéndose periódicamente de la hamaca dores de Aurizona, a los que quizás nunca servador (Roca), La sinécdoque política del de setiembre de 1930.
donde debe dormir. Según él mismo, el más vuelva a ver en mi vida”. radicalismo (Irigoyen) y La unanimidad de la El cuarto capítulo, referido al pero-
barco era “tan rasposo que en el Río de la Pocos meses después, en noviembre hora peronista (Perón). nismo, marca el ingreso a la ciudadanía de
Plata sería utilizado como leña”. Sus puertas de 1956, sufrió un ataque cerebrovascular. Cada uno de estos capítulos tiene los sectores hasta entonces políticamente
“son de 25 a 30 centímetros de ancho, de Tras un mes de agonía, falleció en el hospital una cierta unidad de enfoque. Comienzan marginados, una mejora en la distribución
modo que prácticamente no puedo pasar. de una base aérea de Belem, estando pros- con un abordaje de la coyuntura y luego se del ingreso, al menos en términos de calidad
Llegar a la sentina, al Water Closet, es una crito en su país. El gobierno de Brasil resolvió desarrollan: la cuestión social, la dimensión de vida, y una economía que reafirma el
expedición. Tiene un espacio de 70 centíme- poner a disposición de la familia dos aviones política, las concepciones económicas domi- mito del granero lleno. Opacando el proce-
tros cuadrados”. militares para repatriar sus restos, pero el nantes y, finalmente, un balance del período. so, a juicio de Zarazaga, encontramos el des-
También escribía: “durante la noche gobierno argentino se opuso. Un diario de Un aspecto a destacar es la abun- guace del capital político, con la apuesta a la
el barco se movía terriblemente. Me tocó la Belem preguntaba en qué puede un cadáver dante bibliografía del trabajo y las oportu- unanimidad, y el bajo grado de instituciona-
hamaca que está al lado de un tabique. hacer peligrar la seguridad de una Nación… nas citas que ilustran cada tramo del libro. lización estatal.
Cada cabezazo del barco me hacía un cabe- Pasaron 16 años para que se repatriaran sus Del balance de “la ilusión liberal”, se En la conclusión, Zarazaga plantea
zazo contra la pared, mi cuerpo al chocar restos y descansaran en Santiago del Estero, destaca el intento de transformar al Otro, a tres condicionamientos recurrentes, cuya
4 contra el tabique sonoro hacía un ruido como era su deseo. través de la educación, de la política migra- explicitación pasa por la formulación de un
alternado con el motor”. En otro momento, Espero que algún día los argentinos toria y del progreso económico (a la medida diagnóstico político, con validez hacia pro-
quedan varados en una acequia de 80 centí- logremos librarnos de esta maldita fatalidad del modelo europeo). yectos futuros: a) invocar la República
metros de ancho, y él apunta: “humedad que nos hace invariablemente flagelar a En relación con el “granero conser- Verdadera y excluir al Otro político, b) la bús-
terrible, cangrejos y avispas alrededor. No nuestros compatriotas que logran comple- vador”, al que también se llama la “hegemo- queda de la seguridad en el mito del “grane-
corre aire. Sol rajante. ¡Pensar que aquí nos tar un talento excepcional con una pasión nía liberal conservadora”, rescatamos dos ro lleno” y c) la recurrente pretensión de una-
chuparemos la friolera de 12 horas encaja- inagotable. En una carta enviada a un amigo elementos: la construcción de una Estado nimidad.
dos en este cangrejal!”. tres meses antes de morir, Ramón Carrillo fuerte, en una Nación rica, y el Unicato polí- Finalmente, el autor plantea la exis-
Regresó a Belem en hidroavión, en escribía: “si yo desaparezco, queda mi obra tico, que hacia el final del período y después tencia de una deuda pendiente: la acepta-
un viaje de menos de una hora. Al llegar y queda la verdad sobre el gigantesco de la Revolución del '90 intenta avanzar ción del pluralismo político como una carac-
anotó: “Todo está bien cuando termina esfuerzo donde dejé mi vida”. No tengo hacia la construcción de la República terística de la democracia argentina.
bien. Habíamos cumplido completamente dudas de que lo consiguió. Casi 50 años des- Verdadera. En síntesis: una obra de lenguaje
nuestra misión, en un viaje de seis días que a pués, diariamente millones de argentinos se El tercer capítulo nos da tres ele- ágil y capacidad de análisis, que como seña-
mí me pareció de seis meses. Mis doce horas atienden en establecimientos que fueron mentos definitorios del período: la amplia- la Halperín Donghi, es útil leer en esta hora
de estudio sobre la vida de los cangrejos me construidos y equipados gracias a esa ción de la democracia, el intento de cons- difícil.
compensó del viaje y de las incomodidades. pasión extraordinaria. truir la República Verdadera y el fracaso final Carlos Eroles
Y también el saber que he dejado un grato Ginés González García

José Fernández Vega


Las guerras de la política
Clausewitz de Maquiavelo a Perón
Santiago Senén González y Gabriel Lerman, compiladores Buenos Aires, Edhasa, 2005, 376 páginas
El 17 de octubre de 1945
Antes, durante y después La obra de José Fernández Vega - rreligiosos e interétnicos -eufemísticamente
Buenos Aires, Lumiere, 2005, 296 páginas profesor de la UBA e investigador del denominados “guerras de baja intensidad”-
CONICET- constituye uno de los análisis más y la activa participación de organismos
exhaustivos del pensamiento de Carl von supranacionales, como la ONU, que consti-
Clausewitz. Pero no se agota en la teoría de tuye parte activa de muchos de ellos.
dicho autor, sino que profundiza en sus pre- Teniendo en cuenta estas premisas,
hay quienes sostienen que el hecho estuvo cedentes y exégetas, así como en el contexto el autor desde la introducción confiesa no
De acuerdo al juicio de los propios
directamente instigado y manejado desde en que estas ideas se desarrollaron. abordar a Clausewitz desde la ciencia mili-
autores, este trabajo convocó a “investiga-
dores de primer nivel en la materia”, inten- oficinas gubernamentales”. La CGT convocó Obviamente, Clausewitz (1780- tar, sino desde las proyecciones políticas de
tando “abordar el tema a través de un pris- a un paro general para el 18 y la manifesta- 1831) es considerado un “clásico”, pero con- Vom Kriege, su obra capital. Lo hará desde
ma plural que intente dar cuenta de su com- ción se produjo el 17. Eso zanja rápidamen- trariamente a lo que cierta visión superficial tres ángulos: el histórico-militar, desde las
plejidad”. Excelencia y pluralismo, enton- te la disputa entre la primera y la segunda
cuestión. Se insinúa igualmente, sin refutar-
de la realidad podría aconsejar, su pensa-
miento tiene plena vigencia en el mundo
ideas políticas presentes en el texto y, final-
mente, hará una revisión crítica de la recep-
13
ces. Vamos a ver.
Comienza Santiago Senén la ni demostrarla, la tercera versión: tal vez actual. A pesar de que el fin del bipolarismo y ción que el prusiano ha tenido en el tiempo y
González, intentando resumir tres visiones fue “una fundamental puesta en escena, la autoimplosión de la URSS parecía inaugu- el espacio. El sugerente subtítulo del libro
tradicionales sobre el 17 de octubre: “para prohijada desde la misma Secretaría de rar una era en la que Marte dejaba de habitar que nos ocupa no debe llamar a engaño; la
unos, fue una irrupción popular espontá- Trabajo y Previsión, y destinada a concretar el planeta, la realidad demostró otra cosa. La obra se ocupa esencialmente de la evolución
nea; para otros, resultó determinante su pla- la alianza entre el Ejército y los sindicatos desvalorización del Estado Nación clásico de la teoría de la guerra en relación con la
nificación y conducción por parte de secto- que le permitiría al coronel Perón allanar su abrió paso a la internacionalización del terro- modernidad y el Estado Nación como máxi-
res gremiales y dirigentes del sindicalismo; y camino a la presidencia”. No queda claro si rismo, la resurrección de los conflictos inte- ma creación de la misma.
Será Maquiavelo quien rompe con El aspecto más convincente de su
la tradición medieval e inaugura la autono- pensamiento será el referido a las relaciones
mía de la política; su escrito sobre el arte de internacionales. Según Aron, Clausewitz es
la guerra será el primer aporte moderno al un nacionalista, entre el liberalismo y la reac-
tema, con su incorporación de elementos ción, fiel al soberano, antiparlamentario,
políticos a la antigua teoría. Los contractua- pero sobre todo un realista en política exte-
listas, desde Hobbes a Rousseau, verán que rior. Partidario del equilibrio de poder que Francisco Karsties
limita la expansión imperialista, sabe que la
el conflicto pasa de ser una situación entre
hombres a una relación entre Estados. Las guerra no puede ser erradicada y la paz es
Ministro Ramón Carrillo
propuestas para terminar los conflictos siempre algo provisorio. Por ello, el prusiano Su alejamiento del cargo y exilio
(Kant, Hegel, Tocqueville) también son con- consideraba la defensa estratégica como lo Buenos Aires, Edición del autor, 2005, 45 páginas
sideradas, así como los escritos de los gran- más importante, así como lo más significati-
des historiadores militares de la época (Jo- vo de su aporte. Los Estados son pares que El excelente trabajo de Francisco sa minera norteamericana que tenía una
mini, Mariscal de Sajonia, etc.). luchan entre sí: el aspecto lúdico del duelis- Karsties es absolutamente perturbador, lin- explotación a 150 kilómetros de Belem, en
14 Así, la obra reseñada llega al autor
central que la ocupa. El General Clausewitz
mo dará paso a la política entre naciones. El
defensor y no el atacante es quien concreta
dando con lo increíble. Más que entender Brasil, cerca de la desembocadura del río
por qué, cuesta concebir cómo pudimos Amazonas.
estuvo al servicio de Rusia y participó de la la guerra, al impedir al atacante conseguir cometer semejante deslealtad los argenti- Había regido la actividad de más de
campaña de 1813, volviendo al Estado su objetivo. Que las ideas de equilibrio euro- nos con el sanitarista más grande de nuestra 3.500 hospitales, 3.000 centros de salud,
Mayor alemán al año siguiente. Por lo tanto, peo sean desarrolladas en el libro sobre la historia, que fue hostigado simplemente 500 institutos altamente especializados,
De la Guerra ha de ser vista a la luz del gran defensa señala que todo Estado debe estar por llevar sus ideas a un movimiento políti- laboratorios y fábricas de alta tecnología.
conflicto que enfrentó a Napoleón con las en forma, como debería estarlo Prusia, co. Pero a la vez, este libro no deja de ser esti- Sin embargo, quien tanto había luchado
otras potencias europeas. En su notable inmersa en un mar de rivales. mulante. Además de una cronología precisa para erradicar de la Argentina las condicio-
estudio sobre el prusiano, Raymond Aron Por razones de espacio es imposible de los meses siguientes al alejamiento de nes denigrantes y vejatorias de vida, sufrió
sostiene que no hay que exagerar el trasfon- hacer la exégesis del estudio concreto y deta- Ramón Carrillo del Ministerio de Salud en sus últimos meses el tormento de la des-
do filosófico en Clausewitz, pues una teoría llado que Fernández Vega hace de la teoría Pública de la Nación en 1954, contiene abun- honra pública y las dificultades de una lucha
filosófica de la guerra para éste no era útil ni clausewitziana. Basta decir que el autor acer- dantes fotografías y mapas, notas tomadas contra esas mismas condiciones desde un
posible. La guerra es una cosa práctica que tadamente señala que la célebre “fórmula” por el propio Carrillo durante un viaje lugar de absoluta impotencia, en el que sólo
escapa a sistemas cerrados: filosofía será del prusiano -“la guerra es la continuación durante 1955 de Belem a Aurizona -en el conseguía afectar algunas de las conductas
equiparada a ciencia abstracta, matemáti- de la política por otros medios”- derivó en la corazón de la selva amazónica- y un relato más riesgosas, no pudiendo hacer nada
ca. Teniendo en cuenta la relación entre las incomprensión, trivialización y manipula- de su viuda, Susana Pomar, que incluye para tratar las enfermedades ni para modifi-
partes y el todo, será la estrategia el hori- ción de su doctrina. Es por ello tan intere- hasta un aterrizaje de emergencia de un car sus causas.
zonte de sentido del historiador militar. sante repasar su recepción en los diversos viejo avión bimotor en plena selva, después En las anotaciones incluidas en el
Pero el prusiano apunta casi exclu- ámbitos; sólo nos detendremos en las más de amortiguar la caída al friccionar contra libro, Ramón Carrillo revela con sobriedad
significativas. las copas de los árboles. toda la magnitud de su grandeza. Así pode-
sivamente a la historia militar contemporá-
Las victorias alemanas del siglo XIX Ramón Carrillo fue medalla de oro mos saber que conservó la rectitud de sus
nea -incluyendo las campañas del Gran
y su brillante desempeño en la Gran Guerra, de su promoción como Bachiller Nacional y objetivos tanto en la gloria como en la des-
Corso, sin sucumbir a su fascinación- y ello
luego obtuvo igual distinción al graduarse gracia. En su libreta tomó nota de las enfer-
es producto del impacto de la Revolución elevaron a Clausewitz a la categoría de feti-
como médico en la Universidad de Buenos medades de sus pacientes, pero también
Francesa. Entre el discurso nacional fichtea- che. No obstante, su difusión fue lenta; en el
Aires. Fue becado para complementar sus incluyó observaciones acerca de los anima-
no y la liberación de Prusia de la opresión mundo anglosajón sólo adquirió notorie-
estudios en Europa, entre 1930 y 1933, for- les que le causaron extrañeza (lo cual no es
francesa, Clausewitz trasciende el plano dad en el período entreguerras, y en Estados
mándose en centros académicos y científi- infrecuente tratándose del Amazonas), las
militar y se convierte en un pensador políti- Unidos alcanzó notoriedad recién con Henry
cos de Holanda, Francia y Alemania. Con costumbres de cada una de las aldeas que
RESEÑAS

co. Una nueva sociedad y un nuevo sistema Kissinger. La figura del prusiano permaneció una sólida formación y firmes creencias reli- visitó y las peculiaridades del carácter de dos
político emergentes cambiarán también el atada al militarismo teutón y su doctrina fue giosas, se interesó particularmente por la gringos que lo acompañaron durante todo
concepto de guerra: ésta es la clave para demonizada. arquitectura hospitalaria. Regresó a la el insufrible viaje. Anotó, por ejemplo: “el
entender el proceso en su conjunto, más Las conferencias de Liddell Hart en Argentina a los 27 años, consagrado como 80% de las mujeres está embarazada; el
allá de figuras conductoras. El énfasis pues- los treinta -reunidas bajo el nombre de El uno de los más brillantes neurocirujanos de 20% no lo está, porque son estériles o por-
to en lo social permitirá a Clausewitz com- espectro de Napoleón- impusieron un la época. que son menores de 5 años. Nunca he visto
prender las razones que fundaban la nece- Clausewitz insensible, un doctrinario abs- En 1946, pocos días antes de la asun- tanta mujer embarazada, ni tantos chicos
sidad de un cambio profundo en Europa, truso cuyas enseñanzas sobre el número ción de Juan Perón como Presidente de la alrededor de la madre”. Eso se explica fácil:
pero a la vez vislumbrar el trastocamiento como pivote del aniquilamiento eran res- Nación, se creó la Secretaría de Salud “No hay médico, ni farmacia. Hay sólo una
total producido por la decisión revoluciona- ponsables de la carnicería de las batallas de Pública de la Nación y Carrillo fue designado escuela elemental hasta 5º grado. ¡Para ins-
ria de movilizar las masas, conduciéndolas la Primera Guerra Mundial. Resulta extraño al frente de la misma. Luego se convertiría talar un posto de farmacia o de médico hay
a una guerra hasta las últimas consecuen- que un experto como el inglés vea en el pru- en el primer Ministro de Salud Pública de la que pagar un impuesto semestral! Cuando
cias, con los niveles de violencia que ello siano sólo un Mahdi de las masas, pero cree- Nación. Desarrolló una gigantesca labor debería ser el gobierno el que pague para
implicaba. mos que el error está en la apreciación del sanitaria, enfrentando las enfermedades que se instalen. Por supuesto, no hay sala de
Resulta difícil ubicar la actitud polí- concepto clausewitziano de metafísica, endémicas de las zonas más pobres del país primeros auxilios, ni siquiera un esbozo de
tica de Clausewitz, según Fernández Vega, tomado en sentido literal. Cierto es que la y eliminando casi totalmente el paludismo. asistencia. A un herido o enfermo grave no
quien ofrece un espectro de valoraciones sin radicalización ideológica en el segundo con- Creó innumerables centros de salud y hospi- hay cómo transportarlo. Sólo sería posible
privilegiar ninguna, como corresponde a flicto mundial inevitablemente llevaba a una tales, y en los primeros años de su gestión por río. Para llegar a Bragança son 36 horas
una investigación. Meramente antiparla- guerra de destrucción absoluta, donde los logró que se duplicara la cantidad de camas
hospitalarias. Impulsó la fabricación estatal
de lancha”. También consignaba: “la costa
del río Tramaí donde estamos anclados apa-
3
mentario y antirrepublicano, según algu- esfuerzos de limitación por estrategias de
nos; afín al naciente liberalismo, según aproximación indirecta de Liddell Hart eran de medicamentos a precios populares y rece negra de cangrejos. Unos cangrejos
otros; fiel al ideal monárquico, siempre. dejadas de lado. Cierto también, por más organizó la docencia universitaria en Salud negros, parecen más bien arañas pollitos”.
Quizá hoy sea necesario acentuar algunos que diga Orwell, que esta radicalización no Pública y diversas escuelas de capacitación. Pero además en sus notas registra
matices de su pensamiento en detrimento fue inaugurada por el nazismo sino por el Tras su renuncia como Ministro se observaciones acerca de una fiesta de San
de otros, para hacer a semejante talento bolchevismo a partir de Lenin (quien tam- trasladó a Nueva York, pero la precariedad Benito, “folklórica, pagana, de rito y bailes
más cercano a las tendencias epocales; algo bién conocía a Clausewitz), con el cual ter- de su situación económica lo obligó a acep- africanos”, resistida por la curia, o las vicisi-
similar ocurrió con Nietzsche y Carl Schmitt. minó aliado el atlantismo angloamericano tar un puesto de médico rural en una empre- tudes de un viaje en un barquito desvencija-
RESEÑ AS
(de allí las amargas reflexiones de Liddell ca, relevado por el estudioso que nos ocupa,
Hart, Russell Grenfeld y el General Fuller en está anotado en diversos pasajes, particular-
la inmediata postguerra). mente en aquel que señala el papel del
El militarismo alemán de genio conductor, por encima de las reglas.
Luddendorf -heredado y politizado por el La “doctrina de defensa nacional” peronista
nacionalsocialismo- produjo una implemen- también es deudora de la tesis clausewitzia-
tación de Clausewitz que culminó en el III na de la guerra total, heredada en este caso
Reich. Este autor fue citado como maestro incluso por vía de Von der Goltz.
de la eterna lucha por la existencia, adap-
Si la guerra se convirtió en una
tándolo a la nueva época en sentido heroi-
situación normal de los Estados, deviniendo
co, nacionalista e incluso racista; el propio
Hitler, lector parcial del prusiano, retomaba total, entonces una nación debe organizar
estos matices en sus discursos. Por enton- todas las energías para una eventual movili-
ces, Carl Schmitt desarrolló con gran altura zación, de allí -por ejemplo- la necesidad de
una teoría de Clausewitz, que culminaría en desarrollar una industria propia (Perón lo
un escrito sobre el prusiano como pensador señala, pero era algo común entonces,
político décadas después. Teniendo la gue- recuérdese a militares como Savio, Sarobe,
rra una particular radicalidad, resulta la rea- Crespo, etc.). Toda gran política es política
lización extrema de la enemistad pública, la exterior, para cuyas contingencias la nación
cual depende de la posibilidad de combatir, ha de estar preparada; la política interna pre-
base de la posibilidad política y su acción para la cohesión y asegura la unidad, subor-
transformadora. Más interesante aún es la dinándose a aquélla.
interpretación schmittiana del aporte clau- En el planteo estratégico, Perón
sewitziano a la guerra partisana: en la oposi- señala la carencia de reglas fijas, pues
ción a Napoleón, que hermanaba a conser- corresponde al jefe la aplicación del saber en
vadores y jacobinos, un efecto teórico fue la casos concretos, así como crear nuevos prin-
elaboración de una teoría de la guerra parti-
cipios de acción. La conducción de la guerra,
sana. La ideologización producida por la
en sentido clausewitziano, corresponde a
Revolución Francesa alcanzó a los reforma-
un comando superior, por oposición a la
dores prusianos; lo que comenzó con la teo-
ría de la guerra total de Clausewitz culmina- dirección táctica de las batallas, encargada a
rá con la guerra civil mundial de Lenin. uno inferior. Si en tiempos de paz el conduc-
Autores como Spengler, Schmitt, tor puede ser un maestro -dice Perón-, en
Jünger, son en buena medida herederos de tiempos de guerra todos los maestros han
la lucha de liberación contra Napoleón ele- de ser reemplazados por un conductor,
vada a mito victorioso que, no obstante, no quien debe asumir la responsabilidad cru-
había conseguido la ansiada coagulación cial. En otros pasajes, si bien sigue al General
nacional germana; faltaba un movimiento prusiano, el Mayor argentino enfatiza que el
con sentido de totalidad, una nueva liturgia estratega debe estar subordinado al políti-
y ritual. Desde ese estado de ánimo recupe- co, único que establece los fines y objetivos.
raron a Clausewitz -y Fichte, Nietzsche y tan- Según el libro que reseñamos, los Apuntes
tos otros- como predecesores. Aquí es nece- constituyen la obra militar argentina más
saria una mayor profundización, al estilo de valiosa.
estudiosos como George Mosse y Ernst En síntesis, Perón, con su actuación
Nolte, quizás la única observación que pode- política, demostró la coyunda entre conduc-
mos hacer al enjundioso trabajo de
ción militar y conducción política. No
Fernández Vega.
demostrando tener igual formación en los
En la Argentina, a partir de 1900, la
clásicos, supo sacar provecho de la lectura
formación del ejército de Riccheri corrió por
detenida de las grandes contribuciones del
cuenta de cuadros profesionales alemanes,
basados en la tradición prusiana. Estos ins- arte militar, privilegiando con fino olfato sus
tructores acercaron a la joven arma los escri- proyecciones políticas. En el accionar políti-
tos de los estudiosos alemanes, por lo que a co de Perón permanecen como invariantes
partir de 1918 se conocían versiones en cas- la influencia de la estrategia y táctica milita-
tellano de Vom Kriege , así como res, sólo que encarnadas en un estudioso y
Tempestades de Acero, las reflexiones de docente de Estado Mayor -no exento de apti-
Jünger sobre la Gran Guerra. tudes políticas innatas y notable carisma- y
Las clases de Juan D. Perón en la no en un simple conductor de unidad, como
Escuela Superior de Guerra -editadas en tantos otros casos de nuestra propia historia
1932 como Apuntes de Historia Militar- y de la realidad latinoamericana. 15
mencionan frecuentemente a Clausewitz. Si Finalmente, un consejo para quien
bien las condiciones de conductor político se acerca a esta reseña de la obra de
de quien fuera el líder más significativo de la Fernández Vega: no se conforme con este
historia argentina contemporánea no pue- comentario, lea el libro.
den deberse al prusiano, no cabe duda que
la dimensión estratégica de su obra lo influ-
yó grandemente. El ejemplar de su bibliote- Horacio Cagni
SUMARIO INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS

Juan peron

Ministro Ramón Carrillo. Su alejamiento del cargo y exilio


Francisco Karsties .............................................................................................. 3
El 17 de octubre de 1945. Antes, durante y después
Santiago Senén González y Gabriel Lerman, compiladores ............................. 4 El Peronismo y el Fondo Monetario
Los sindicatos. El Estado y el surgimiento de Perón, 1930-1946
Joel Horowitz .................................................................................................... 7
Si bien existe instalada una polémica acerca de si es conveniente o no para el país
Perón, tal vez la historia
cancelar sus deudas con el FMI o atender otras prioridades, lo cierto es que la decisión del
Horacio Vázquez-Rial ........................................................................................ 9
Presidente Kirchner tiene un alto y elogiable contenido histórico-político.
Framini-Perón. Elecciones de 1962 en la Provincia de Buenos Aires Hagamos un poco de memoria. El FMI y su institución melliza, el Banco
Juan Carlos D'Abate .......................................................................................... 11 Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), nacieron de una Conferencia
Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas celebrada en Bretton Woods (USA) en julio
La pobreza de un país rico. de 1944. Argentina no participó de la Conferencia porque aún no le había declarado la
C Dilemas de los proyectos de Nación de Mitre a Perón
Rodrigo Zarazaga .............................................................................................. 12
guerra a las potencias derrotadas en la contienda bélica. Una vez cumplido este requisito,
Argentina ingresó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el gobierno “de
Las guerras de la política. Clausewitz de Maquiavelo a Perón facto” que presidía el General Edelmiro J. Farell, por decreto-ley número 3185 del 31 de
José Fernández Vega ......................................................................................... 13 enero de 1946 resolvió adherir a las conclusiones de la Conferencia y efectuar las gestio-
I nes necesarias para la incorporación a las instituciones creadas en Bretton Woods, “no
obstante las restricciones para los derechos del país que, en materia financiera, estos
acuerdos presuponen”.
Durante el Gobierno Constitucional que asumió en 1946, el Presidente Perón envió
Colaboraron en esta edición: al Congreso un proyecto de ley el 22 de julio de 1948 por el cual se dejaba sin efecto la

EDITORIAL
adhesión a las conclusiones de la Conferencia y el consiguiente trámite de ingreso al FMI y
Roberto Baschetti, Mario Bertellotti, Horacio Cagni, Carlos Eroles,
al BIRF ya que -dicen sus considerandos- “estos organismos, mientras conserven su actual
Mariano Fontela, Ginés González García, Aníbal Y. Jozami
estructura, no se hallan en condiciones de cumplir las finalidades de reorganización
financiera internacional para los cuales fueron creados”. El proyecto se convirtió en la Ley
13.891. Desde entonces, la Argentina fue el único país latinoamericano que se mantuvo al
margen de los mismos hasta el año 1956.
No faltaron en el ínterin reiteradas gestiones emprendidas por dirigentes máximos
del FMI para convencer al Gobierno Argentino de las conveniencias de adherir al organis-
INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS mo. Perón se mantuvo irreductible. Y ya en el exilio, en 1967, decía en un reportaje: “Ha
pasado el tiempo y en casi todos los países adheridos al fumoso FMI se sufren las conse-
Juan peron cuencias y se comienzan a escuchar las lamentaciones”.
Su avance sobre las autonomías nacionales llegó a extremos insospechados. En mi
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por disposición del condición de Ministro de Economía de la Nación asistí en septiembre de 1975 a la
Asamblea anual del FMI y aproveché la ocasión para gestionar diversos préstamos. Invoqué
Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que aprobó la creación de una
al respecto nuevas normas dictadas por el FMI que eximían de toda condicionalidad a los
asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y formación del Partido Justicialista.
préstamos destinados a paliar financieramente la crisis desatada por el aumento del precio
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado a la internacional del petróleo (“oil facilities”) y la “caída de las exportaciones”. El desembolso
investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, investigaciones y de este último crédito fue deliberadamente demorado por las autoridades del FMI a la
documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, abordar los problemas nacionales, espera del inminente golpe de estado que se avecinaba y recién fue hecho efectivo el 30 de
afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el mundo. marzo de 1976.
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer título Durante nuestra visita a Washington también tuvimos que oponernos a recibir en
universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida trayectoria en el Buenos Aires a una misión de funcionarios del FMI que nos proponía su Director Ejecutivo,
el holandés Johannes Witteveen, como condición del préstamo. Fue, tal vez, éste el último
Diseño: www.dydnet.com.ar

desarrollo de tareas de índole político, social o cultural.


gesto autonómico del país frente al FMI, antes de entrar a la vorágine de acuerdos y cartas
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero de intención de las décadas siguientes. La reciente decisión del Presidente Kirchner, de
mucha mayor e incomparable trascendencia histórica, se inscribe en la misma línea de
Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com pensamiento y acción del peronismo fundacional.
Reconquista 46 - Piso 9 - Buenos Aires - Tel.: (011) 4348-9601
Antonio Cafiero