You are on page 1of 8

Aguilar Medina, Marcela

Ambrosio Bonilla, Gustavo


García Cortés, Ilse
Mejía Guevara, Cecilia

Demografía en México: una bomba explosiva

Cuando la población total de una especie rebasa incluso lo que el medio ambiente
puede ofrecerle como necesidades básicas, como casa y comida y comienza a
perjudicar a otras especies, se le denomina plaga.

La humanidad ha intentado regular su crecimiento debido a la reducción de las


tasas de mortalidad, con métodos anticonceptivos, aborto o incluso una
planificación familiar. México es uno de los países que ha implementado este tipo
de medidas para reducir su creciente número de habitantes conformada
mayoritariamente por jóvenes.

Antes del siglo XX y durante la


primera mitad de éste, la nación
mexicana no alcanzaba ni los 50
millones de habitantes, había amplias
zonas desiertas y la ciudad más
grande era el DF. Pero para 1970 y
hasta 1980, la cultura familiar
multiplicativa promovida por el Estado
hizo que la población creciera de
forma inusitada, lo que al final conllevo a que el propio gobierno fomentara un
programa de planificación familiar ante el aumento de seres que necesitaba un
servicio básico. En 1950 la población era de 25.8 millones de habitantes, en 1970
se multiplico y alcanzó los 48.2 millones; en los 80 eran 66 millones y en los
noventa 82 millones.

Las familias de ese momento se caracterizaban principalmente por tener alrededor


de 8 a 10 integrantes y ante el aumento inusitado de nuevas plazas de trabajo,
casas, hospitales, etc.… las ciudades comenzaron a crecer de manera
desproporcionada y el campo fue abandonado poco a poco.

El aumento de población en México sigue el mismo ritmo que hace veinte años
pese a los programas de prevención de natalidad, en 2010 el INEGI reporto en su
censo de población que en el país somos ya 112 336 538 millones de habitantes y

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

contando; esto representó un crecimiento de 2005 a la fecha, de 1% anual, ya que


en ese año la población era de tan sólo 103.3 millones de habitantes. La población
aumento cerca de 9 millones de habitantes, la misma cantidad de personas que
viven en Panamá. Con este dato, México se convirtió en el onceavo país más
poblado del mundo, sólo detrás de Japón y antes de Vietnam.

“No hay crecimiento abrumante”

Sin embargo en entrevista con Adriana Quesadas Herrera, jefa de la coordinación


de desarrollo estadístico dentro de la coordinación estatal norte del Distrito Federal
del INEGI, nos planteó otro panorama, dentro de las estadísticas.

Los resultados del censo 2010 demostraron que en el país radican 112
millones de habitantes y sigue en aumento, rebasando las expectativas de la
CONAPO, ¿a qué se debe este aumento de población en menos de cinco
años?

Adriana Quesadas: nosotros que nos encontramos estudiando la información


estadística no nos parece tan abrumante, porque si ustedes ven la información
histórica estadística de la población en México ha tenido una secuencia importante
y la referencia a esta elevación efectivamente rebasa las expectativas de
CONAPO que es la institución que se encarga de hacer las proyecciones del
censo de población , pero nosotros observamos en contraste con este alarmante
dato de sobre población, que la tasa de crecimiento está bajando, el crecimiento
no es tan exorbitante como se pudiera pensar, esto se da por las políticas de
natalidad que se han implementado

Basándonos en los datos estadísticos ¿esta reducción de nacimientos de ha


dado por el uso de anticonceptivos, planificación familiar, entre otras
medidas?

Adriana Quesadas: Naturalmente las políticas tienen un impacto, en este caso


las tasas de crecimiento han ido reduciendo en distintos rangos de edades, el
problema se sitúa en las mujeres de entre 15 y 19 años de edad, y las políticas
preventivas deben enfocarse a este grupo, el INEGI en este sentido solo
funcionaria como colaborador de una campaña que implemente medidas más
drásticas de prevención a proyectaría el resultado de dicha campaña.

Según la funcionaria del INEGI, el impacto estadístico del crecimiento poblacional


no es tan alarmante e incluso ha bajado debido a las políticas de prevención, y si

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

bien ella afirmó “no en todos los


estados se tiene una tasa de
crecimiento igual, varía”; así pues
mientras el D.F. muestra menores
tasas de natalidad, un 0.3% anual,
otros estados como Baja California
Norte nos arroja una tasa de 5.0%
anual, entonces ¿están funcionando
en todos lados los métodos de
prevención?

LAS POLÍTICAS DE EDUCACIÓN SEXUAL

Ahora bien, la educación sexual es una manera de


propiciar a la sociedad métodos de cómo llevar una
vida sana en su sexualidad, pero también para
prevenir embarazos no deseados y obviamente para
controlar el número de hijos a tener. En México la
promoción de este tipo de ejercicio educativo parte
desde el sexenio de Luis Echeverría y que sería
retomado por las posteriores administraciones pero
sin una verdadera estructura de impartición y cultura
de la prevención en la ciudadanía, hasta ya entrado el
siglo XXI.

La información trasgiversada, principalmente por ese modelo cultural occidental-


religioso que posee nuestro país, logra hasta la fecha un retraso sustancial en
cuanto al uso de los anticonceptivos. El 34.6 % de los jóvenes sexualmente
activos recurre a algún método anticonceptivo a la hora de tener coito y según la
INEGI, de los nacimientos ocurridos en nuestro país, el 22% son de menores de
19 años.

Además de la pobre cobertura que aún persiste en nuestro país sobre la


educación sexual, la política del gobierno federal actual sigue las líneas de
promoción reproductiva en las zonas marginadas de los estados. Un ejemplo es
Hidalgo, donde en la zona Otomí- Tepehua cientos de familias que viven a
expensas de los apoyos del gobierno, tienen hijos de manera impetuosa, llegando

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

a formar familias de hasta ocho miembros, esto debido a que el apoyo becario
sólo se les proporciona si tienen algún hijo en la escuela pública. Entonces
tenemos que pese a las políticas de anticonceptivos, sabemos que el gobierno no
tiene como prioridad hacer un programa bien estructurado que logre avances
significativos que logre una prevención total de casos de embarazos no deseados
y no se tenga que recurrir a la práctica del aborto como un método

primario anticonceptivo y por supuesto a ayudar a limitar el crecimiento


poblacional, como se hiciera en China en 1973 para frenar el crecimiento
acelerado de su población.

Pero no sólo la falta de información sexual que acarrea embarazos no deseados o


las políticas erróneas del estado que
provocan nacimientos inconscientes son
los únicos causantes de este aumento
demográfico.

Sobrepoblación en México, latente


amenaza…

A lo largo del sexenio 2000-2006,


propició en la todas las grandes ciudades
del país la creación y ampliación de
nuevas megavialidades, libramientos o
distribuidores viales, el desbordamiento
caótico del parque vehicular en todo el país; así como el emplazamiento de miles
de nuevas estaciones de servicio de gasolina y gas, la ampliación e
internacionalización de los aeropuertos, el crecimiento desbocado de un millón y
medio de pésimas unidades habitacionales de “interés social”, la construcción de
miles de nuevos centros comerciales (sea a la manera de grandes malls o como
cadenas de tiendas de conveniencia, restaurantes, papelerías, etc.), el
emplazamiento de corredores de nuevos hoteles y otro tipo de instalaciones
turísticas, balnearios, parques de diversiones “temáticos”, casinos, centros de
apuestas deportivas, clubes de golf, la instalación y crecimiento de numerosas
universidades privadas, el levantamiento de múltiples zonas de veda de agua y la
consiguiente perforación de miles de nuevos pozos que hoy sobrexplotan el
subsuelo, el establecimiento sin control de miles de nuevos tiraderos de basura a
cielo abierto, así como la creación de gigantescos rellenos sanitarios y la
promoción de numerosos incineradores de basura, el emplazamiento de miles de
antenas de transmisión de telefonía celular y la agresiva invasión de anuncios
espectaculares.
sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

En el centro del país, el resultado de dicho proceso ha sido el crecimiento sin


control de la gran mancha urbana en la llamada megalópolis, que, como siempre,
serealiza a costa del detrimento de las tierras campesinas e indígenas, así como
de las condiciones naturales de vida de los pueblos que colindan con las
megaurbes de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo. Estas regiones se ven
obligadas a entregar sus reservas de agua, tierras agrícolas y bosques, o bien
reciben los detritus putrefactos del agua, el aire y la basura que arroja el
metabolismo de nuestro gran sistema central de ciudades. Mientras, este sistema
destruye también las zonas de recarga de acuíferos y de purificación forestal del
aire. Para captar el problema que subyace a estos fenómenos hay que tener en
cuenta las dinámicas económicas que han “desorganizado” la vida del país.

Como ejemplo de dicha crisis ambiental y social provocada por la explosión


demográfica tenemos al Distrito Federal.

Para nadie es un secreto que la Ciudad de México es una de las más pobladas del
mundo, la onceava para ser exactos con 1´500, 326, 345 habitantes. Tampoco es
desconocido que nuestros recursos como agua, alimentos, e incluso las
carreteras, transporte y viviendas escasean a pesar de la construcción a marchas
forzadas de las mismas.

Tan sólo en el Distrito Federal y según los datos preliminares del Censo de
Población y Vivienda realizado del 31 de mayo al 25 de junio de 2010 por el INEGI
y que aún se está analizando, en el Distrito Federal vivimos 8, 873,017 personas.
La extensión territorial con la que cuenta dicha entidad federativa es de 1, 485
kilómetros cuadrados (Km2), tan sólo el 0.1% de la superficie del país, sin embargo
ésta en conjunto con el Estado de México (15, 175, 862 habitantes) concentran el
21.4% de la población total del país.

La sobrepoblación en algunas áreas genera una serie de problemas en aspectos


como la producción de alimentos, servicios de educación y salud, falta de empleo,
entre otros, que sin duda repercuten en el desarrollo social de dichas localidades.
Como ejemplo, en Delegaciones como Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Benito
Juárez, Hidalgo, Azcapotzalco, Iztapalapa, entre otras, se ven afectadas por la
reducción de suministro de agua debido a las reparaciones que se hacen en el
Sistema Cutzamala y sin duda por el racionamiento a causa del número de
personas que habitan dichas Delegaciones.

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

Otro hecho contraproducente es el tráfico y el sobrecupo en los transportes


públicos; el metro registra 3 millones de pasajeros tan sólo en la Línea 2 y en 2010
alcanzó los mil 410 millones de pasajeros, casi la población entera de China,

Además la contaminación, ha convertido a la Ciudad de México en una de las más


contaminadas del mundo, según la OMS (Organización Mundial de la Salud)
nuestra capital es la segunda con peor calidad del aire después de Pekín y la
quinta con más aguas contaminadas.

A todo esto añadir, los círculos de pobreza, los asentamientos en antiguos


terrenos de cultivo que generan inundaciones, la delincuencia y fricciones sociales
entre los ciudadanos.

Educación, alimento y salud, lo más difícil de sostener

Aunque las cifras del INEGI (2010) nos señalan que la cobertura educativa y de
salud en el país ha aumentado, el dato duro es rebasado por la realidad.

Según las estadísticas el 54% cuenta con al menos un centro de salud en su


localidad, un dato pequeño si comparamos las exigencias de atención por parte de
la población, además sólo el 48% de la población mexicana tiene filiación al IMSS
o al Seguro popular que a su vez ha generado un atasco de las clínicas públicas
de salud, se tiene registro que en provincias hay 60 consultas al día en un recinto
para sólo veinte al día y con dos o tres doctores, por lo cual la calidad del servicio
es relativamente nula.

En cuanto educación, en el país cuenta en total con más del 90% de edificios
dedicados a impartir la educación básica, además de que la tasa de analfabetismo
se ha reducido a un 6.9%, pero hay un enorme retraso en cuanto a escuelas que
imparten educación media superior y universitaria. En México sólo hay 13 % de
escuelas dedicadas a la impartición de este nivel educativo y menos de la mitad
de los jóvenes tienen acceso a una carrera, un 40% para ser específicos, debido a
la escasez de escuelas universitarias y preparatorias de las cuales son
rechazados por razones de cupo.

Otro fenómeno alarmante es el consumo de alimentos por personas, el abandono


del campo, la destrucción del mismo para construir unidades habitacionales, la
falta de agua y sobre todo la sobrepoblación, ha provocado que la producción de

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

alimentos en México se encuentre en una crisis sin precedentes. La caída de


producción del maíz y el encarecimiento de costos ha orillado a la compra de
productos más baratos, transgénicos y de importación de calidad dudosa.

Las personas, por consecuencia los consumen por su bajo costo que les permite
una mayor ración, sin embargo esto ha generado problemas de salud de grandes
proporciones, como ejemplo, México es ya el país con más personas obesas del
mundo.

sigue…
Aguilar, Ambrosio, García, Mejía

Frenar al “efecto conejo”


provocado por el “Dinosaurio”

México ha bajado su tasa de


crecimiento, pero eso no quiere
decir que el crecimiento sea
alarmante, debido a la población
que acumulo durante las políticas
de población impulsadas por el
PRI en los años 60 y 70.

El “efecto conejo” de
reproducción de aquella época
ha provocado que los intentos
por frenar un crecimiento desmedido de la demografía sean casi inútiles. Aunado a
la cultura de tabúes religiosos de nuestra sociedad, a la distorsionada información
de carácter sexual y las políticas ambiguas de los actuales sexenios que siguen
promoviendo la reproducción con intereses de carácter mucho más empresarial,
ahí tenemos a las seriales casas de interés social promovidas durante el gobierno
Foxista, pero en ningún momento de poder dar servicios de calidad acorde al
número de habitantes del país.

Así pues, es necesario que se atienda este problema como algo de prioridad
nacional, con programas mejor estructurados y que den resultados enérgicos, si
no, condenaremos a nuestro territorio y a las generaciones que vienen a un
mundo devastado, tal cual un lugar habitado por una plaga.

------------------------- o -----------------------