You are on page 1of 3

Retiro Comunitario

Huetor, 17 / 18 Sept. 2005

TRES GRANDES ETAPAS EN SU VIDA

1ª ETAPA: 1774: año de nacimiento de


Claudina / hasta enero de 1794
Situación histórica de Francia:
Desde 1774 hasta 1792 Luis XVI es el rey de los franceses. La
situación económica de Francia deja mucho que desear, el país está
en bancarrota. El estado pide ayuda al Clero y éste después de 30
años debe colaborar.
Hasta 1782 los Thévenet mantienen un notable comercio. Pero
al igual que el resto de la economía francesa habían entrado en una
fase muy crítica.
La familia reduce su tren de vida; se hace separación de bienes;
se monta una pequeña empresa (fábrica de chocolate) a nombre de
la mujer... es una familia normal que ha de hacerse a los reveses de
su tiempo.
Durante este periodo, ella se educó en la Abadía de S. Pedro. No se
sabe cuál fue su educación ni cómo la recibió. Aparentemente (lo que
siempre hemos oído) una educación formal, cristiana, burguesa... La
realidad fuera debía ser otra, de eso se enteraría cuando llegó a casa.

La situación religiosa también era dificil:


“El clero parroquial, de S. Saturnino, parroquia de los Guyot y los
Thévenet, se pasó al cisma constitucional (provocado por la
Constitución Civil del Clero) y vigilaba al capellán de la benedictinas
de S. Pedro, que rechazaba la constitución, el juramento y al obispo
intruso. La confusión se hacía sentir incluso dentro de la Abadía:
aunque solo tres monjas hubieran optado por dejar el Claustro, las
que quedaban no estaban todas de acuerdo sobre la actitud que se
debía tomar…”
Es decir, ella tuvo que “sentir” que algo no marchaba bien, que la
situación era rara….
Sus padres aferrados a los valores tradicionales… sus hermanos
parece ser que no…parece ser que había discusiones en casa; su tío
fue fusilado con ellos…
Ya surgen los conflictos…momentos de “ruptura familiar”. La
situación se agrava cada vez más, y el padre ha de salir de la ciudad
con los niños más pequeños. Ella se queda con su madre y sus dos
hermanos. Claudina procura dominar dominar sus temores ante la
situación de Lyón, que está completamente sublevada.

EVANGELIO: Mat, 26,36-37:

Entonces va Jesús con ellos a una propiedad llamada


Getsemaní, y dice a los discípulos: «Sentaos aquí, mientras voy allá a
orar.» Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo,
Retiro Comunitario
Huetor, 17 / 18 Sept. 2005
comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dice: «Mi alma está
triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo.»

Momentos de ruptura, Getsemaní en nuestra vida, Getsemaní en el


mundo...Surgen los conflictos, los malos entendidos, las denuncias, las críticas...
¿Cómo los vivimos? ¿Qué sentimos?

2ª ETAPA: 5 de enero de 1794. Muerte de


los dos hermanos. )- 31 de Julio de 1816
(Comienzo de la asociación)

Momento clave en la vida de Claudina.


“ Capturado el mayor con las armas en la mano, denunciado el
pequeño, van los dos juntos a la cárcel. Poco después también el
hermano de la Sra. Thévenet es detenido y encarcelado. Durante los
días de angustia que siguen a estos acontecimientos, Glady visita las
prisiones, más o manos disfrazada, con todos los riesgos o peligros
que comporta (...).
En cuanto se levantó el sitio vuelve el padre. Pone en
movimiento todos los medios a su alcance para liberar a sus hijos. El
15 de Nivoso del año II(4 e nero de 1794), obtiene un certificado a su
favor (...).
Pero el 16 de Nivoso del Año II la Comisión revolucionaria,
íntimamente convencida de que han empuñado las armas contra el
pueblo y la libertad... los condena a muerte.
Había aumentado la angustia pero no se pierde la esperanza; el
certificado de buena conducta los salvará sin duda. ¡Sin embargo 15
días antes habían ejecutado al tío Luis!. Con valentía heroica,
Claudina sale de nuevo en busca de norticias. Se encuentra con una
“cadena” que conducen a los Brotteaux. Entre los condenados ¡¡sus
hermanos!!. Entonces tiene la valentía de abrisse pasao para
acercarse a ellos. El anciano sirviente que la acompaña puede
recoger una carta que Luis le muestra en su zapato. Y Claudina oye:
“Glady, persona , como nosotros perdonamos”. Más muerta que viva
sigue al cortejo. Estallan horribles disparos ...
Claudina se aleja con la cabeza ardiendo, a punto de estallar. Va
caminando y unas palabras acompañan el ritmo de sus pasos: “Gady
perdona, Glady perdona...”.

EVANGELIO: Mat. 18, 21-23

Pedro se acercó entonces y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces


tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta
siete veces?». Dícele Jesús: «No te digo hasta siete veces, sino hasta
setenta veces siete.»
Retiro Comunitario
Huetor, 17 / 18 Sept. 2005

Momento de angustia, terror, fracaso, muerte. Y de fondo la experiencia


profunda de Desierto y de PERDÓN.
EN NOSOTRAS, ¿cuáles son nuestras esperanzas, desesperanzas, nuestros
desiertos? ¿Cómo asumimos la Vida y la Muerte? ¿hemos tenido experiencia
profunda de perdón? ¿Nos hemos dejado perdonar?...

3ª ETAPA: 1816 – 1837 (Muerte de Claudina)

La asociación, la Fundación, Pierre – Plantées. AHORA PUEDE DECIR


QUE ESTO ES UNA “EMPRESA LOCA Y PRESUNTUOSA”, porque “sabe”,
“conoce” lo que es la “locura”.

Quizá el querer comprometerse con la situación que se estaba


viviendo, desde sus posibilidades, desde su educación, y con
una sensibilidad, que hacía que viera a Dios detrás de todo lo que le
iba aconteciendo. ¿Cómo surgió esto? NUNCA de la noche a la
mañana. SIEMPRE haciendo caso de su propias intuiciones. No dando
la espalda a lo que iba sucediendo.
Nos hemos quedado con una imagen: la de los niños que agarrados a
su falda, la miran.
Yo iría más allá. Me quedo con la imagen de alguien que no para de
buscar. Una persona que “re-descubrió” a Dios y fue capaz de “darle
forma”. Su experiencia de Dios se concretó en la comprensión de que
existía una nueva realidad y ella podía, desde lo que era (incluso a los
40 años decide sacarse un título que necesitaba...), ayudar a
construirla. Su locura era muy real. Se dio cuenta que lo que vivía,
que lo que le ofrecían no le convencía. Ella actuó.

EVANGELIO: Carta de S. Pablo a los Gálatas. 5, 1 ; 13-


14
“Para ser libres nos libertó Cristo. Manteneos, pues, firmes y no os
dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud.
Porque, hermanos, habéis sido llamados a la libertad; sólo que no
toméis de esa libertad pretexto para la carne; antes al contrario,
servíos por amor los unos a los otros.

¿Actuamos hoy o vemos sólo una imagen de lo que nos muestran? ¿Dejamos pasar
el tiempo cuando algo no nos gusta...?¿Permitimos que otros nos digan otra cosa
de lo que se ve?
La sociedad de entonces daba oportunidad para ello. La sociedad en la que
Claudina vivió gozaba de esto. No por comentarios, sino por Revolución. La
pobreza, la miseria... era vendida como “cultura social”... lo “que había”, lo que no
se podía cambiar. Y menos una señorita educada de esa manera.
¿Y la nuestra? ¿Qué lugar dejamos a Dios en lo que Él nos ofrece para ser
conciencia alternativa? ¿ En qué “lenguaje” nos habla?