You are on page 1of 16

RIEGOS CON GRAVILLA

. con el fin de conseguir una capa de rodadura de similar espesor al tamaño del árido empleado.Este tipo de riegos a los que popularmente se conoce como tratamientos superficiales se definen como la aplicación de uno o varios riegos de ligante seguidos de una o varias extensiones de gravilla.

• Despierta interés su aplicación en vías de bajo tráfico o caminos rurales. • Toleran mejor las deformaciones que los aglomerados asfálticos al ser más deformables que éstos. • Durabilidad comparativamente elevada.Las principales ventajas que presentan este tipo de tratamientos de cara a su empleo son las siguientes: • Coste de ejecución material relativamente bajo. . por lo que su empleo es recomendable en terraplenes con grandes asientos. vecinales o en la pavimentación de calles en núcleos reducidos de población.

se distinguen diversos tipos de riegos con gravilla: • Riegos monocapa: Formados por una única aplicación de ligante. . seguida de la extensión de una sola capa de gravilla. También conocidos como dobles tratamientos superficiales o DTS. • Riegos bicapa: Constituidos por dos aplicaciones sucesivas de ligante y árido. de tal manera que existe una relación entre la dosificación de ligante y los tamaños de árido de ambas aplicaciones.TIPOLOGÍA En función del número de aplicaciones de ligante/árido. Se denominan simples tratamientos superficiales o más abreviadamente STS.

seguido de la extensión sucesiva de una capa de grava gruesa y otra más fina que ocupe los huecos dejados por la primera.• Riegos monocapa doble engravillado: Situación Intermedia entre los dos anteriores. aunque actualmente están en desuso dado que es más económico aplicar una capa delgada de aglomerado asfáltico. • Riegos sandwich: Tratamientos especiales empleados en carreteras de baja intensidad de tráfico. Destacan los triples tratamientos superficiales (TTS). • Riegos multicapa: Este tipo de tratamientos se basa en la extensión de múltiples capas de gravilla regadas con ligante. . donde primero se extiende una capa de grava que actúa a modo de anclaje para posteriormente regar con ligante y extender una gravilla de menor tamaño que la anterior. consistente en la realización de un solo riego de ligante.

Tipos de tratamientos superficiales con gravilla MONOCAPA BICAPA MONOCAPA DE DOBLE ENGRAVILADO ESPECIAL EN SANDWICH .

en este sentido.y exentos de finos. seguidos por dos cifras que indican los tamaños máximos y mínimos admitidos en milímetros. así como un bajo índice de lajas –entre 20 y 30. en función de la categoría de tráfico. presentando una forma aproximadamente cúbica.MATERIALES La gravilla empleada debe reunir las siguientes características: • Granulometría cuidada y uniforme. • Generalmente deberán proceder de plantas de machaqueo. el PG-4 tipifica los husos granulométricos empleables en este tipo de productos. distinguiendo entre normales (A) y especiales (AE). .

. 0. • El coeficiente de pulimento acelerado será superior a 0. presentando un coeficiente de Los Ángeles inferior a 15 para vías con tráfico pesado (T0 ó TI).40 respectivamente.45 o 0.• Elevada resistencia al desgaste. 20 con tráfico medio (T2) y 30 si se trata de en vías con tráfico ligero (T3 ó T4). en función del tipo de tráfico.50.

• Facilitar la adhesividad: Durante el proceso de extendido de la capa de gravilla debe mantener una viscosidad baja para facilitar el contacto superficial con el árido.Asimismo. • Retención del árido: El ligante residual deberá poseer cierta viscosidad para impedir que el árido "salte" del firme al abrir la carretera al paso del tráfico. aunque sin que lleguen a escurrir por la superficie del firme. los ligantes utilizados deben satisfacer una serie de propiedades que les hagan aptos para su empleo. . lo que asegura una mayor adhesividad inicial tanto con la gravilla como con la superficie de la capa subyacente sobre la que se aplica el tratamiento. y que fundamentalmente son: • Aplicación uniforme: Deben ser suficientemente fluidos para que al regar se logre una aplicación uniforme de los mismos.

En este sentido. . • En los riegos bicapa (DTS). sin dejar excesivos huecos ni provocar cabalgamientos de unos áridos sobre otros. tanto en el caso de riegos monocapa como bicapa: • En riegos monocapa (STS). debe ser de aproximadamente 2/3 de la altura total. ya que el exceso o defecto de cualquiera de los dos elementos puede acarrear un mal funcionamiento del tratamiento superficial. Una altura mayor haría a la superficie demasiado deslizante mientras que con un menor contenido en ligante la gravilla acabaría saltando del firme. • En este tipo de riegos también debe cuidarse el contenido en gravilla. es importante puntualizar una serie de aspectos. al estar poco sujeta.DOSIFICACIÓN Es importante fijar las cantidades de árido y ligante a emplear. de forma que sea tal que cubra una sola fila. las granulometrías y dotaciones de ligante de la segunda capa están estrechamente interrelacionadas con las empleadas en la primera aplicación. consiguiendo el mismo indeseable efecto. la altura de gravilla cubierta por el betún una vez apisonada.

aplicando una sencilla división.Un sencillo método de dosificación sancionado por la experiencia es la llamada regla del décimo. . en la que partiendo de los tamaños máximo (D) y mínimo (d) de la gravilla a emplear puede obtenerse tanto la dotación de árido como la de ligante.

EJECUCIÓN • Superficie existente: Debe estar limpia. homogénea y uniforme del ligante. 23. para evitar la excesiva penetración del ligante y una capacidad portante suficiente para que el árido no se Incruste. Se garantizará una extensión continua. por lo que primeramente es necesario efectuar un barrido enérgico.1) o manualmente mediante una lanza. . • Aplicación del ligante: El riego se llevará a cabo mediante una regadora con barra distribuidora (Fig. calentándose previamente si fuera necesario. siempre que se trate de pequeñas superficies o recodos. e incluso aplicar un riego de imprimación si la capa no ha sido tratada con anterioridad. exenta de polvo. Asimismo debe presentar cierta impermeabilidad.

El árido se dispondrá en el firme en la proporción previamente calculada mediante una extendedora de gravilla.• • • Extensión de la qravilla: Este proceso se acometerá inmediatamente después al anterior. . para evitar que el ligante se enfríe o rompa antes de tiempo. Compactación. al igual que ocurría anteriormente. En todo caso. su ejecución deberá ser inmediatamente posterior al extendido. de forma que el ligante aún no se haya enfriado o haya roto. No es conveniente emplear rodillos metálicos de llanta lisa. modificando su granulometría. asegurando en todo momento su uniformidad. ya que su excesivo peso puede incrustar el árido en exceso o disgregarlo. Debe realizarse preferentemente con compactadores de neumáticos lisos de alta presión. puede permitirse la circulación de vehículos a bajas velocidades menos de 30 km/h.durante las primeras horas. Apertura al tráfico: No es conveniente abrir el tramo tratado al tráfico antes de un plazo razonable. de forma que el ligante adquiera cierta viscosidad que le permita retener los áridos.

PATOLOGÍAS DE UNA MALA EJECUCIÓN De no seguirse las anteriores recomendaciones de ejecución. . pueden producirse a las siguientes patologías. • Formación de bandas negras por desaparición de gravilla. • Exudaciones por un elevado contenido de ligante. debido a un riego irregular. a corto o a largo plazo.