You are on page 1of 13

Beables Generalizados

mecánica cuántica
Eduardo González-Granda Fernández
C/ San Martín 20, 49639-Cotanes, España
email: fisica@mejor.es

Abstract.
It is shown that, for a harmonic oscillator in the ground state, Bohmian mechanics
andquantummechanicspredict valuesof oppositesignforcertain time correlations.
The discrepancy can be explained by the fact that Bohmian mechanics has no natural way to
accomodate the Heisenberg picture, since the local expectation values that define the beables of the
theory depend on the Heisenberg time being used to define the operators.
Relationstomeasurement arediscussed,too,and showntoleavenoloophole for claiming that Bohmian
mechanics reproduces all predictions ofquantum mechanics exactly.

Keywords: Bohmian mechanics, quantum mechanics, pilot wave, causal interpretation, local
expectation value, harmonic oscillator, time correlations

1 Introducción
En el advenimiento de la teoría cuántica a principios del siglo XX, y en la interpretación de las
consecuencias del principio de indeterminación de Heissenberg, la imposibilidad de medir
simultáneamente dos variables conjugadas, Albert Einstein y Niels Bohr, tomaron posiciones
diferentes. El primero defendía la existencia de la posición y el momento de una partícula
independientemente de que fueran o no observadas, mientras que el segundo argumentaba que la
posición y en momento eran construcciones mentales de los físicos, que carecían de entidad en sí
mismos y solo si eran observables debían considerarse fenómenos de la física. Einstein era pues
partidario de una interpretación 'realista' u ontológica, mientras que la interpretación de
Copenhague, mantenía una interpretación positivista Su debate, nuevo en la física, no lo era tanto
en la filosofía, pues sus primeros antecedentes se encuentran en las filosofías Vaibashika y la
Chittamatra.[Ref 1]

La interpretación causal de la teoría cuántica de David Bohm, o de la Onda Piloto de De Broglie


corresponde a la postura realista.

2 La interpretación causal.
Formalmente, parte de la ecuación de Schrödinger dependiente del tiempo.

 −ℏ2 2
2m 
∇ V =i ℏ
∂
∂t
(1)

Si expresamos la función de onda su forma polar

i S /ℏ
=Re (2)

separando las partes imaginaria y real obtenemos.

∂ R2 R2 ∇ S
∇⋅ =0 (3)
∂t m

∂ S ℏ 2 ∇ 2 R  ∇ S 2
−  V =0 (4)
∂t 2 m R 2m

ℏ 2 ∇2 R
La ecuación (4) corresponde a la de Hamilton-Jacobi más un término extra Q=−
2m R
llamado potencial cuántico, que define la En el límite ℏ  0 el potencial Q se anula y la
ecuación de movimiento coincide con la de Hamilton-Jacobi.

La ecuación (3) representa la conservación de la probabilidad = R2=∣∣2 .

La partícula se considera que posee no solo una posición determinada aunque desconocida sino
también un momento pb=∇ S Así definido poseería una 'ontología' y recibe por ello el nombre
de 'beable' a diferencia del momento 'observable' que sería el resultado de una medición y un puro
fenómeno. Un beable, es algo más que un mero constructo mental, debido a su capacidad
'explicativa' del 'por qué', que lo diferencia (MBTHesis) de una simple variable matemática.

3 Beables.
Simplificando al caso unidimensional.
∂ S q , t ∂ S  q ,t 
El momento p b= y la Energía E b=−
∂q ∂t
Vemos que se trata de beables reales, que en principio son también funciones de la coordenada q y
de t.

3 Beables complejos.
Una extensión a valores complejos de la definición de beable, es debida a Melvin Brown.[Mb
9703007v3].
Si en la ecuación de Schrödinger (1) sustituimos i SQ/ℏ
=e
∂ S Q q , t  ∂ S q,t 
El momento p b= y la Energía E b= Q
∂q ∂t

5 Beables en otras representaciones.


La ecuación de Schrödinger(1), no solo admite la representación de coordenadas, sino que puede ser
escrita de forma equivalente en su representación de momentos. [escríbase la ecuación]
∂ S  p , t
q b=− Q
∂p

En principio, la representación de momentos corresponde a una transformación de fourier de la


función de onda. Mediante una transformación fraccional de fourier podemos obtener también
beables diferentes. Esto es lo que hace M.Brown. Las FrFT son transformaciones lineales
canónicas. Así como las FrFT, podemos extender a las cuaternionicas, con lo cual los beables se
expanden aún más. M.B. Mostró la interpretación causal puede ser extensible a otras
representaciones (transformaciones dentro del grupo simpléctico), pero surge la pregunta sobre si
podemos o no ir aún más allá, es decir, si existen otras representaciones o transformaciones de
coordenadas donde ello ocurre también. Para ello vamos a extender la definición de 'beable'.

6 Beables mixtos.
Si un beable queda definido formalmente como la derivada primera de la acción, de la acción con
respecto al tiempo o una variable, un beable mixto mb se define como la derivada primera de la
acción compleja respecto al tiempo y una de las variables de las que dependa la función de onda.

Mediante derivadas fraccionarias


∂ S  q ,t 
mb= Q  =1  , ∈ℂ
∂q ∂t
o bien
∂ S  q ,t 
m b= Q  ya que los operadores de derivación fraccionaria no son siempre conmutativos.
∂t ∂ q
O también
∂ S q q t
mb= Q  1, 2,
∂ q1 ∂ q 2

6.1 Derivadas fraccionarias.


El cálculo fraccionario, derivación e integración fraccionarias, surgieron casi al principio mismo
del cálculo infinitesimal. Existen varias definiciones matemáticas de la derivada fraccionaria.

∫ 
x
d 1 dn
f  x=  x−t n−−1 f t  dt Rieman-Liouville
d x  n− d x n 0

x
d
dx  f  x=
1
 n− ∫0  x−t  n−−1
 dn
d tn 
f t  dt Davison-Essex

Otras definiciones son mediante transformadas de Laplace o de Fourier, que no son equivalentes.
6.2 Ejemplos.

6.2.1 Estados propios.


Cuando ∈ℝ , 10 los beables mixtos tienen valor cero.
−iE n t /ℏ En
n q ,t = n qe , S Q =−i ln  n q− t

∂ S Q ∂SQ
Usando la definición de D.E, 
= f q , =0 donde qi es una coordenada del
∂ qi ∂ qi ∂ t 1−
vector q.
∂SQ
Análogamente =0
∂ t  ∂ q1−
i
6.2.2 Estados mezcla.
Las expresiones de los beables mixtos rara vez son sencillas incluso para los casos simples e incluso
sus aproximaciones suelen conducir a series divergentes.

A) El QHO Oscilador Armónico Cuántico.

Si consideramos m=1, ℏ=1


2
x n
− −i 1 
La función de onda para los estados propios  n  x , t= H n  x e 2
e 2 donde Hn(x) son
los polinomios de Hermite.

i Sq
Para el estado mezcla al 50 % n=1,2 expresando en forma polar =e se tiene que

  
5 5 3
1 − it − it − it
S q=−i ln a x 2ln −e 2 2 x 2 e 2 2 x e 2 donde a es una constante de
2
normalización que desaparece en el paso siguiente.

Usando la definición de Davison-Essex :


∂1 /2 S Q 4i 2i W 2i Z
=− − artanhW  − artanh  Z  donde
∂x 1/2
3   x x
−5 i t
2
W=
e 2x
 2 xe eit
5 it
2

−5 i t
 e 2i t2 e−5i t  e−5i t
Z=
e 2
2 x

  e 2i t 2e−5i t  e−5i t
5
it
it 2
2 xe −e

El primer término es constante y los dos siguientes admiten desarrollo en serie.


   
1/2 ∞ 2 k2 1/2 ∞ 2 k2
∂ SQ ∂ −2i W ∂ −2 i Z
m b= 1 /2 1 /2 = 1/2
∂ x ∂t ∂t
∑   x 2 k1
 1/ 2
∂t
∑   x 2 k1
k=0 k =0

Y finalmente

t 2 k2

 5
− i
  5
− i

∫   k 1 e−4 i   e−3 i 2 e−5i e
2 2 −3 i 
mb= ∑ − 2e x e
d
k 2
k=0
0 x 2 e−5i  xe−4 i  e−3 i 2 e −5i 
5
− i
2
e  t− 2 k1  e−3 i 2 e −5 i 
t 2 k 2

   
5 5
∞ − i − i

∫  k 1 e −4 i   e−3 i 2 e −5 i e


2 2 −3i 
− 2e x e
 ∑ k2
d

5
k=0 − i
−e  t− 2 k 1  e
−5 i  −4 i  −3 i  −5 i  2 −3 i  −5i 
0 x 2e xe 2 e e 2 e

Si elegimos unos pocos términos de la serie para representar gráficamente los valores reales e
imaginarios.

Gráfica de Â(m )
b
Gráfica de Á(m )
b

La serie es divergente, y no tenemos ninguna expresión analítica sencilla para los estados mezcla..

B) Partícula libre. Mal repetir...


En el caso de un potencial V=0, la ecuación de Schrödinger nos da una solución para los estados
x p2
i p −i t
ℏ 2ℏ
propios con valores continuos del momento p.  x , t=a e y de la energía
2
p
E=
2 siendo 'a' la constante de normalización. Si procedemos como en el caso anterior, del
QHO encontramos también series divergentes para estados mezcla y valores nulos para estados
propios. Tomando sin embargo un estado mezcla, diferencia de dos valores infinitamente próximos:
2 2
x  p x p
i  p −i t i p −i t
ℏ 2ℏ ℏ 2ℏ
 x , t=a e −a e

−i

 x , t=−
−i
2  i
−2 x p t− p t e 2
2  p −2 x p t 
a
i
S Q  x , t= i −2 ln −x p t −2 i p xi p 2 tln  a 
2
Los términos constantes desaparecen ahora.

C ∂
1 /2
SQ
=
2 p  x−x p t 2i arctan
 x
− x p t  on lo que delta y a desaparecen.
∂ x 1/2  − x p t
Finalmente.
t
− x 3/2  x p p  −x p arctan  x


1/ 2
∂ SQ −x p 
m b= = −i d
∂ x 1 /2 ∂ t 1/2
  t−−x p2 
0
Expresión integrable que podemos representar gráficamente en varios intervalos.

Para p=1, la gráfica de Á(m ) arriba


b

La gráfica de Â(m ) (abajo) es un planol. ℜm b=−1 .


b 2
C) Partícula libre en representación de momentos.
En el caso de un potencial V=0, la ecuación de Schrödinger nos da una solución para los estados
propios c
7 Beables mixtos funcionales.
La definición de beable, puede ser extendida aún, considerando operadores pseudo-diferenciales.
[explicar transformada de fourier, etc]

∂ S Q  q ,t 
Un beable funcional se define entonces como mb= f siendo f(x), g(x) funciones
∂ q g∂t
genéricas [de valor complejo o matrix], que admitan desarrollo en serie de potencias tales que
 f ⋅g  x =x

Para el caso del HO, el estado mezcla (1+2) al 50 % de Psi, observamos los beables funcionales:

[Graficas de momento, de energía (diciendo qué definición de d/fun estamos usando)]

7 Transformaciones cobeables (directas e inversas).


El principio de indeterminación, prohíbe 'observar' simultáneamente dos variables conjugadas como
el momento y la coordenada. Curiosamente, tampoco resulta posible 'inferir' simultáneamente dos
beables complementarios. Si es posible 'medir' la coordenada (observable) e 'inferir' el momento
(beable), o medir el momento y usando la representación de momentos de Psi ' inferir' la
coordenada q beable [Ref. A explicación Junguiana por mi mismo en otro paper]. Los beables, en
principio, son funciones de la variable complementaria.(y del tiempo)...

Cabe preguntarse cuál sería la variable que según el principio de complementariedad


correspondería a un beable mixto. Buscamos una nueva representación de Ψ mediante sustitución
x=x(ξ,t) tal que Ψ(x,t) → Ψ(ξ,t)

∂ S Q  , t
Si en esta nueva representación el momento beable p b= se corresponde con el beable
∂
∂ S Q  x , t
mixto mb=  1− podemos considerar que ξ es la variable complementaria de pb y por
∂x ∂t
tanto de mb.
∂ S Q  , t ∂ S Q  x , t
Resolviendo entonces la ecuación =  obtenemos la
∂ ∂ x ∂ t 1−
transformación x=x(ξ,t) y/o su inversa ξ= ξ(x,t).

Discusión:
– Unicidad de las soluciones.En principio estas transformaciones, como soluciones de
ec.diferenciales, no son únicas, ni sus inversas lo son tampoco. Hay pues más de una
variable complementaria para un beable mixto. [lo veremos en el ejemplo del HO].
– Aún cuando en la representación original Ψ(x,t) (de coordenadas), la corriente de
probabilidad J se conserva, nada garantiza que ello va a ocurrir en Ψ(ξ,t). Con ello se
vulnera el corazón de la interpretación original de D.Bohm y se entra en un
terreno diferente.
Cabe entonces afectar también al tiempo y establecer una transformación más general
donde x=x(ξ,τ), t=tξ,τ) y así ( Ψ(x,t) → Ψ(ξ,τ)
∂ S Q  ,  ∂ S Q  x , t
Resolviendo por tanto ∂
=  1− e imponiendo como condición
∂ x ∂t
restrictiva de conservación de J en la nueva representación Ψ(ξ,τ) , obtenemos la
familia de transformaciones. 'cobeables' para cada caso concreto.

Queda para investigación ulterior, establecer si existen transformaciones co-beables de tipo general,
para cualquier función de onda..

6 Conclusión.
La definición de beable mixto es formalmente coherente con todas las definiciones anteriores [.],
[M.B]. Si un beable mixto posee al menos una transformación co-beable, donde J se conserva, sería
razonable atribuirle la misma 'ontología' que a los beables tradicionales, ya que cumple requisitos
semejantes.
Falta que los beables mixtos nos ayuden a entender de una manera intuitiva, semejante al modo
clásico, los fenómenos físicos, con lo cual pueden parangonarse a los beables originales.

[En ese sentido, los beables mixtos son los beables normales de otras coordenadas, ni más ni menos,
con lo que el artículo se ha convertido en la perogrullada original, ahora que el pescao se muerde la
cola.]

Ello llegará, a medida que se progrese en el estudio y caracterización de las transformaciones co-
beables, cuyo sentido físico está aún por dilucidar.

Parece pues que hay un espacio muy abierto, donde tienen cabida nuevas familias de candidatos a la
'ontología', ya que cumplen los mismos requisitos que los 'beables' originales. Este número ingente
de nuevos 'beables' refuerza el pensamiento de que tanto unos como otros sean meros 'constructos
mentales', mas o menos interesantes e intuitivos, pero cuya existencia o no sea una mera cuestión de
fe. M B diria que mis beables mixtos son constructos mentales: ¿Qué nueva capacidad explicativa
del por qué de los fenómenos físicos otorgan? - Se trata pues de un mero esborcio, pero mi
respuesta es que ya se verá, son un campo abierto a la investigación futura...

1. Según Gödel, pueden en la teoría de números existir proposiciones verdaderas que no sean
demostrables. Es posible que en física hayamos llegado a ese punto, la ontología de los
beables podría serlo. Prefiero sin embargo aplicar la extensión del principio de
complementareidad psicológico enunciado por Jung como explicación y análisis del debate,
y considerar a una teoría como un instrumento mental de observación.

De la misma forma que un observable no existe de forma independiente de su observación, un


beable tampoco existe por su propio lado, independiente de la teoría que lo intuye. Propongo
'intuibles' en lugar de beables para este nuevo grupo de entidades, dentro de la interpretación
madiamika.

4 Conclusion
In contrast to the claim by D ¨ does not

urr et al. [14], Bohmian mechanics account for all of the


phenomena governed by nonrelativistic quantum mechanics. Indeed, it was shown that for a
harmonic oscillator in the ground state,Bohmian mechanics andquantum mechanicspredict values of
opposite sign for certain time correlations. Bohmian mechanics therefore contradicts quantum
mechanics at the level of time correlations. Since time correlations canbe observed experimentally
vialinear response theory,Bohmian mechanics and quantum mechanics cannot both describe
experimental reality.
Due to the complicated form of the Bohmian dynamics, it seems difficult to compute time
correlationsfor realistic scenarios where a comparison withlinear responsetheory andhence with
experiment wouldbecomepossible. But perhaps numerical simulations are feasible. On the other
hand, it is unlikely that,if thepredictions ofquantum mechanics andBohmianmechanicsdiffer in such
a simple case, they would agree in more realistic situations.
The time correlations used in statistical mechanics are those from quantum mechanics and not those
from Bohm trajectories. Moreover, they can be calculated and used without reference to any theory
about the measurement process. If an elaborate theory of quantum observation is needed to
reinterpret Bohmian mechanics – so that it matches quantum mechanics and thus restores the
connection to statistical mechanics – then Bohmian mechanics is at best approximately equivalent
to quantum mechanics and, I believe, irrelevant to practice.
Itisthereforelikely thatBohmian mechanicsisruled out asapossiblefoundation of physics.

References
[1] D.Z.Albert,Bohm’salternativetoquantummechanics.ScientificAmerican 270(May 1994), 32–39.
[2] L.E.Ballentine(ed.),Foundations ofquantum mechanics sincetheBell inequalities, Amer. Assoc.
Physics Teachers, College Park, M D, 1988.

[3] J.S.Bell,Speakableand unspeakableinquantummechanics,Cambridge Univ. Press, Cambridge


1987.

[4] K. Berndl, M. Daumer, D. D¨urr, S. Goldstein and N. Zanghi. A Survey ofBohmian Mechanics,
Il Nuovo Cimento 110B(1995),737–750.quantph/9504010

[5] Ph. Blanchard, S. Golin and M. Serva, Repeated measurements in stochastic


mechanics,Phys.Rev.D34(1986),3732-3738.

[6] D.Bohm,A suggestedinterpretation of thequantumtheoryintermsof ‘hidden’ variables,I


andII,Phys.Review85(1952),166–179,180–193. Reprinted in[28].

[7] D. Bohm and B.J. Hiley, The undivided universe, Routledge, London 1993.

[8] H.Carmichael,Anopensystemsapproach toquantumoptics,Springer, Berlin 1993.

[9] J.T.Cushing,A.Fine andS.Goldstein,Bohmian mechanics andquantum theory: An appraisal,


Kluwer, Dordrecht 1996.
[10] M. Daumer, D. D¨urr, S. Goldstein and N. Zanghi, Naive Realism about Operators, Erkenntnis
45, 379–397(1996).quant-ph/9601013

[11] C. Dewdney, L. Hardy and E.J. Squires, How late measurements of quantumtrajectories
canfool adetector,PhysicsLettersA184(1993), 6–11.
[12] P.A.M.Dirac,Theprinciplesofquantum mechanics,4th ed.,Clarendon Press, Oxford 1958.
[13] D. D¨urr, W. Fusseder, S. Goldstein, and N. Zanghi, Comment on “Surrealistic Bohm
trajectories”, Z. Naturforsch. 48a(1993), 1261–1262.
[14] D. D¨urr, S. Goldstein, and N. Zanghi, Bohmian mechanics as the foundation ofquantum
mechanics,pp.21–45in[9].quant-ph/9511016

[15] B.-G. Englert, M.O. Scully, G. S¨ussmann and H. Walther, Surrealistic Bohm trajectories, Z.
Naturforsch. 47a (1992), 1175–1186. Reply to Comment on “Surrealistic Bohm trajectories”,
Z. Naturforsch. 48a (1993), 1263–1264.
[16] C.W.Gardiner,Handbook of stochastic methodsforphysics, chemistry and the natural sciences,
2nd ed., Springer, Berlin 1985.

[17] P.Ghose,TheincompatibilityofthedeBroglie-Bohmtheory withquantum mechanics, Manuscript,


2000. quant-ph/0001024

[18] S.Goldstein,Quantumtheory without observers,I andII,PhysicsToday, 1998, 42–46; April 1998,


38–42.
[19] R.B. Griffiths, Bohmian mechanics and consistent histories, Manuscript (1999).quant-
ph/9902059

[20] P.R. Holland, The quantum theory of motion, Cambridge Univ. Press, Cambridge 1993.

[21] R. Kubo, M. Toda and N. Hashitsume, Statistical physics II. Nonequilibrium statistical
mechanics, 2nd ed., Springer, Berlin 1991.

[22] W.E. Lamb, An operational interpretation of nonrelativistic quantum mechanics, Physics Today
22(4)(1969), 23-28. Reprinted in[2].

[23] U. Leonhardt Measuring the quantum state of light, Cambridge Univ. Press, Cambridge 1997.

[24] A. Messiah, Quantum Mechanics, Vol. 1, North-Holland, Amsterdam 1991.

[25] E. Nelson, Quantum Fluctuations, Princeton Univ. Press, Princeton 1985.

[26] N. Redington, A. Widom and Y.N. Srivastava, Dipole moment noise in the hydrogen atom in
the Bohm quantum-mechanical theory, Il Nuovo Cimento 109(1994), 1169-1174.

[27] L.E. Reichl, A modern course in statistical physics, Edward Arnold, 1988.

[28] J.A. Wheeler and W. H. Zurek, Quantum theory and measurement. Princeton Univ. Press,
Princeton 1983.