You are on page 1of 10

CAPITULO 37

HIRSUTISMO Y VIRLIZACION
El hirsutismo y la virilización se pueden considerar claves para identificar cualquier
desorden de exceso de andrógenos. Cuando se evalúe y trate el hirsutismo y virilización,
se debería considerar los sitios de producción de andrógeno así como su mecanismo de
acción.. El hirsutismo idiomático (constitucional o familiar) es la etiología no patológica
más común, que representa casi la mita de los casos. La causa patológica más comun de
hirsutismo es el síndrome del ovario poliquístico; la segunda causa maás común es la
hiperplasia adrenal congénita. Estas condiciones deben ser diagnosticadas mediante
pruebas de laboratorio. El tratamiento del exceso de andrógeno debería ser dirigido a la
supresión de la fuente del exceso de andrógeno o bloqueando la acción del andrógeno en
el sitio receptor.

El hirsutismo se define como el exceso de pelo Terminal siguiendo un patrón de


distribución masculino.. Se manifiesta inicialmente por la aparición de cabello Terminal de
la linea media. El cabello terminal es más oscuro, grueso, de alguna manera mas
enroscado que el vello normal, el cual es suave y fino. Se debe tener cuidado al evaluar la
posibilidad de que el exceso de cabello sea de origen familiar y no patológico en origen.
Cuando una mujer está expuesta a un exceso de andrógenos, el cabello Terminal aparece
primero en el abdomen inferior y alrededor de los pezones, luego alrededor de la barbilla
y labio superior, y finalmente entre los senos y en la espalda baja. Usualmente la mujer
con hirsutismo también presenta acné.. En las mujeres de culturas occidentales, el
cabello Terminal en el abdomen, senos y cara es considerado desagradable y representa
un problema cosmético. Como resultado, al primer signo de hirsutismo, las mujeres con
frecuencia consultan a sus médicos para buscar la causa del exceso de crecimiento de
pelo y buscan el tratamiento para poder eliminarlo.

La virilización es definida como la masculinización de la mujer, y esta asociada con un


marcado incremento de la testosterona circulante. A medida que la mujer se vuelve
virilizada, lo primero que nota es el agrandamiento del clítoris seguido de calvicie
temporal, engrosamiento de la voz, involución de las mamas y redondeo de las
extremidades de los miembros superiores, así como hirsutismo. Con el tiempo, la mujer
adopta una apariencia más masculina.

Producción y acción de andrógenos

En las mujeres, los andrógenos son producidos en las glándulas adrenales, ovarios y
tejido adiposo, donde se da la producción extraglandular de testosterona a partir de la
androstendiona. Se debe medir los siguientes 3 andrógenos cuando se quiera evaluar a
una mujer con hirsutismo y virilización

1.- Dehidroepiandrosterona (DHEA): andrógeno débil secretado principalmente por la


glandula adrenal. (Este es medido generalmente bajo la forma de sulfato (DHEA-S) debido
a su vida media más larga, consiguiendo un valor mas confiable.
2.- Androstendiona: andrógeno débil secretado en cantidades iguales por la glándula
adrenal y ovarios.
3.- Testosterona: andrógeno potente secretado por las glándulas adrenales y ovarios y
producido en el tejido adiposo a partir de la conversión de la androstendiona.

Los sitios de producción de andrógeno y proporciones producidas son presentadas en la


tabla 37.1. En adición, la testosterona también es convertida en los folículos pilosos y
dentro de la piel genital a dihidro testosterona (DHT), el cual es un andrógeno incluso
más potente que la testosterona. Esta conversión metabólica es el resultado de la acción
local de la 5α reductasa sobre la testosterona en estos sitios. Esta es la base del
hirsutismo constitucional, el cual es discutido posteriormente.
La producción de andrógeno adrenal se encuentra bajo la regulación de retroalimentación
clásica a través de la secreción pituitaria de la hormona adrenocorticotrópica (ACTH). La
ACTH estimula la producción adrenal cortical de cortisol. En la secuencia metabólica de la
producción de cortisol, el DHEA es una hormona precursora. En las deficiencias
enzimáticas de la esteroidogénesis adrenal (deficiencia de 21-hidroxilasa y 11β-
hidroxilasa), la DHEA se acumula y es metabolizada adicionalmente para originar
androstendiona y ya testosterona se incrementa. La relación metabólica entre
andrógenos y estrógenos es mostrada en la figura 37.1

Tabla 37.1 Sitios de producción de andrógeno

Sitio DHEA-S (%) Androstendiona(%) Testosterona(%)

Glandulas 90 50 25
adrenales
ovarios 10 50 25
extraglandular 0 0 50

Figura 37.1 Flujograma esquemático de la esteroidogénesis adrenal

La producción de andrógeno ovárico se encuentra ampliamente bajo el control de la


secreción de la hormona luteinizante (LH) a partir de la glándula pituitaria. La LH estimula
a las células theca-lutein que rodean los folículos ováricos a secretar androstendiona y,
en menor grado, la testosterona. Estos andrógenos son precursores de la producción de
estrógenos por las células granulosas de los folículos ováricos. En condiciones de
secreción sostenida o incrementada de LH, se incrementan también la androstendiona y
la testosterona. La relación metabólica entre los andrógenos y estrógenos se muestra en
la figura 37.2
Figura 37.2 Las relaciones intermetabólicas entre andrógenos y estrógenos. Los
porcentajes indican la extensión del metabolismo en adipositos

La producción extraglandular de testosterona ocurre en los adipositos (células grasas) y


depende de la magnitud de la producción de androstendiona adrenal y ovárica. Cuando la
producción de androstendiona se incrementa, se da un incremento dependiente de la
producción de testosterona extraglandular. Cuando una mujer se torna obesa, la
conversión de androstendiona a testosterona en los adipositos se incrementa

La testosterona es el andrógeno primario que causa un incremento en el crecimiento de


pelo, acné y los cambios físicos asociados con la virilización. Luego de que a testosterona
es secretada, se une o liga a una proteína transportadora globulina-fijadora de hormona
sexual (SHBG)- y circula primariamente en el plasma a manera de hormona esteroidea
ligada. La testosterona ligada es incapaz de unirse a receptores de testosterona y es en
consecuencia metabólicamente inactiva. Solo una pequeña fracción (1% a 3%) de la
testosterona se encuentra desligada (libre). Esta pequeña fracción de hormona libre es la
que ejerce sus efectos. El hígado produce SHBG. Los estrógenos estimulan la producción
hepática de SHBG. La producción mayor de estrógenos se encuentra asociada con menos
cantidad de testosterona libre, mientras que la producción disminuída de estrógeno está
asociada con el incremento de testosterona libre. En consecuencia, la medición de la
testosterona total no refleja la cantidad de testosterona biológicamente activa.

Los receptores de testosterona se encuentran diseminados por todo el organismo. Para


propósito de esta discusión, los receptores de testosterona son considerados únicamente
en el folículo piloso, glándulas sebáceas y piel genital. La testosterona libre ingresa en el
citosol de las células dependientes de testosterona. Allí se unen l receptor de
testosterona y es transportado hacia el núcleo de la célula, donde inicia su acción
metabólica. Cuando la testosterona es excesiva, se observa el incremento del crecimiento
de vello, acné y corrugación de la piel genital. Algunos individuos presentan niveles
elevados de 5α reductasa dentro de los folículos pilosos, dando como resultado una
producción local excesiva de DHT.

Condiciones causadas por exceso de andrógeno ovárico

El Síndrome del ovario poliquístico (PCOS) es las causa más común del exceso de
andrógeno y hirsutismo. La etiología de este desorden es desconocida. Algunos casos
parecen resultar de una predisposición genética, mientras que otros parecen resultar de
la obesidad u otras causas de exceso de LH. Un mecanismo propuesto para el PCOS se
muestra en la figura 37.3

(grafico)
Niveles de LH
Circulante
Liberación de LH estimulación del estroma
Pituitaria pulsátil ovárico
Sensibilidad de pituitaria producción de andrógeno
A LRF ovárico
Producción de estrógeno
Secundaria a la conversión
Periférica de andrógenos

Figura 37.3 Mecanismo para el síndrome del ovario poliquístico propuesto por Ten. LH =
hormona luteinizante; LRF = factor liberador luteinizante

El PCOS es un síndrome principalmente definido por un exceso de andrógeno. La


definición de PCOS ha variado en el pasado como resultado de las conferencias de
consenso NIH el 1990 y 2000. En el 2003 el concenso de Rótterdam desarrolló una
definición más apropiada del PCOS que incluyó dos de los 3 criterios siguientes:
- oligo ovulación o anovulación usualmente marcada por ciclos menstruales
irregulares
- evidencia bioquímica o clínica de hiperandrogenismo
- ovarios de aspecto poliquístico al ultrasonido

Es importante también evaluar otros desórdenes endocrinos que puedan imitar el PCOS,
tales como hiperplasia adrenal congénita, síndrome de Cushing e hiperprolactinemia

En muchas mujeres con PCOS, la obesidad parece ser el factor común, y la adquisición de
grasa corporal coincide con la aparición de PCOS. De hecho, Stein y Leventhal
describieron la PCOS como mujeres con hirsutismo, ciclos irregulares y obesidad. La PCOS
se encuentra relacionada a la obesidad por el siguiente mecanismo: la LH estimula las
células teca-luteína a incrementar la producción de androstendiona. La androstendiona es
sometida a aromatización a estrona dentro de los adipositos. Aunque la estrona es un
estrógeno débil, posee una acción de retroalimentación positiva ó efecto estimulatorio de
la secreción hipofisaria de LH. La secreción de LH es, en consecuencia, estimulada por el
incremento de estrógeno. Con el incremento de la obesidad se incrementa la conversión
de androstendiona a estrona. Con el aumento de la producción de androstendiona se da
un coincidente incremento de la producción de testosterona, lo que causa acné e
hirsutismo. Los estudios hormonales en mujeres con PCOS muestran lo siguiente: (1)
proporción LH:FSH (hormona folículo estimulante) incrementada, (2) estrona en mayor
concentración que el estradiol, (3) androstendiona en su límite superior normal o
incrementada, y (4) testosterona en su límite normal o ligeramente incrementada. Un
resumen para la evaluación de estas mujeres se muestra en la figura 37.4

>200ng/dl Testosterona > 200 ng/dl


Libre ACTH
Esteroides anabolicos
Elevada PRL Historia de positiva Danazol
adenoma pituitario Drogas ________
Progestágenos
drogas Metirapona
sarcoidosis testosterona
PCOD normal negativo

Ultrasonido cortisol libre elevado enfermedad de Cushing


anormal Pelvico 24 horas

PCOD normal normal

Hipertricosis hirsutismo idiopatico

Anorexia masa pelvica CT/ultrasonido Masa abdominal


Porfirio tumor adrenal
Malignidad congenita tumor ovarico
Drogas: clorobenzeno adenoma
Ciclosporina celula granulosa estromal carcinoma
Diazozida celula de Sertoli-Leydig
Minoxidil arrenoblastoma
Penicilamina tumor de células hilar
Fenitoina
psoralenos sin masa

prueba de estimulacion
17-hidroxiprogesterona elevada ACTH 11-deoxicortisol
Elevada

Deficiencia de 21-hidroxilasa deficiencia de


11-hidroxilasa

17-hidroxipregnenolona
Elevada

Deficiencia de 3-beta-hidroxiesteroide
Dehidrogenasa

Figura 37-4 esquema para la evaluación de hirsutismo


Los síntomas de PCOS incluyen oligomenorrea o amenorrea, acne, hirsutismo e
infertilidad. El desorden es caracterizado por anovulación crónica o periodos extendidos
de ovulación infrecuente. (oligo-ovulación).

Los niveles de estrógeno elevado a largo plazo sin oposición caracterizan la PCOS. Este
estrógeno sin oposición incrementa el riesgo de sangrado uterino anormal, hiperplasia
endometrial y en algunos casos e desarrollo de carcinoma endometrial.
La mujer típica con PCOS presenta muchas de las manifestaciones del síndrome
dismetabólico (Síndrome X). Aproximadamente 30% de los pacientes con PCOS presentan
tolerancia reducida a la glucosa, y el 8% presenta diabetes mellitas de tipo 2 declarada.
El screening de diabetes por medio de la evaluación de glucosa basal o la prueba de
tolerancia a la glucosa es una prueba efectiva. Las anormalidades clásicas de lípidos
incluyen niveles elevados de triglicéridos, bajos niveles de lipoproteínas de alta densidad
(HDL), y niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL). La hipertensión
también es común en individuos con esta condición. La combinación de estas
anormalidades precedentes incrementa potencialmente el riesgo de enfermedad
cardiovascular.
Se ha hallado también acanthosis nigricans en un porcentaje significativo de pacientes. El
síndrome HAIR-AN (hiperandrogenismo, resistencia a insulina y acanthosis nigricans)
constituye un subgrupo definido de pacientes con PCOS. La administración del agente
inductor de sensibilidad a la insulina, la metformina, también reduce los niveles de
andrógeno e insulina.

La PCOS es un desorden funcional cuyo tratamiento debería enfocarse en la interrupción


del ciclo de retroalimentación positiva de la enfermedad. La terapia más común para la
PCOS es la administración de anticonceptivos orales, los que suprimen la producción de
LH hipofisaria. La supresión de LH origina una producción disminuída de androstendiona y
testosterona. La contribución ovárica a la cantidad total de andrógeno es en
consecuencia disminuída. El acné desaparece, se evita el crecimiento de nuevos vellos y
se da la disminución de la estimulación androgénica de los folículos pilosos existentes. Al
prevenir el exceso de estrógeno, los anticonceptivos orales también previenen la
hiperplasia endometrial, y las mujeres presentan retiros ciclicos y predecibles de
sangrado.

Si la mujer con PCOS desea concebir, la terapia anticonceptiva oral no es la mejor opción.
Si la paciente es obesa, se debería instituir una dieta de reducción de peso diseñada a
restaurar el peso normal de la paciente. Con la reducción de peso por si sola, muchas
pacientes recobran los ciclos normales de ovulación y conciben espontáneamente. En
algunas mujeres, la inducción de ovulación con citrato de clomifeno es necesitada y es
facilitada por la reducción de peso. Las drogas inductoras de sensibilidad a insulina
(metformina), por si sola o con citrato de clomifeno puede ser usada para reducir la
resistencia a insulina, el control de peso, e inducir la ovulación.

Hipertecosis

La hipertecosis es una forma más severa de síndrome de ovario poliquístico (PCOS). En


caso de hipertecosis, la producción de androstendiona puede ser tan elevada que la
testosterona alcance concentraciones tales en las que aparezca virilización. Las mujeres
con esta condición pueden exhibir calvicie temporal, agrandamiento clitoridal,
engrosamiento de la voz y remodelación de las extremidades superiores. La hipertecosis
es con frecuencia refractaria a la supresión de anticonceptivos orales. También es más
difícil de inducir la ovulación exitosa en aquellas mujeres con esta condición.

Tumores de las células de Sertoli-Leydig

Los tumores de las células de Sértoli-Leydig (tambien llamados androblastoma y


arrenoblastoma) son neoplasmas ováricos que secretan testosterona. Estos tumores
constituyen < 0.4% de los tumores ováricos y ocurren usualmente en mujeres entre los
20 y 40 años. El tumor es con mayor frecuencia unilateral y puede alcanzar un tamaño de
7 a 10 cm de ancho
La historia y examen físico brinda de claves críticas para el diagnóstico en pacientes que
presentan hirsutismo y tumores ováricos secretores de testosterona. Estos tumores
presentan con frecuencia una aparición más rápida y hirsutismo más severo con signos
de virilización. Las mujeres con tumores de células de Sertoli-Leydig presentan una
aparición rápida de acne, hirsutismo ( 3 cuartas partes de pacientes), amenorrea ( un
tercio de pacientes), y virilización. Se describe un curso clínico característico de dos
etapas que se superponen: el estadío de defeminización, caracterizado por amenorrea,
atrofia de las mamas y pérdida de los depositos subcutáneos de grasa responsables de el
contorno de la figura femenina y segundo; el estado de masculinización, caracterizado
por hipertrofia del clítoris, hirsutismo y engrosamiento de la voz. Estos cambios pueden
ocurrir en 6 meses o menos.

Los estudios de laboratorio de este desorden muestran la supresión de FSH y LH,


androstendiona plasmática baja, y marcada elevación de la testosterona. Resulta palpale
una masa ovárica al examen pélvico. Una vez que se sospecha el diagnóstico, no debería
haber demora en la remoción quirúrgica del ovario involucrado. Se debe inspeccionar el
ovario contralateral y si se encuentra algun agrandamiento, se debería de biseccionar
para una inspección mayor.

Luego de la remoción quirúrgica del tumor de células de Sertoli-Leydig, los ciclos


ovulatorios retornan espontáneamente a la normalidad y se detiene el progreso del
hirsutismo. Si el clítoris se ha agrandado, no revierte a su tamaño previo. Sin embargo, se
recupera el cabello de la zona temporal y el habito corporal se torna femenino una vez
más. Sin embargo, el pelo Terminal en la distribución sexual no revierte a pelo de tipo
velloso, pero se detiene el crecimiento y pigmentación. La mayoría de pacientes
requieren de remoción mecánica del exceso de pelo a continuación de la remoción del
tumor ovárico. El ratio de supervivencia de 10 años para este tumor maligno de bajo
grado es de aproximadamente de 90 a 95%

Tumores virilizantes ováricos poco comunes

El ginandroblastoma es un tumor ovárico raro que posee componentes tanto de células


granulosas como arrenoblastoma. El aspecto clínico predominante es la masculinización,
aunque la producción de estrógeno puede simultáneamente producir hiperplasia
endometrial y sangrado uterino irregular.

Los tumores de células lípidas (lipoides) son usualmente tumores ováricos pequeños que
contienen capas de células de poca tinción con un diagnóstico histológico diferencial de
tumores de células hilus, luteoma stromal del embarazo y tumores de células de Sertoli-
Leydig. La presentación clínica es la masculinización o dfeminización asociada con
elevación de 17-cetoesteroides en muchos casos.

Los tumores de células Hilus surgen del sobrecrecimiento de las células hilares maduras o
del mesénquima del ovario y son encontrados típicamente en mujeres
postmenopausicas. Se caracterizan clínicamente por masculinización lo que soporta la
idea de que las células hilares son los homólogos de las células interstivciales o de Leydig
en los testículos. Histológicamente, los tumores contienen cristales albuminoides de
Reinke que son patognomónicos en la mayoría de casos, y principalmente se presentan
pequeños, unilaterales y benignos. El tratamiento es la remoción quirúrgica de estos tres
raros tipos de tumor.

Desórdenes por exceso de andrógenos adrenales

Hiperplasia adrenal congénita

La DHEA es el precursor de la androstendiona y la testosterona. La causa más común de


producción de andrógeno adrenal incrementado es la hiperplasia adrenal como resultado
de la deficiencia de 21-hidroxilasa; la 21-hidroxilasa cataliza la conversión de la
progesterona y la 17α-hidroxiprogesteroneto desoxicorticosterona y compuesto S. Cuando
la 21-hidroxilasa está deficiente, se da la acumulación de progesterona y 17α-
hidroxiprogesterona, la cual es metabolizada subsecuentemente a DHEA. Este desorden
afecta aproximadamente a 2% de la población y es causado por la alteración de los
genes que regulan la 21-hidroxilasa, los que son llevados en el cromosoma 6. El defecto
genético es autosomal recesivo y tiene une penetrancia variable.

En la forma más clásica y severa de deficiencia de 21-hidroxilasa, la mujer recien nacida


se encuentra simplemente virilizada (genitales ambiguos) o está virilizada y además sufre
de pérdida de sales que amenazan la vida. . Sin embargo, las formas más suaves son
más comunes y pueden aparecer en la pubertad o incluso tan tarde como en la vida
adulta. La deficiencia leve de 21-hidroxilasa es frecuentemente asociada con pelo
corporal Terminal, acne, alteraciones sutiles de los ciclos menstruales e infertilidad. Estas
pacientes también pueden presentar evidencia sonográfica de ovarios de aspecto
poliquístico. Cuando la deficiencia de 21-hidroxilasa se manifiesta en la pubertad, la
adrenarquía puede preceder a la thelarquía. La historia de aparición de vello púbico antes
del desarrollo de las mamas puede brindar una clave clínica de este desorden.. El
diagnóstico de deficiencia de 21-hidroxilasa es efectuado por la medición de 17-OH
progesterona incrementada en plasma durante la fase folicular. Las pacientes con
deficiencia clásica de 21-hidroxilasa presentarán niveles plasmáticos significativamente
elevados de 17-OH progesterona, usualmente más de 2000 ng/dL. Aquellas con
deficiencia de 21-hidroxilasa no clásica pueden presentar niveles basales ligeramente
elevados , ≥ 200 ng/dL, en respuesta a la estimulación de ACTH. El sulfato de
dehidroepiandrosterona (DHEA-S) y la androstendiona también estarán elevadas y
contribuirán al hirsutismo y signos de virilización.

Una causa menos común de hiperplasia adrenal es la deficiencia de 11β-hidroxilasa. La


11β-hidroxilasa cataliza la conversión de desoxicorticosterona en cortisol. La deficiencia
de esta enzima también da como resultado la producción incrementada de andrógenos.
Los aspectos clínicos de la deficiencia de 11-hidroxilasa son hipertensión leve y
hirsutismo leve. El diagnóstico de deficiencia de 11β-hidroxilasa es hecho mediante la
demostración de niveles plasmáticos elevados de desoxicorticosterona.

Tratamiento de hiperplasia adrenal congénita

En la hiperplasia adrenal congénita, las glándulas adrenales presentan una reducción en


la producción de cortisol secundaria al bloqueo enzimático. Esta producción disminuída
de cortisol da como resultado un incremento compensatorio en la secreción de ACTH que
estimula la secreción de cortisol. Esta producción incrementada de ACTH rsulta en la
sobresecreción de moléculas precursoras proximales al bloque enzimático, lo cual resulta
en la sobresecreción de andrógenos. En pacientes con un alto grado de bloqueo
enzimático, se presentan cantidades inadecuadas de glucocorticoides y
mineralocorticoides, dando como resultado la pérdida de sales., lo cual puede constituir
una amenaza para la vida. La hiperplasia adrenal congénita no clásica puede ser
manejada fácilmente mediante el suplemento de glucocorticoides. Usualmente la
prednisona, 2.5 mg por día ( o su equivalente), suprime la producción de andrógenos
adrenales hacia su rango normal. Cuando se instituye esta terapia, el acne facial
usualmente se elimina con rapidez, se restaura la ovulación y no se da más crecimiento
de pelo Terminal.

La terapia médica de los desórdenes adrenales y ováricos no pueden resolver el


hirsutism, solo suprimen la aparición y crecimiento de nuevo pelo. El pelo que se
encuentre presente debe ser controlado mediante el afeitado, decoloración, el uso de
agentes depilatorios, por electrólisis o ablación por laser.

Síndrome de Cushing

El síndrom de Cushing es una enfermedad adrenal mayor que resulta en exceso adrenal.
Como resultado de un neoplasma o tumor productor de ACTH, la paciente muestra signos
de exceso de corticosteroides (obesidad troncal, fascies de luna llena, intolerancia a la
glucosa, adelgazamiento de la piel con estrías, osteoporosis y debilidad muscular
proximal en adición a la evidencia de hiperandrogenismo y irregularidades menstruales)

Neoplasmas adrenales

En loa adenomas adrenales secretores de andrógenos, se observa un rápido incremento


en el crecimiento de cabello asociado con acne severo, amenorrea y algunas veces
virilización. En los adenomas secretorios de andrógenos, la DHEA-S esta usualmente
elevada por encima de 6 mg(mL. El diagnóstico de este raro tumor es establecido por
tomografía axial computarizada o procesamiento de imágenes por resonancia magnética
nuclear de las glándulas adrenales. Los adenomas adrenales deben ser removidos
quirúrgicamente.

Hirsutismo constitucional
Ocasionalmente, luego de una evaluación diagnóstica de hirsutismo, no se encuentra
explicación para la causa de este desorden. Por exclusión, esta condición es denominada
con frecuencia hirsutismo constitucional. Los datos soportan la hipótesis de que las
mujeres con hirsutismo constitucional presentan una actividad incrementada de la 5α
reductasa que aquellas mujeres no afectadas.
El tratamiento del hirsutismo constitucional es primariamente el bloqueo de andrógeno y
la remoción mecánica del exceso de pelo. La espironolactona 100mg/día es el bloqueador
androgénico mas comúnmente usado. La espironolactona también inhibe la producción
de testosterona por el ovario y reduce la actividad de la 5α-reductasa. Otros
bloqueadores de andrógeno incluyen la flutamida y acetato de ciproterona. La actividad
de la 5α-reductasa también puede ser inhibida directamente por el uso de drogas tales
como la finasterida (5 mg diarios). La eflornitina clorhidrato al 13.9% es un inhibidor
irreversible de la L-ornitina-descarboxilasa, la cual enlentece y reduce el cabello. Esta
crema ha sido aprobada para el uso facial con efectos locales satisfactorios. En pacientes
con tratamiento de bloqueador de receptor de andrógenos o de 5α reductasa deberían de
ingerir concomitantemente anticonceptivos orales debido a los efectos teratogénicos y
demasculinizantes que puede sufrir un feto si la concepción tiene lugar.. Los
anticonceptivos también mejoran la eficacia de estos tratamientos debido a los efectos
de disminución de andrógeno y de incremento de producción de globulina fijadora de
hormona sexual asociada con su uso.

Excesos de andrógeno por causas iatrogénicas

Danazol

El danazol es un andrógeno atenuado usado para la supresión de endometriosis pélvica.


Posee propiedades androgénicas, y algunas mujeres desarrollan hirsutismo, acné y
engrosamiento de la voz al momento de la ingesta de la droga. Si se desarrollaran estos
síntomas, se debería evaluar el valor terapéutico de danazol versus los efectos adversos
antes de continuar con la terapia. Se debe evitar el embarazo antes de iniciar la terapia
con danazol debido a los efectos virilizantes que puede tener sobre el feto femenino.

Anticonceptivos orales

Los progestágenos presentes en los anticonceptivos orales son andrógenos atenuados.


Raramente, una mujer que ingiera anticonceptivos orales desarrolla acné e incluso
hirsutismo. Si esto ocurre, se deberia seleccionar otro producto con menos poder
androgénico o incluso se debería descontinuar. Más aún, se debería dar la evaluación de
desarrollo coincidente de hiperplasia adrenal de aparición tardía.