You are on page 1of 3

Neologismos y primitivismo social: Hacia una mejora de la integridad

juarense.
Alejandro Morales V.
Lic. Teoría y Crítica de Arte. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.
Estudios culturales y teoría social.
24 de septiembre del 2010
Ciudad Juárez, Chihuahua.

La configuración de la cultura juarense “que incluye el conocimiento, las


creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros
hábitos y capacidades adquiridas por el hombre en cuanto miembro de la
sociedad”1, han alcanzado una gran transformación en los últimos años.
Hoy en día, Ciudad Juárez se encuentra en un proceso de involución
obligada. Un retroceso evolutivo de aspecto lineal que nos transforma en una
sociedad primitiva en reacción a los problemas que se enfrenta debido al
narcotráfico. Nuevos dispositivos de seguridad surgen sin discriminación en
cualquier colonia, aquellas que pueden cerrar sus calles con rejas eléctricas y
contratar seguridad privada, así como las que utilizan rudimentariamente piedras
y tambos de basura llenos de cemento, todo por un fallo en la seguridad y lucha
contra el crimen organizado por parte del Estado para obtener simbólicamente
una idea de convicción de la integridad del propio ser y su familia.
Las empresas constructoras han desarrollado un nuevo producto en el
mercado: un modus vivendi de pequeñas utopías segregadas que tienen el poder
de discriminar el acceso a cualquiera que no posea una propiedad dentro de ese
espacio y que se ha ido convirtiendo en una práctica “natural”, como se dice a
veces para hablar de lo que es normal, al punto de volverse inevitable. 2 ¿Podemos
hablar de esto como un aspecto negativo? ¿Una regresión o estancamiento de la
sociedad? Tal vez sería más conveniente hablar de una paradoja que hace de
estas prácticas un progreso para el bienestar social que se basa en un proceso
1
Giménez, Gilberto. La concepción simbólica de la cultura. pág. 1.
2
Bordieu, Pierre. La dominación masculina.
http://www.udg.mx/laventana/libr3/bordieu.html#cola p.5.
selectivo al cual no todos tendrán acceso por el simple hecho de no poder pagar
por estos servicios.
Tan natural como la noción de la pérdida de sensibilidad ante los sucesos
violentos, que me parece mal empleada ya que no podemos hablar de un
detrimento sino de un cambio, una adaptación por lo común que se ha vuelto en el
3
imaginario colectivo la imagen del asesinado a causa de un bombardeo “Diario”
de noticias, que han permitido una homogenización entre lo abyecto y la
costumbre provocando el surgimiento de nuevos símbolos que son de especial
interés en el mundo del arte. Actualmente esta ciudad es vista para muchos
artistas, sobre todo extranjeros, como una oportunidad única de exploraciones
estéticas debido a su particularidad contrástate como frontera de Estados Unidos.
Es una ciudad donde todo es posible, donde el cinismo patrulla las calles como
jinetes del apocalipsis. Ciudad Juarez está en los ojos del mundo.

Soluciones rápidas, fáciles y tiránicas promovidas en discursos mesiánicos


que se crean para aprovechar una masa controlada por el miedo, fácil de
persuadir, generan propuestas radicales de las cuales se piensa su justificación
es el bienestar social y un rezago de infraestructura humana en las fuerzas
policiacas creando convenios entre los conocidos “guaruras” y las diferentes
instituciones de seguridad pública: una violencia simbólica legalizada.
El sentido común ahora nos dicta como una reacción instantánea que sirve
de escudo, pensar que si alguien fue víctima del crimen organizado seguramente
“andaba en malos pasos”. Ser “sicariado” significa pensar que fue un acto bien
merecido desarrollando una nueva moral o visto desde una manera externa
como una moralina que avala estas prácticas y a estas figuras del sicario y su
contraparte, el federal, como algo relativamente positivo. El niño que quería ser
bombero o astronauta ahora quiere manejar una Ford Lobo o cargar un Cuerno
de Chivo.
La inexistencia del Estado soberano implica una cohesión de prácticas
manejadas desde una perspectiva del miedo en donde la cultura se ve forzada a
3
Clara alusión a El Diario de Juarez y su periódico alternativo PM que se han encargado
de difundir estas imágenes totalmente crudas.
cambiar su modo de vida, costumbres, lenguajes y moral. La supervivencia de la
sociedad se ve plasmada en adaptaciones al ambiente en que se vive. Una
visión post-apocalíptica sugiere un campo donde las nuevas reglas del juego
será sobrevivir a costa de cualquier cosa.