You are on page 1of 15

Lección 3:

Corrientes filosóficas
actuales.
Florentino Lopez Rodriguez
Felix Ivan Alquisiras Casildo.
Introducción.

• La única ocasión que en la Biblia se menciona la filosofía


es en un sentido negativo, lo encontramos en Colosenses
2:8, donde se les recomienda a los lectores: “Miren que
nadie los engañe con filosofías y huecas sutilezas, según las
tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo y
no según Cristo”.
Paso 1:
Filosofía Cristiana
• La mayoría de los cristianos piensan que la filosofía es
solo pensamiento secular, y que por consiguiente no
puede existir una filosofía cristiana pues eso implicaría
una contradicción, ya que lo secular no es cristiano.
• Entonces cuando hablamos de la filosofía cristiana, nos
estamos refiriendo a la actividad intelectual en la cual una
persona cristiana esta dispuesta a pensar descriptivamente
acerca de la realidad y sus causas supremas, en
dependencia de la revelación divina.
• La filosofía cristiana deshecha las respuestas falsas y declara que la
única filosofía valida es aquella que esta de acuerdo a Cristo. La
filosofía humana excluye a Dios y a su revelación, y pone al
hombre como el juez supremo. Pero para la filosofía cristiana,
Dios y su revelación son el fundamento de toda actividad
filosófica y el criterio supremo de toda verdad.
Paso 2:
Lo contemporáneo en las
corrientes filosóficas.
El positivismo
• El positivismo de Auguste Comte, que pretendió organizar la vida social
mediante leyes científicas, observables y cuantificables. En su aparición
intervinieron tanto el hastió producido por la filosofía idealista, como el
desarrollo de los medios de producción con la aparición de los movimientos
proletarios y el arrollador triunfo de las ciencias.
El historicismo
• Era un Corrientes de pensamiento que empleaba o enseñaba
muchas historias. Las únicas categorías que permitían al ser
humano valorar el significado de cualquier hecho acontecimiento
o situación.
Fenomelogía
• Este movimiento de carácter metodológico y filosófico, se
denomina fenomenología porque su punto de partida y de llegada
fue el análisis de los “fenómenos de conciencia”, y de los “objetos
de la intencionalidad consciente” que podían y debían ser
analizados en su transparente objetividad por el sujeto consciente.
Psicoanálisis
• A inicios del siglo XX, surgió una poderosa corriente de interpretación global
del mundo. Este es un método de investigación que ha sido aplicado mas allá
de la psicología clínica individual al análisis de fenómenos culturales, por
ejemplo en etnología y antropología (entre otras disciplinas). Su fundador fue
Sigmund Freud.
Paso 3:
Filosofía estéril o
fructífera?
• Nos sirve para situarnos en el tiempo y en el espacio en el que nos
encontramos, y el cual es sumamente necesario que lo
discernamos, lo analicemos y proyectemos desde ah’ el lugar en el
que se encuentra el cristianismo y desde el cual se debe presentar
la existencia y el ser de Cristo. No se trata de convertirnos en
intelectuales cargados de conocimientos, letras y discursos, sino de
comprender estratégicamente la edad de la humanidad y las
épocas en que vive.
Conclusión
• Los siervos de Dios debemos amar la sabiduría (filosofía), pero no mas que
aquel que nos la da, que es Cristo Jesús. La filosofía en si no es mala ni
buena, sino una forma de cuestionar y responder sobre grandes interrogantes
de la vida.
• Las corrientes actuales de pensamiento algún día serán historia; los grandes
pensadores, filósofos y científicos jamás podrán desdeñar la grandeza del
amor de Cristo.
Preguntas con respuestas.
• 1. A qué le podríamos llamar filosofía hueca?
R=La filosofía hueca depende en tradición humana y los principios
elementales de este mundo en vez de cristo.
• 2. De que nos sirve conocer acerca de las filosofías?
R= Nos sirve para situarnos en el tiempo y en le espacio en el que nos
encontramos ya que es sumamente necesario que lo discernamos y lo
analicemos. No debemos de amar mas a la filosofía que aquel que nos la da
que es Cristo, sabiendo que la filosofía no es mala ni buena sino una forma
de responder grandes interrogantes.