You are on page 1of 15

Estabilidad de Taludes

INTRODUCCIÓN
“Un talud es toda superficie inclinada respecto a la horizontal que haya de adoptar una
estructura de tierra, bien sea en forma natural o como resultado de una obra de
ingeniería”.
Los taludes pueden ser naturales cuando se producen sin la intervención de la mano del
hombre (laderas) y artificiales cuando son hechos por éste (cortes y terraplenes).

TIPOS DE FALLA
Los tipos de fallas más frecuentes en los taludes son los siguientes:
1.- Falla por deslizamiento superficial:
Este tipo de falla se produce por la acción de las fuerzas naturales que tienden a hacer
que las partículas y porciones del suelo próximas a su frontera deslicen hacia abajo. Este
fenómeno es más intenso cerca de la superficie inclinada del talud debido a la ausencia de
presión normal confinante.
Otras causas que pueden producir éste tipo de falla son: aumento de las cargas actuantes
en la cresta del talud, disminución de la resistencia del suelo al esfuerzo cortante o en el
caso de laderas naturales, razones de conformación geológica que escapan de un análisis
local detallado.
Este fenómeno se pone de manifiesto por una serie de efectos notables, tales como la
inclinación de los árboles debido al arrastre de las capas superiores del terreno, la
inclinación de postes, movimientos relativos y ruptura de muros, acumulación de suelos en
las depresiones y falta de los mismos en las zonas altas, etc.
Se pueden mencionar dos tipos de deslizamientos: el estacional, que afecta sólo la corteza
terrestre, el cual soporta los cambios climáticos en forma de expansiones y contracciones,
y el masivo que afecta a las capas más profundas y que es atribuido al efecto
gravitacional.
2.- Deslizamiento en laderas naturales sobre superficies de falla preexistentes.
Se trata de un mecanismo de falla que envuelve una cantidad importante de material, por
lo que ya no se trata de un deslizamiento superficial sino de uno más profundo, pudiendo
llegar a producir una verdadera superficie de falla.
Este es un tipo de movimiento lento por lo que puede llegar a ser inadvertido.
La mayor parte de este tipo de movimientos están asociados a ciertas estratigrafías que
son favorables a ellos (laderas formadas por depósito de material sobre otras
estratificaciones firmes), al mismo tiempo que a flujos estacionales de agua en el interior
de la ladera, produciendo superficies de falla prácticamente planas.
3.- Falla por movimiento del cuerpo del talud (deslizamiento de tierra).
Este es un tipo de movimiento que se caracteriza por su brusquedad, el cual afecta a
masas considerables de suelo, generando una superficie de falla profunda.
Se considera que la superficie de falla se forma cuando actúan esfuerzos cortantes
superiores a la resistencia del material.
En el interior de la masa de suelo existe un estado de esfuerzos que vence, en forma más
o menos rápida, la resistencia al esfuerzo cortante del suelo produciéndose la falla del
mismo con la formación del deslizamiento a lo largo del cual se produce la falla. Este tipo
de movimientos es típico de los cortes y de los terraplenes.
Existen dos tipos de falla:
1- rotacional
2- traslacional
En la falla rotacional se define una superficie de falla curva (generalmente asumida
circular) a lo largo de la cual ocurre el movimiento del talud.
Cuando la superficie de falla pasa el pie del talud se origina la llamada falla de base. En el
caso que pase justo por el pie del talud seria la falla al pie del talud y cuando la falla ocurre
en el cuerpo del talud se produce la falla local.
La falla traslacional ocurre a lo largo de planos débiles que suelen ser horizontales o muy
poco inclinados respecto a la horizontal.
La superficie de falla se desarrolla en forma paralela a los estratos débiles, los cuales son,
generalmente, arcillas blandas, arenas finas o limos no plásticos sueltos.
Frecuentemente, la debilidad del estrato está ligada a elevadas presiones de poros por el
agua contenida en las arcillas o a fenómenos de elevación de la presión del agua en los
estratos de arena (acuíferos). Las fallas también están muy ligadas a las temporadas de
lluvia por la recarga de agua de los suelos, ya que la absorben más rápidamente de lo que
se escurre por lo que aumentan de peso.
4.- Flujos
Este tipo de falla consiste en movimientos más o menos rápidos de zonas localizadas de
una ladera natural donde los desplazamientos asemejan el fluir de un liquido viscoso no
existiendo una superficie de falla definida.
Este tipo de falla puede ocurrir en cualquier formación no consolidada, presentándose en
fragmentos de roca, depósitos de material, suelos granulares finos, arcillas, etc.
Los flujos se dividen en dos grupos:
a)Flujo en materiales relativamente secos:
En este grupo quedan comprendidos los flujos de fragmentos de roca, asociados a
fenómenos de presión del aire atrapado entre los fragmentos, semejante a los
mecanismos de presión de poros del agua.
Se ha dado el caso, que debido a temblores se ha producido una destrucción de la
estructura del material produciendo una verdadera licuación, pero con el aire jugando el
papel que generalmente desempeña el agua.
b) Flujos en materiales húmedos:
Son flujos que requieren una proporción apreciable de agua contenida en el suelo,
normalmente llamado flujo de tierra. Si el contenido de agua en el material es muy elevado
se denomina flujo de lodo.
Los flujos de tierra se desarrollan típicamente en el pie de los deslizamientos de tipo
rotacional en el cuerpo del talud. En otras ocasiones ocurren con cierta independencia de
cualquier otro deslizamiento anterior.
En los flujos de lodo, el deslizamiento ocurre en materiales finos con elevado contenido de
agua. La falla produce una perturbación completa de la estructura deslizándose y
arrastrando todo a su paso.
Este tipo de falla sucedió en Vargas a finales de 1999, que después de un lapso de lluvia
prolongado por días la tierra cedió en forma de lodo llevando todo a su paso.
5.- Fallas por erosión
Estas son fallas superficiales provocadas por la acción del viento y del agua sobre el talud,
siendo más evidente en aquellos que tienen una pendiente más pronunciada.
La falla se manifiesta en irregularidades, socavaciones y canalizaciones en el plano del
talud.
Este tipo de falla se puede apreciar en el Paseo La Marina, frente al club Mamo en Catia la
Mar y en el faldón aguas abajo de la presa de tierra La Becerra.
6.- Falla por licuación
Estas fallas ocurren en arcillas extrasensitivas y arenas poco compactas, las cuales, al ser
perturbadas, pasan rápidamente de una condición más o menos estable o una suspensión,
con la pérdida casi-total de la resistencia al esfuerzo cortante.
Las dos causas que puede atribuirse esa perdida de resistencia son: incremento de los
esfuerzos cortantes actuantes y desarrollo de la presión de poros correspondiente, y por el
desarrollo de presiones elevadas en el agua intersticial, quizás como consecuencia de un
sismo, una explosión, etc.
En Venezuela existen arenas con estas características al sur del Lago de Valencia, en
Guigue.
7.- Fallo por falta de capacidad de cargo en el terreno de cimentación
Este tipo de fallo se produce cuando el terreno tiene una capacidad de carga inferior o los
cargas impuestas.
Este tipo de folios sucede a menudo en el área metropolitana, debido a que se construye
sobre rellenos no compactados o con un bajo nivel de compactación. En el coso de Las
fundaciones, se colocan fundaciones superficiales en un terreno de baja capacidad de
soporte o pilotes cuya profundidad no alcanzó el terreno firme. También ocurre el caso de
construcciones muy pesadas paro el terreno en el que están situadas. Como éstos existen
infinidad de cases adicionales, los cuales ocuparían una publicación completa.

CAUSAS DE LA INESTABILIDAD
Existen una serie de factores de los cuales depende la estabilidad de los taludes, tales
son:
a) Factores geomorfológicos:
a-1) Topografía de los alrededores y geometría del talud.
a-2) Distribución de las discontinuidades y estratificaciones.
b) Factores internos:
b-l) Propiedades mecánicas de los suelos constituyentes.
b-2) Estados de esfuerzos actuantes.
c) Factores climáticos y en especial el agua superficial y subterránea.
En general, las causas de los deslizamientos pueden ser externas o internas. Los
externas, producen aumento de los esfuerzos cortantes actuantes sin modificar la
resistencia al esfuerzo cortante del material. E1 aumento de la altura del talud o el hacerlo
más escarpado, son causas de este tipo, como también lo son la colocación de cualquier
tipo de sobrecarga en la cresta del talud o la ocurrencia de sismos. Las internas, son los
que ocurren sin cambio de las condiciones exteriores del talud. Estos disminuyen la
resistencia al esfuerzo cortante del suelo constitutivo, el aumento de presión de poros o la
disipación de la cohesión son causes de este tipo.
1.- Causas que producen el aumento de esfuerzos
a- Cargas externas, tales como construcciones y agua.
b- Aumento del peso de la tierra por aumento del contenido de humedad. c- Remoción por
socavación de una parte de la masa de suelo.
d- Socavaciones producidas por perforaciones de túneles, derrumbes de cavernas o
erosión por filtración.
e- Choques producidos por terremotos o voladuras.
f- Grietas de tracción.
g-Presión de agua en las grietas.
2.- Causas que producen disminución de la resistencia
a- Expansión de Las arcillas por absorción de agua.
b- Presión de agua intersticial.
c- Destrucción de la estructura por vibraciones o actividad sísmica.
d- Fisuras capilares producidas por las alternativas de expansión y re-
tracción o por tracción.
e- Deformación y falla progresiva en suelos sensibles
f- Deshielo de suelos helados o de lentes de hielo.
g- Deterioro del material cementante.
h- Pérdida de la tensión capilar por secamiento.
MÉTODOS CORRECTIVOS PARA FALLAS EN LADERAS Y TALUDES
Lo que persiguen los métodos correctivos es lo siguiente:
1- Evitar la zona de falla
-Cambios en el alineamiento de la vía, sea el horizontal o el vertical:
- Remoción total del material inestable
- Construcción de estructuras que se apoyen en zonas estables (puentes o viaductos)
2- Reducir Las fuerzas motoras:
- Remoción de material en la parte apropiada de la falla.
-Subdrenaje para disminuir el efecto de empujes hidrostáticos y el peso de las masas de
tierra.
3- Aumentar las fuerzas resistentes:
- Subdrenajes, para aumentar la resistencia al esfuerzo cortante del suelo.
- Construcción de estructuras de retención
- Uso de tratamientos electroquímicos para elevar la resistencia del suelo al deslizamiento
donde existe un alto contenido de arcilla.
1.- Descargar la cresta
Este método consiste en la remoción de parte del material localizado en la cresta del talud,
produciéndose una disminución de las fuerzas deslizantes.
La remoción de material en la cabeza de la falla o en todo el cuerpo de la mismo, hasta
llegar a la remoción total, es un método que sólo se puede aplicar en fallas ya
manifestadas. La remoción de la cabeza busca reducir las fuerzas motoras y balancear la
falla, las remociones totales eliminan el problema de raíz.
Son métodos mejores para prevenir que para corregir y se pueden usar prácticamente en
toda clase de deslizamientos, pero no son eficientes en los casos de tipo rotacional.
Su principal desventaja estriba en que el material que se excava se desperdicia, además,
que al remover material y disminuir los fuerzas motoras también se pueden causar
disminuciones en las fuerzas resistentes.
2.- Empleo de bermas laterales o frontales
Una berma es una masa, generalmente, del mismo material del talud, que es colocada en
el lado exterior del mismo a fin de aumentar su estabilidad.
E1 efecto de ésta es producir un aumento de las fuerzas resistentes debido al incremento
en la longitud del arco de fal1a y una disminución de las fuerzas deslizantes por la acción
del peso de la berma.
3.- Empleo de materiales ligeros
Consiste en colocar como material de terraplén suelos de peso específico bajo, que den,
por lo tanto, fuerzas deslizantes pequeñas.
Esta solución es aplicable únicamente en terraplenes y sobre suelos puramente cohesivos,
tales como arcillas blandas o turbas.
Lo que se busca es la reducción de las fuerzas motoras, empleando en el cuerpo del
terraplén materiales de bajo peso volumétrico (entre 0.8 y 1.2 Ton/m3) tales como el
tezontle que es una espuma basáltica volcánica, etc.
4.- Compactación de suelos compresibles
En el caso de un talud, el método consiste en la remoción del material y su posterior
colocación en capas compactadas, no procediendo a colocar la capa siguiente sin haberse
logrado un alto grado de compactación de la anterior.
En el caso de terraplenes, el método consiste en construir la estructura en partes, para lo
cual se colocan capas del material compactado, no procediendo a colocar la capa
siguiente sin haberse logrado una buena compactación.
5.- Empleo de materiales estabilizantes
El fin que persigue este método es mejorar la resistencia del suelo mediante la aplicación
de sustancias cementantes, tales como cementos, asfaltos y sales químicas, pero en la
práctica estos procedimientos resultan caros, por lo que su uso es limitado.
En general se trata de añadir cementación artificial a los granos del suelo. Los procesos de
inyección química utilizan mezclas químicas en que predomina el silicato de sodio, a partir
del cual puede formarse un gas silícico para rellenar grietas, intersticios y vacíos en el
suelo.
Otro método de endurecimiento de suelos consiste en inyectar lechada de cemento a
superficies de fallas previamente formadas y relativamente superficiales, en materiales
duros y fisurados. El efecto de relativamente superficiales, en materiales duros y fisurados.
El efecto de la inyección es desplazar el agua de las fisuras y rellenarla con mortero de
cemento.
También se han utilizado como materiales para inyectar, emulsiones asfálticas con las que
se logra mayor penetración que con la lechada de cemento, por su menor viscosidad. E1
uso de inyecciones asfálticas está limitado por la posibilidad de flujo interno del agua, pues
éste puede remover fácilmente la película asfáltica.
6.- Empleo de muros de retención
Consiste en la colocación de un muro de contención, con el fin de confinar la masa de
suelo inestable. Para ello se debe verificar que la cimentación del muro queda por debajo
del plano de falla, de modo que éste lo intercepte.
Este debe ser dotado de un drenaje adecuado con el fin de canalizar las aguas hacia las
salidas que se proyecten a través del muro.
Las estructuras de retención se construyen, por lo general, al pie de los taludes de
terraplenes que no podrían ligarse generalmente con el terreno de cimentación, sobre todo
en laderas inclinadas. También se construyen al pie de cortes para dar visibilidad o para
disminuir la altura de cortes en materiales cuya resistencia sea predominante o puramente
cohesiva.
Las estructuras de retención tienen la ventaja de exigir poco espacio para su erección.
Hay que evitar los muros altos y largos pares son muy costosos, además que requieren de
un conjunto de obras auxiliares tales como subdrenaje, desagües, etc., que elevan
considerablemente el costo total .
Existen varios tipos de muros, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:
· Pantallas Atirantadas
· Muros de Tierra Armada
· Muros con Geotextiles
· Geomuros
· Muros – Bloques
· Muros ecológicos
· Muros de Gaviones
· Muros de concreto armado (cantiliver)
· Muros de gravedad
· Pantallas discontínuas
· Entre otros.

GEOSINTÉTICOS
En el pasado se utilizaban diversos materiales para separación y refuerzo del suelo,
incluyendo céspedes, chorros de agua, broncos de madera, tablas, malla metálica,
algodón y yute. Empero, debido a que se deterioraban en un tiempo relativamente corto,
necesitaban mantenimiento con frecuencia o tenían un alto costo, era deseable el uso de
materiales más eficientes, más durables. Como opción, ahora se utilizan telas sintéticas,
cuadriculas, redes y otras estructuras.
A comienzos del siglo pasado, en 1926 se ve el inicio de un proceso más sistemático de
utilización de elementos para el mejoramiento de las condiciones del terreno. En Carolina
del Sur, fue donde se utilizó por vez primera para la ejecución de una carretera una capa
gruesa de algodón cubierta por asfalto caliente con una capa delgada de arena sobre una
base de tierra. Este experimento no se dio a conocer sino diez años después;
demostrando su efectividad al observar que después de echo ensayos de campo se había
disminuido considerablemente el agrietamiento y las fallas en la carretera.
A pesar de este aparente éxito, existió un factor que no pudo ser controlado, la
descomposición de la tela. Es así como se da inicio al los GEOSINTÉTICOS, " GEO " por
su aplicación directa a suelos y rocas y " SINTÉTICOS ", por ser fabricado exclusivamente
de productos no naturales.
Los grupos más influenciados en la utilización de los geosintéticos son los ingenieros y
geotécnicos. Aunque son innumerables Las rezones que determinan la preferencia por la
utilización de estos materiales; podríamos citar su rápida instalación, el que reemplazan
diseños difíciles y además, que representan ventajas económicas importantes.
Éstos son tejidos hechos de plásticos, principalmente polímeros, pero a veces hule, fibras
de vidrio u otros materiales, que se incorporan en suelos para mejorar ciertas
características geotécnicas. Las funciones que desempeñan los materiales geosintéticos
se pueden agrupar en cinco categorías principales: separación de materiales, refuerzo de
suelos, filtración, drenaje dentro de masas de suelos y barrera para movimiento de
humedad. Hay varios tipos de materiales geosintéticos.

CLASIFICACIÓN DE LOS GEOSINTÉTICOS


Los geosintéticos los podemos clasificar en la actualidad en cuatro grupos:
1.- Geomalla
2.- Geocompuestos
3.- Geomembranas
4.-Geotextiles
1.- Geomallas
Las geomallas forman el grupo más pequeño de los geosintéticos, pero en la actualidad
tienen un crecimiento bastante acelerado. Son plásticos que forman una configuración
bastante abierta. Frecuentemente las geomallas son estrechadas en una o en dos
direcciones para mejorar sus propiedades físicas.
Según su función se pueden clasificar en:
- Separación
- Refuerzo
Las geomallas tienen gran variedad de usos como pueden ser:
- Para refuerzo de base de carretera.
- Muros de tierra reforzada.
- Protección para tuberías enterradas.
- Cercas de seguridad.
- Muros de gaviones.
2.- Geocompuestos
Los geocompuestos son una combinación de otros tipos de materiales geosintéticos,
formulados para cumplir funciones específicas.
El diseño de filtros de materiales geosintéticos, o refuerzo de tierra, o un recubrimiento de
membrana impermeable para relleno sanitaria requiere de una idea clara de las
características geotécnicas a alcanzarse con la aplicación de materiales geosintéticos, y
de un pleno conocimiento de las propiedades de los materiales geosintéticos así como de
los materiales disponibles en la actualidad y de sus propiedades.
3.- Geomembranas
Las geomembranas son tejidos poliméricos realmente impermeables, que por lo general se
fabrican en hojas flexibles y continuas. Se usan básicamente como barreras para líquidos
o vapores. Pueden servir como recubrimientos para rellenos sanitarios y cubiertas para
almacenes. Algunas geomembranas se fabrican al impregnar geotextiles con asfalto o
elastoméricos.
4.- Geotextiles
Los geotextiles son tejidos flexibles, porosos, hechos de fibras sintéticas en máquinas
tejedoras estándar o por deslustramiento o labor de punto (telas no tejidas). Ofrecen las
ventajas para fines geotécnicos de resistencia a la biodegradación y porosidad,
permitiendo flujo por el tejido y dentro del mismo.
Las seis funciones más importantes de los geotextiles son:
- Separación.
- Refuerzo.
- Filtración.
- Drenaje.
- Control de erosión.
- Estabilización.
Sin embargo se definen hasta 16 funciones diferentes.
MÉTODO DE DISEÑO PARA MATERIALES GEOSINTÉTICOS
Los métodos de diseño que se emplean con más frecuencia para materiales geosintéticos
en aplicaciones geotécnicas son el empírico (diseño por experiencia), especificación y
métodos racionales (diseño por función).
El proceso de diseño empírico utiliza un proceso de selección basado en la experiencia del
ingeniero geotécnico, o de otros, tales como diseñadores de proyectos reportados en
literatura de ingeniería fabricantes de materiales geosintéticos y asociaciones
profesionales.
El diseño por especificación se utiliza con frecuencia para aplicaciones de rutina. Las
especificaciones estándar para aplicaciones específicas se pueden obtener de fabricantes
de materiales geosintéticos, o pueden ser desarrolladas por una organización de ingeniería
o departamento gubernamental para su propio uso, o por una asociación o grupo de
asociaciones.
Cuando se utilice el método de diseño racional los diseñadores evalúan la operación
métodos de construcción requeridos y durabilidad bajo condiciones de servicio de
materiales geosintéticos que sean apropiados para la aplicación planeada. Este método se
puede emplear para todas las condiciones de sitios para acrecentar los métodos
precedentes. Este método requiere lo siguiente:
Una decisión con relación a la función básica de un material geosintético en la aplicación
considerada
Estimaciones o cálculos para establecer las propiedades requeridas (valores de diseño)
del material para la función básica
Determinación de las propiedades permisibles del material, tales como resistencia mínima
a la tracción o al desgarramiento o permitividad, mediante pruebas u otros medios
confiables
Cálculo del factor de seguridad como la relación entre valores permisibles y de diseño
Determinación de este resultado para verificar que es suficientemente alto para las
condiciones del sitio.

ESPECIFICACIONES PARA MATERIALES GEOSINTÉTICOS


Una comisión conjunta de la American Association of State Highway and Transportation
Officials (AASHTO), Associated General Contractors (AGC), y la American Road and
Transportation Builders Association (ARTBA) ha dado a conocer especificaciones y
procedimientos de prueba para materiales geosintéticos destinados a aplicaciones
específicas. La ASTM ha promulgado especificaciones para métodos de prueba para
propiedades de referencia, tales como tenacidad al agarre, tenacidad al desmonte,
resistencia a la rotura hidráulica, resistencia a la rotura de trapezoide, medida aparente de
abertura, degradación por exposición a luz ultravioleta, estabilidad de temperatura,
permitividad, resistencia a la deformación, y resistencia a la perforación. La ASTM también
publica especificaciones de métodos de prueba para las propiedades de operación de
geotextiles, georrejillas y geocompuestos, tales como tenacidad determinada por el
método de banda ancha, resistencia de costura cosida, flujo en plano, o transmisividad.
En la especificación de un material geosintético, debe considerarse no sólo el tipo de
aplicación, como es el reforzamiento de suelos, drenaje o control de erosión, sine también
a la función a la que vaya a servir el material en esa aplicación y las propiedades
requeridas. Algunas propiedades que son de importancia para otros tipos de materiales
pueden no ser importantes para los geosintéticos, o llevan a especificaciones confusas o
excluyentes. Por ejemplo, para geotextiles, el grosor puede no ser importante. Diferentes
procesos de manufactura producen telas comparables con grosores diferentes. Además, el
grosor puede cambiar durante el manejo y embarque. Del mismo modo, la densidad,
oz/yd^2 o g/m2, puede ser útil sólo para estimar el peso del geotextil. Como otro ejemplo,
la permeabilidad, que es el producto de permitividad y grosor, puede ser diferente para dos
telas con la misma permitividad. La diferencia es una consecuencia de las telas que
difieren en grosor. Por lo tanto, la evaluación en términos de su coeficiente de
permeabilidad puede llevar a confusiones. Las comparaciones deben estar basadas en la
permitividad, que es la medida de la cantidad de agua que pasaría por un grosor unitario
de un geotextil bajo una cabeza dada.
Las especificaciones deben estar basadas en las propiedades específicas requeridas para
las funciones a las que se vaya a dar servicio; un material geosintético puede tener
funciones secundarias o primarias considerándose las propiedades en la especificación de
un geosintético.

REFUERZO DE DECLIVES AGUDOS CON MATERIAL GEOSINTÉTICO


Los geotextiles o geocuadrículas se emplean para reforzar suelos para permitir declives
mucho más agudos que la resistencia al cizallamiento de los suelos permite. Cuando se
utiliza refuerzo de material geosintético, éste se coloca en el relleno en capas horizontales.
La separación vertical, la longitud de empotramiento y la resistencia a la tracción del
material geosintético son críticos para establecer una masa de suelo estable.
Para evaluación de la estabilidad del declive, se suponen superficies de falla potencial, por
lo general de forma circular o de cuña aunque también son posibles otras formas. . Es
posible un número infinito de tales superficies de falla. Para diseño del refuerzo, se supone
que las superficies pasan por una capa de refuerzo a varios niveles y aplican fuerzas de
tracción al refuerzo, que debe tener suficiente resistencia a la tracción para resistirlas.
Debe contarse con suficientes tramos de empotramiento de refuerzo, que se extiendan en
el suelo estable atrás de las superficies, para asegurar que el material geosintético no se
desprenda a las cargas de diseño.
Los materiales geotextiles resisten el desprendimiento principalmente por fricción o
adherencia, y por geocuadrículas, que tienen considerables áreas abiertas, así como por
penetración de partículas de tierra. La interacción entre la tierra y la tela se determina en el
laboratorio mediante pruebas de desprendimiento en tierras específicas del lugar y el
material geosintético que se vaya a usar, pero deben estimarse efectos a largo plazo en la
transferencia de cargo. El diseño del refuerzo requiere calcular el empotramiento necesario
para desarrollar por completo el refuerzo, así como calcular el total de fuerza resistiva
(número de capas y resistencia del diseño) que debe tener el refuerzo. E1 diseño debe
estar basado en factores de seguridad iguales o mayores que los requeridos por
reglamentos locales sobre diseños. En ausencia de requisitos de reglamentos locales,
pueden emplearse los valores dados en la tabla.
GEOTEXTILES
Se conoce como geotextil a la tela porosa y permeable, tejida o no tejida, formada de
filamentos sintéticos continuos, que están compuestos por polímeros de valores altos en
resistencia y excelente durabilidad. Forman el grupo más grande de los productos
geosintéticos. Su alcance en cuanto al crecimiento durante los últimos años ha sido
impresionante. Están fabricados con polímeros sintéticos como el polietileno, el poliéster,
el polipropileno y el nylon. En su fabricación no se utilizan fibras naturales ya que estas
son biodegradables. Las fibras pueden ser tejidas a máquina, adheridas (de forma tal que
no se hace necesario tejerlas) o simplemente anudadas y entrelazadas.
COMPOSICIÓN DE LOS GEOTEXTILES
En la elaboración de los geotextiles se destacan dos factores muy importantes como lo son
el tipo de material utilizado y la fibra empleada.
Tipo de material:
Los materiales más utilizados en la elaboración de las fibras, tenemos los polímeros
sintéticos tales como el polipropileno, el poliéster, el nylon (poliamida) y el polietileno. La
resistencia de la fibra, como la estructura química, están ligadas con el tipo de polímeros
utilizado. Ésta es la particularidad que le confiere al geotextil la durabilidad, por ser
altamente inerte a la degradación biológica y química, y resistente a los hongos y moho.
Su fabricación puede ser para uses muy particulares, donde se utilice distintos tipos de
materiales como sería la incorporación de hilos de acero junta con los polímeros sintéticos,
en algunos se utilice fibra de vidrio para así producir geotextiles especiales. También se le
puede incorporar fibras naturales como algodón, lana, yute, fibra de coca, viscosa, caucho
y acetatos cuando la biodegradación es deseada, como lo puede ser en el caso de control
de erosión y de maleza en la agricultura.
Tipos de fibras:
Monofilamentos: son una masa de polímeros reblandecidos con ciertos solventes o por
suministro de color, es presionada en forma continua contra un conjunto de finos orificios
de un troquel especial o máquina de hilar, el resultado es un conjunto de fibras de un solo
filamento que son enfriados y simultáneamente estirados. E1 estiramiento disminuye el
diámetro del filamento y ocasiona una reorganización de las moléculas, hecho que
produce un mejoramiento de las condiciones físicas, aumenta la resistencia, incremento
del módulo de elasticidad reducción de la elongación y retardo en la aparición de falla.
Estos filamentos se pueden a su vez clasificar de acuerdo a su composición en
homofilamentos y heterofilamentos.
Homofilamentos: Son aquellos filamentos compuestos de un solo tipo de polímeros.
Heterofilamentos: Entran en este grupo todos aquellos filamentos compuestos por dos o
más polímeros.
Multifilamentos: Son el resultado de la combinación organizada de fibras de un solo
filamento conformando una especie de hilo.
Estopa Sintética (Staple fibers): este tipo de fibras son el conjunto de miles de
monofilamentos enredados y empaquetados.
Hilos de hebras (staple yarn): La obtención de este tipo de fibras se realiza por un proceso
más completo. La estopa sintética es rizada y cortada en hebras de dos a diez centímetros
y posteriormente entrelazadas o hiladas en forma de una fibra alargada
Cintas: Las cintas son fibras planas de caras homogéneas de uno a tres milímetros de
ancho, resultado del cortado de láminas delgadas de polímeros y secuencialmente
estiradas. E1 estiramiento de las cintas ocasiona una reorganización molecular en una
misma dirección, aumentando con ello la resistencia de la fibra.
CLASIFICACIÓN DE LOS GEOTEXTILES
Los geotextiles los podemos clasificar sobre la base de diversos parámetros, entre ellos:
según su modo, forma o proceso de fabricación, conforme a los polímeros que los
constituyen, de acuerdo a su peso o espesor, atendiendo a su función ingenieril, por su
finalidad de uso, en cuanto a sus propiedades ingenieriles y podrían existir otras variantes
de clasificación dependiendo del fin particular del fabricante.
Los geotextiles generalmente son clasificados según su proceso de fabricación y están
caracterizados por la materia prima usada, y para ello deben evaluarse las dimensiones
geométricas, el origen y composición química de los filamentos, pudiéndose considerar
otros factores no menos relevantes. Los geotextiles se pueden clasificar de la siguiente
manera:
Geotextiles tejidos o no tejidos
GEOTEXTILES TEJIDOS
Están caracterizados por su alargamiento inferior y aberturas uniformes compuestas por
dos grupos de filamentos paralelos, sistemáticamente entrelazados para así formar una
estructura plana, que puede estar formada por monofilamentos, multifilamentos, tires de
polipropileno y combinaciones. La forma de entrelazarlos depende del telar utilizado.
Generalmente los dos grupos de filamentos son perpendiculares entre sí, pero pueden ser
oblicuos.
Las tiras de tejido de menos de 5 mm de ancho proveen una baja permeabilidad al agua y
medianamente alto susceptibilidad al punzonado.
Proceso para la fabricación de estas fibras sintéticas.
- Fusión del polímero sintético.
- Extrusión, donde se sacará una película que se someterá a carta para la obtención de los
filamentos.
- Enfriamiento, estiraje y embobinamiento de los filamentos.
- Formación de tejidos en telares mecánicos.
Tejido por monofilamentos
La importancia de este tejido se debe a la regularidad del diámetro de sus aperturas,
ayudando a determinar el tipo de filtraje a realizar. También son utilizadas como refuerzo
debido su resistencia a la torsión. Posee alto resistencia al deterioro ocasionado por la
acción del tiempo.
Tejido por multifilamentos
Consiste en el intercambio de hilos individuales, permitiendo así una alto capacidad de
resistencia a la tensión y a la rotura. Sus propiedades hidráulicas son aceptables y tiene
una alto retención de partículas de suelo fino. Son frecuentemente de poliéster y
poliamidas.
Tiras de polipropileno
Son para aplicaciones específicas ya que poseen un grado de permeabilidad macho más
bajo que las provenientes de filamentos.
Combinación de materia prima o fibras
Su implementación viene dada por los requerimientos o necesidades específicas dentro
del campo de la ingeniería.
GEOTEXTILES NO TEJIDOS
Son estructuras laberínticas, con una distribución de aberturas no uniformes, pueden estar
constituidos hasta por tres tipos de fibras: multifilamentos, estopas sintéticas e hilos de
hebras, formando una estructura planar.
La unión de estas fibras puede ser básicamente de tres tipos:
Método Físico: consiste en la unión de la fibra sin adición de elementos extraños a la
configuración de la misma, existiendo dos procesos para ello un térmico y otro mecánico.
-En el proceso térmico se utiliza fibras tipo estopa sintética, con una composición, ya sea
de homofilamentos o heterofilamentos. Estos son fundidos para formar tejidos firmes y
fuertes, de alto resistencia y de bajo peso (70 a 400 gr/m2) y de poco espesor (0.5 a 1
mm). La temperatura de fusión esta ligada al tipo de filamento utilizado.
-En el proceso mecánico se usan agujas largas y afiladas, que realizan el entrelazado y
reorientación de las fibras. Los elementos utilizados para la producción de estos son los
del tipo estopa sintética.
Para el logro de las resistencias límites, se hace necesario la utilización de un volumen
elevado de fibras, obteniendo como: consecuencia grandes espesores (0.5 a 5mm) y gran
peso (500 a 5500 gr/m2).
Los tejidos realizados por este método tienen una alto resistencia a las perforaciones y al
razgamiento, lo que les permite aceptar grandes fuerzas de tracción y punzonados; como
por ejemplo, su uso en terraplenes para vías férreas.
Método Químico: se utiliza un media cementante como goma, caucho, látex, derivados de
celulosa y resina acrílica, que es rociado dentro de los tejidos fibrosos y posteriormente
presionado con el propósito de enlazar las fibras, manteniéndolas unidas y así le
proporciona al tejido una alto resistencia. Luego debe ser aplicado aire a presión para el
restablecimiento y apertura de los poros, con la finalidad de darle la permeabilidad
característica de los geotextiles. E1 uso de este tipo de geotextil es limitado ya que como
filtro no es recomendable.
Método Combinado: es un adelanto de la industria textil, que elabora una gran variedad de
tejido especializado, con una gran gama de texturas, funcionalidad y bajo peso.
Actualmente la fabricación de los geotextiles, se basa en la utilización de una o varias
fibras sintéticas unidas o separadas, polipropileno, poliéster, acrílicos etc., siempre
utilizando fibras sintéticas, debido a su bajo costo de obtención, su alto resistencia y
comportamiento.

PROPIEDADES DE LOS GEOTEXTILES


Son diversas las propiedades que se le asignan a los geotextiles; entre las más
importantes están: La capacidad de resistencia y de permeabilidad. De forma secundaria
la porosidad, rugosidad y durabilidad.

RESISTENCIA:
Es una propiedad muy importante, por ser el geotextil el encargado de soportar o absorber
los esfuerzos originados desde su instalación hasta que el material comience a cumplir la
función a la cual se ha destinado. Es un factor determinante para la selección del tipo de
geotextil, ya que es importante garantizar la resistencia del elemento ante cualquier
circunstancia.
La resistencia es obtenida en el proceso de fabricación variando su magnitud en cada tipo
de geotextil.
Los geotextiles pueden tener la propiedad de transmitir y conducir un flujo a través y entre
su plano por lo que pueden ocurrir dos tipos de flujo: normal y planar.
E1 flujo normal propiedad de todos los geotextiles, es el que se origina cuando la corriente
atraviesa perpendicularmente la tela, es decir el sintético actúa como filtro.
E1 flujo planar es aquel que se desliza entre el plano estructural, cumpliendo el geotextil
en este case una función de drenaje laminar.
En presencia de fuerzas compresivas se ha demostrado en los geotextiles no tejidos por
métodos mecánicos que el flujo planar es más afectado que el normal, por el contrario los
tejidos y no tejidos unidos térmicamente no son afectados por estas fuerzas.

POROSIDAD:
Entenderemos ésta propiedad como el tamaño y distribución de los espacios entre los
filamentos que forman un geotextil. La porosidad no es un propiedad invariable entre el
grupo de los geotextiles, sino que depende del tipo de fibra y el proceso de fabricación de
los mismos. Los tejidos tienen una distribución y tamaño de poro bastante regular, a
diferencia de los no tejidos que presentan aberturas de varias formas y tamaños.

RUGOSIDAD:
Es la aspereza que presenta el geotextil en su superficie. Los geotextiles rugosos son
convenientemente utilizados para desempeñar funciones de adherencia, refuerzo y toda
aplicación que necesite una buena fricción entre la tela y los materiales. Los más utilizados
son los tejidos y no tejidos por procesos mecánicos.
DURABILIDAD:
Los tejidos sintéticos son altamente resistentes al deterioro progresivo, ocasionado por
agentes físicos, químicos y biológicos.
Esta propiedad está directamente relacionada con el tipo de material utilizado en la
manufactura de la fibra. Los geotextiles, por estar compuestos de polímeros no se
descomponen biológicamente y son indigeribles; la degradación físico-química por
contacto directo con suelos y químicos, no representa un problema importante.
Sin embargo los geotextiles son afectados por los rayos ultravioletas, por lo que, deben
protegerse de la excesiva incidencia de los rayos solares durante su almacenamiento y en
algunas fases de la construcción. Una cubierta de betún asfáltico o concreto podría
representar una solución para aquellas zonas en que el material estará permanentemente
expuesto a la intemperie.
Estas condiciones hacen de los geotextiles, un producto altamente durable y confiable.

FUNCIONES DE LOS GEOTEXTILES


El desarrollo de diversas técnicas de tejidos ha establecido y depurado diferentes
propiedades que han permitido desempeñar a los geotextiles las siguientes funciones:

Separación: El geotextil representa un verdadero obstáculo cuando es colocado entre dos


suelos disímiles, porque no permite la migración de granos finos y gruesos evitando el
entremezclado, garantizando con ello, la homogeneidad y capacidad de soporte de los
elementos constituyentes.

Refuerzo a la tensión: E1 geotextil embebido a un suelo incrementa la capacidad


portante de éste, ya que origina una mayor distribución de las presiones; y por
consiguiente, un mayor esfuerzo de rompimiento y disminución en la aparición de fallas.

Drenaje: Ciertos tipos de geotextiles(no tejidos) dejan el paso libre del agua a través y
entre su plano manufacturado como consecuencia de su especial característica de
fabricación. Esta particularidad permite que el agua no puede ser drenada por capilaridad
o percolación en forma de flujo planar hasta el sitio de remoción.

Filtración: La permeabilidad ortogonal al plano de la tela, es una de las propiedades más


importantes de los geotextiles. Estos permiten el paso de los líquidos, pero no de los
granos finos del suelo. Además, los geotextiles no se obstruyen ejecutando esta función
característica que le concede una alta durabilidad y utilidad como parte de un sistema de
filtración

APLICACIONES DE LOS GEOTEXTILES


Los geotextiles son creados para cumplir diversos objetivos en la ingeniería moderna. Se
han convertido en poco tiempo en un producto realmente necesario, como un amplio rango
de aplicaciones.
Entre esas aplicaciones y agrupadas de acuerdo a la función desempeñada, se pueden
mencionar:

Como separador de materiales:


-Entre una capa de suelo y base de piedra perteneciente a un terraplén para vías férreas,
pistas de aterrizaje o carreteras
-Entre un sistema de fundación y el suelo
-Baja aceras, estacionamientos, engramados de campos deportivos, etc.
-En varias zonas del interior de una represa.
-Entre dos capas de asfalto ( viejo y nuevo)

Para refuerzo de suelos y otros materiales:


-Sobre suelos poco resistentes para caminos no pavimentados, pistas de aterrizaje,
ferrocarriles, campos deportivos, etc.
-Para reforzar represas, pavimentos flexibles y laderas.

Utilizado como filtro:


-Baja base de suelos granulares de terraplenes para vías férreas, pistas de aterrizaje y
carreteras.
-Como barreras para la nieve, cieno, etc.
-Para contener arena o concrete en sistemas de control de erosión.
-Entre suelos y gaviones.
-Como filtro bajo cualquier material

Usado para drenaje:


-Como chimenea de drenaje en represas de tierra.
-Para drenajes de campos deportivos, de terraplenes y de jardines.
-Como disipador de presiones de poros del suelo.
-Como capilador para la ruptura de migración de sales en suelos áridos.

DESVENTAJAS DE LOS GEOTEXTILES


1. El geotextil es susceptible al vandalismo, así que debe hacerse un gasto para recubrirlo,
para así perder su visibilidad.
2. El geotextil es degradado por la acción de la luz ultravioleta, así que debe ser revestido
con bitumen o asfalto, un epóxito o con alto contenido de negro de humo.
3. El anclaje es susceptible a la corrosión, así que es recomendable revestirlo o protegerlo
con pintura.
4. Estos no tendrán un rendimiento satisfactorio cuando hallan sido perforados durante su
colocación, desgarrados por el equipo usado, que tengan costuras o recubrimiento
inadecuado, o que en su almacenamiento no hayan sido protegido de los rayos
ultravioletas o de animales, como por ejemplo los roedores.
5. Si no están bien cubiertos son vulnerables al fuego.
6. Habrá que hacerse varias terrazas sin el muro es de gran altura.

MUROS DE TIERRA ARMADA


Los muros de tierra armada son sistemas en los cuales se utiliza materiales térreos como
elementos de construcción.
Un muro de contención de tierra armada esta constituido por un suelo granular
compactado en el que se colocan bandas de refuerzos horizontales y verticales a
intervalos regulares. Por lo general las bandas son de acero galvanizado, pero también
pueden ser en acero inoxidable, aluminio, plástico o materiales no biodegradables.
La principal consideración para propósitos de diseño son sus propiedades de fricción y su
resistencia a la tensión, ya que la masa se estabiliza debido a la fricción que se desarrolla
entre las bandas y el suelo circundante; su acción simultanea produce una tensión en las
bandas. Para prevenir el desmoronamiento local del suelo se cubre la superficie con un
revestimiento formado por unidades individuales, cada una ligada a una banda de
refuerzo. El refuerzo de tales tiras da al conjunto una resistencia a tensión de la que el
suelo carece en sí mismo, con la ventaja adicional de que la masa puede reforzarse única
o principalmente en las direcciones más convenientes. La fuente de esta resistencia a la
tensión es la fricción interna del suelo, debido a que las fuerzas que se producen en la
masa se transfieren del suelo a las tiras de refuerzo por fricción.
La estructura posee una flexibilidad considerable y puede tolerar asentamientos
diferenciales apreciables. Este tipo de muro suele ser el más económico cuando la altura
es mayor que 10 a 12 metros.
La estabilidad de un muro de retención que se construya con tierra armada debe
comprender principalmente dos clases de análisis. En primer lugar tomar el elemento
como un conjunto que no será diferente de un muro convencional del tipo de gravedad. En
segundo lugar se harán análisis de estabilidad interna básicamente para definir la longitud
de las tiras de refuerzo y separación horizontal y vertical, esto para que no se produzca
deslizamiento del material térreo respecto a las tiras. Además de lo anterior es importante
analizar el riesgo de corrosión en el caso de tiras metálicas o colocar algún elemento
frontal que impida la salida de la tierra entre las tiras de refuerzo. El drenaje se deberá
planear con las mismas ideas que en los muros convencionales.

Se han hecho tres tipos de estudios con relación a la tierra armada:


1. Estudios con vistas a elaborar métodos de diseño. Por lo general se ha procurado
aplicar al caso la metodología disponible, con aplicación de las teorías tradicionales del
empuje de tierras.
2. Estudios de modelos bidimensionales en el laboratorio, en los que la tierra se ha
representado por medio de barritas metálicas de longitud relativamente grande en
comparación con su diámetro. Las tiras de armado se han hecho con el mismo material
usado en los prototipos. Se trata principalmente de modelos cualitativos y en ellos se
estudiaron, sobre todo, los tipos de falla susceptibles de presentarse.
3. Mediciones en prototipos construidos para resolver específicos de vías terrestres.
De los análisis y estudios anteriores parece concluirse que existe riesgo de que se
presente una falla de cualquiera de los tres tipos siguientes:
1. Una falla en la cual la tierra armada colapsa como un conjunto, sin deformación
importante dentro de sí misma. Esta falla puede ocurrir por deslizamiento o volcadura y es
análoga a la de un muro de retención convencional que falle por las mismas causas.
2. Falla por deslizamiento de la tierra en relación a las tiras de armado, acompañada de
una desorganización dentro del cuerpo de tierra armada.
3. Falla por rotura de las tiras de refuerzo, que parece estar asociada a mecanismos de
falla progresiva.
El material a usarse para estas estructuras debe ser el de naturaleza friccionante y se
estima que falta investigación en el uso de materiales puramente cohesivos. Sin embargo
se han construido estructuras con contenido de finos que pasaron la malla Nº 200 del
orden de 10 y 20%, usando materiales naturales, sin procesos especiales de fabricación.
Se recomienda para la masa de tierra armada una sección próxima a la rectangular, en la
que el ancho sea del orden de la altura del muro.

La estabilidad interna de la masa de tierra armada puede analizarse por los métodos de:
Coulomb y Rankine.