You are on page 1of 72

Serie

Economía Social de Mercado


2
Serie
Economía Social de Mercado

Año 2009, No. 2


Fundación Konrad Adenauer
Fecha de publicación: diciembre de 2009
Guatemala, Guatemala

ISBN: 99939-976-4-1

Los contenidos del presente fascículo no expresan


necesariamente la opinión de la Fundación Konrad Adenauer.
Se permite su reproducción parcial o total, siempre que se cite la fuente.

Editor responsable
Tjark Egenhoff

Coordinanción editorial
Virginia Barrios

Diseño/Diagramación
Oswaldo Morales

Impresión
Magna Terra editores
5ta. avenida 4-75 zona 2
Ciudad de Guatemala
Tels. (502) 2238-0175/2250-1031
Correos electrónicos: magnaterraeditores@yahoo.com
info@magnaterraeditores.com
Sitio web: www.magnaterraeditores.com
1,000 ejemplares
En esta edición:

Presentación / 5

Hans Jürgen Rösner


Crisis finan­ciera: redescubrimiento
de la Eco­­nomía Social de Mercado / 7

Joachim Wiemeyer
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la
Economía Social de Mercado? / 25

Dominik H. Ernste
Una perspectiva ordoliberal
de la Economía Social de Mercado / 45

Documento
Manifiesto de Jena para la renovación
de la Economía Social de Mercado / 61
Presentación

El Instituto de Investigaciones • Joachim Wiemeyer: Crisis del


Económi­cas y Sociales (IDIES) y la sistema financiero: ¿crisis de
Fundación Konrad Adenauer se compla- la Economía Social de Merca­
cen en presentarles el segundo fascículo do? La lectura de este escrito nos
de la Serie Economía Social de Mer- lleva a revisar la doctrina social
cado. En esta ocasión presentamos los cristiana, particularmente en lo
siguientes tres artículos: que respecta los peligros anuncia-
dos por ésta sobre la evolución de
• Hans Jürgen Rösner: Crisis finan­ los mercados financieros hacia un
ciera: redescubrimiento de la desprendimiento de su función al
Eco­­nomía Social de Mercado. servicio a la economía real, lo cual
En este artículo el autor hace una mermó su eficiencia y estabilidad.
revisión del origen y contenido de Por otro lado, el autor nos invita
la Economía Social de Mercado. a reflexionar sobre el papel de la
Asimismo, el Sr. Rösner describe el actividad del Estado en cuanto a la
sentido de la subsidiariedad, vista regulación de la economía, y sobre
como el instrumento de la concre- la necesaria vinculación entre la
ción del bien común en la sociedad. economía y la política.
Por otro lado, el autor nos describe
la concepción que tiene la ESM • Dominik H. Ernste: Una perspec­
con respecto a la necesaria vincu- tiva ordoliberal de la Economía
lación entre el orden económico Social de Mercado. El Dr. Ernste
y el orden social y finaliza con un desarrolla en su artículo el concep-
sintético análisis sobre los desafíos to de los principios constitutivos de
de la crisis financiera para América un régimen de libre competencia,
Latina, siempre desde la óptica de así como los principios regulado-
los principios regidores de la Eco- res necesarios para corregir los
nomía Social de Mercado. resultados del mercado. También,
6 Serie Economía Social de Mercado

el autor presenta una interesan- • Por último, se incluye en el presen-


te comparación entre el modelo te fascículo el documento: Mani­
anglosajón de economía de merca- fiesto de Jena para la renova­
do, el modelo alemán de Economía ción de la Economía Social de
Social de Mercado, y el modelo Mercado, un llamado a la reflexión
presente en China de un sistema sobre el aggiornamento de la ESM
económico socialista, e incluye un en el contexto alemán de hoy.
cuadro resumen sobre la intensi-
dad de las regulaciones (laborales, Esperamos que la lectura del conteni-
del mercado de productos y de do del presente fascículo contribuya
capitales, entre otros) existentes a la reflexión, análisis y debate sobre
en 28 países de la Organización el contenido y aplicación de los princi-
para la Cooperación y el Desarrollo pios rectores de la Economía Social de
Económico –OCDE–. Mercado, particularmente para Centro-
américa

Tjark Egenhoff Miguel von Hoegen


Representante de la Fundación Director IDIES
Konrad Adenauer para Guatemala, Universidad Rafael Landívar
Honduras y El Salvador
Crisis financiera: Redescubrimiento
de la Economía Social de Mercado
Hans Jürgen Rösner

I. Introducción conseguirlo los críticos y escépticos con


sus argumentos. El capitalismo desen-
El paradigma económico angloameri­ frenado cayó por su propia desmesura.
cano como modelo de éxito ya fue A partir de la idea de Adam Smith de
cri­ti­ca­do por sus aspectos negativos a que la avidez del individuo también
pro­pósito de la globalización mucho an- be­neficia al común de la gente, se dejó
tes de la actual crisis financiera. En­tre hacer a los agiotistas; un error que
estos aspectos se encuen­tran: la bre- tuvo consecuencias graves. El menos-
cha cada vez más evidente entre ricos precio por las instituciones estatales
y pobres, los problemas crecientes y y las regulaciones hoy en día suena
no superados referentes a la protección satírico, después de que se pusiera en
del medioambiente y la abandonada práctica lo que hasta ahora había sido
infraestructura pública, así como errá- impen­sable. Una concepción del mundo
ticos programas de privatización y des- se desmorona; en estos días, “con-
regulación. Con la crisis financiera que trol” es la palabra clave. Pero también
se extiende por todo el mundo, estos aumenta el riesgo de que la excesiva
argumentos han alcanzado una capaci- cen­tralización y las re-regulaciones
dad de convic­ción totalmente nueva. sofoquen la dinámica mercantil. Para
que la crisis no perdure, es importante
La ideología de la superioridad del que haya un equilibrio: “tanto mercado
control de la economía por medio del como sea posible y tanto Estado como
mercado comparada con la regulación sea necesario” (Karl Schiller).
a través del Estado y la fe inmensa
en el poder de la autorregulación del Entonces, en 2009 se busca que haya
mercado que­daron desmentidas de una medida que conecte de for­ma
una forma que nunca hubieran podido equilibrada la mayor libertad económi-
ca posible con compensación so­cial y

Hans Jürgen Rösner


Catedrático en Política Social y director del departamento de Política So­cial de la Universidad
de Colonia.
8 Serie Economía Social de Mercado

la precisa regulación estatal. Alemania y efectividad, denominado “milagro


tiene con el programa de una Econo- económico alemán”, sino también como
mía Social de Mercado un buen mo- fundamento de un consenso amplio
delo para acabar con la concen­tración pa­ra asegurar el equilibrio social. En
ruinosa en el share-holder-value y con Ale­mania se buscó un “camino real”,
el predominio de ganancias rápidas a que evitara si­multáneamente los exce­
corto plazo a favor del equilibro entre sos del liberalismo así como los del
los intereses de shareholders (accionis­ socia­lismo. Ello se concretó con la ESM,
tas) y stakeholders (agentes). Sin carac­terizada como un ordenamiento
embargo, incluso en Alemania, donde económico que permitió equilibrar la
nació la idea de la Economía Social libre iniciativa con un progreso social
de Mercado en 1948, ese pro­grama ase­gurado por el rendimiento de una
de orde­namiento (considerado por la economía de mercado dentro de un
crítica neoliberal como lento y atrasa- pro­ceso de desarrollo social y económi-
do) se ha vuelto obsoleto. Y ello ocurrió camente integrado.
sin ningún motivo aparente, como bien
nos damos cuenta ahora. Por eso, este Mientras que el filósofo y economista
trabajo intenta realizar un aporte para británico Adam Smith, co-funda­dor del
el redescubrimiento de la Economía libe­ralismo económico que experimen-
Social de Mercado (ESM). En la primera tamos actualmente, sostenía que la
parte se explican tanto el contexto his- “mano invisible” del mercado, al unir
tórico de surgimiento de la ESM como los inte­reses particulares, ge­neraba
la clasificación de sus ideas directrices. como resultado un mayor bienestar
La segunda parte se compone de reco- público, los padres intelectuales de la
mendaciones de acción que se deducen ESM no confiaban en este automatis­
del programa de ordenamiento de la mo. Por cierto, reconocían que el
ESM. Finalmente, se evalúa la posibili- meca­nismo de mercado combinado
dad de aplicar esas líneas de acción en con el direccionamiento socialista de
el caso de Latinoamérica. plani­ficación estatal era el instrumento
superior de la coordinación de la oferta
y la demanda. También aceptaban que
II. Economía Social de Mer­ productividad y bienestar surgen de
cado: origen y contenido las fuerzas dinámicas del crecimiento.
Pero no estaban conven­cidos de que
A. El fundamento filosófico esas consecuencias de la prosperidad
favore­cieran de manera automáti-
La implementación del marco alemán ca al común de la gente a través de
y el ascenso económico de Alemania los efectos de trickle-down, como los
después de la Segunda Guerra Mundial neoliberales habían manifestado. Y en
están estrechamente li­gados al con- ningún caso querían que todos los de-
cepto de la ESM, no sólo como fuente más aspectos de la sociedad estuvieran
del progreso permanen­te en eficiencia incondicionalmente su­bordinados a los
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 9

principios del mercado. Para ellos, los Asimismo, Müller-Armack había recu-
intereses sociales tenían incluso priori- rrido a los trabajos previos de un grupo
dad frente a los intereses económicos. de economistas antinacionalistas (entre
La sociedad y el Estado están llamados ellos Walter Eucken, Wilhelm Röpke y
a corregir o a adelantarse a las conse- Franz Böhm) que se habían reunido ya
cuencias sociales y ecológicas negati- en 1943 para elaborar un sistema eco­­
vas de los mecanismos de mercado. nómico libre y social para la posguerra.
La raíz intelectual de este pro­grama
Alfred Müller-Armack, quien acuñó en fue el “ordoliberalismo”, for­mulado en
1947 el término de la entonces deno- la dé­cada de 1930 en la Uni­versidad
minada ESM, definió la idea directriz de Friburgo (Lachmann 1995, pág. 36)
como la combinación, sobre la base de como una propuesta contra el capita-
un orden de competencia, de la libre lismo salvaje del laissez-faire (Friedrich
iniciativa con avance social, que está Hayek), por un lado, así como también
asegurado por la eficiencia de la econo- contra la ideo­­logía del socialismo con
mía de mercado (Müller-Armack, 1976, la planificación y el intervencionismo
pág. 245). Por ello, Müller-Armack económico del Estado (Karl Marx), por
caracterizó su concepto como “eirénica el otro. Para los “ordoliberales”, el me-
social” (del griego ειρηνη: paz), para canismo de mercado ne­cesita la mano
destacar el carácter re­conciliador de fuerte del Estado para su funciona-
la ESM, que reúne las diversas fuerzas miento propio: el Estado no sólo debe
individuales y sociales de un país para crear y mantener vigentes las condi-
fomentar la estabilidad y satisfacción ciones del marco legal, sino también
en lo social y en lo económico (Müller- hacer observar un nivel efectivo de
Armack, 1981, pág. 131). La libertad competencia. Según los ordoliberales,
económica per­sonal como objetivo los diferentes órdenes de la sociedad
y valor debería estar equilibrada por están recíprocamente vinculados, así
otros valores, como la solidaridad y la que, por ejemplo, sin un ordenamien-
justicia social. Así, la concepción de to político libre no es po­sible concebir
una ESM se compone de tres pilares libertad económica, y vice­versa. En
básicos (Rösner, 1995a, pág. 69): tal sentido, Walter Eucken habló de
una “interdependencia de los órdenes”
(1) La aspiración a encontrar una sín- (Eucken, 1952, págs. 124-136).
tesis entre la libertad personal y las
obligaciones sociales del individuo. En la competencia global entre diferen-
(2) La competencia como principio tes órdenes de economías de mercado
creador del avance económico y que enfrentamos actualmente en los
estímulo de la iniciativa privada. países de Europa, Asia y América, el
(3) La combinación sinérgica entre la éxito económico y social, e igualmente
eficiencia económica y las exi­gen­ la estabilidad política de la sociedad,
cias de justicia social. responde esencialmente a la armonía
existente entre los diferentes compo-
10 Serie Economía Social de Mercado

nentes del marco ordenador. Como un código ético que limite el comporta-
consecuencia, estos órdenes debían miento de los actores económicos y,
estar construidos según principios y del mismo modo, requiere un marco
reglas compatibles en un doble sentido institucional de las ac­tividades econó-
(Rösner, 1995b, págs. 64-67): micas y de la competencia encaminado
al mantenimiento del bien común.
(1) Correspondiente a una compati-
bilidad externa, lo que reclama Como nos enseñan de forma impresio-
una orientación de los diferentes nante las consecuencias de la presente
órdenes hacia la dignidad humana crisis financiera global, ese marco de
como ob­jetivo supremo de la socie- condiciones sólo puede ser establecido
dad. y garantizado por el Estado. No obs-
(2) Correspondiente a una compatibi- tante, si bien es cierto que los valores
lidad interna, lo que exige evitar la de libertad, solidaridad y justicia social
aplicación de elementos contradic- son probablemente los más preciados
torios en la configuración del marco objetivos básicos en las diferentes
*
ordenador. sociedades de todo el mundo, esto no
significa que haya acuerdo en cuanto
a sus significados concretos o bien en
B. La dimensión ética cuanto a la prioridad que se les asig-
na. No existe una jerarquía reconocida
Müller-Armack añadió al ordoliberalis- de valores éticos. Así, por ejemplo, la
mo precisamente este anhelo de crear prioridad de la libertad individual en
un conjunto armónico y equilibrado de una sociedad pluralista es otra que en
los órdenes políticos, econó­micos y una sociedad colectivista.
sociales basado en un consenso
profundo sobre los fines humanos de Además, en el transcurso de la histo-
libertad, solidaridad y justicia social. ria, la ponderación de los diferentes
Por más importante que sea la funcio- valores éticos estuvo sujeta a fuertes
nalidad del mercado, no puede signifi- fluctuaciones. La idea de preservar el
car que el hombre se rinda ante un medioambiente o de hacer un manejo
mecanismo que desconoce valores y al austero de los recursos naturales es un
que tienen que subordinarse todos los valor de reciente aparición y en pro-
demás aspectos de la existencia ceso de concientización, en tanto que
humana. Este reconocimiento de la han perdido su trascendencia pública
supremacía de los fines humanos por “virtudes” reconocidas en otras épocas,
sobre los objetivos económi­cos reclama como ser la obediencia, el honor, la

* Contrariamente a la economía libre del mercado, que puede funcio­nar en una dictadura al
menos en forma parcial, la Economía Social de Mercado está ligada inseparablemente a los
valores de una democracia libre. En la ESM, la división de poderes políticos se complementa
armó­nicamente con la división de poderes económicos y es garantizada por el Estado a través
de un orden social y de competencia.
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 11

lealtad y el cumplimiento de los debe- El concepto de bien común comprende


res. Por otro lado, también hoy en día todas las dimensiones materia­les, idea-
existen normas éticas im­portantes, que les, jurídicas y políticas y, por ende, el
deben ofrecerles a los miembros de la desarrollo integral de todas aquellas
sociedad pautas de orientación, “una condiciones para la vida real del hom-
brújula ética” para evaluar y dirigir su bre. Porque esto es así, no es posible
comportamiento y sus acciones propias indicar una concreción conceptual de
así como las de los otros. Ninguna socie- aquello que debe ser el bien común
dad puede ma­nejarse sin contar con desde afuera de una sociedad. Antes
una adecuada base común de valores. bien, sólo es posible hacerlo a partir de
No obstante, el valor y la permanencia procesos de formación de la voluntad
de los valores éticos vigentes se ven democrática con participa­ción de todos
determinados por la respectiva tradición en condiciones de igualdad de dere-
cultural y, en particular, por las ideas chos. Por eso, el bien co­mún contiene
religiosas o ideológicas prevalecientes. también un postulado, que es el de
hacer todo lo que fomente el consenso
En el mundo influido por la cultura y la integración de los miembros de la
europea, la fe cristiana es (o al menos sociedad y dejar de lado lo que resulte
era) la pauta determinante de la con- contraproducente.
ciencia individual y social. El modelo
cristiano del hombre es el hombre libre No obstante, este anhelo se ve enfren-
que como origen, por­tador y objetivo tado por una dualidad básica­mente in-
de todas las instituciones sociales rei- disoluble entre la tendencia al egoísmo
vindica para sí y en forma indeclinable inherente a la naturaleza individual y
los derechos fundamentales e inaliena- las obligaciones solidarias inherentes a
bles, en particular el derecho a la per- la naturaleza social. Por ende, para que
sonalidad o a la libertad individual. La el bien común sea más que un espejis-
fe cristiana está diseñada en su origen mo verbal o, lo que es peor, una mera
para una sociedad libre. Sin embargo, máscara de intereses particulares, la
el hombre no debe ser visto como un ESM necesita un instrumento para res-
ser aislado, sino en una relación de taurar la armonía entre estos valores
comunidad con otros. A partir de la que tienden a separarse. Este instru-
naturaleza social del hombre que vive mento es el principio de subsidiariedad.
en comunidad, surge la obligación ética Su propó­sito es incorporar al individuo
de contribuir al bien de todos a través en la comunidad y asegurarle el apoyo
de una con­ducta solidaria. Tal como la de los restantes miembros de la socie-
comprende el cristianismo, la solida- dad, pero de un modo tal que afecte lo
ridad debe ser el código de una con- menos posible su libertad individual. La
ducta que se caracteriza por el amor al subsidiariedad se manifiesta así como
prójimo, una obligación particular de un principio de aquellos procesos que
los fuertes frente a los débiles como reúnen la libertad personal con la soli-
aporte del individuo al bien común (Ho- daridad social en tres dimensiones muy
meyer, 1988, pág. 3). diversas (Schneider, 1983, pág. 27).
12 Serie Economía Social de Mercado

La primera dimensión de la subsidiarie- de protección contra las contingencias


dad reclama la primacía de la autorres- humanas y, por ende, una seguridad
ponsabilidad del individuo, que actúa existencial mayor que aquella que
con plena libertad y exige, en conse- sería posible lograr sobre una base
cuencia, respetar el postulado de de- solamente individual. Si una sociedad
legación o de prohibición de privación, niega esta asistencia solidaria, vuelve a
por medio del cual no se puede asignar imponerse el principio de homo homini
a la sociedad tareas que pueden ser lupus, es decir, que se des­agrega en
realizadas por los individuos a partir de grupos aislados o individuos que luchan
su propia iniciativa. los unos con los otros, con mayor o
menor ensañamiento, en busca de su
La segunda dimensión de la subsidia- propio beneficio.
riedad exige la responsabilidad de la
so­ciedad para cada uno de sus miem- No obstante, el respaldo comunitario
bros, a los que no puede negarles su también debe tener sus limita­ciones,
protección y apoyo. Esta obligación de porque de lo contrario terminaría por
apoyo recíproco es el elemento que quitarle autorresponsabili­dad al indi-
distingue a la comunidad humana de viduo y lo llevaría a una situación de
una mera acumulación de personas permanente dependencia. Por lo tanto,
(como se da, por ejemplo, en una esta- sólo se debe prestar asistencia soli-
ción de trenes o en un aeropuerto). Al daria de manera subsidiaria, es decir,
margen de los sentimientos persona- proporcionada solamente en tanto y en
les, credo religioso o lazos de nacio­ cuanto el individuo no esté en condi-
nalidad, existe la buena voluntad de ciones de ayudarse a sí mismo. Así,
asistencia solidaria, que en definitiva es una asistencia subsidiaria no excluye
el “aglutinante” que preserva una so- la autorresponsabilidad, sino que la
ciedad como tal y que decide sobre su hace posible. El que debe luchar por su
nivel de “cohesión social” o, más bien, supervivencia diaria no está en condi-
sobre la solidaridad “vertical” en­tre los ciones de elegir opcio­nes éticamente
desiguales. Una sociedad se caracteriza más honestas o responsables. Por eso,
por su nivel de cohesión social. Este el propósito de la asistencia subsidiaria
nivel depende de la dimensión con la consiste en la ayuda a la autoayuda,
que la solidaridad horizontal entre los y no en sustituir los propios esfuerzos
miembros de un mismo sector social se sino en complementarlos y apoyarlos
ve enriquecida por la solidaridad ver- para brindar al individuo la capacidad
tical entre las distintas capas sociales. de poder decidir moralmente entre
Es ésta la que determina la medida de diferentes opciones de conducta.
los posibles efectos positivos de la si-
nergía resultante de la acción conjun­ta La tercera dimensión de la subsidiarie-
de todos los miembros de la sociedad. dad resulta precisamente de la impor-
Un nivel alto de cohesión social garan- tancia asignada al principio de respon-
tiza que por medio de la acción común sabilidad individual, y es el postulado
será posible alcanzar un ma­yor grado
de reducción subsidiaria. Entiéndase
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 13

por tal el hecho de que las prestacio- las carencias a través de un creciente
nes otorgadas en forma subsidiaria, bienestar. No obstante, los autores de
es decir, el apoyo proporcio­nado por la la ESM fueron bien conscientes de la
comunidad, deben disminuir hasta ser problemática consistente en vincular
los objetivos socia­les con las metas
finalmente eliminadas por completo,
económicas de modo armónico. No
en la medida en que el individuo vaya
quisieron intervenir directamente en el
recobrando su capa­cidad de autoayuda
mecanismo del mercado porque esto
y no requiera de la asistencia solidaria.
sólo reduciría la superior eficiencia
La verificación conceptual y funcional funcional del sistema. En lugar de ello,
de la ayuda comunitaria y su limitación consideraron primero que los resul-
a las reales necesidades debe procurar tados del proceso de distribución del
que el individuo no se predisponga a mercado debían corregirse en función
un estado de permanente dependencia de una perspectiva social. En segundo
que pondría en peligro su realización lugar, que es posible establecer límites
como persona autónoma y su dignidad institucionales al proceso del mercado
humana. que acoten las consecuencias negativas
para la sociedad y el medioambiente.
En el plano social, esto debía alcan-
C. la política económica y social zarse complementando la economía
integrada de mer­cado con un ordenamiento que
estableciera ciertos límites, con el fin de
El concepto de la ESM reclama trans- combinar la libertad individual con las
formar esta orientación hacia va­lores exigencias de la solidaridad social, apli-
ético-sociales en medidas e institucio- cando el principio de la subsidiariedad.
nes concretas e integradas. No obstan-
te, al igual que es difícil congeniar la Por lo tanto, lo verdaderamente nuevo
ética con la economía, queda la pre- y lo que distingue a esta con­cepción
gunta crítica: ¿conviene la economía del liberalismo económico es la unión
de mercado, con el adjetivo “so­cial”, o funcional compatible entre un orden
se trata más bien de una combinación económico y un orden social.
de ideas que presenta una contradic-
ción irresoluble y cuya sola función Con el fin de poder cumplir con esta
es hacer más aceptable el liberalismo función, la ESM, como modelo normati-
económico? (Hayek, 1981, pág. 230). vo, presenta una dimensión de política
La crítica parece estar justificada, ya de ordenamiento y otra de política
que la ESM se basa efectivamente en de procedimiento. Con ello se intenta
el pensamiento liberal y presupone la alcanzar una conjunción conceptual
creación y preservación de un adecua- lo más estrecha posible entre orden
do funcionamiento del mercado. Esto económico y orden social, en principio,
responde a la convicción de que una y también con el orden jurídico. La pro-
economía competitiva exitosa es de por piedad privada y la libertad contractual
sí la primera condición para superar son los pilares liberales que encuentran
14 Serie Economía Social de Mercado

su comple­mento social a través de una equilibren la eficiencia económica y la


estrecha vinculación entre los derechos obligación social. Por ello, es nece­sario:
de propiedad y los valores y objetivos (1) la estricta vigilancia del Estado
sociales. El libre ejercicio de los dere­ sobre eventuales abusos de la con­
chos económicos de propiedad debe centración de poder generada por la
servir para liberar incentivos y fuerzas acu­mulación de bienes, derechos de
pro­ductivas creadoras. Por otra parte, propiedad o por la disposición sobre los
esta libertad debe estar limitada por medios de producción, así como tam-
medio de instrumentos legales allí don- bién sobre recursos naturales escasos;
de conduce a la explotación del tra­bajo (2) el compromiso fuerte de los dere-
hu­mano o a la destrucción de las bases chos personales con el principio de
naturales de la vida. autorresponsibilidad para evitar, por
ejemplo, el traspaso de consecuencias
El objetivo global de estos esfuerzos de decisiones empresariales nocivas o
tendientes a conjugar los subórde­nes equivocadas a la sociedad, es decir,
de la sociedad es constituir un Esta- que se privaticen las ganancias pero se
do coherente, basado en los mismos socialicen las pérdidas.
principios y valores. La idea básica es
que el orden jurídico, el orden eco­ El tercer requisito se refiere al deber
nómico y el orden social interaccionan del Estado de preservar la funciona­
en forma compatible e indisoluble lidad del marco ordenador de la socie-
como subórdenes interdependientes dad para crear condiciones favorables
para poder aprovechar efectos sinergé­ que permitan el pleno desenvolvimien-
ticos, que conducen a un mayor nivel to de los potenciales humanos. Este
de productividad en sentido econó­mico postulado exige, por ejemplo, evitar
y social. El enfoque conceptual para procesos de inflación o deflación, así
llegar a esta política económica y social como una política de estabilización
integrada depende del cumplimiento de coyuntural que impida tanto tendencias
cuatro requisitos básicos. recesivas como burbujas especulativas.
Finalmente, una política estructural
El primer requisito reclama mantener para aumentar la flexibilidad y adapta-
vigente una competencia de rendimien- bilidad de los factores de producción al
tos, para que los intereses particulares cambio en las condiciones económicas
sirvan en sentido positivo a un desa- y tecnológicas por medio de inversio­
rrollo socio-económico en beneficio de nes que faciliten la plena utilización de
la mayoría. Al Estado le cabe la tarea los recursos humanos y técnicos.
de institucionalizar y hacer observar
las “reglas de juego” necesarias para El cuarto requisito para llegar a una
equilibrar la división de los poderes política económica y social inte­grada
políticos, económicos y sociales. exige una compensación social frente
El segundo requisito radica en la a las evidentes desigualdades en las
delimitación exacta de los derechos oportunidades iniciales. El principio del
de propiedad privada, para que se propio rendimiento como base fun-
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 15

cional de una economía de mercado crecimiento económico sostenido. No


presupondría que existen condiciones solamente motivos humanitarios jus-
equiparables para participar en los pro- tifican la igualdad de oportunidades y
cesos distributivos y un acceso abierto la compensación de discriminación. Es
a los mismos. No obstante, en la rea- necesario no dejar aumentar los con-
lidad hay privilegios y otras relaciones trastes sociales para que este contraste
favorables, al igual que desigualdades no obstaculice el progreso econó­mico y
que no pueden ser atribuidas a la falta social o se conviertan en una amenaza
de voluntad o de esfuerzo. Por lo tanto, a la estabilidad política.
la pretensión del neoliberalismo de
fundarse en el principio justo del propio
rendimien­to dado que la sola fuerza de D. El principio de compensación
la economía de mercado implica ya un social
efecto social suficiente, se revela como
utópica. Es más, puede decirse que Combinar “el principio de la libertad
los mecanismos del mercado distribu- en los mercados con una compen­
yen los ingresos primeramente entre sación social” fue el leitmotiv de
aquellos que ya disponen de trabajo, Müller-Armack para su formulación del
de medios de producción, de capita­les pro­grama de la ESM. Este principio
financieros o de tierra. Este hecho trae significa primordialmente la observa-
aparejado que la distribución de ingre- ción estricta de las necesidades de una
so por medio del mercado reproduce, política de ordenamiento (como ya fue
en forma cada vez más acentua­da, las mencionado) para guiar una econo-
desigualdades ya existentes. mía de división del trabajo y mantener
vigente la competencia como la mejor
En este sentido, la competencia en garantía de que muchos de los proble­
los mercados no es leal, en cuanto los mas sociales ni siquiera surjan.
que ya disponen de mayor poder eco­
nómico continúan acumulando riqueza. Aparte de esta primacía se encuentra
Este fenómeno se puede observar, la política de procedimiento del Es-
por ejemplo, en muchas sociedades tado que, entre sus otros campos de
latinoamericanas que se caracterizan función (política de coyuntura, fiscal,
por su estructura piramidal, es decir, estructural), se debe preocupar por
una amplia base de clases humildes la compensación social, guiado por el
dominada por una pequeña capa pri- objetivo ético de alcanzar la justicia
vilegiada. Así, las economías latinoa­ social como virtud, dando a cada uno
mericanas se encuentran en una crisis lo que le pertenece y tratando con
latente de estancamiento coyuntural igualdad al igual y de forma desigual
debido a su dependencia de las expor- al desigual. Justicia social no puede
taciones, porque falta el poder adqui­ significar, entonces, que bajo el impul-
sitivo de amplias clases medias para so de la envidia, todos sean económi-
desplegar la demanda interna necesa- camente iguales. Pero tampoco que
ria para soportar un proceso estable de unos pocos se enriquezcan mientras la
16 Serie Economía Social de Mercado

gran mayoría vive en penuria. En su individuo, sino que contribuya igual-


lugar, la justicia social se debe alcanzar mente al bien común. A diferencia de
igualmente en sus dos componentes de los derechos “natu­rales” inalienables
equidad de rendimiento y equidad de del ser humano, el derecho de propie-
necesidades. dad privada surge de la separación de
lo que es mío y tuyo en el marco de las
Equidad de rendimiento significa, acciones sociales. Por lo tanto, el
primero, que se impidan la corrup­ción, derecho de propiedad privada solamen-
el fraude y el enriquecimiento ilícito. te es un derecho derivado y puede ser
Segundo, que se realice a nivel macro organizado según las necesidades de
una política distributiva éticamente cada sociedad.
superior a los resultados del mer­cado
libre, es decir, que cada uno deba con- Asimismo, otra responsabilidad social
tribuir al bien común en relación con en relación con la equidad de ren­di­
sus capacidades económicas. No sólo miento tiene que estar dirigida a los
la tendencia hacia la monopoliza­ción y miembros de la sociedad que todavía
la cartelización inherentes a la compe- (o ya no) pueden participar suficien-
tencia exigen una política regu­ladora del temente en la distribución de ingresos
Estado, sino también la otra tendencia sólo se­gún su rendimiento personal.
inherente al liberalismo económico, que También, a otros que no son capaces
es la de hacer a los pudientes cada vez de obtener los ingresos suficientes
más poderosos. Más bien, se po­dría de- para vivir dignamente. Entonces, la
cir que la política distributiva de la ESM política distributiva en el programa de
persigue la misma idea que ex­plica la ESM también debe expresar solida-
John Rawls: en principio, la libertad tie- ridad en relación con el rendimiento de
ne prioridad sobre la igualdad, pero el otros, y no solamente según su calidad
incremento de la desigualdad material sino también según las circunstancias
sólo es aceptable si trae como conse- y con­diciones bajo las cuales se des-
cuencia que los más pobres alcancen empeñó.
mejores condiciones de vida, como
sería el caso en una distribución de La solidaridad de la sociedad también
bienes más igualitaria. se ve representada en la confi­guración
de la relación entre capital y trabajo.
Dentro del programa de la ESM, cada En la ESM, la respuesta a la explo-
uno debe tener también el dere­cho a tación y proletarización que produjo
perseguir su propio beneficio, porque la “cuestión social” en el siglo de la
ese objetivo al mismo tiempo aumenta industrialización en Europa no es “la lu-
el bienestar general. Sin embargo, hay cha de clases” del marxismo, sino que
que limitar esa libertad para defender a empleadores y sindicalistas se compor-
los débiles poniendo por condición que tan como “contrapartes so­ciales”, para
la disposición de la propiedad privada disfrutar igualmente del progreso de la
no sólo sirva para el bienestar del productividad.
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 17

La orientación hacia una solución por humanitario. Se construyen canchas de


sobre todo pacífica de los in­evitables golf donde faltan escuelas y hospitales,
conflictos de intereses en la elabo- mientras vastos sectores de la pobla-
ración de las condiciones la­borales y ción viven en condiciones paupérrimas.
salariales tanto como en la legislación, Sin embargo, sería un error rechazar
exige que predomine un espíritu de por ello la selección de “necesidades”
cooperación entre empleadores y em- por el mercado, cuando lo que ocurre
pleados. De hecho, una de las fuentes es que el mercado sólo es ciego res-
del rápido e inesperado resurgimiento pecto de valores éticos y esa particu-
económico de Alemania fue la paz so- laridad produce los problemas señala-
cial alcanzada en las relaciones labora- dos. Para la ESM, ello significa que el
les. Contrariamente a lo ocurrido, por poder adquisitivo no puede ser el único
ejemplo, en Inglaterra, Italia y Francia, parámetro para la satisfacción de las
donde durante las décadas de posgue- necesidades humanas. Es necesario es-
rra hubo conflictos internos permanen- tablecer mecanismos correctivos con el
tes tanto en el ámbito industrial como objetivo de lograr una satisfacción más
en el público. En reiteradas ocasiones, adecuada a las necesidades reales.
las constan­tes pérdidas económicas Por lo tanto, una tarea importante del
causadas por paros o cierres patro- Estado es completar la satisfac­ción de
nales originaron allí una declinación necesidades por medio del mercado,
in­sosla­yable del potencial competitivo, para hacer posible la participa­ción
mien­tras que en Alemania los empre- social de todos los miembros de la so-
sarios y sindicalistas lograron mante- ciedad, por cierto no sólo en el sen­tido
ner un clima de cooperación y evitar de una pura seguridad existencial, sino
grandes interrupciones en los procesos en el sentido de una participación en
productivos. todas las oportunidades de la vida que
el progreso material y social ofrece.
Equidad de necesidades significa tomar
en cuenta que el mecanismo de oferta Esta idea fundamental de la ESM de
y demanda del mercado por sí solo dar cumplimiento efectivo a la equidad
no es capaz de cubrir las ne­cesidades en la satisfacción de las necesidades
públicas de salud, educación, seguri- por medio de una política de compen-
dad ni tampoco de solventar los gastos sación social fue implementada en la
externos necesarios para conservar el etapa inicial de la posguerra, en una
medioambiente. Además, el mecanis- situación de cambios profundos. Si bien
mo de mercado selecciona la jerarquía ya existía una tradición que se remon-
de las necesidades a ser satisfechas taba hasta los tiempos de las leyes
en función de las prioridades derivadas sociales de Bismarck (1881) como base
del poder adquisitivo de la demanda. de orientación ideológica común, se
El criterio del poder adquisitivo, sin manifestaba ahora el anhe­lo de bus-
embargo, nada dice acer­ca de la ur- car con el programa de una Economía
gencia que existe por satisfacer cierta “Social” de Mercado cami­nos para la
demanda desde un punto de vista construcción de un “tejido social” en el
18 Serie Economía Social de Mercado

cual todos los miembros de la sociedad requiere también dentro del progra-
pudiesen ver considerados sus inte- ma de la ESM una prevención de los
reses específicos y tener garantizado riesgos humanos, para evitar tensiones
un cierto nivel de protección social. entre distintas capas de la sociedad y
La pacificación y la inte­gración de los fortalecer la cohesión social.
diferentes grupos sociales alcanzada
entonces demostraron ser factores es- En la expresión constitucional “la Repú-
tabilizadores y promotores del bienes- blica Federal de Alemania es un Estado
tar general. de derecho federal, social y democrá-
tico” se reflejan las obliga­ciones de
que el Estado debe y puede configurar
E. La política social el orden social de manera tal de (1)
contemplar con “consideración social”
El anhelo central de la ESM de hacer los derechos a libertades personales en
realidad el “cuadrado mágico”: pleno cuanto a su compatibilidad social; (2)
empleo, crecimiento económico soste- asegurar la protección de la dignidad
nible, estabilidad en el nivel de precios, mediante una configuración humana
equilibrio en la balanza de pagos, le de las condiciones del trabajo y frente
otorga a la política social el rango de a las omnipresentes contingencias de
“ele­mento clave” para establecer y la vida que amenazan la existencia
garantizar el “tejido so­cial”. La idea humana (Schmidt, 1985, pág. 106).
de un orden de economía de mercado La política social, o bien la configura-
orientada socialmen­te debe tener en ción del sistema de protección con­
cuenta que no sólo la naturaleza hu­ tra riesgos existenciales, puede ser
mana se ve expuesta a riesgos como vista como complemento sistemático
sufrir enfermedades, tener accidentes de la política económica. Esto quiere
o envejecer, sino que ciertos riesgos, decir que en la construcción de la red
por ejemplo la vulnerabilidad al desem- de protección social hay que aplicar
pleo o a la pobreza, son inherentes al cualitativamente los mismos principios
sistema económico mismo. No se trata vigentes en el ordenamiento económi-
solo de que el mercado no reconoce co que debe soportar el financiamiento
señales sociales ni emergencias de por de las prestaciones sociales. De esta
sí, sino que la evolución de la industria manera, los principios de libertad,
moderna, de los servicios financieros y solida­ridad y justicia social tienen
del progreso técnico no produce única- que reflejarse en los principios de
mente bienestar, sino que también ge- autorresponsa­bilidad y de subsidiarie-
nera muchos perdedores que no saben dad en la esfera de protección social.
defenderse de los procesos de raciona-
lización permanentes. Junto al ya des- A cada uno de los ciudadanos le perte-
crito principio de compen­sación social nece una responsabilidad prima-ria en
que sirve para hacer efectivas tanto la la toma de sus propias precauciones
equidad respecto de las capacidades frente a los amenazantes riesgos exis-
como respecto de las necesidades, se tenciales. El principio de subsidiariedad
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 19

asegura, por cierto, el apoyo de la co- bienestar. Muchas veces los gobiernos
munidad, pero no en detrimento de su tienden a aplicar la política social en
capacidad de actuar respon­sablemente. forma selectiva y discriminatoria para
Atendiendo a la necesidad de prote- distribuir privilegios entre los sectores
ger la libertad personal, el principio de y grupos sociales favorecidos.
subsidiariedad exige no despojar a los
individuos de lo que pueden realizar Por lo tanto, hay que destacar el
con su propio esfuerzo e industria para necesario respeto al equilibrio de las
dejarlo en manos del “paternalismo interrelaciones entre el poder político
estatal”. De esta manera, la asistencia y los actores sociales. En el caso del
subsidiaria es una oferta adicional des- poder político, debe evitarse el ejercicio
tinada a mitigar los riesgos asociados del poder en forma demagógica por
con la participa­ción en la competencia el manejo de las prestaciones sociales
del mercado. en forma arbitraria. En el caso de los
grupos sociales, deben contenerse las
La garantía de un bienestar existencial prácticas de presión y de acer­camiento
general para asegurar una provi­sión al poder político para obtener –sobre
básica ha encontrado su expresión en todo en épocas electora­les– beneficios
la ayuda social y vale para todos los indebidos.
que no pueden subsistir efectivamente
en los procesos de mercado. En la ESM El predominio del objetivo redistributi-
tiene validez el principio de que la soli- vo por sobre el objetivo de creci­miento
daridad de una sociedad se tra­duce en y de eficiencia económica siempre lleva
su disposición a auxiliar a quienes co- a graves problemas de inflación y de
rren peligro de quedar excluidos de la
desempleo o, dicho de otro modo, la
relación con el conjunto de la sociedad
falta de eficiencia en una economía no
y de su desarrollo social y eco­nómico.
se puede compensar con una política
No obstante, dentro de esta solidari-
dad, el individuo debe realizar también redistributiva forzada. Por eso, yerran
su contribución en la medida de su los críticos de la ESM cuando señalan
capacidad y de sus fuerzas. como objetivo de la política social la
redistribución de ingresos o fondos.
Cuantitativamente, la política social La meta principal consiste en la mayor
debe observar y respetar los límites fi- capacitación posible de los seres huma-
nancieros impuestos por la fuerza de la nos para que sepan cómo participar
economía nacional. Lograr un equi­librio con éxito en la economía de mercado.
óptimo entre el sistema económico y el
En el sistema de la ESM, nadie tiene el
sistema social es una tarea muy difícil
dere­cho a ser pobre, sino la obligación
de lograr. Por una parte, se aspira a
de no serlo. La responsabilidad de la
asegurar un creciente nivel de vida;
por la otra, se desea que la mayor can- política social es generar esa obligación
tidad de personas participen de este y los medios para cumplirla.
20 Serie Economía Social de Mercado

III. Desafíos de la crisis mismo tiempo, la competencia de Asia


financiera para América irá en aumento, puesto que sus países
Latina buscan nuevas oportunidades para la
comercialización de sus excedentes de
Los principios de la economía de mer­ producción.
ca­do nunca estuvieron fuertemen­
te arraigados en América Latina. En En esta difícil situación, no sólo existe
úl­tima instancia, la opción en favor de el peligro latente de que disminuya el
medidas de desregulación y de liberali­ consenso en cuanto a las ventajas de
zación económica fue mucho más un la división internacional del trabajo,
resultado de la necesidad de ajuste sino también el respaldo para combatir
es­truc­tural y de las exigencias de la en forma más eficaz los problemas per-
com­petencia mundial creciente. Conse- sistentes de la pobreza, el desempleo y
cuentemente, hoy observamos que la el trabajo informal. Por esta razón, es
mayoría de los países latinoamericanos importante fortalecer el poder adquisi-
no logró aumentar su capacidad de tivo de la propia población, para cam-
com­petir e integrarse efectivamente en biar de una deprimida demanda del
los mercados internacionales. Al con- exterior a una creciente demanda del
trario, entre sus exportaciones domi- interior. Hasta ahora, Brasil es uno de
nan sobre todo las materias primas y los pocos países que lo consiguió. No
los productos agrícolas. Esta estructura obstante, fortalecer la cohesión social
responde a las características tí­picas por medio de un consenso acerca de la
de las sociedades en vías de desarrollo. necesidad de reducir las desigualdades
Por ello es que continuarán en retirada económicas y sociales debería ser un
frente a la creciente competencia de tema relevan­te no sólo para Brasil sino
los países asiáticos, por ejemplo, en también para muchos otros gobiernos
la industria textil y de otros bienes de en América Latina. En los países núcleo
consumo. de la Unión Europea, la preocupación
por la cohe­sión social es tradicional-
El hecho de que América Latina no mente uno de los elementos clave y
haya sido directamente afectada por característicos del denominado capi-
la crisis global no es una muestra de talismo renano o, expresado de otro
fortaleza, sino que más bien ates­tigua modo, de las diferentes realizaciones
la poca vinculación del subcontinente de una ESM, y fue una de las condicio-
con los mercados financieros interna- nes básicas del éxito de la experiencia
cionales. En cambio, las consecuencias integracionista europea (Rösner, 2007,
indirectas de la crisis finan­ciera van pág. 77).
a impactar desfavorablemente en el
desarrollo de las economías nacionales Aunque finalmente cada sociedad ten-
de América Latina, debido a su gran drá que buscar su propio méto­do para
dependencia de las expor­taciones a alcanzar la necesaria coherencia inter-
las sociedades industriales occidenta- na y deberá comparar entre distintos
les, que disminuirán sus de­mandas. Al diseños sociales según criterios globa-
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 21

les de eficiencia, en última instancia


tendrán éxito aquellos diseños sociales
que mejor cumplan con las cuatro
dimensiones de eficiencia: eficiencia
económica en la oferta de produc-
tos competitivos; eficiencia social al
ofrecer condiciones de empleo con-
sensuadas, sostenibles y de protección
social; eficiencia ecológica al producir
conservando los recursos y teniendo en
cuenta los costos exter­nos; y, final-
mente, eficiencia política al garantizar
los derechos humanos y tomar deci-
siones democráticas vinculadas con la
sociedad.
22 Serie Economía Social de Mercado

Referencias bibliográficas _______ (2007). “los fondos europeos


de cohesión social: algunas leccio­
Hayek, F. A. Von (1981). Recht, Ge- nes desde la reunificación alemana”,
setzgebung und Freiheit, Vol. 2: Die en Cohesión social en América Latina
Illusion der sozialen Gerechtigkeit, y el Caribe: una revisión perentoria de
landsberg am lech. algunas de sus dimensio­nes, Naciones
Unidas.
Homeyer, J. (1988). “Aussagen der ka-
tholischen Soziallehre zu gesellschaftli­ Schmidt, H. (1985). “la política social
chen Fragen”, en Aus Politik und Zeit- como elemento estabilizador en la
geschichte, Vol. 21-22, págs. 3-17. Economía Social de Mercado”, en Jung,
W. (ed.), Características del sis­tema de
Lachmann, W. (1995). “Génesis y la Economía Social de Mercado, Kon-
principios de la Economía Social de rad-Adenauer-Stiftung, Montevideo.
Mer­cado”, en Lachmann, W. -Rösner, schneIder, l. (1983). Subsidiäre Ge-
H. J.(eds.), Seguridad Social en la sellschaft. Implikative und analoge As­
Economía Social de Mercado, CIEdlA, pekte eines Sozialprinzips, Paderborn,
Buenos Aires. Munich, Viena y Zurich.

Müller-Armack, A. (1976): Wirts-


chaftsordnung und Wirtschaftspolitik,
Fri­burgo.

_______ (1981). Religion und Wirts-


chaft, Berna y Stuttgart.

Rösner, H. J. (1990): “Principios éticos


de la Economía Social de Mercado”, en
Contribuciones, 4/1990, págs. 53-64.

_______ (1995a). “la Economía Social


de Mercado como programa de or-
den económico”, en Ética, economía,
política y pobreza. El desafío cru­cial
para Latinoamérica, CIEdlA, Santa Fe
de Bogotá, d.C., Colombia.

_______ (1995b). “la Economía Social


de Mercado como modelo norma­
tivo de una política social moderna”,
en Lachmann, W. -Rösner, H. J. (eds.):
Seguridad Social en la Economía Social
de Mercado, CIEdlA, Buenos Aires.
Crisis financiera: Redescubrimiento de la Economía Social de Mercado 23

RESUMEN

Después de que el triunfo del modelo


económico inglés neolibe­
ral se transformara con la crisis finan-
ciera global en una derrota catastrófi-
ca, se vuelve a plantear la relevancia y
función de las ac­tividades estatales en
el proceso económico. El modelo de la
ESM, con su orientación poderosa hacia
el Estado como regulador de la com-
petencia y garante del funcionamiento
del mercado, podría adquirir un nuevo
significado. Aunque América Latina no
está sien­do afectada directamente por
la crisis debido a su escasa vincula­ción
con los mercados financieros interna-
cionales, las consecuen­cias de ésta
ya se hacen notar por el alto nivel de
dependencia que
exhiben sus economías nacionales res-
pecto de las exportaciones. Este hecho
puede significar un gran riesgo para la
cohesión social
en los países que componen el subcon-
tinente.

Diálogo Político. Publicación trimestral


de la Konrad-Adenauer-Stiftung
Año XXVI - Nº 1 - Marzo, 2009
Crisis del sistema financiero:
¿crisis de la Economía
Social de Mercado?*
Joachim Wiemeyer

Antes del rescate concertado de bancos ejemplo japonés de la década de 1990


y otros actores del mercado financie­ro es una prueba cabal de que una crisis
por parte de las principales naciones del sector financiero puede tener efec-
industrializadas, el sistema financiero tos sostenidos y sustanciales sobre la
mundial estaba al borde del precipicio. economía real.

El colapso de más bancos, asegura­ En los últimos años se había modifica-


doras y fondos de inversión de primera do la relación entre la economía y la
línea, así como de Estados enteros, política. El ex vocero del director del
podría haber desencadenado un efecto Deutsche Bank, Rolf-Ernst Breuer, llegó
dominó y profundizado cada vez más a proclamar los mercados financieros
la crisis económica global. Nadie puede como “quinto poder” (Cfr. Breuer,
anticipar aún cuán devastadores van a 2000, pág. 21 s.). Diariamente, los
ser los efectos sobre la economía real mercados de divisas y bonos públicos
en el año 2009 y hasta cuándo habrá evaluarían el desempeño, la perfor-
que esperar hasta que se produzca mance de gobiernos elegidos de­mo­
una reactivación de la economía. Más cráticamente, decía. Los gobiernos
incierto aún es el futuro del sistema debían aceptar el voto de los mercados
financiero. Nadie puede decir cuál va financieros. Ahora que los autonombra-
a ser la estructura del sector financie- dos controladores deben ser salvados
ro en cinco años. En comparación con por los controlados de una trampa de
Alemania, otros países (Luxemburgo, la que no pueden salir por sus propios
Suiza, Irlanda, Gran Bretaña) son mu­ medios, la relación entre la economía y
cho más dependientes de este sector la política se modifica nuevamente.
en cuanto a crecimiento económico La ética social cristiana se ve legitima-
y creación de puestos de trabajo. El da al fijar posición frente a la crisis de

* Extraído de http://www.kas.de/wf/doc/kas_15172-544-1-30.pdf

Joachim Wiemeyer
Profesor de Ética Social en la Facultad Católica de teología de la Universi­dad de Bochum, en
Alemania. Teólogo católico.
26 Serie Economía Social de Mercado

los mercados financieros, porque hace madamente urgente la identificación de


largo tiempo viene advirtiendo acerca soluciones institucionales capaces de
de los peligros de su posible evolución, favorecer eficaz­mente la estabilidad del
por ejemplo, en cuanto a su desaco- sistema, sin restarle potencialidades y
ple de la economía real y su influencia eficiencia”.
1
desestabilizadora sobre ésta.
La Doctrina Social de la Iglesia no en-
También analizó los excesos del sector, tona en el coro público de la bús­queda
como son los sueldos extre­madamente de chivos expiatorios del desastre del
altos de sus ejecutivos (Cfr. Wiemeyer, mercado financiero que ahora se ha
2004, págs. 354-357) y su rechazo al lanzado. En relaciones tan complejas
principio de la responsabilidad social como son los mercados financieros
de la propiedad (Cfr. Wiemeyer, 2007, inter­nacionales no existen simplemente
2
págs. 100-110). Fueron publicados unos pocos personalmente culpa­bles,
4
diferentes docu­mentos que hicieron fáciles de identificar.
referencia a los temas de la estabilidad
monetaria, la introducción del euro y Los responsables son, por un lado, los
la creación de mercados financieros en legisladores y gobiernos de las últi­mas
3
países en desarrollo. En el Compendio décadas, que luego de la crisis econó-
de la Doctrina Social de la Iglesia Cató- mica mundial de 1929 y después de
lica, publicado primeramente en 2004 1945 siguieron flexibilizando la regula-
en idioma italiano (Consejo Pontificio ción del sector financiero. En el mar­co
de Justicia y Paz, 2006, pág. 268 s.), de este desarrollo, los gobiernos na-
se señala: “El desarrollo de las finan­ cionales se vieron presionados por los
zas, cuyas transacciones han supera- desarrollos tecnológicos porque nuevos
do considerablemente en volumen la medios de comunicación (Internet)
realidad, corre el riesgo de seguir una hicieron más fáciles los negocios en
lógica cada vez más autorreferencial, el exterior. Un segundo elemento fue
sin conexión con la base real de la eco- la formación de mercados financieros
nomía. Una economía financiera con fin poco regulados (mercados off shore,
en sí misma está destinada a contrade- como las Islas Caimán), al margen de
cir sus finalidades, ya que se priva de los centros financieros de la OCDE.
sus raíces y de su razón constitutiva, Un tercer aspecto que presionó desde
es decir, de su papel originario y esen- los mercados financieros fue que sus
cial de servicio a la economía real y, en actores también podían aprovechar di-
definitiva, de desarrollo de las personas ferencias en la regulación dentro de la
y de las comunidades humanas. […] La propia OCDE. La falta de coordinación
imprevista aceleración de los procesos, entre los Estados nacionales y el poder
como el enorme incremento en el valor de las grandes potencias (Estados Uni-
de las carteras admi­nistrativas de las dos) para determinar el nivel de regu-
instituciones financieras y la rápida lación impidieron una reglamentación
proliferación de nue­vos y sofisticados coordinada que respondiera a la inte-
instrumentos financieros, hace extre- gración efectiva de la economía mun-
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 27

dial. En la UE, Gran Bretaña e Irlanda mente normativo y social, como es la


asumieron esta posición. Errores de los política social o la política de desarrollo.
bancos centrales con una política mo- En el camino quedaron materias como
netaria demasiado generosa (Estados his­toria económica, en la que juegan
Unidos) y de las superinten­dencias de un papel importante las grandes crisis
bancos nacionales se sumaron a este en la historia de las economías, igual
cuadro. El sector financiero fue favore- que la inserción social de la economía
cido sistemáticamente por sobre otros a través de la sociología económica.
sectores de la economía. En tanto que Estos contenidos fueron sustituidos por
en la economía real toda transacción sofisticados métodos matemáticos. Se
estaba sujeta al pago de im­puestos pensó que con su ayuda se podrían
al valor agregado, en Alemania, por controlar los riesgos. Muchos bancos
ejemplo, se eliminó unos años atrás el comenzaron a emplear a matemáticos,
impuesto considerablemente menor a físicos y otros profesionales que duran-
las transacciones bursátiles. te su estudio nunca escucharon nada
acerca de la importancia social de la
El segundo nivel es la economía nacio- economía, como había sido habitual en
nal: para una determinada corrien­te la formación tradicional del economis-
de la economía nacional, los mercados ta. A pesar de que ya en la década de
financieros eran una suerte de ideal de 1980 surgió desde la ética económica
mercado porque con la rápida adapta- un movimiento opuesto, éste no pudo
ción a los datos de mercado, división establecerse en Alemania en el ámbito
infinita, etc., de todos los mercados académico.
reales eran los que más se acercaban
al ideal del modelo de mercado neoclá- El tercer nivel es el de las publicaciones
sico descrito en los manuales. La visión sobre economía que no asu­mieron su
tradicionalmente crítica de la econo- función crítica frente a los desarrollos
mía, que pregunta por los intereses en el mercado financiero y que no
de los consumidores y, por lo tanto, cuestionaron las exorbitantes tasas de
mantiene una posición escéptica ante ganancia. En el contexto del boom bur-
las ganancias superiores al promedio, sátil se hicieron promesas insostenibles
quedó relegada a un segundo plano. y se calcularon evo­luciones en el valor
En la formación de los economistas de las acciones sumamente problemá-
se dedicó cada vez menos tiempo a la ticas. Muchos pequeños ahorristas fue-
inserción social de la economía porque ron tentados a invertir en los mercados
cada vez se asignaba menos impor- accionarios con la supuesta perspectiva
tancia a la teoría clásica de la política de un acrecentamiento de su patrimo-
económica, que enseñaba los valores nio sin necesidad de trabajar.
subyacentes a la Economía Social de
Mercado. Con el cierre o la redefinición El cuarto nivel es el de los ejecuti-
de las cá­tedras correspondientes, se vos que bajo el concepto referencial
relegaron aquellos aspectos de la eco- del shareholder value aspiraban a un
nomía que tienen un carácter explícita- incremento permanente del valor de
28 Serie Economía Social de Mercado

las acciones, que a la vez presuponía go, este fracaso no puede asignarse
un permanente aumento de las ganan­ a ciertos individuos o a un grupo en
cias corrientes. Se introdujeron siste- especial.
mas remunerativos acordes con este
pensamiento y se redujo la duración Como consecuencia de la crisis, deben
de los contratos con los ejecutivos a debatirse en forma sistemática las
la vez que se incitaba a una maximi- siguientes cuestiones:
zación cortoplacista de las ganancias. 1. ¿Cómo debe ordenarse la relación
En parte, los sistemas remunerativos entre la política y la economía
erosionaron la ética profesional del desde el punto de vista de la ética
“banquero serio” (Cfr. Emunds, 2008, social?
pág. 9 s.), en parte los ejecutivos de 2. ¿Cuál es, en una economía de mer-
los bancos se vieron presionados por cado, la dimensión adecuada de la
otros ejecutivos que, como directivos actividad del Estado; y eso tanto
de sociedades de inversión, aspiraban en lo que se refiere a la regulación
a incrementar las ganancias. de la economía en su conjunto
como en cuanto a la participación
El quinto nivel hace al déficit institu- del Estado en toda la economía y
cional del sector financiero mismo. Las la producción estatal de bienes y
instancias de control como las agen- servicios?
cias de rating eran pagadas por ins­ 3. ¿Cómo debe determinarse la rela-
tancias que a la vez emitían acciones. ción entre el sector financiero y la
Esto determinaba una dependencia economía real?
financie­ra de las agencias de clasi-
ficación de los institutos financieros
que debían evaluar, sin la necesaria I. La relación entre la
independencia insti­tucional. Por otro economía y la política
lado, se operó una fuerte expansión de
los mercados financieros y de produc- En el Concilio Vaticano Segundo, la
tos financieros siempre nuevos y con Iglesia Católica reconoció, en la consti-
5
crecientes ganancias corrientes. Estos tución conciliar Gaudium et Spes (Nro.
niveles se autopotenciaron. Proble- 36) aprobada en 1965, que las socie-
mas como la crisis asiática de 1997, el dades modernas están funcionalmente
colapso de la economía de Internet del diferenciadas en ámbitos culturales
Nuevo Mercado 2000/2001 y las quie- relativamente autónomos como la
bras de diferentes fondos de cobertu- economía, los medios de co­municación,
ra (1998 LTC) se identificaron como las ciencias y la política. Estos secto-
“casos aislados” y no como problemas res culturales se desarrollan siguiendo
sistémicos. Fue la combina­ción de un una lógica propia y, a diferencia de
gran número de estos factores lo que las sociedades premodernas, ya no
finalmente determinó el resultado ne- están sujetos a una interpretación y
gativo de todo el sistema. Sin embar- regulación determinada por la religión.
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 29

Un ejemplo en el ámbito de la econo- ellos como personas. Esto significa, por


mía era la prohibición (mu­chas veces ejemplo, que ningún subsistema social
soslayada) de cobrar intereses, que fue puede ser superior a otros subsiste­mas.
levantada por parte de la Iglesia Cató- Se rechaza una comercialización total
lica en 1830. Sin esta diferenciación de de los medios de comunicación y de
la sociedad en subsiste­mas, el desarro- la ciencia por la eco­nomía, del mismo
llo de las naciones industrializadas de modo en que se rechaza la primacía de
los últimos cien años no hubiera sido la economía sobre la política. También
posible. Esto abarca conquistas como se reafirma la pro­tección de la vida pri-
la superación de la pobreza absoluta, vada (familia) y de la autoorganización
la duplicación de la expectativa de vida de la sociedad civil.
y la introducción de la democracia y el
Estado de derecho. Dentro de los subsistemas sociales, la
política tiene una prioridad éti­camente
Pero esta diferenciación de la socie- fundada sobre otros subsistemas,
dad no sólo genera un aumento en la porque puede y debe formular reglas y
productividad, sino que trajo apare- condiciones que los otros subsistemas
jados también problemas. El régimen deben acatar. Esto está fun­damentado
premoderno en el que el empleador éticamente porque la sociedad mo-
tutelaba en forma paterna­lista a sus derna se basa en el postulado de igual
trabajadores, y al mismo tiempo tenía dignidad humana y derechos humanos
la obligación de cuidar de ellos, se fue para todos. Esta igualdad se traduce,
perdiendo a medida que avanzaba la en la democracia, en la igualdad de vo-
diferenciación fun­cional de la econo- tos. El alcance de la autonomía de los
mía. El trabajador quedó reducido a la subsistemas sociales y la relación de
dimensión de fuerza laboral. En el siglo éstos entre sí debe fijarse políticamen-
XIX, la Doctrina Social de la Iglesia te. Sin embargo, la política está sujeta
desafió esta visión. Destacó que el indi- a la normativa constitucional, que
viduo debe ser respetado en todas las establece ciertas condiciones (derechos
dimensiones de la vida como persona y fundamentales) que le impiden abolir
no puede ser nunca tratado sólo como la autonomía de los subsistemas.
objeto. En consecuencia, los ámbitos
culturales funcionales de la sociedad La prioridad relativa de la política
diferenciada siempre son únicamente legitimada democráticamente, enten­
“relativos”. Están sujetos a lo que la dida como tarea de proyectar el bien
Doctrina Social de la Iglesia denomina común, no es un postulado específico
“responsabilidad por el bien común”. de la Doctrina Social de la Iglesia. Tam-
bién es reconocida en la filosofía so­cial
La Doctrina Social de la Iglesia recla­ma, moderna (la teoría contractualista de
por lo tanto, una sociedad en la que Rawls, los comunitaristas como Michael
todas las personas tengan la po­sibilidad Walzer, la ética del discurso de Haber-
de participar de todos los ámbitos de la mas). En la ética económi­ca de habla
vida social y sean respetadas en todos germana cuenta también con el apoyo
30 Serie Economía Social de Mercado

de representantes de la ética econó- Una Economía Social de Mercado


mica, aun cuando autores como Karl presupone que la política asuma
Homann (Cfr. Homann -Blome-Drees, efectivamente su función éticamente
6
1992, pág. 54 s.) y Peter Ulrich lleguen avalada de organizar la sociedad. Allí
a conclusiones con­cretas diferentes. donde el marco nacional encuentra sus
límites, la política puede recuperar su
La prioridad relativa de la política por poder de organización a través de una
sobre la economía no significa que la acción supranacional. Este es el caso,
igualdad de voto de los ciudadanos por ejemplo, en muchos ámbitos de la
deba plasmarse en el ámbito eco- Unión Europea. El control de las tran-
nómico en iguales ingresos. Antes sacciones de capital que protege a paí-
bien, radica en el interés de todos de ses como China del ingreso de capital
permitir que haya diferencias en los especulativo y los efectos de la crisis
ingresos porque de los incentivos para financiera mundial es un ejemplo que
una mayor productividad también se demuestra que la política siempre tiene
benefician personas en el extremo más posibilidades de intervenir que las
inferior de la distribución de ingresos que efectivamente aprovecha.
y mejoran su posición. Lo que parece
problemático, en cambio, son las dife-
rencias de ingresos sin funciones que II. La relación entre el
se basan en posiciones de poder insti- mercado y la actividad
tucionales y que desde la perspectiva del Estado
de la economía en su conjunto, no
parecen necesarias para alcanzar los En la comparación internacional e his-
objetivos del crecimiento. tórica encontramos diferentes ejemplos
sobre el alcance de la actividad del
También en las sociedades modernas Estado. En tanto que muchos países en
la economía debe seguir siendo un desarrollo padecen el hecho de que el
subsistema insertado en la sociedad. Estado cumple de manera muy imper-
Si se impusiera únicamente su lógica fecta sus funciones básicas (Estado de
propia, en el largo plazo se manifesta- derecho, infraestructura, educación,
rían consecuencias más bien contrapro- seguridad social), existen otros en los
ducentes, porque quedaría derogada la que el Estado despliega una actividad
base social de la econo­mía. Otro tanto tan voluminosa que asfixia cualquier
puede decirse sobre la relación entre actividad económica privada (Corea del
familia y economía, cuando la falta de Norte, Cuba, el bloque soviético en su
necesidad de reproducirse de una so- momento). Si nos limitamos al ámbito
ciedad lleva a muy pocos nacimientos de las naciones industrializadas moder-
y, más tarde, a la escasez de mano de nas, que presentan un nivel de ingre-
obra. Hace tiempo que la Doctrina So- sos relativamente alto, encontramos
cial de la Iglesia viene advirtiendo esta en ellas una considerable actividad del
última problemá­tica (Cfr. Marx, 2008, Estado. Esto afecta, por ejemplo, las
pág. 214 y ss.). pres­taciones públicas (administración,
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 31

seguridad, servicios públicos), la inter­ financiero los riesgos superaban los


vención en la distribución de ingresos beneficios que podía obtener el ciuda-
generada por el mercado (impuestos, dano común (no el oferente financie-
seguros sociales, transferencias socia- ro). Lo correcto hubiera sido lanzar al
les), la regulación legal de la actividad mercado únicamente productos sujetos
económica, así como a las empresas a condiciones de respon­sabilidad y una
propiedad del Estado. En parte, las distribución equilibrada de riesgos. De
comparaciones internacionales se ven alguna manera, lo que faltó fue una
dificultadas por el hecho de que uno oficina de control técnico del mercado
8
y el mismo fin puede ser alcanzado financiero.
mediante diferentes instrumentos. Así,
por ejemplo, el fin público de posibilitar
oportunidades educativas puede garan- B. Adecuado funcionamiento de
tizarse mediante la escuela pública o los mercados (competencia, política
también subsidiando a los desti­natarios ambiental, estabilidad de la
(bonos educativos). moneda)

El tipo y el alcance de la acción del Es- Para que el sistema contable funcione
tado han crecido históricamente y pre- en los mercados y los precios puedan
sentan un camino de ida en la medida cumplir con su función canalizadora,
en que la decisión básica, una vez to- es importante que la mo­neda tenga un
mada, sólo puede ser revertida a costa valor estable. La experiencia práctica
de un precio muy alto. En Alemania, la enseña que la mejor forma de lograr
acción del Estado fue definida a través ese objetivo es través de un banco
del concepto de la Economía Social de central independiente, cuyo objetivo
7
Mercado. ¿Cuáles son los elementos es, precisamente, resguardar la esta-
centrales de la actividad del Estado? bilidad de la moneda. Asimismo, en
el cálculo económico de las diferentes
empresas debe in­gresar plenamente el
A. Condiciones que permiten desa­ costo real, asignable a toda la econo-
mía. A tal efec­to, es necesario incluir
rrollar una actividad económica
efectos externos positivos y negativos,
(or­den jurídico, seguridad interior y
castigando los efectos negativos de la
exterior, infraestructura, educación)
producción (por ejemplo, a través del
impuesto ecológico) y recompensando
Un orden jurídico debe garantizar la
sus efectos positivos (subsidios).
presencia de una legislación eco­nómica
capaz de proteger a los agentes más
La econo­mía de mercado presupone
vulnerables del mercado (menos in-
siempre que existe una adecuada com­
formados, más pobres) ante fraudes o
peten­cia. En consecuencia, es indispen-
engaños. En el mercado financie­ro, sin
sable evitar que se formen monopolios
embargo, nadie preguntó si en el caso
y trusts, que se levanten barreras ele-
de los nuevos productos del mercado
vadas de acceso al mercado y que se
32 Serie Economía Social de Mercado

incurra en un abuso de poder por parte Las ganancias iban en detrimento del
de monopolios naturales (elec­tricidad, cliente normal de los ban­cos, obligado
gas, etc.). a pagar comisiones bancarias más al-
tas que en Alemania. En Alemania, los
La finalidad de la competencia es man- bancos municipales y cooperativos se
tener el nivel de ganancias de las cor- encargaron de que el ciudadano normal
poraciones en el menor nivel posible en obtuviera buenas condiciones como
interés de los consumidores, es decir, cliente de un ban­co. Al permitir el go-
que el rendimiento del capital de riesgo bierno británico que los bancos obtu-
se ubique apenas unos pun­tos por vieran mayores ganancias a expensas
sobre el rendimiento de bonos públicos de sus clientes, en cierta forma les
de largo plazo. Una tasa de beneficios permitió cobrarle al ciudadano común
superior en un 7 u 8 % al rendimiento una suerte de impuesto para beneficio
de los bonos públicos que devengaban propio, en el sentido de Adam Smith.
un 4 % debería haber planteado inte- Otra forma de obtener elevados rendi-
rrogantes. En el largo plazo, el riesgo mientos es invirtiendo en operaciones
amerita un rendimiento tres o, máxi- de alto riesgo. Ese fue, evidentemente,
mo, cuatro puntos porcentuales más el caso en el sector financiero.
alto. Un margen de ganancias superior
puede darse en el caso especial de Desde la perspectiva de la economía
empresas particularmente innovadoras en su conjunto, no es posible que un
por su carácter pio­nero. Sin embargo, sector obtenga en forma permanente
cuando el régimen de competencia rendimientos superiores al promedio,
fun­ciona adecua­damente, estos altos porque en ese caso deberían reducirse
ni­veles de rendimiento determinarían constantemente los salarios y las ga-
la aparición de otros competidores y el nancias de otros sectores en la crea-
consiguiente declive de los márgenes ción del valor económico.
de ganancia. Rara vez una empresa
lo­gra mantener su ventaja comparativa
por mayor inno­vación en forma perma- C. Corrección de los resultados obte-
nente. nidos en el mercado (crisis coyuntu-
rales, estructurales, distribución de
Las ganancias elevadas suelen darse ingresos)
tam­bién cuando en los mercados hay
monopolios y oligopolios o cuando las Los mercados constituyen siempre
barreras de acceso al mercado son una coordinación posterior de los pla­
muy altas. Una política de competencia nes descentralizados de los sujetos
proactiva tiene por misión intervenir en económicos. Quienes le asignan a la
estos casos. Los elevados márge­nes de eco­nomía de mercado una estabilidad
rentabilidad en el sector financiero bri- inhe­rente parten de la base de que las
tánico eran posibles gracias, en parte, apre­ciaciones subjetivas de los agentes
al grado de concentración de ese mer- del mercado se compensan. Una visión
cado, más elevado que en Alemania. excesivamente optimista se vería com-
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 33

pensada por otra muy pesimis­ta. Sin de la población, más allá de transfe-
embargo, de hecho suele ocurrir que rencias intrafamiliares. El sistema de
existe un optimismo excesivo, de modo impuestos y aportes corrige la distribu-
que no todos los planes optimistas de ción primaria de los ingresos que tiene
los diferentes agentes de los mercados lugar en los mercados. Una distribución
pueden traducirse en realidad. Duran- justa de riqueza e ingresos es un bien
te el boom de la nueva eco­nomía en público responsabilidad del Estado. En
2000/01, las expectativas de ganan- ese sentido, una imposición progresiva
cias ponderadas en los precios bursá- (Cfr. Wiemeyer, 2004, págs. 244-256)
tiles superaron las ganancias totales es ética­mente legítima, porque el éxito
posibles en función de las cuentas en el mercado de los más eficientes no
nacionales. Estas expectativas necesa- se remite sólo a los esfuerzos de cada
riamente debieron verse defraudadas uno, sino que descansa también en
y, por ende, provocar una caída en re­quisitos y precondiciones sociales.
las cotizaciones. Además de presentar Un ejemplo es la educación gratuita
momentos de auge y de contracción que recibe el individuo. Además, los
coyuntural, las economías de mercado ingresos sólo pueden ser obtenidos
se caracterizan siempre por dispari- cuan­do el Estado pone a disposición el
dades regionales y sectoriales. Tam- orden jurídico correspondiente y otras
bién es imprescindible que el Estado condiciones marco, como infraestruc-
desarrolle una actividad que morigere tura pública, etc. Quien difama toda
estas oscilaciones económicas, busque progresión impositiva meramente como
impedir que ciertas regiones y secto- “castigo de los eficientes” (Guido Wes-
res queden marginados y posibilite así terwelle, por ejemplo) no comprende la
un proceso positivo de adaptación. El sociedad como una empresa coopera-
proceso de unificación alemana poste- tiva destinada a promover el beneficio
rior a 1990 no fue el único ejem­plo que mutuo. La Doctrina Social de la Iglesia
demostró esa necesidad. Los nuevos aboga por una interpretación solidaria
estados alemanes que en su momen- de la sociedad, en la que los más fuer-
to constituyeron la RDA no quedaron tes interceden también en favor de los
librados a un proceso de saneamiento más débiles.
pasivo, ni se dejó librada la solución de
los problemas en el mercado laboral a Por otro lado, las cargas tributarias
los movimientos migratorios. y sociales tienen que tener un techo,
porque está en cada uno decidir si va
Una economía de mercado también ne- a desarrollar sus capacidades innatas
cesita una corrección en la dis­tribución y usar las competencias aprendidas.
de los ingresos y de la riqueza, porque Por lo tanto, no se pueden quitar los
apenas la mitad de la po­blación obtiene incentivos a un mayor rendimiento.
en forma actual un ingreso de merca- En el caso de actividades calificadas y
do. Es imprescindible contar con siste- directivas, una parte de la recompen-
mas de seguridad social para brindar sa radica en el trabajo mismo y en las
un ingreso seguro a todos los grupos posibilidades de desarrollo y desenvol-
34 Serie Economía Social de Mercado

vimiento. Por lo tanto, sería exagera­ para permitir más libertad al conjunto
do fundamentar la necesidad de altos de la sociedad. James Buchanan, pre-
ingresos y bajas alícuotas impositivas mio Nobel de Economía, aludió preci-
con el único fin de lograr que las per- samente a esta paradoja de la libertad
sonas estén dispuestas a rendir, asumir (Buchanan, 1984). Pero esta perspecti-
responsabilidad y realizar tareas de va permite al mismo tiempo reflexionar
organización. sobre los límites de la actividad del
Estado. Este límite se ha alcanzado
En muchos casos, el grado de liber- cuando cualquier nueva restricción ya
tad en una sociedad se mide uni­ no redunda en una mayor libertad para
lateralmente en función de la carga el conjunto poblacional.
tributaria y social. Los economistas y
políticos que sostienen este criterio En general suele haber consenso en
suelen pasar por alto los múltiples cos­ cuanto a los elementos centrales de la
tos sociales que derivan de las decisio- actividad que despliega el Estado. La
nes políticas. Cuando, por ejemplo, se discusión política se dispara cuando se
afirma que en Estados Unidos la gente debaten la forma concreta que debe
es más libre porque las cargas tributa- adoptar esta actividad y los diferen-
rias y sociales son inferiores a las que tes niveles de la alícuota máxima o
existen en Alemania, esto sólo atesti- el nivel de los pagos en concepto de
gua un concepto erróneo de la libertad. transferencias. La Doctrina Social de la
Cuando los ricos se atrinche­ran en Iglesia se mantiene al margen de esta
barrios cerrados cuidados por servicios discusión y tampoco menciona cifras
de seguridad privados, en tanto que concretas porque esa es la tarea de los
muchos vecinos no se animan a atra- políticos elegidos democráticamente.
vesar a pie otros barrios de la ciudad En cualquier caso, es esencial la efi-
porque deben temer por su integridad ciencia de la actividad del Estado, que
física y su propiedad en razón de la en Alemania adolece de un im­portante
alta tasa de criminalidad; cuando por déficit estructural. Cuando se cuenta
falta de medios de trans-porte públicos con el tercer sistema de salud más
la población sólo tiene una movilidad caro del mundo y el segundo sistema
muy limitada, casi 50 millones de per- educativo más caro del mundo pero
sonas tienen que vivir presas del miedo no se cuenta con los mejores siste-
permanente por no poder afrontar los mas de salud y educación, estamos
enormes costos de la asistencia médica en presencia de un fracaso estructural
y cuando por cada 100.000 habitantes de la política. Cuando un organismo
hay siete veces más personas encar- público (Agencia Federal de Empleo)
celadas que en Alemania; una alícuo- debe gastar miles de millones para que
ta más alta, por cierto, garantiza un quienes abandonan prematuramente la
mayor grado de libertad efectiva en escuela lleguen a tener algún grado de
9
Alemania. El sentido de la actividad formación profesional mientras que in-
del Estado radica en sancionar ciertas virtiendo sumas sensible­mente inferio-
restricciones a las libertades sectoriales res en jardines de infantes y escuelas
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 35

se podría prevenir ese problema, han se, ser desbaratada o reestructurada.


fracasado sistemáticamente la política Lo hizo también frente al Estado. Un
y la organización del sector público. liderazgo de este tipo es problemático
Estos problemas se conocen hace mu- porque el sector financiero es, en un
chos años, pero recién a fines de 2008 triple sentido, éticamente muy sensible.
se comenzó seriamente a aumentar
el número de guarderías y jardines de El primer nivel afecta a los individuos
infantes para abordar en forma siste- intervinientes: en el mundo real del
mática este problema. consumo, pero también en la produc-
ción de bienes y en la contra­tación de
servicios, el tiempo que demandan el
III. Relación entre sistema consumo y la producción y la deman-
financiero y economía da de recursos reales (por ejemplo
real materias primas y superficies) imponen
límites físicos al crecimiento del consu-
En la economía existen una serie de mo y la riqueza. Diferentes, en cambio,
sectores que cumplen una función son las condiciones en el mundo virtual
transversal para otros sectores y que de los mercados finan­cieros, donde
garantizan su funcionamiento en ca­ diariamente el estado de las cuentas y
lidad de prestadores de servicios. Se de los depósitos puede aumentar pero
trata del sector energético, las teleco­ también caer en forma ilimitada. Por lo
municaciones y la logística, entre otros. tanto, sólo en el mundo virtual de los
Prácticamente todas las empresas de mercados financieros es posible algo
casi todas las ramas de la economía así como un day trader que intenta
dependen de estos sectores. Pero los obtener ganancias realizando el mismo
ejecutivos de estos sectores nunca día múltiples compras y ventas de un
pensaron en interpretarse a sí mismos mismo título. No sólo personas priva-
como sector referencial de toda la das intentan hacer este tipo de nego-
economía, que debe controlar o cana- cios, sino también actores del mercado
lizar a todos los demás sectores. Toda financiero, como bancos o fondos de
empresa depende también del sector inversión, en los que muchas veces
fi­nanciero, ya sea para sus operaciones sumas muy grandes pasan de una
de pago, para financiar capital propio mano a otra. Se trata de un negocio
o para obtener créditos. muy estre­sante que sólo puede ser
realizado por empleados relativamente
Pero en las últimas décadas, el sector jóvenes durante algunos años porque
financiero no se limitó, como lo hicie- luego están agotados. Estos emplea-
ron los restantes sectores transversa- dos a menudo reciben sueldos muy
les, a cumplir una función servidora, altos, superiores al millón de euros. A
sino que reivindicó un rol líder. Y no lo pesar de las disposiciones en materia
hizo sólo respecto del sector empresa- de seguridad que deben cumplir los
rial, en donde se arrogó el derecho a ban­cos (celebrar negocios compensa-
decidir si una empresa debía fusionar- torios como garantía), reiteradas veces
36 Serie Economía Social de Mercado

se producen colapsos espectaculares o jugadores compulsivos, con la consi-


pérdidas muy altas de los bancos por­ guiente pérdida de conexión con la rea-
que las tentaciones se vuelven exce- lidad en cuanto a la inserción social de
sivamente grandes. En este contexto los mercados financieros.
y desde la óptica de la economía real,
cabe preguntarse si desde el punto de La segunda sensibilidad ética específica
vista de la sustentabilidad no habría del sector financiero no atañe al nivel
sido mejor que algunas personas mate- personal sino al sistémico. Dado que el
máticamente talentosas que hoy traba- mercado financiero consti­tuye un mun-
jan en el sector financiero se hubieran do virtual y no un mundo real, basado
dedicado a las ciencias naturales o a la sólo en la confianza, es particularmen-
ingeniería. te vulnerable a interferencias sistémi-
cas. Fue un considerable éxito cultural
Originalmente, las bolsas servían para lograr que la gente aceptara el dinero
que una empresa pudiera ob­tener en forma de billetes de papel y dejara
ca­pital de varios accionistas y poder de exigir monedas de oro o de plata.
solventar así una inversión de largo El dinero depositado en las cuentas
pla­zo, en la medida en que la empresa ya no debía ser guardado físicamente
no estaba en condiciones de hacerlo en las cajas de seguridad y los ban-
por sí misma. La intención era que los cos podían prestar un múltiplo de los
accionistas que con­siguientemente se dineros acreditados en los depósitos.
convertían en inversionistas de esa Las acciones ya no se entregan física-
empresa tuvieran la posibilidad de mente, sino que sólo apare­cen en los
volver a desprenderse de sus acciones extractos bancarios. Entre los bancos
y permitir que otros tomaran su lugar se desarrollan transacciones multimillo-
si (inesperadamente) necesitaban narias por teléfono y mediante un clic
dinero. Pero esto podía ser en un año en el mouse. Dado que todo el sistema
sólo una parte relativamente escasa está basado en la confianza y no en
del capital total, mientras que el capital garantías reales, y que una pérdida de
bursátil de una empresa cambiaba de confianza genera un riesgo sistémico,
manos varias veces al año. El principio es necesario contar con un amplio sis-
del shareholder value quedó en mu- tema de garantías.
chos casos desplazado por el principio
del sharehopper, de quien salta de Esta seguridad y confianza son, en
una acción a la otra. Otro tanto pue- términos económicos, un “bien pú­blico”
de decirse con respecto al comercio o, formulado en términos socioéticos,
de divisas, bonos y materias primas. un requerimiento del bien co­mún. La
En este caso, los efectos de los movi­ seguridad siempre tiene un costo por-
mientos pendulares de las cotizaciones que es necesario respaldar los negocios
pueden ser reforzados aún más por con más capital propio, con lo cual se
derivados y opciones. Es evidente que limitan tanto el volumen de negocios
en los agentes bursátiles se manifies- como las posibles ganancias. Debido
tan síntomas de adicción como en los al mayor riesgo sistémico del sector
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 37

financiero, se requiere un capital propio impacta negativamente sobre el núme-


sensiblemente mayor para cubrir los ro de puestos de trabajo. El euro fue
riesgos incurridos. introducido precisamente para terminar
con estas extremas oscilaciones de los
Además del riesgo sistémico inherente tipos de cambio en Europa. La evolu-
al sistema, el segundo gran proble­ma ción del precio del petróleo a lo largo
socioético de los mercados financieros de este año [2008] también estuvo
es que en lugar de fomentar y res­ influenciada por especulaciones de los
paldar la economía real, la desestabili- actores del mercado financiero. El pro-
zan, porque sistemáticamente tienden pietario de una casa en Alemania que
a sobreactuar (Cfr. Emunds, 2008, este verano tomó la decisión de invertir
pág. 12 y ss.). Sistemáticamente, los en medidas de aislación para aho­rrar
pre­cios determinados en los mercados costos de calefacción estaba hacien-
financieros o influenciados por los acto- do una inversión que era altamente
res de los mercados financieros incum- rentable en el mes de julio, pero que
plen su función de brindar información apenas cuatro meses más tarde podía
a la economía real. Para el economista ser un negocio a pérdida si se consi-
liberal y Premio Nobel F. A. von Hayek dera que el precio del fuel oil cayó a la
(Cfr. Von Hayek, 1969), la función de mitad. Más drástico aún es el impacto
información de los precios en el mar­ sobre inversiones multimillonarias en
co de la competencia es un elemento la exploración de nuevos yacimientos
clave de toda economía de mercado. Al petrolíferos (por ejemplo, las reservas
respecto, el mercado viene fracasando canadienses en pizarras bituminosas).
sistemáticamente y, por ende, exige
nuevas regulaciones para el adecuado La evolución del valor de las acciones
funcionamiento de la economía real. de Volkswagen en octubre de 2008
Ilustramos lo dicho con algunos ejem- tampoco tenía nada que ver con el va-
plos: si una empresa alemana evalúa lor real de la empresa. Lo que ocurría
si para proveer al mercado americano era que diferentes actores del mercado
le conviene más producir en Alemania financiero trataban de “desplumarse”
o construir una planta en Estados Uni- mutuamente, en donde es de suponer
dos, las relaciones dólar-marco alemán que algunos especuladores perdieron
en su momento o dólares-euro ahora sumas varias veces multimillonarias,
no le aportan un valor de referencia. en tanto que otros (Porsche, por ejem-
plo) ganaron sumas multimillonarias.
Una decisión tomada en la primavera Desde el punto de vista de la economía
puede resultar equivocada a la luz de real, no hay nada que justifique estas
las relaciones cambiarias del siguiente ganancias o pérdidas.
otoño. Como consecuencia de estas
turbulencias cambiarias, las empresas Tampoco se hizo un análisis sistemá-
son cautelosas a la hora de invertir tico de los diferentes sub-sectores de
en la economía real o incorporan en los mercados financieros en cuanto
los precios un plus por riesgos, lo que a los fines que cumplen para la eco-
38 Serie Economía Social de Mercado

nomía real. Los mercados de divisas y la construcción de nuevas plantas


sirven para facilitar las transaccio­nes se proyecta para una vida útil de 20
del comercio, el turismo, las transfe- ó 40 años, debería haber una mayor
rencias de trabajadores a sus países congruencia temporal, en el sentido
de origen, los pagos entre Estados y de una mayor sustentabilidad entre el
organizaciones internacionales (por sector finan­ciero y el sector real (Cfr.
ejemplo, ayuda para el desarrollo) y Emunds, 2008, pág. 20 y ss.). El sector
las transacciones de capital de largo financiero tiene que facilitar, fomentar
plazo. Más del 90 % de las transaccio- y avalar procesos de la economía real y
nes cumplirían con estos criterios. En no desestabilizarlos.
las bolsas debe facilitarse capital para
empresas. Como las empresas son em-
prendimientos de largo plazo, es justo IV. Diez reflexiones a modo
que los accionistas tengan la posibili- de corolario sobre la cri­
dad de vender sus acciones. Pero para sis financiera
la cultura corporativa (parti­cipación
en asambleas de accionistas, defensa 1. Es importante que en todas las ca-
de los derechos de los accio­nistas) se rreras de ciencias económicas de-
necesita contar con accionistas que ban cursarse en forma obligatoria
tomen decisiones pensando en el largo materias dedicadas a estudiar los
plazo. La función principal de los ban- objeti­vos sociales de la economía
cos a la hora de otorgar un crédito es y su inserción social. En el sentido
evaluar la solvencia de sus clientes y clásico de la política económica,
brindarles asistencia du­rante la vigen- estas materias pueden basarse en
cia del contrato de crédito y también la Economía Social de Mercado, la
en situaciones difíciles. La reventa sociología y la historia económica y
de corto plazo de créditos, como era ética de la economía.
habitual en el mercado hipotecario es- 2. La función del homo oeconomicus
tadounidense, contradice la función de en la teoría económica no es ni la
los bancos. En estas transacciones no descripción empírica de la realidad
se verifica la solvencia del deudor ni se ni la normalización de una aspira-
exige que cuente con el capital propio ción infinita de lucro (Cfr. Homann,
necesario. Es escandaloso que bancos 2002, págs. 69-93). Este enfoque
alemanes ha­yan revendido créditos a eco­nómico también tiene que ser-
otras instituciones sin informar previa- vir a una función social y preguntar
mente a sus clientes sobre semejante por las consecuencias y reglas y los
transacción. sistemas de incentivos que inducen
a todos los actores intervinientes
Considerando que en la economía sólo a perseguir sus propios inte-
real la formación de un empleado reses de corto plazo. Es evidente
se completa en tres o más años, las que en el caso de las instituciones
decisiones en materia de inversio- y productos del mercado financiero
nes se calculan a cinco o diez años no se ha hecho este test del homo
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 39

oeconomicus, porque de lo con­ parte de esta ética un sentido de


trario se habrían identificado los res­ponsabilidad sociopolítica, por-
peligros antes y se podrían haber que también los directivos de las
tomado las correspondientes me- empresas están llamados a asegu-
didas preventivas. Será necesario rar con sus actos la aceptación de
hacerlo de ahora en más. la Economía Social de Mercado, en
3. Desde esta perspectiva crítica del lugar de socavar sus bases sociales.
homo oeconomicus, cabe prestar 5. Dado que la evolución de los
especial atención a las vulnera- mercados financieros, en particu-
bilidades morales a las que están lar las ganancias en los mismos,
expuestos los individuos (avidez, repercute sobre la economía real
mentalidad de jugador, adicción) o genera pre­tensiones contra la
así como a los riesgos sistémicos economía real, estos deben quedar
del mercado financiero y limitar- reducidos a cumplir una función
los mediante las debidas regula- al servicio de la economía real. Es
ciones, controles, disposiciones necesario analizar las tran­sacciones
sobre responsabilidad, etc. Estas y productos del sector financie-
re­gulaciones deberán abarcar en ro según su finalidad económica
particular los fondos de cobertura y real y diseñarlas en forma acorde,
la banca de inversiones. por ejemplo, incrementando los
4. En los actores del mercado finan- costos de transacción mediante un
ciero se observa una ausencia de impuesto a las ventas bursátiles
sensibilidad ética, lo que deter- o a las transac­ciones en divisas
mina que se ignore la intención (impuesto “Tobin”) (Cfr. Emunds,
del legislador en cuestiones que 2008, pág. 29).
hacen al orden de los mercados 6. La única forma de restablecer la
financieros. Pretender ganar dinero confianza de vastas capas de la
promoviendo formas de soslayar el po­blación en la Economía Social de
pago de un impuesto a las ganan- Mercado es a través de medidas
cias del capital aprobado por el que vuelvan a limitar la desigual-
Parlamento habla de una ausencia dad en la distribución de ingresos y
total de sensibilidad ética. Además riquezas impulsada por el mercado
de estas innovaciones impositivas, financiero. Esto se puede lograr,
otro problema son las innovaciones por ejemplo, limitando los salarios
financieras que soslayan las regu- de los ejecutivos y obligándolos a
laciones. En este caso, los gerentes asumir más res­ponsabilidad, en
deben desarrollar una ética que les lugar de impulsar una socialización
permita com­prender que deter- de las pérdidas y una simultánea
minadas acciones y transacciones privatización de las ganancias (Cfr.
no deben realizarse y que ciertos Emunds, 2008, pág. 29). En el
productos no deben desarrollar- caso del Deutsche Bank, por ejem-
se, aun cuando un vacío en la ley plo, entre 1960 y 1990 se limitaron
permite hacerlo. También forma los ingresos del Directorio a 30 a
40 Serie Economía Social de Mercado

40 veces el ingreso del empleado participación de los países emer-


bancario promedio, pero más tarde gentes y en desarro­llo. Deben es-
volvieron a crecer rápidamente tar al servicio de la lucha contra la
hasta 240 veces (Cfr. Härtel, 2004, pobreza en los países en desarrollo
págs. 347-350). (Cfr. Härtel, 2004, pág. 11).
7. Para garantizar que se cumpla 10. En los mercados financieros se lava
con la responsabilidad social de la dinero proveniente de acti­vidades
propiedad, incluido el sector finan- criminales. Por la vía de la corrup-
ciero, que se remite a la tradición ción, muchos dictadores del Tercer
de la Iglesia y que ha quedado Mundo sacaron miles de millones
incorporada en la Constitución de dólares del Tercer Mundo en
alemana, deben existir adecuadas detrimento de sus pueblos. La
regulaciones sociales. Se trata, por evasión impositiva es posibilitada
ejemplo, de dificultar las compras por los actores financieros e incluso
de empresas por parte de fondos facilitada por algunos Estados
de inversión (pri­vate equity), que (Luxemburgo, Suiza, Liechtenstein,
aumentan los activos invisibles o etc.). En todo el mundo existen
que incrementan el endeudamiento unas cuarenta plazas financieras
con la finalidad de acrecentar la poco reguladas, que no sólo invitan
rentabilidad del capital propio. El a evitar el pago de impues­tos sino
impacto de la actual crisis sobre que también sirven a los fondos
la economía real ha puesto de de cobertura como refugio para
manifiesto que muchas empresas soslayar cualquier supervisión y
no cuentan con capital propio sufi­ transparencia. Todos estos temas
ciente para soportar la caída de la forman parte del reordenamiento
actividad económica sin necesidad integral de los mercados financieros.
de recurrir a subsidios estatales.
8. Las reglas internacionales en cuan-
to a la regulación de los mercados
financieros deben guardar relación
con la dimensión de estos. En caso
de que las regulaciones sean in-
adecuadas, será necesario reducir
el grado de in­ternacionalización de
las transacciones financieras.
9. La regulación internacional de los
mercados financieros no sólo debe
enfocarse desde la perspectiva
de las naciones industrializadas
occidentales, sino ser diseñada con
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 41

Notas 6. Cfr. Peter Ulrich, Der entzauberte


Markt, Freiburg 2002, en particular
1. Cfr. das Heft Amos 4/2007 mit den pág. 84 y ss.
Beiträgen von Kädtler, Engelen/lie- 7. En su carta social conjunta Por un
dekerke, Emunds und Spieß. futuro en solidaridad y justicia,
2. Cfr. También Reinhard Marx, Das publicada por el Consejo de las
Kapital, München 2008. Marx Iglesias Evangélicas Alemanas y
recurre en este tomo en parte a la Conferencia Episcopal Alemana
conferencias anteriores. (Bonn/Hannover, 1997), ambas
3. Cfr. Sachverständigengruppe „Welt- gran­des Iglesias alemanas adhirie-
wirtschaft und Sozialethik”, Gutes ron expresamente al concepto de
Geld für alle – sozialethische Über- la Economía Social de Mercado.
legungen zur Geldwertstabilität, 8. El Premio Nobel de Economía Jose-
Bonn, 1991, Stabilität und soziale ph Stiglitz propuso que se sancio-
Gerechtigkeit. Zur Einführung des ne un control para la admisión de
EURO, Bonn, 1999, Globale Finan- productos financieros. Cfr. Bern-
zen und menschliche Entwicklung, hard Emunds, “Goodbye Wallstreet,
Bonn, 2001 (el autor participó en Hello Wallstreet!”, op. cit., pág. 29.
la elaboración de estos estudios.) 9. El Premio Nobel de Economía de
4. Cfr. respecto del análisis de la pro- 1998, el indio Amartya Sen, sostie­
blemática y las propuestas de re- ne este concepto de libertad que se
forma: Bernhard Emunds, Risiken, inscribe en la tradición de Adam
die niemand im Griff hat. Soziale- 10. Smith y que guarda estrecha
thische Anmerkungen zur aktuellen afinidad con las ideas de la Doc-
Finanzmarktkrise, içen: Herderko- trina Social de la Iglesia. Cfr. A.
rrespondenz 62. Jg. (2008), págs. Sen, Ökonomie für den Menschen,
460-465 y, del mismo au-tor, 3. Aufl., München, 2005. Ver al
“Goodbye Wallstreet, Hello Walls- respecto, también, Reinhard Marx,
treet! Über den Bedarf, die ka­ Das Kapital, op.cit., pág. 65 y ss.
pitalmarktdominierte Finanzwirts-
chaft umzubiegen“, en Frankfurter
Arbeitspapiere zur gesellschaftse-
thischen und sozialwissenschaftli­
chen Forschung, Nr. 55, Frankfurt,
2008 (http://www.sankt-georgen.
de/nbi/publ/fagsf.html – acceso el
10/11/2008).
5. Reproducido en Bundesverband der
KAB (ed.), Texte zur Katholischen
Soziallehre, 9. Aufl., Bornheim,
2007.
42 Serie Economía Social de Mercado

Referencias bibliográficas 347-350.

Breuer, rolf - Breuer, E. (2000). Heft Amos 4/2007, mit den Beiträgen
„Die fünfte Gewalt“, en Die Zeit, von Kädtler, Engelen/Liedekerke,
27/04/2000. Emunds und Spieß.

Buchanan, James (1984). Die Grenzen Homann, Karl (2002). „Homo oeconomi-
der Freiheit, tübingen. cus und dilemmastrukturen“, en Karl
Homann, Vorteile und Anreize, hrsg. v.
Bundesverband der KaB (ed.) (2007). Christoph lütge, tübingen.
Texte zur Katholischen Soziallehre, 9.
Aufl., Bornheim. Homann, Karl - Blome-Drees, F. (1992).
Wirtschafts- und Unternehmensethik,
Consejo de las Iglesias Evangélicas Ale- Göttingen.
manas - Conferencia Episcopal Alemana
(1997). Por un futuro en solidaridad y Marx, Reinhard (2008). Das Kapital,
justicia, Bonn/Hannover. München.

Consejo Pontificio de Justicia y Paz (2006). Sachverständigengruppe (1991). „Welt-


Compendio de la Doctrina Social de la wirtschaft und Sozialethik”, Gutes Geld
Iglesia, Friburgo. für alle – sozialethische Überlegungen
zur Geldwertstabilität, Bonn, 1991.
Emunds, Bernhard (2008). “Risiken, die
niemand im Griff hat. Sozialethische _______ (1999). Stabilität und soziale
Anmerkungen zur aktuellen Finanz- Gerechtigkeit. Zur Einführung des
marktkrise“, en Herderkorrespon­denz EURO, Bonn.
62. Jg. (2008)
_______ (2001). Globale Finanzen und
_______ (2008). “Goodbye Wallstreet, menschliche Entwicklung, Bonn.
Hello Wallstreet! Über den Bedarf, die
kapitalmarktdominierte Finanzwirts- Sen, Amartya (2005). Ökonomie für den
chaft umzubiegen“, Frankfurter Ar- Menschen, 3. Aufl. München.
beitspapiere zur gesellschaftsethischen
und sozialwissenschaftli­chen Fors- Ulrich, peter (2002). Der entzauberte
chung, Nr. 55, Frankfurt (http://www. Markt, Freiburg.
sankt-georgen.de/nbi/ publ/fagsf.html.
Von hayek, F. August (1969).
Härtel, Hans-Hermann (2004). “Funda- „Wettbewerb als Entdeckungsver-
mentaler Wandel der Maßstäbe“, en fahren“, en Freiburger Schriften,
Wirtschaftsdienst 84. Jg. (2004), págs. Gesammelte Aufsätze, Tübingen.
Crisis del sistema financiero: ¿crisis de la Economía Social de Mercado? 43

Wiemeyer, Joachim (2004). „die Höhe der RESUMEN


Managergehälter und die Frage der‚ so- Nadie puede anticipar aún cuán de-
zialen Gerechtigkeit’”, en Wirtschafts- vastadores van a ser los efectos de la
dienst 84 Jg. (2004), págs. 354-357. crisis financiera sobre la economía real
en el año 2009 y hasta cuándo habrá
_______ (2004). „Sozialethische Im- que esperar hasta que se produzca
pulse für eine Steuerreform“, en Stim­ una reactivación de la economía. Más
men der Zeit 222. Bd. (2004), págs. incierto aún es el futuro del sistema
244-256. financie­ro. La ética social cristiana se
ve legitimada al fijar posición frente
_______ Joachim (2007). „Sozialpfli- a la crisis de los mercados financie-
chtigkeit international mobilen Kapi- ros, porque hace largo tiempo viene
tals“, en Stimmen der Zeit, 225. Bd. advirtiendo acerca de los peligros de
(2007), págs. 100-110. su posible evolución, por ejemplo, en
cuanto a su desacople de la economía
real y su influencia desestabilizadora
sobre ésta.

Diálogo Político. Publicación trimestral


de la Konrad-Adenauer-Stiftung
Año XXVI - Nº 1 - Marzo, 2009
Una perspectiva ordoliberal de la
Economía Social de Mercado*
Basado en los “Principios de política económica” de Walter Eucken

Dominik H. Ernste

I. Concepto: Economía
Social de Mercado
La Economía Social de Mercado se fun­
El concepto de Economía Social de
damenta en los principios del ordoli­
Mer­cado describe el orden económi-
be­ralismo desarrollado por la Escuela
co vigente en la República Federal de
de Friburgo (Walter Eucken, Alfred
Alemania. Su elemento fundamental es
Müller-Armack, entre otros) durante
la conjugación del “principio de liber-
la década de 1930. Su principio básico
tad de mercado con equidad social”.
es un sistema de competencia lo más
La concepción de la Economía Social
perfecto posible garantizado por el
de Mercado fue desarrollada para la
Es­tado, el que complementariamente
reconstrucción de la República Fede-
debe impulsar una adecuada políti-
ral de Alemania luego de la Segunda
ca social. El principio de la Economía
Guerra Mundial, como alternativa a una
Social de Mercado conjuga elementos
economía dirigida. Su implementación
del liberalismo y de la Doctrina Social
política en los años 1947 a 1949 está
de la Iglesia, para conformar un orden
íntimamente ligada a los nombres de
fundamental social y democrático.
Luwig Erhard y Alfred Müller-Armack.
Este último es quien acuñó el concepto
Principales elementos en la concepción
“Economía Social de Mercado”.
de la Economía Social de Mercado:

* La redacción agradece la autorización para publicar este artículo en español, aparecido en el


No. 1 de la colección “Diskussion” del Instituto Roman Herzog, 2006.

Dominik H. Ernste
Dr. Rer. pol. Estudió ciencias económicas en Colonia, Dublin y Fairfax, Virginia. Docente en
la Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia (1996-2000). Asistente de directorio en
el grupo Gerling (2001-2003). Docente en la Universidad Europea de Ciencias Aplicadas
Fresenius (2004-2005). Desde 2003, jefe departamental y director de proyecto en el
Institut der Deutschen Wirtschaft Colonia (IW), campo de investigación: “economía
jurídica e institucional/ética económica”.
46 Serie Economía Social de Mercado

• Propiedad privada de los medios de II. Principios constitutivos


producción y libre formación de los de un régimen de libre
precios. competencia

• Libertad contractual. A. Funcionamiento del mecanismo


de precios
• Implementación de un régimen
de competencia y garantía de su El colapso de la Unión Soviética y del
vigencia a través del control de los ex bloque comunista demostró ante los
monopolios y el abuso de poder ojos de todo el mundo que las instan-
(mediante leyes antitrust o en cias centrales de un gobierno no están
defensa de la competencia y contra en condiciones de planificar y controlar
la competencia desleal, entre otras la economía de modo tal que mejore
medidas). el bienestar social de todo el pueblo.
Este control estatal de la economía
• Libre comercio exterior, libre con- fracasa en virtud de la complejidad de
vertibilidad de la moneda. las relaciones económicas y la gran
cantidad de informaciones que deben
• Estabilidad de la moneda (a través ser procesadas. Por eso, en la actua-
de un banco central independiente, lidad, una gran mayoría de países ha
por ejemplo). desechado la economía de planificación
central como modelo económico y las
• Seguridad social a través de segu- decisiones que anteriormente tomaban
ros previsionales, contra enferme- las autoridades de planificación son to-
dad, desempleo y cuidados perma- madas hoy por millones de individuos,
nentes, además de seguro contra hogares y empresas.
accidentes.
Además de la oferta y la demanda, una
• Constancia y confiabilidad de la fuente de información importante para
política económica. los sujetos económicos a la hora de
tomar decisiones son los precios como
A diferencia de una economía al estilo reflejo de las relaciones de escasez y
laissez-faire, la Economía Social de calidad. Por otra parte, el precio inclina
Mer­cado exige la mano ordenadora del los recursos escasos hacia su mejor
Estado. Walter Eucken enumera ciertos aplicación. Los precios que se for-
prin­cipios constitutivos y reguladores man en el mercado permiten que las
de la política de ordenamiento, que decisiones sobre producción se tomen
iden­tifica como elementos guía de la en forma descentralizada, actualizada,
política económica y social. ubicua y basadas en informaciones
precisas sobre las necesidades que se
articulan en el mercado. La creación
de un sistema de precios funcional en
una economía basada en la propiedad
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 47

privada es, en consecuencia, el mejor rentable. Alemania se especializaría


camino conocido para el crecimiento y en la fabricación de autos y Polonia,
el bienestar. en la de productos textiles, siempre
que los fabricantes alemanes tuvieran
Condición para el funcionamiento del com­parativamente mayores ventajas
mecanismo de precios es una moneda en la producción automotriz que en
estable, dado que la inflación genera la producción textil. De este modo,
informaciones distorsionadas (Primacía ambos países se posicionan mejor por
de la política monetaria - W. Eucken). el comercio internacional de bienes,
También interfieren con las funciones aun cuando dentro de un mismo país
del precio y llevan al despilfarro de existan perdedores (industria textil en
recursos las injerencias del Estado en Ale­mania, fabricantes de automóviles
forma de precios o salarios mínimos o en Polonia). En última instancia, sin
máximos. La intervención del Estado embargo, el cambio estructural contri-
sólo es adecuada cuando fracasan los buye a más crecimiento y a un mayor
mecanismos de mercado y se hace bienestar para todos. La concentración
necesario asegurar un nivel social mí- en actividades que pueden realizarse
nimo, dado que, de lo contrario, el me- en condiciones y a costos compara-
canismo de precios no puede cumplir tivamente más ventajosos permite
con su función de señal y canalización, elaborar una mayor cantidad de bienes
con la consecuencia de ineficiencias en a igual inversión. Por eso, la compen-
el sistema. sación social para los perdedores no
debería hacerse a través de precios
máximos o mínimos (como sigue ocu-
B. Mercados abiertos y comercio rriendo en el caso del agro europeo,
internacional por ejemplo), sino a través de pagos
directos limitados a los perdedores del
El equilibrio de la demanda y la oferta cambio estructural. Ello contribuye a
a través del precio no sólo funciona en la paz social en la Economía Social de
el mercado interno, sino que tam- Mercado.
bién genera más crecimiento y bienes-
tar en los países que participan de un
libre intercambio de bienes y servicios. C. Propiedad privada, libertad
Incluso las partes supuestamente más contractual y responsabilidad,
débiles, que no son superiores en ningún tanto como constancia,
segmen­to productivo, pueden benefi- de la política económica
ciarse con la apertura de los mercados
aprovechando ventajas de costos com- Para que un régimen de competencia
parativos. Un ejemplo: aun si Alemania pueda funcionar adecuadamente, es
fuese superior a los productores polacos importante proteger la propiedad priva-
en la fabricación de automóviles y de da de injerencias arbitrarias por parte
pro­ductos textiles, la división del traba- del Estado y excesivas cargas imposi-
jo entre ambos países sería igualmente tivas o sociales. Sólo quien puede dis-
48 Serie Economía Social de Mercado

frutar de la mayor parte de su esfuerzo de la actividad comercial que no deben


y trabajo tendrá incentivos suficientes ser transferidos a terceros (es decir, a
como para hacer un manejo cuidado- la sociedad). En la medida en que esta
so de la propiedad y la fuerza laboral. responsabilidad se ve limitada, por
Excesivas cargas impositivas y sociales ejemplo a través de acuerdos labora-
desalientan los incentivos laborales y les (caso concreto de los ejecutivos
de inversiones y paralizan la dinámica de grandes empresas) o de contratos
económica. Garantizar los derechos sociales, debe garantizarse que exis-
de propiedad y la libertad individual tan otros incentivos adecuados para
creando un orden general es, por ende, fomentar un manejo cuidado de los
una tarea fundamental del Estado en recursos y la producción de bienes.
la Economía Social de Mercado. Un Asimismo, el ordenamiento marco debe
orden de competencia garantiza, por ser transparente y comprensible, y no
un lado, la propiedad privada y, por el debe quedar sometido a modificacio-
otro, evita la posibilidad de llegar a una nes permanentes. La constancia de la
posición de monopolio. De este modo, política económica brinda a las empre-
la competencia se encarga de limitar sas y hogares la debida seguridad para
el poder de mercado, dado que siem- planificar sus inversiones y celebrar
pre existe la posibilidad de que surjan sus contratos. La competencia por sí
nuevos competidores. En forma similar, sola ejerce suficiente presión sobre las
la competencia entre los Estados na- empresas, de modo que al menos las
cionales limita el poder de imposición y condiciones generales para las inver-
garantiza la libertad individual. siones deberían ser confiables.

Para que un régimen de competencia Todos estos principios deben regir en


pueda funcionar adecuadamente, se forma simultánea, dado que se con-
requiere contar con libertad contrac- dicionan recíprocamente y dependen
tual, ya que sólo a través de contratos unos de otros (“interdependencia de la
libres, celebrados individualmente, es política económica”). Un orden basado
posible equilibrar la oferta y la deman- en los principios constitutivos asegu-
da a través del precio. No obstante, ra la mayor asignación posible de los
estos acuerdos no deben llevar a la factores de producción y conduce a
formación de monopolios o cárteles. innovaciones e imitaciones (competen-
Por eso debe existir un control de los cia como procedimiento descubridor).
monopolios. Asimismo, y como con- Al mismo tiempo, alienta el cambio es-
trapartida del derecho de propiedad, tructural (proceso de destrucción crea-
quien tiene el derecho de gozar de tiva) y crea posibilidades de elección y
sus beneficios también debe hacerse opciones alternativas para la oferta y la
cargo de las pérdidas. Esto incluye la demanda (“limitación del poder”).
responsabilidad por daños resultantes
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 49

III. Principios reguladores instrumento ha derivado en subsidios


permanentes que no han hecho otra
Más allá de fijar el orden económico, cosa que conservar viejas estructu-
en algunos casos resulta necesaria la ras (un ejemplo son los subsidios a la
intervención del Estado para corregir los producción de carbón) y, por lo tanto,
resultados del mercado. Una medida es conveniente hacer un uso muy res-
necesaria es la corrección de la conta- trictivo y acotado en el tiempo de este
bilización económica o internalización instrumento.
de efectos externos. La internalización
de efectos externos surge cuando la Algunas recomendaciones ilustrativas
actividad económica afecta (o bene- de lo señalado son:
ficia) los intereses de terceros, sin
que los costos o las ganancias corres- • El objetivo central de la política
pondientes ingresen en el cálculo de de competencia debería ser velar
costos y beneficios del causante. Otra por la apertura de los mercados,
injeren­cia estatal necesaria es garantizar esto es eliminar posibles barreras
un míni­mo existencial para todos, de de acceso y no obstaculizar los
con­formidad con el principio de subsi- esfuerzos por llegar al mercado de
diariedad. posibles competidores.

• Eliminación de subsidios estatales


A. Política de competencia y políti- que distorsionan la competencia
ca estructural (por ejemplo, los actuales subsi-
dios que reciben la industria del
Debido a que a menudo la competen- carbón o el agro).
cia resulta incómoda, no han faltado
ni faltan los intentos por limitarla o • No debe haber una política estruc-
eli­minarla. La función de la política de tural de mercado ni una política in-
com­petencia es proteger el adecua- dustrial selectiva que favorezcan a
do fun­cionamiento de la competencia determinados sectores económicos
contra estos ataques. En Alemania, el o empresas, como por ejemplo la
fundamento jurídico para estas medi- obligación de contar con el diplo-
das es la “Ley contra las limitaciones a ma de maestro en el sector de los
la com­petencia”. Su objetivo es evitar oficios para instalar un negocio.
la formación de monopolios y poder
económico unilateral. • Una permanente reevaluación y la
paulatina eliminación del predomi-
Por su parte y en forma paralela, la po­ nio del Estado y de las comunas
lítica estructural tiene por objeto mori- en el sector de los servicios esen-
gerar el impacto que genera el cambio ciales es tan necesaria como lo es
estructural que provoca la competencia la eliminación de restricciones de
como proceso de destrucción creati- acceso para empresas privadas en
va. No obstante, con frecuencia este estos mercados (cfr. apertura de
50 Serie Economía Social de Mercado

los mercados de telecomunicacio- siempre el conflicto que existe entre el


nes, prestaciones sociales, sector objetivo de la eficiencia y aquel otro de
energético). la justicia, dado que más redistribución
siempre disminuye al mismo tiempo los
incentivos productivos y, por ende, el
B. Política financiera, impositiva y crecimiento. Por lo tanto, es importante
social reducir el gasto público en consumo y,
en cambio, fortalecer las inversiones.
Una función del Estado es corregir
la dis­tri­bución primaria de los ingre- Otras recomendaciones para la con-
sos que tiene lugar en el mercado en formación del sistema impositivo y de
fun­ción del rendimiento individual. transferencias desde la perspectiva de
El ob­jetivo es garantizar un mínimo una política de ordenamiento son:
existencial a quienes no están en con-
diciones de obtener un ingreso en el • Clara separación entre el sector
mercado. Para tener la plena seguridad público y el sector privado en el ni-
de que los pagos por transferencia sólo vel municipal (aplicando la cláusula
benefician a quienes no están en condi- de subsidiariedad en los regímenes
ciones de mantenerse por sí mismos, comunales).
se requiere hacer un estricto análisis
de las necesidades básicas. En coinci- • Simplificación del sistema imposi-
dencia con el principio de subsidiariedad tivo ampliando la base imponible
proveniente de la Doctrina Social de la y reduciendo las alícuotas, para
Iglesia, todos tienen la obligación de ob­ evitar que los sujetos afectados
tener ingresos en el mercado en la me­ reaccionen soslayando el pago de
dida de sus posibilidades. Sólo en caso impuestos.
de que eso no sea suficiente para cubrir
el mínimo existencial el Estado deberá • Clara distinción entre las corrientes
efectuar pagos complementarios. financieras: resulta inconveniente
financiar con fondos de los siste-
Es importante que la política redistribu­ mas de seguridad social prestacio-
tiva se financie únicamente a través de nes ajenas a estos sistemas y es
impuestos y no recurra suplementa- importante conservar la simetría
riamente a los fondos de sistemas de entre funciones e ingresos de los
se­guridad social. Así se incrementa la entes jurisdiccionales.
transparencia y aceptación de los siste-
mas y es posible verificar quién carga • Redistribución de los ingresos en
con los costos y quién se ve beneficia- función de necesidades debida-
do. En última instancia, el objetivo de mente verificadas a través del
la política social debe ser la justicia de sistema de transferencias y finan-
oportunidades (“oportunidades para ciamiento de éstas sólo a través de
todos”) y no la igualdad de los resulta- los fondos recaudados en concepto
dos. Básicamente, deberá considerarse de impuestos.
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 51

• Limitación del volumen de transfe- petencia entre diferentes compa-


rencias al mínimo existencial pre- ñías aseguradoras y limitación a las
servando los criterios generales de prestaciones básicas.
tolerabilidad diseñados para todos
y no únicamente para un círculo
privilegiado. C. Política de mercado laboral, em-
pleo y educación
En relación con los sistemas de segu-
ridad social, resultan pertinentes las Desde el punto de vista de la política
siguientes medidas: de ordenamiento tal como la
interpreta la Economía Social de Mer-
• Se procurará reducir los aportes cado, no se requiere de una política de
al seguro previsional establecido empleo y de mercado laboral especial.
por ley: a) incrementando la edad La mejor política de empleo consiste
jubilatoria en función de la evolu- en crear condiciones generales compe-
ción en la expectativa de vida y el titivas, ya que los puestos de trabajo
número de jubilados, b) reduciendo son creados por empresas y no por
el monto de la jubilación en el caso una política estatal de mercado labo-
de las jubilaciones anticipadas en ral. Los puestos de trabajo surgen o se
función de reducciones matemáti- conservan cuando los costos laborales
camente correctas, c) reservando en el largo plazo no son superiores a
el seguro para deudos a personas la ganancia realizable. Es conveniente
sin adecuado ingreso propio, d) que el Estado cree ante todo condicio-
realizando ajustes anuales de las nes generales que promuevan las in-
jubilaciones que consideren el versiones para incrementar el empleo.
cambio demográfico y las conse- Un seguro público contra el desempleo
cuencias para la sostenibilidad del debe diseñarse de manera compatible
sistema. con incentivos para el empleo. Me-
didas adicionales (la llamada política
• El seguro de cuidados permanentes de mercado laboral activa) no suelen
financiado por el sistema de repar- crear lugares de trabajo que contribu-
to deberá hacerse más sustentable yan a financiar el sistema de seguridad
introduciendo un sistema de capi- social mediante aportes. Más bien se
talización obligatorio, a la vez que manifiestan efectos negativos sobre el
se limitará el catálogo de presta- empleo, dado que el financiamiento de
ciones y se procurará fortalecer el la política de mercado laboral encarece
sistema de previsión privada. el costo laboral en otra parte.

• Es conveniente impulsar la reforma La política educativa debe fortalecer la


del seguro por enfermedad sobre autonomía de las instituciones educa-
la base de una prima por salud, un tivas y promover el sentido de respon-
mayor grado de responsabilidad sabilidad de los educandos. La función
propia, fortalecimiento de la com- del Estado debe limitarse a ejercer la
52 Serie Economía Social de Mercado

superintendencia jurídica, garantizar competencia entre las institucio-


estándares comunes y el acceso al nes educativas. A tal efecto, es
mercado y promover su transparencia. importante que los estudiantes o
Es importante que la permanencia en alumnos asuman una parte de los
las diferentes instituciones educativas costos, por ejemplo en forma de
tienda a acortarse y flexibilizarse. Un bonos educativos, aranceles uni-
aspecto prioritario de la política educa- versitarios y garantías crediticias.
tiva consiste en incrementar la justi- Al mismo tiempo, debe revisarse
cia de oportunidades, para lo cual se por completo el régimen laboral
requiere en particular el financiamiento vigente en el sector educativo (por
público de los niveles preescolar y es- ejemplo eliminación del estatus de
colar, en tanto que el nivel de estudios funcionario público para docentes,
terciarios aporta sobre todo beneficios remuneración orientada al rendi-
asignables individualmente y no puede miento, capacitación obligatoria,
ser financiado a través de aranceles. presencia obligatoria). La Tabla 1
recoge un cuadro general de dife-
Los ejes centrales de la política educa- rentes campos políticos en los que
tiva y de mercado laboral son: Alemania necesita introducir ur-
gentes reformas con vistas al nivel
• Eliminar el exceso de regulaciones de regulaciones en la comparación
y burocracias en el mercado labo- internacional.
ral, en particular en lo referente a
contratos temporarios, empleo de
tiempo parcial y protección contra IV. El orden de la libertad
despidos.
En su discurso “El orden de la libertad”
• Prioridad de la intermediación de del 15 de marzo de 2005, el presidente
trabajo por sobre prestaciones Horst Köhler sintetizó de manera conci-
de la política de mercado laboral; sa y exacta los principios generales de
fortalecimiento de medidas com- la política de ordenamiento de una Eco-
pensatorias, además de prescindir nomía Social de Mercado: “En un orden
de medidas de creación de empleo basado en la libertad los ciudadanos
y ajuste estructural. encargan al Estado fijar las reglas de
juego y se reservan para ellos el juego
• En la política educativa, resulta mismo. Las reglas son la propiedad
pertinente una mayor libertad de privada y la libertad contractual, un
derecho de elección de alumnos régimen basado en la competencia y
y estudiantes y las instituciones mercados abiertos, libre formación de
educativas. A través de estánda- los precios y estabilidad de la moneda,
res educativos y una evaluación seguro contra los principales riesgos de
regular de los resultados obteni- la vida para todos y responsabilidad del
dos, puede fomentarse una mayor individuo por sus actos y omisiones. La
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 53

función de un Estado social moderno es El legislador apenas limita la propiedad


proteger a sus ciudadanos en situa- privada y el poder de decisión sobre
ciones de emergencia sin arrogarse la la misma. En un régimen de compe-
capacidad de garantizar el nivel de vida tencia liberal, las decisiones acerca de
alcanzado. Las reglas de juego deben producción, ventas, publicidad, son
ser confiables y otorgar previsibilidad. privativas de los empresarios. Clientes
Sin confiabilidad no hay confianza y sin y compradores son libres en sus deci-
confianza no hay progreso”. siones, pero también responsables por
sus actos. Existe una amplia libertad
industrial y contractual, en donde sólo
V. La Economía Social de las partes contratantes deciden sobre
Mercado en la compara­ el contenido de los contratos en el
ción internacional marco de lo permitido por ley.

A. Estados Unidos: Esta concepción liberal de la economía


economía de mercado de mercado también se refleja en el
hecho de que Estados Unidos (junto
Características básicas del sistema eco- con otros Estados anglosajones) enca-
nómico imperante en Estados Unidos beza el índice de regulación del Institut
son la libertad de contrato y la ausen- der Deutschen Wirtschaft de Colonia,
cia de regulaciones. En consonancia Alemania (IW). Las intervenciones del
con la tradición anglosajona, el Estado Estado quedan circunscriptas a los sec-
vela por la seguridad interior y exterior, tores esenciales, tal como muestra la
fija apenas un marco de ordenamiento Tabla 1. Un puntaje bajo significa pocas
general y sólo interviene en forma muy normas y casi ninguna regulación que
acotada en la actividad económica. El desarticule al mercado. El Cuadro 1
mercado es el principal mecanismo ilustra que, a diferencia de los países
para la asignación de medios y recur- anglosajones, en Alemania existe un
sos escasos. En general se confía más nivel de intervención del Estado muy
en el mercado como institución capaz superior y que la confianza en la fun-
de conciliar la demanda y la oferta. En ción reguladora del mercado es muy
tal sentido, en el mercado laboral se inferior.
confía en incentivos tales como el sala-
rio como la mejor forma de garantizar
la calidad de las prestaciones laborales.
Las normas quedan reducidas a un
mínimo.
54 Serie Economía Social de Mercado

Cuadro 1
El modelo anglosajón de economía de mercado

procesos económicos, es decir que


B. Alemania: Economía Social de interviene con regulaciones en la
Mercado actividad económica para alcanzar
objetivos sociales (en particular
Alemania opone a la economía liberal seguridad social).
anglosajona su modelo de una Econo-
mía Social de Mercado, que le asigna al • El mecanismo de mercado de la
Estado una posición más fuerte: libre formación de precios no siem-
pre conduce a una situación de
• El Estado, además de una política equilibrio. Por lo tanto, en aquellas
de ordenamiento, impulsa también situaciones en las que el mercado
una política de intervención en los fracasa (efectos externos, mono-
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 55

polios naturales, asimetrías en el • El Estado interviene en el libre


nivel de información, entre otros), ejercicio de las actividades comer-
se requiere de la intervención re- ciales e industriales, en particular
guladora del Estado. para prevenir riesgos de salud y
seguridad. No obstante, en algu-
• No obstante, mantienen su vigen- nos casos la elección de los recur-
cia los principios constitutivos, en sos se extralimita (prohibiciones,
particular la estabilidad del nivel de normas), de modo que la libertad
precios, propiedad privada y liber- contractual se ve excesivamente
tad contractual. cercenada y se confía poco en ella.
Esto determina un excesivo nivel
• Básicamente, la política económica de regulaciones, sobre todo en el
apuesta a promover y fortalecer el mercado laboral.
mercado y la competencia.

Cuadro 2
La Economía Social de Mercado alemana
56 Serie Economía Social de Mercado

C. China: sistema económico se observa una importante brecha de


socialista crecimiento y bienestar entre los cen-
tros urbanos y las zonas rurales.
La estrategia de desarrollo articulada
por China ha llevado a un crecimiento Ambas realidades alientan movimien-
de la economía basado en las expor- tos migratorios internos que engrosan
taciones y la formación simultánea de el sector informal y la desocupación.
polos de crecimiento en el interior del Esta problemática se ve agudizada por
país. China es hoy una de las principa- la creciente competencia, que en las
les naciones exportadoras del mundo y empresas públicas sobredimensiona-
un financista en los mercados interna- das seguramente requerirá medidas
cio nales de capital. Semejante posi- de ajuste de personal. No obstante,
ción se esperaría más bien de un país a pesar de generar en muchos casos
industrializado altamente desarrollado. importantes pérdidas, las empresas
Sin embargo, en el sector doméstico, públicas no privatizadas continúan
China presenta las estructuras típica- recibiendo nuevos créditos de parte
mente duales de un país en desarrollo. de la banca pública. De este modo,
Por un lado, los polos de crecimiento los bancos estatales que dominan el
operan como aceleradores del bienes- sistema financiero llevan acumuladas
tar. Por el otro, surgen fuertes desequi- elevadas sumas en concepto de crédi-
librios regionales porque las provincias tos que probablemente no pueden ser
abiertas y orientadas al mercado expe- reembolsados, lo que pone en peligro
rimentan un crecimiento más rápido. el sistema bancario y la estabilidad de
Además, dentro de una misma región la moneda.
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 57

A pesar de todo, el gobierno chino se Según su doctrina, el comunismo sólo


muestra renuente a la hora de enca- puede alcanzarse por vía del capitalis-
rar una reforma del sector público. Es mo, al que en la próxima etapa le se-
probable que el cierre de empresas guirá la socialización del capital. En las
públicas no rentables genere un fuer- escuelas de formación de cuadros del
te aumento de la desocupación, sobre Partido Comunista sigue enseñándose
todo en las ciudades. Sin embargo, el esta dialéctica “insoslayable”.
problema fundamental son probable-
mente los muchos millones de trabaja- En términos generales, difícilmente
dores golondrina. Por un lado, aportan pueda hablarse de un sistema econó-
mano de obra barata que contribuye mico uniforme en toda China, dado que
a las altas tasas de crecimiento. Por el existen numerosas zonas económicas
otro, su creciente descontento por las especiales con regulaciones igualmente
condiciones de pobreza en las que viven especiales. No obstante, cabe consig-
podría traducirse, en el mediano plazo, nar algunas características generales:
en tensiones sociales. Por lo tanto,
comparada con Estados Unidos y Ale- • El Estado no se interpreta como
mania, la inseguridad social y política es distribuidor alternativo de recursos,
alta. En general suelen ser exitosas las sino que a menudo actúa como
empresas que mantienen buenas rela- agente de mercado y oferente
ciones con el poder. Un grave problema independiente.
son los elevados niveles de corrupción.
• En general existe una marcada bu-
No obstante, el país alcanzó en 2005, rocracia estatal y un elevado nivel
nuevamente, una tasa de crecimiento regulatorio, resultado de una clara
del 9,9 %, que dejó atrás a Francia y vocación de poder del Estado.
Gran Bretaña con un producto bruto
interno de 1.830 mil millones de euros • Mercados abiertos (libre comercio
y se convirtió en la cuarta potencia eco- exterior) sólo en aquellos sectores
nómica del mundo. China sigue siendo que los gobernantes consideran
así una de las regiones económicas más apropiados.
dinámicas del planeta.
• Sistema de propiedad dual (propie-
Pese a promover una economía de mer- dad pública y privada).
cado, el Partido Comunista de China
(PCC) no ha renunciado a su objetivo • La regulación del mercado a través
de establecer el comunismo como un de un plan o de acuerdos coopera-
orden fundamental que abarque todos tivos es habitual y constituye una
los ámbitos sociales. La actual econo- reliquia de tiempos de la economía
mía de mercado es considerada apenas dirigida.
una etapa de transición insoslayable.
58 Serie Economía Social de Mercado

• Sistema de precios dual, en función • Los desarrollos económicos deben


del cual para determinados produc- guardar relación con los objetivos
tos coexisten precios controlados y políticos.
de mercado.
Cuadro 3
El modelo económico socialista de China
Una perspectiva ordoliberal de la Economía Social de Mercado 59

Tabla 1
Intensidad regulatoria en 28 países de la OCDE*
60 Serie Economía Social de Mercado

* Ranking (y puntaje) medidos en una escala de 0 = sin regulaciones hasta 100 = máxima regulación,
con excepción del subíndice Good Governance, en el cual 0 = peores condiciones de marco y 100 =
mejores condiciones generales.
Fuente: Ernste/Hardege (2006), Índice de nivel de regulación del IW, Análisis IW Nro. 16, Colonia.

RESUMEN Mercado como un orden basado en la


En este trabajo se exponen los prin- libertad. Por último, se ofrece un pano-
cipios constitutivos de un régimen de rama de la Economía Social de Mer-
libre competencia (funcionamiento cado en la comparación internacional
del mecanismo de precios, mercados (Estados Unidos - Alemania - China).
abiertos y comercio internacional,
propiedad privada, libertad contractual
y responsabilidad, así como constancia Diálogo Político. Publicación trimestral
de la política económica), sus principios de la Konrad-Adenauer-Stiftung
reguladores (política de competencia y Año XXVI - Nº 1 - Marzo, 2009
política estructural, política financiera,
impositiva y social, política de merca-
do laboral, empleo y educación) y las
implicancias de la Economía Social de
Documentos

Manifiesto de Jena para la


renovación de la Economía
Social de Mercado*

En junio de este año se cumplieron 60 en libertad y a concretar sus propias


años desde que la reforma económica metas y no las que les fueran impues-
y monetaria encarada en Alemania tas por otros.
sentara las bases de la Economía So-
cial de Mercado y marcara el camino de (...) Hoy, el fundamento de la Econo-
la recu­peración alemana de posguerra. mía Social de Mercado amenaza con
Comenzó así una historia de éxito difícil desmoronarse. La tutela sociopolítica
de imaginar, y la Economía Social de restringe la libertad de los ciudadanos
Mercado se convertiría en una de las y debilita el potencial económico y so-
marcas registradas más conocidas in- cial de nuestro país (Alemania). Por tal
ternacionalmente. (...) Ni la economía razón, diversos institutos de investiga-
socialista de planificación estatal ni la ción política y think tanks, asociaciones
imagen socialista del hombre y su ética de la pequeña y mediana empresa, así
de la llamada justicia social estuvieron como fundaciones políticas, ciudadanos
en condiciones de garantizar el bien- y políticos alemanes, convocan a reto-
estar y la libertad de los hombres. A mar el camino que permita dejar atrás
pesar de reunir la suma del poder pú- este patrocinio y emprender nueva-
blico, el sistema no pudo impedir que mente el rumbo hacia una comunidad
las personas siguieran aspirando a vivir libre, social y justa. (...).

* El “Manifiesto de Jena para la renovación de la Economía Social de Mercado” fue presentado


el 20 de junio de 2008 en la ceremonia de clausura del simposio científico sobre el tema “60
años de Economía Social de Mercado”, en la Universidad Friedrich Schiller de Jena.

Autores
Los autores del Manifiesto de Jena son: Michael Borchard (Fundación Kon­rad Adenauer), Uwe
Cantner, Andreas Freytag y Rupert Windisch (Facultad de Economía de la Universidad de Jena),
Nils Goldschmidt y Michael Wo­hlgemuth (Instituto Walter Eucken), Gerd Habermann (Los Em­pre­
sarios de Familia – ASU), Joachim Starbatty (Comunidad de Acción Economía Social de Mercado),
Martin Wilde (Unión de Empresarios Católicos), lars Vogel (Fundación Ludwig Erhard) y Joachim
Zweynert (Instituto de Econo­mía Mundial Hamburgo / Instituto Wilhelm Röpke).
62 Serie Economía Social de Mercado

1. La imagen del ser hu­ lado, y su deseo de sentirse contenido


mano de la Economía en el seno de una comunidad con la
Social de Mercado tiene que está dispuesto a comprometerse,
sus raíces en la tradición por el otro– es la base de la Economía
occidental y cristiana Social de Mercado. Obviamente, no
debe apelarse al sentido de comuni-
“La dignidad del hombre es inviolable. dad más allá de lo razonable. De lo
Respetarla y protegerla es el deber de contrario, las personas se sentirán
todo poder público.” Así reza el primer explotadas. Un Estado que regula cada
artículo de la Constitución alemana. El vez más ámbitos a través de la redis-
pueblo alemán consagró esta Ley Fun- tribución colectiva termina por asfixiar
damental a través de su poder consti- la iniciativa privada y atrofiar el sentido
tuyente – “consciente de su responsa- de comunidad.
bilidad ante Dios y los hombres”. Todos
los hombres son iguales ante Dios. En Wilhelm Röpke: “La medida de la
consecuencia, la doctrina social cristia- economía es el hombre; la medida del
na y humanista-liberal pone el énfasis hombre es su relación con Dios.”
en la personalidad del ser humano.
El individuo no debe ser considerado
un objeto manipulable en manos de 2. La libre competencia,
planificadores sociales colectivistas, garantizada por un orden
ni un recurso explotable de intereses competitivo, crea
económicos particulares y políticos que “bienestar para todos”
consideran la redistribución en sí mis-
ma una política social sustentable. Para La Economía Social de Mercado, inte-
asumir su responsabilidad ante Dios y grada al estado de derecho democráti-
él mismo, el ser humano necesita ser co, es el orden social que responde a la
libre. Una vida en dignidad significa, imagen cristiana del hombre, como así
además, que el ser humano tenga la también a los principios de la doctrina
posibilidad de ganarse la vida, confor- humanista liberal de la sociedad. Desde
me la capacidad de cada individuo: la siempre, el ser humano se ha visto
autoestima nace, sobre todo, del traba- impulsado en sus logros por el ansia
jo y la ocupación. de felicidad y bienestar individual. La
naturaleza social del hombre ha hecho
Una comunidad es más que una que esta aspiración derivara en formas
acumulación de individuos. El hombre de cooperación cada vez más comple-
en cuanto “ser social” está dispues- jas –hasta llegar a una división del tra-
to a aportar su compromiso social a bajo altamente sofisticada con un sis-
la comunidad en la que vive. Sin ese tema de pago electrónico en mercados
compromiso ninguna sociedad puede globalizados. Esta división del trabajo
perdurar a lo largo del tiempo. La doble diferenciada y el simultáneo avance
naturaleza del hombre –su deseo de tecnológico, que han permitido enor-
libertad y de ponerse a prueba, por un mes incrementos en la productividad,
Manifiesto de Jena para la renovación de la Economía Social de Mercado 63

constituyen la base de un bienestar samente por los logros de la econo-


para todos. Un requisito fundamental mía de mercado. Consiguientemente,
es la vigencia de la libre competencia, todo sistema de seguridad social debe
esto es el libre acceso de todos a los guardar conformidad con el mercado.
mercados de bienes y servicios, que Considerando que el mercado indica
tiene como correlato un Estado fuer- la magnitud de las necesidades y la
te, capaz de prevenir la concentración escasez de los recursos a través de los
de poder económico. El mercado es el cambios en los precios, emitiendo por
voto diario de la gente sobre los servi- esta vía los incentivos para las inno-
cios brindados al cliente por el empre- vaciones (“competencia como método
sario. Sólo tienen éxito los empresarios de descubrimiento”, F. A. v. Hayek),
que satisfagan las necesidades de los la redistribución contraria al mercado
consumidores. Por lo tanto, las conse- destruye la base que crea el “bienestar
cuencias de un modelo de economía de para todos”.
mercado son también sociales.
En el marco de una política social que
(...) guarda conformidad con el mercado,
la salvaguarda de la dignidad personal
Ludwig Erhard: “El bienestar para exige que toda persona sea la respon-
todos y el bienestar a través de la sable principal de su propio sustento.
competencia están indisolublemente Por ende, todo individuo debe tener es-
unidos; el primer postulado caracteriza pacio suficiente para adoptar medidas
el objetivo, el segundo el camino que privadas para la previsión del futuro
conduce a este objetivo.” y acumular patrimonio. Se trata de la
condición determinante para un orden
social en el que el individuo asume res-
ponsabilidad y también se siente res-
3. El Estado redistributivo ponsable por el prójimo. El compromiso
no es la Economía Social solidario de la comunidad interviene
de Mercado cuando la persona no está en condicio-
nes de ganarse la vida. En primer lugar
Alfred Müller-Armack, quien acuñó el son las familias, instituciones eclesiás-
concepto “Economía Social de Merca- ticas y otras organizaciones de autoa-
do”, definió este modelo económico yuda los que forman esta comunidad.
como la conexión entre mercado libre Toda la comunidad solidaria es res-
y equilibrio social. No se trata de una ponsable última y garante del mínimo
mezcla arbitraria, sino de una idea existencial para todos. En esta relación
política certera acerca de cómo debe entre la responsabilidad primaria subsi-
ser el sistema económico que en el diaria del individuo y la responsabilidad
marco de una economía competitiva última solidaria de la comunidad juega
aspira a reunir la libre iniciativa con un papel preponderante la capacidad
el progreso social, garantizado preci- de trabajo del individuo.
64 Serie Economía Social de Mercado

La obligación solidaria de la comunidad deben aportar un rédito adecuado. La


frente a quien no está en condiciones productividad y la cantidad de empleos
de trabajar es otra que frente a quien son variables decisivas. Constituyen el
puede trabajar y es capaz de ayudar- núcleo central de la Economía Social de
se a sí mismo y, por lo tanto, tiene la Mercado; su implementación prácti-
obligación de hacerlo. Apelamos a los ca es una necesidad social, política y,
políticos responsables para que dise- ciertamente, cultural. Exige romper con
ñen políticas sociales y establezcan los patrones de conducta que nos son
una estricta diferenciación entre las familiares y obliga a los responsables
prestaciones de seguro basadas en el políticos a reflexionar y buscar nuevos
principio del rendimiento y financiadas rumbos. Es consolador saber que la
por contribuciones, por un lado, y las solución del problema está en nuestras
prestaciones financiadas por impuestos manos; es preocupante, en cambio,
basados en el principio de la necesidad observar que para mucha gente la
social, por el otro. solución parece más amenazante que
el problema.
Wilfried Schreiber: “Por lo tanto, exi-
gimos una división clara, diría que ra- La problemática del mercado laboral
dical, entre la reforma de la seguridad alemán radica básicamente en que no
social y todas las medidas concernien- es considerado como tal, sino más bien
tes a la asistencia y previsión públicas. como un ámbito de la política social.
Se trata de dos tareas totalmente dife- Si los tribunales laborales, por ejem-
rentes que, en consecuencia, requieren plo, consideran prioritario actuar en
de un tratamiento diferente y legisla- protección de los empleados, sin tener
ciones diferentes.” en cuenta las consecuencias para la
economía, obviamente están viendo la
relación entre empleado y empleador
4. Un mercado laboral más desde una perspectiva “David contra
libre crea más trabajo y Goliat”. Sienten que actúan correcta-
más oportunidades mente cuando ayudan a David a vencer
a un Goliat, supuestamente más pode-
Tiene carácter social aquello que crea roso. Rara vez tienen en cuenta que la
puestos de trabajo competitivos. suma de estos fallos debilita la capaci-
Necesitamos puestos de trabajo para dad financiera y de adaptación de las
que nuestra juventud emprendedora compañías involucradas y, por ende,
no se vea forzada a emigrar; necesita- también su posibilidad de prevalecer en
mos puestos de trabajo para financiar la competencia internacional. (...)
las necesarias prestaciones sociales;
necesitamos puestos de trabajo para fi- En Suiza, el mercado laboral es trata-
nanciar las obligaciones del futuro –ju- do como tal. La consecuencia es que
bilaciones, cuidado, salud. Para hacer el índice de desempleo es apenas la
frente a estos desafíos, todos los pues- tercera parte que la tasa de desempleo
tos de trabajo, presentes y futuros, en Alemania. El nivel de empleo –tanto
Manifiesto de Jena para la renovación de la Economía Social de Mercado 65

entre hombres como entre mujeres– es los motores fundamentales de la diná-


sensiblemente más alto; y también la mica económica. Es necesario que los
vida activa se extiende mucho más que responsables de la política alienten la
en Alemania. No podrá afirmarse que iniciativa propia que le da al individuo
los alemanes son más necios ni me- mayor confianza en sí mismo. En las
nos trabajadores. No podemos seguir presentes condiciones ocurre lo con-
dándonos el lujo de jubilar anticipada- trario. Muchas personas se ven desco-
mente una fuerza de trabajo altamente razonadas porque constatan que sus
capacitada. Apelamos a los respon- propios esfuerzos por encontrar trabajo
sables políticos a respetar las leyes reciben poca o ninguna recompensa.
del mercado laboral, lo que permitirá
crear nuevos puestos de trabajo y, en Por otro lado, este tipo de política, que
consecuencia, multiplicar el bienestar va minando de manera permanente la
individual y social. rentabilidad de los lugares de traba-
jo comprendidos por el sistema de
Ludwig Erhard: “...Sólo será verda- seguridad social obligatorio, hace cada
deramente libre como personalidad y vez más dificultoso aportar a la socie-
verdaderamente libre ante el Estado dad a través del propio rendimiento:
aquel individuo que pueda asegurar su los empresarios ofrecen un número
existencia sobre la base de su propio insuficiente de puestos de aprendizaje;
esfuerzo y trabajo, sin necesidad de re- los jóvenes que pujan por encontrar un
clamar protección al Estado ni obstacu- trabajo se ven sistemáticamente discri-
lizado por él.” minados respecto de quienes ocupan
los puestos de trabajo y, con frecuen-
cia, los más jóvenes encuentran más
5. Agotando todo el abani­ atractivas las alternativas laborales en
co de talentos potencia­ el exterior que en Alemania.
les – abriendo la puerta
a nuevas oportunidades La política debe abandonar una noción
de justicia social obsoleta, como es
(...) El nivel [alemán] de prestaciones extraer recursos de puestos de trabajo
sociales es uno de los más altos del existentes para luego redistribuirlos,
mundo, pero una política redistributi- y apostar a una justicia moderna,
va desbordada fracasa en un aspecto proyectada al futuro. Entendemos por
crucial: paraliza en vastos sectores de justicia social moderna abrir nuevas
la población el deseo de progresar so- oportunidades durante la formación
cialmente. Se trata de un serio síntoma y a lo largo de la vida laboral activa.
de enfermedad de nuestra sociedad. Afianzar la voluntad de aprovechar
En buena medida, el bienestar personal las oportunidades que se presentan y
está determinado por los objetivos que saber perseverar en momentos difíci-
se fija una persona y la satisfacción les forma parte de este concepto. Las
que le genera haber alcanzado esos ideas de libertad y responsabilidad y
mismos objetivos. Se trata de uno de la consiguiente capacidad de interpre-
66 Serie Economía Social de Mercado

tar las adversidades de la vida como deben tener la posibilidad de madurar


un desafío se transmiten primero en y convertirse en personalidades educa-
la familia y luego a lo largo de la vida das integralmente –es decir, también
escolar y posterior formación profesio- religiosa y culturalmente–, capaces de
nal. La voluntad de ejercer la libertad desarrollar un adecuado juicio ético.
y actuar con responsabilidad poco
tiene que ver con estatus social, la De acuerdo con el principio de subsi-
fortuna heredada o talentos físicos o diariedad, la responsabilidad primaria
intelectua­les; traduce la determinación por la crianza y la educación de los
de cada individuo de aceptar los retos hijos es “el derecho natural de los
que le plantea la vida. padres y una obligación que les com-
pete ante todo a ellos” (Art. 6 párr. 2,
(...) Const.). En consonancia con el prin-
cipio de solidaridad, este “derecho a
Ludwig Erhard: “Quiero probar mis educación” es la responsabilidad última
propias fuerzas, quiero hacerme cargo de toda la comunidad. El orden esta-
yo mismo de los riesgos que enfrento tal debe fortalecer a los padres en su
en mi vida, quiero ser responsable de derecho y su obligación de educar a los
mi destino. A ti, Estado, te encargo hijos. (...) Cuando los padres no están
crear las condiciones para que pueda en condiciones de generar los medios
hacerlo.” necesarios para realizar los derechos
de sus hijos, es la sociedad la que debe
facilitar los recursos faltantes siguiendo
6. El Estado debe afianzar el principio de solidaridad. La política
el derecho y la obliga­ educativa y la política de familia, así
ción de los padres de como su financiamiento, son tareas
educar a sus hijos absolutamente prioritarias para la so-
ciedad en su conjunto.
Cada persona depende de aprender Es necesario establecer un equilibrio
cómo ganarse el mínimo existencial entre la responsabilidad primaria de
necesario mediante el propio esfuerzo. proveer al sustento propio y al de los
Es un derecho sin el que no puede vivir hijos y el esfuerzo laboral que ello su-
de acuerdo con su dignidad humana. El pone, y el primado del derecho paterno
derecho a la educación, sin embargo, de educar a los hijos. El criterio que
abarca más que el mero desarrollo de determina la ponderación entre educa-
la habilidad de trabajar. Se trata de un ción y trabajo será el bienestar del niño
desarrollo integral de la personalidad y la decisión es de los padres; la comu-
del joven, su conciencia y su corazón. nidad y el Estado cumplen una función
Una interpretación unilateralmente de apoyo y, cuando existe o amenaza
economicista de la educación sería con sobrevenir una situación de abuso
letal, porque precisamente en una o abandono, una función de protección.
economía globalizada y en una socie- Para que los padres puedan combi-
dad pluralista las personas jóvenes nar de conformidad con sus criterios
Manifiesto de Jena para la renovación de la Economía Social de Mercado 67

individuales la educación de sus hijos fiscal facilita al Banco Central la difícil


con la actividad laboral, deben crearse tarea de calcular la base monetaria ne-
condiciones de flexibilidad en el día a cesaria. Una moneda estable y finan-
día del trabajo y la posibilidad de tomar zas sólidas son dos caras de la misma
la decisión libremente. El Estado, la moneda.
sociedad y la economía deben estar
organizados en función de la familia y El Deutsche Bundesbank ganó y con-
no la familia en función del trabajo. solidó su reputación en Alemania y en
el mundo gracias a una política basada
(...) en la estabilidad –a menudo a pesar de
la resistencia ofrecida por los líderes
Alexander Rüstow: “El ser humano es un políticos. Incorporó esa reputación al
ser social por naturaleza; siente un ape- sistema de bancos centrales europeos;
go instintivo hacia su familia y el grupo griegos, italianos, españoles, irlande-
en el que vive y con el que convive; en ses… la “heredaron” en forma de un
parte, la cultura ha profundizado este histórico nivel bajo de tasas de interés.
apego, en parte lo ha extendido a otros Esta herencia se ve constantemente
círculos solidarios –la familia extendida, amenazada por la presión política. Por
el clan, la tribu, el pueblo, la nación.” tal razón destacamos la obligación que
tiene el Banco Central Europeo (BCE)
de defender la estabilidad de precios.
7. Una política monetaria La estabilidad crea también una base
basada en las reglas de de confianza que, en el más largo pla-
la estabilidad está a fa­ zo, es la mejor política de empleo. Con
vor de lo social el fin de combatir la aparición de “bur-
bujas” (inflación en los precios de los
Una moneda estable garantiza el efecto activos), recomendamos volver a prestar
social de un sistema competitivo; por mayor atención al cálculo de la base
el contrario, una moneda devaluada lo monetaria. Por otra parte, esto también
socava. Cuando las personas ahorran fortalece la política de estabilidad del
con fines provisionales, confían en la BCE frente a las presiones políticas.
estabilidad de la moneda. La inflación
destruye esta confianza y socava la cre- Walter Eucken: “La experiencia de-
dibilidad del Estado. Una tasa de incre- muestra que una constitución mone-
mento de los precios de “apenas” un 2 taria que deja que los líderes de la
% reduce el valor de los activos financie- política monetaria actúen libremente
ros en un 50 % al cabo de 35 años. Una les atribuye una habilidad superior a la
moneda estable resulta de una política que demuestran tener en los hechos.
disciplinada, ya que la falta de disciplina Desconocimiento, debilidad frente a
fiscal impulsa las tasas de interés a la grupos de interés y la opinión pública,
suba, en tanto que los empresarios se teorías falsas, todo esto influencia a
abstienen de invertir en futuros puestos estos líderes en detrimento de la tarea
de trabajo. Por otra parte, la disciplina que les ha sido encomendada.”
68 Serie Economía Social de Mercado

8. La globalización es un La mayor intensidad competitiva


desafío para las políticas encierra oportunidades y riesgos:
nacionales los mercados se van expandiendo, la
productividad aumenta, pero también
El colapso del imperio soviético abrió aumenta la presión competitiva. Por
una nueva dimensión del libre comercio tal razón, el gobierno se ve forzado a
como condición previa de la globaliza- reducir la intensidad regulatoria, para
ción. La división del trabajo con cre- que las empresas puedan reaccionar en
ciente productividad que acompaña ese forma flexible a los desafíos globales;
proceso no sólo promueve el bienestar, también tiene que promover la acumu-
sino que mancomuna a los pueblos a lación de capital dentro de las com-
través de una red de intereses recí- pañías y la consiguiente creación de
procos que incrementa las probabili- puestos de trabajo para que nuestros
dades de paz. Por su condición de país jóvenes calificados no se vean obliga-
líder en exportaciones, Alemania se dos a emigrar. El gobierno tiene que
ve particularmente beneficiada por la invertir en educación y capacitación de
globalización. A menu-do se oye decir los jóvenes, la mayoría de los cuales
que la globalización cambia el mundo y están ansiosos por trabajar con el fin
pone a prueba los conceptos en los que de aventajar a la competencia interna-
se basa la política. Esto es correcto: en cional a través de las innovaciones.
un mundo más abierto globalmente,
los empresarios y la población econó- Debemos aceptar que la competen-
micamente activa pueden hacer uso cia se agudizará en la medida en que
de las alternativas que ofrecen otros los países en desarrollo y emergentes
países. De hecho, un número creciente comienzan a aparecer como fuertes
de jóvenes altamente calificados está competidores en los mercados interna-
aprovechando esta oportunidad. cionales. Al mismo tiempo, su creciente
capacidad adquisitiva los convierte en
En cambio, es un error creer que la potenciales clientes de nuestros bienes
globalización marca el fin de las po- y servicios. De este modo resulta posi-
líticas nacionales porque las grandes ble que todos se vean beneficiados.
empresas operan a escala internacio-
nal, en tanto que las políticas naciona- Wilhelm Röpke: “Consiguientemente,
les quedan restringidas a la jurisdic- y hasta que no tengamos un Estado
ción nacional. En última instancia, la mundial, el mundo no tiene más alter-
competencia internacional por atraer nativa que retornar a la única solu-
inversiones e industrias no es otra cosa ción posible... la solución liberal de la
que una forma de calificar la política genuina economía mundial de carácter
regulatoria de los países. Los gobiernos multilateral.”
han perdido su monopolio regulatorio.
Pero eso no significa que ahora queden
expuestos inermes a las tempestades
de la globalización.
Manifiesto de Jena para la renovación de la Economía Social de Mercado 69

9. Preservar la Creación es deberán tomarse en consideración las


un interés genuino de circunstancias económicas y sociales.
la Economía Social de (...) Poner el énfasis en la eficiencia
Mercado económica es importante, precisa-
mente en interés de la protección del
La protección ambiental es una preocu- medioambiente. Por lo tan-to, apela-
pación mundial. Consiguientemente, un mos a los políticos para que utilicen la
enfoque global, como el que se ensaya competencia como una herramienta
en el Protocolo de Kyoto, es el correc- útil para encontrar las respuestas apro-
to. No por eso un país, y mucho menos piadas a los desafíos ambientales.
Alemania, necesita renunciar a jugar Alfred Müller Armack: “Es importante
un rol pionero. La armonía entre el que el Estado recuerde sus tareas es-
hombre, la industria y el medioambien- pecíficas, destinadas a crear un marco
te fue una de las principales preocu- ambiental concreto, … para integrar
paciones de los padres de la Economía así las fuerzas siempre dinámicas de
Social de Mercado. Walter Eucken lla- la economía y del transporte en una
mó tempranamente la atención sobre forma de vida integral y sensata.”
la necesidad de corregir la contabilidad
de las empresas en la medida en que
no tomarán en cuenta los daños am- 10. Lo que necesitamos hoy:
bientales que ocasiona la producción liberar a los ciudadanos
agropecuaria e industrial. de la dependencia social

Si la contaminación ambiental es inter- En un mundo en el que cunde el miedo


pretada como un fracaso de los merca- a perder el lugar de trabajo y el futuro
dos, se genera la impresión de que la profesional se presenta incierto, resulta
economía de mercado es responsable tentador refugiarse en los brazos del
por la penosa situación creada, que la Leviatán “Estado”. Sin embargo, se
salvación radica en medidas regulato- trata de una ilusión porque el Estado
rias del Estado. Lo contrario es verdad: no puede ofrecer una protección amplia
el daño ambiental ocurre porque no contra las adversidades de la vida, sólo
existe un mercado en el que el medio- pretende poder hacerlo. Para ello recu-
ambiente pueda presentar la factura rre a una técnica específica en el mo-
por la contaminación ocasionada. En mento de ofrecer sus cuidados pater-
consecuencia, sería necesario contar nalistas: esconde los costos que éstos
con un “agente fiduciario de la natu- demandan y deja que otros aporten los
raleza”, que represente sus derechos recursos financieros necesarios.
frente a los contaminadores y que
considere qué medidas serían las ade- Es preciso obligar a los gobiernos a
cuadas –certificados de emisión, solu- informar a sus ciudadanos sobre los
ciones fiscales o también normas del costos reales de los sistemas sociales.
Estado– en función de cada situación Si se pagaran todos los elementos que
en concreto. En estos casos también conforman el sueldo, incluyendo todos
70 Serie Economía Social de Mercado

los aportes sociales y si los ciudadanos Transferir mayor responsabilidad per-


pagaran ellos mismos todos los im- sonal al individuo también serviría para
puestos y contribuciones, alcanzarían reencauzar el ingenio del ser humano
a comprender la verdadera dimensión en dirección de más sustentabilidad,
de la carga y se mostrarían abiertos que se malgasta por demás en un uso
a otras alternativas e incluso presio- abusivo de los sistemas sociales finan-
narían a los responsables políticos a ciados colectivamente y que contribuye
introducir reformas. a su colapso, permitiendo que la crea-
tividad individual redunde en beneficio
Algunas de las contribuciones retornan de todos.
a las personas aseguradas en forma
de pago, en especie –en particular en Ludwig Erhard: “Resulta mucho más
el sistema de salud–, impidiendo que sensato dirigir todas las energías dis-
el ciudadano comprenda acabadamen- ponibles en una economía a mejorar su
te cómo funciona el sistema y cuán resultado, que desgastarse en perma-
oneroso efectivamente es. Doscientos nentes luchas distributivas y apartarse
años atrás, en la industria era usual del único camino fructífero, que es el
pagar parte del salario en especie, de incrementar el producto nacional.”
como forma de evitar que el empleado
“derrochara” todo su dinero el día de
pago. Este sistema fue abolido porque
ya no se lo consideraba adecuado para Diálogo Político. Publicación trimestral
una sociedad de ciudadanos adultos. de la Konrad-Adenauer-Stiftung
Año XXVI - Nº 1 - Marzo, 2009
Sin embargo, hoy los ciudadanos pue-
den disponer libremente de una parte
proporcional mucho menor, sólo que
ahora el responsable es el Estado, por
lo que parece inobjetable. Pero la de-
pendencia es siempre dependencia, no
importa quién genere esa dependen-
cia. Apelamos a los responsables de la
política a introducir una mayor transpa-
rencia en los costos de los sistemas de
seguridad social para los ciudadanos y
no obstruir su camino hacia la madurez
social.