You are on page 1of 9

Los aceites minerales

Los lubricantes convencionales o minerales se refinan del petróleo crudo. La refinación


es un proceso fraccionado o lo que quiere decir que mediante calor aplicado las
fracciones mas pesadas se separan de las mas livianas (estas últimas ascienden por
evaporación hacia las partes mas altas de la torre de fraccionamiento) dando a lugar a
elementos pesados como los lubricantes. mw Como el petróleo crudo es una sustancia
natural contiene millones de diversas clases de moléculas. Sin embargo, no todas esas
moléculas son beneficiosas al proceso de la lubricación. Algunas de las moléculas
encontradas en lubricantes refinados son perjudiciales al sistema lubricado o al
lubricante mismo. Por ejemplo, la parafina, un componente refinado común del
lubricante causa inconvenientes en condiciones frías haciendo que este no fluya
adecuadamente. Algunas moléculas refinadas del lubricante también pueden contener el
sulfuro, el nitrógeno y el oxígeno, que actúan como contaminantes e invitan la
formación del lodo y de otros subproductos. Es por esto que la vida útil de un aceite
mineral es mucho más reducida.

Beneficios del uso de aceites minerales:


• Menor costo;
• Mayor stock en el comercio.

Desventajas del aceite mineral:


• Deterioro acelerado por oxidación (Contenido natural de oxigeno);
• Descomposición molecular por altas temperaturas;
• En general químicamente son inestables.

Estos lubricantes son de baja vida útil en estado natural y deben emplearse aditivos para
extenderla.

Generalmente los lubricantes minerales se pueden encontrar actualmente bajo


clasificación SJ y anteriores.

Aceites semi-sintéticos

Los Semi-Sintéticos se obtienen de una mezcla de aceites sintéticos y minerales. Las


propiedades de los aceites Semi-Sintéticos son también muy superiores a los de los
minerales, ya que retienen las propiedades y características de los aceites sintéticos.

Los aceites semi-sintéticos se obtienen a partir de una mezcla de aceites minerales y


aceites de síntesis (generalmente compuestos entre un 70 y un 80% de aceite mineral
llamado base y entre el 20 y el 30% de aceite de síntesis).

Los aceites de síntesis o sintéticos

Los Aceites Sintéticos no tienen su origen directo del crudo o petróleo, sino que son
creados de Sub-productos petrolíferos combinados en procesos de laboratorio. Al ser
más largo y complejo su elaboración, resultan más caros que los aceites minerales.

A diferencia de los aceites minerales los aceites sintéticos no contienen impurezas que
causen fatiga química del lubricante, reacciones químicas producto de la temperatura o
de sub productos de la combustión.

Al ser más largo y complejo su elaboración, resultan más caros que los aceites
minerales pero ofrecen resultados mejores.

Beneficios:

• Índice de viscosidad más elevada: Significa que se puede contar con una viscosidad
más uniforme entre extremos de temperatura de trabajo (Frío y caliente).

• Mejor resistencia a alta temperatura: Muchas reacciones químicas indeseables son


causadas por las altas temperaturas. Las reacciones químicas dentro del motor por lo
general son irreversibles (No es posible invertirlas) y el lubricante está expuesto a ser
dañado por transformaciones de sus propios componentes. El lubricante sintético es más
estable a estos cambios causados por las altas temperaturas.

• Mejor resistencia a la oxidación: No se combina esta vez con el oxigeno para formar
moléculas oxidadas del lubricante.

• Algunos no son inflamables a altas temperaturas: Los bajos vapores producidos por las
altas temperaturas tienen un alto punto de ignición que no permite una fácil combustión.

• Buena demulsibilidad: No se contamina tan fácilmente con el agua (Color lechoso


conocido en los aceites minerales al emulsionarse con el agua) manteniéndose sus
propiedades lubricantes y viscosidad.

• Baja tendencia a la formación de espuma.

• Elevada conductividad térmica: Facilidad de captar el calor de las zonas de alta


temperatura (buen refrigerante) y entregarlo en las zonas mas frías.

• Alta adhesividad a las superficies metálicas: Esta es una propiedad del lubricante de
adherirse a las paredes y aunque sea barrido permanece siempre una película lubricante
lista para condiciones de arranque en frío.

• Bajos residuos: Principalmente las pequeñas porciones que irremediablemente se


combustionan dentro del cilindro y que afectan la vida del catalizador.

Estas ventajas hacen a los lubricantes sintéticos capaces de resistir mejor las
adversidades destructivas a la que se enfrentan los aceites minerales y es por esto que
aseguran una mayor vida útil.

En la mayoría de los lubricantes sintéticos la clasificación mas adecuada es API SL


debido a sus propiedades.

Los aceites lubricantes se distinguen entre si según sus propiedades o según su


comportamiento en las máquinas. Debemos de conocer las propiedades de los aceites
lubricantes, para poder determinar cual utilizaremos según la misión que deba
desempeñar. Un buen aceite lubricante, a lo largo del tiempo de su utilización, no debe
formar excesivos depósitos de carbón ni tener tendencia a la formación de lodos ni
ácidos; tampoco debe congelarse a bajas temperaturas.

Las propiedades más importantes que deben tener los aceites lubricantes son:

COLOR y FLUORESCENCIA: Cuando observamos un aceite lubricante a través de un


recipiente transparente el color nos puede dar idea del grado de pureza o de refino y la
fluorescencia del origen del crudo.

DENSIDAD: La densidad de un aceite lubricante se mide por comparación entre los


pesos de un volumen determinado de ese aceite y el peso de igual volumen de agua
destilada, cuya densidad se acordó que sería igual a 1, a igual temperatura. Para los
aceites lubricantes normalmente se indica la densidad a 15ºC.

VISCOSIDAD: La viscosidad es una de las propiedades más importantes de un


lubricante. De hecho, buena parte de los sistemas de clasificación de los aceites están
basados en esta propiedad.

La viscosidad se define como la resistencia de un líquido a fluir. Esta resistencia es


provocada por las fuerzas de atracción entre las moléculas del líquido. El esfuerzo
necesario para hacer fluir el líquido (esfuerzo de desplazamiento) estará en función de
esta resistencia. Los fluidos con alta viscosidad ofrecen cierta resistencia a fluir,
mientras que los poco viscosos lo hacen con facilidad.

La viscosidad se ve afectada por las condiciones ambientales, especialmente por la


temperatura y la presión, y por la presencia de aditivos modificadores de la misma, que
varían la composición y estructura del aceite.

La fricción entre moléculas genera calor; la cantidad de calor generado está en función
de la viscosidad. Esto también afecta a la capacidad sellante del aceite y a su consumo.

La viscosidad también tiene que ver con la facilidad para ponerse en marcha de las
máquinas, particularmente cuando operan en temperaturas bajas. El funcionamiento
óptimo de una máquina depende en buena medida del uso del aceite con la viscosidad
adecuada para la temperatura ambiente.

Además es uno de los factures que afecta a la formación de la capa de lubricación.

ÍNDICE DE VISCOSIDAD: Se entiende como índice de viscosidad, el valor que indica


la variación de viscosidad del aceite con la temperatura. Siempre que se calienta un
aceite, éste se vuelve más fluido, su viscosidad disminuye; por el contrario, cuando el
aceite se somete a temperaturas cada vez más bajas, éste se vuelve más espeso o sea su
viscosidad aumenta.

UNTUOSIDAD: La untuosidad es la propiedad que representa mayor o menor


adherencia de los aceites a las superficies metálicas a lubricar y se manifiesta cuando el
espesor de la película de aceite se reduce al mínimo, sin llegar a la lubricación límite.

PUNTO DE INFLAMACIÓN: El punto de inflamación de un aceite lo determina la


temperatura mínima a la cual los vapores desprendidos se inflaman en presencia de una
llama.
PUNTO DE COMBUSTIÓN: Si prolongamos el ensayo de calentamiento del punto de
inflamación, notaremos que el aceite se incendia de un modo más o menos permanente,
ardiendo durante unos segundos, entonces es cuando se ha conseguido el punto de
combustión.

PUNTO DE CONGELACIÓN: Es la temperatura a partir de la cual el aceite pierde sus


características de fluido para comportarse como una sustancia sólida.

ACIDEZ: Los diferentes productos terminados, obtenidos del petróleo bruto pueden
presentar una reacción ácida o alcalina. En un aceite lubricante, una reacción ácida
excesiva puede ser motivo de un refinado en malas condiciones. A esta acidez se le
llama acidez mineral.

ÍNDICE DE BASICIDAD T.B.N: Es la propiedad que tiene el aceite de neutralizar los


ácidos formados por la combustión en los motores. El T.B.N. (total base number) indica
la capacidad básica que tiene el aceite. Si analizamos un aceite usado el T.B.N residual
nos puede indicar el tiempo (en horas) que podemos prolongar los cambios de aceite en
ese motor.

DEMULSIBILIDAD: Es la mayor o menor facilidad con que el aceite se separa del


agua, esto es, lo contrario de emulsibilidad.

BOMBEABILIDAD: Es la capacidad de un lubricante para fluir de manera satisfactoria


impulsado por una bomba, en condiciones de baja temperatura. Esta propiedad esta
relacionada directamente con la viscosidad.

CONSISTENCIA: Se llama así a la resistencia a la deformación que presenta una


sustancia semisólida, como por ejemplo una grasa. Este parámetro se usa a veces como
medida de la viscosidad de las grasas. Al grado de consistencia de una grasa se le llama
penetración y se mide en décimas de milímetro.

ACEITOSIDAD O LUBRICIDAD: Se conoce con estos nombres a la capacidad de un


lubricante de formar una película de un cierto espesor sobre una superficie.

Esta propiedad está relacionada con la viscosidad; a mayor viscosidad, mayor


lubricidad. En la actualidad suelen usarse aditivos para aumentar la lubricidad sin
necesidad de aumentar la viscosidad.

FORMACIÓN DE ESPUMA: La espuma es una aglomeración de burbujas de aire u


otro gas, separados por una fina capa de líquido que persiste en la superficie. Suele
formarse por agitación violenta del líquido.

La tendencia a la formación de espuma y la persistencia de esta se determina insuflando


aire seco en aceite. El volumen de espuma obtenido durante el ensayo determina la
tendencia a la formación de espuma del aceite. Al cabo de un tiempo de reposo se
vuelve a medir el volumen, y así se determina la estabilidad de la espuma. La espuma
provoca problemas en los sistemas hidráulicos y de lubricacíon:
• Comportamiento errático de mandos hidráulicos;
• Cavitación en bombas;
• Derrames en depósitos
• Oxidación prematura del aceite;
• Corrosión interna de elementos del sistema;
• Fallos en cojinetes (por insuficiente lubricación);
• Disminución de la capacidad refrigerante del aceite;
• Disminución de la capacidad de disolución del aceite;
• Flotación de pequeñas partículas de lodo presentes en el aceite.

La estabilidad de la espuma se ve favorecida por el aumento de la viscosidad del aceite,


la presencia de compuestos polares en el mismo. Por el contrario, la temperatura
elevada del aceite y la presencia de aditivos antiespumantes en el aceite reducen la
tendencia a la formación de espuma.

Y para seguir y terminar con mediocridad , acá la razón de ser de los lubricantes:

• Refrigeración
• Limpieza y protección
• Estanqueidad
• Protección del aceite contra la oxidación
• Acción dispersante

Refrigeración

El aceite actúa como refrigerante en el motor, de forma complementaria a otros sistemas


de enfriamiento (agua, radiador, bomba de agua y circuito de enfriamiento, sin olvidar
el enfriamiento asegurado por el flujo continuado de aire que recorre las paredes del
motor y el cárter de aceite). El calor generado en los pistones durante la combustión es
transferido a las camisas del cilindro por medio de una capa lubricante que se encuentra
en ella. El aceite que está en la zona del pistón es raspado y arrastra este calor al
deposito de aceite o carter donde disminuye un tanto su temperatura gracias a la
corriente de aire que pasa por el exterior. Por ello, el aceite necesita resistir a
temperaturas extremas. Es importante, por lo tanto, que el aceite tenga la viscosidad
adecuada.

Limpieza y protección

Los desechos de combustión (carbonilla), los eventuales residuos de aceite oxidado o


quemado pueden conllevar a la formación de depósitos o capas. El aceite debe limpiar
el motor y arrastrar las impurezas al filtro donde estas quedarán paralizadas. En otras
palabras, los aditivos anti- herrumbre y anticorrosivos deben proteger las superficies
metálicas contra la acción de los ácidos formados en los procesos de combustión. Si
notamos que un aceite que haya sido recién cambiado este se ha ennegrecido con
facilidad es por que su acción detergente está funcionando eficientemente .Los aceites
que después de varias horas de funcionamiento no cambian de color o lo hacen
levemente no están cumpliendo con esta labor atentando seriamente con los elementos
mas expuestos a los subproductos de la combustión como anillos, pistones o metales de
biela.
Estanqueidad

Es importante, ya que el aceite garantiza esta función. Su misión es cerrar ciertas partes
del motor. Es fundamental que el pistón y la camisa del cilindro estén lo más estancas
posible. Aunque los segmentos del pistón, en este caso, son los principales agentes de
estanqueidad, estos no serán suficientes si el propio pistón y sus segmentos no son
lubrificados convenientemente. El aceite lubricante sella las tolerancias inevitables entre
las piezas móviles y esta propiedad depende principalmente de la viscosidad y la
untuosidad.

Protección del aceite contra la oxidación

Un buen aceite debe en principio proteger todas las piezas del motor. Su función es
evitar que este sufra corrosiones y que sea invadido por las impurezas, etc. Uno de los
factores potenciales de trastornos del motor son las altas temperaturas que en él se
producen lo que si un aceite no está protegido este se deteriora por oxidación perdiendo
el resto de las cualidades para lo cual está concebido. Cuando la temperatura sube, las
moléculas de aceite se mezclan con el aire y se oxidan como todas las demás materias.
Cuanto más alta es la temperatura más rápido se produce la oxidación.

Acción dispersante

El aceite no solamente debe mantener limpio el interior del motor sino que también
debe encargarse de que los elementos contaminantes sean inofensivos para él,
impidiendo así, la aglomeración de partículas.

La misión del aceite, ayudado actualmente por algunos aditivos, es mantener en


suspensión las impurezas, que por la acción detergente logra desprender de las
superficies y evitar en todo momento que estas se depositen en otro sector del motor (a
excepción del filtro).

Saludos y espero les sea de utilidad.

Los Aditivos. Parte I.

Los aditivos están presentes en un promedio del 15% al 25% en el aceite, su función es:
Reforzar o mejorar algunas propiedades del aceite motor.

Aditivos que mejoran el índice de viscosidad

Función:

Permitir al aceite:

• Que se mantenga lo suficientemente fluido en frío (facilitar el arranque bajando el


punto de congelación entre 15 y -45º C).
• Que tenga viscosidad en caliente (evitar el contacto con las piezas en movimiento).
Estos aditivos de acuerdo lo visto en las temas anteriores genera en los lubricantes
monogrados la posibilidad de ampliarlos a multigrados.

Aditivos anti-desgaste

Función:

• Reforzar la acción anti-desgaste que ejerce un lubricante con relación a los elementos
que lubrica.

Modo de acción:

Estos aditivos actúan formando una capa protectora, actuando directamente o por medio
de sus productos de reacción con las superficies metálicas.

Aditivos antioxidantes

Función:

• Suprimir o por lo menos disminuir los fenómenos de oxidación del lubricante.


Contribuir al espaciamiento del cambio de aceite para un mejor desempeño a altas
temperaturas.

Aditivos detergentes

Función:

• Evitar la formación de depósitos o barnices sobre las partes más calientes del motor,
como las ranuras del pistón.

Modo de acción:

Ejercen la acción de detergente, principalmente en el interior de los motores donde


impiden que los residuos carbonosos de la combustión, o componentes oxidados,
formen depósitos o capas sobre las superficies metálicas.

Aditivos de basicidad

• Función:

Neutralizar los residuos ácidos de la combustión de los carburantes, principalmente en


el motor diesel (principalmente por la combinación de azufre mas agua originada en la
combustión se genera con estos ingredientes acido sulfúrico).

Modo de acción:
El aditivo presente en el lubricante neutraliza los residuos ácidos a medida que estos se
van formando. El poder de estos aditivos generalmente es aportado por aditivos
detergentes específicos.

Aditivos dispersantes

• Función:

Mantener en suspensión todas las impurezas sólidas formadas durante el


funcionamiento del motor: materiales que no han entrado en combustión, barnices,
cenizas, carbonilla y depósitos en general removidos por los aditivos detergentes. Modo
de acción:

Compuestos que impide que los residuos sólidos se aglomeren y limitan el riesgo de
depósitos en las partes frías del motor (cárter).

Los Aditivos. Parte II.

Aditivos anticorrosivos

Función:

Impedir el ataque a los metales ferrosos, debido a la acción conjugada del agua, del
oxigeno del aire y de ciertos óxidos y ácidos formados durante la combustión.

Modo de acción:

Formación de una capa protectora en la superficie del metal que impermeabiliza de los
daños de la corrosión.

Aditivos anticongelantes

Función:

Permitir al lubricante mantener una buena fluidez a baja temperatura (de - 15ºC a -
45ºC).

Modo de acción:

Actúan sobre las velocidades y los procesos de cristalización de las parafinas en los
aceites minerales.

Aditivos anti-espuma

Causa:
La aparición de espuma en el aceite puede deberse a:

• La presencia de otros aditivos. Los aditivos detergentes actúan en el aceite como el


jabón en el agua, limpian el motor pero tienden a formar espuma.

• Al diseño del circuito de engrasado que provoca turbulencias en el momento de la


salida del lubricante, facilitando, de esta manera, la mezcla de aire- aceite y la
formación de burbujas.

• Disminución de la viscosidad por disolución de combustible o tan simple como la


presencia de agua.

Las burbujas pueden ser nefastas principalmente porque permiten el contacto entre
metal y metal al estallar, dificultan la refrigeración y disminuye la presión de bombeo.

Función:

Estos aditivos tienen por objetivo limitar la dispersión de un gran volumen de aire en el
aceite.

Aditivos de extrema presión

Objetivo:

Reducir el rozamiento y en consecuencia, economizar energía. Proteger las superficies


de las fuertes cargas.

Proporcionan al aceite mayor resistencia a la película lubricante al corte por presión


entre piezas en contacto y al mismo tiempo otorga un contacto entre piezas mas
amortiguado disminuyendo los ruidos y previniendo el contacto entre ellas. Modo de
acción:

Aportan al lubricante propiedades de deslizamiento específicas, principalmente a los


órganos dotados de engranajes o de forros de fricción que trabajan bañados en el aceite
(puentes auto-blocantes, cajas de cambios, manuales o automáticas, frenos sumergidos,
etc.).