You are on page 1of 27

DOCENTE: Lic.

Leonor Medalla

 BERNAL ALFARO, RUBI


 MANSILLA, KIMBERLY
VILLANUEVA PAULINO, MARIA
• Expulsión del feto ha cumplido el ciclo de su
vida intrauterina y la grávida ha llegado al
término de su embarazo, entre las 37 hasta
las 41 semanas completas de amenorrea.
• < 37 semana Pretérmino
• > 41 semana Postérmino
Es la representación gráfica de la evolución del trabajo parto (parto espontaneo e
inducido), evita el uso de maniobras y medicamentos.

o Dilatación cervical.
o Frecuencia de las
contracciones.
o Altura de la presentación.
SE REGISTRA:
o Variedad de la posición.
o F. C. F
o Estado de MO
• Vigilancia fetal electrónica de la frecuencia
cardiaca antes del ingreso hospitalario y en el
momento de éste.
• Registro de signos vitales y revisión del
expediente obstétrico (TA, °T, pulso, y Fr
materna).
• Exploración vaginal.
• El musculo uterino al igual que todas las estructuras
musculares lisas, esta sometido a los fenómenos de
contracción, relajación, coordinación y cambios en la
longitud sin presentar modificaciones en la tensión.
• El útero grávido es una unidad funcional compuesta por el
cuerpo y el cuello. Se sabe que el útero tiene un mecanismo
nervioso intrínseco y una fuerza de la contracción regulada
por la interacción entre la proteína contráctil denominada
actina-miosina. Para que el mecanismo funcione es
necesario la presencia del calcio.
• La contracción muscular ocurre porque los filamentos de
actina se desplazan sobre los de miosina.
Con el registro de la AU se puede calcular o
cuantificar el trabajo del útero durante el
parto. Este incluye la sumisión de las
intensidades de todas las contracciones
durante la dilatación.

• Tono: el útero siempre tiene una AU


(actividad uterina) aun en reposo. Se
denomina tono a la menor presión que se
registra en el intervalo de las
contracciones. El valor normal fluctúa
entre 8 y 12 mmHg.
• Intensidad: es la mayor presión que se registra
durante cada contracción. En el trazado se mide por la
elevación que provoca la presión intrauterina. Varía
entre 30 y 60 mmHg, de acuerdo con el periodo del
parto.
• Frecuencia: es el número de contracciones que se
producen durante 10 minutos.
• Duración: se mide desde el momento en que se inicia
la elevación de la onda contráctil en el registro grafico,
hasta cuando termina y comienza la relajación.
• Unidades de actividad uterina: consiste en
multiplicar la intensidad de cada contracción por la
frecuencia cada 10 min, sin incluir el tono.
• Con los métodos ya anotados se puede registrar
la presión intrauterina durante el embarazo y el
parto. La presión que se observa es directamente
proporcional a la tensión de la pared uterina y es
una medida exacta de la contracción miometrial.
• El útero humano grávido se contrae durante todo
el embarazo. Las características de las
contracciones se modifican de acuerdo con la
edad gestacional; aumentan en frecuencia y en
intensidad a medida que progresa el embarazo.
• Durante las primeras 30 semanas se registran dos
tipos de contracciones. Las primeras en aparecer
son de baja intensidad, de una frecuencia elevada
ya que pueden presentarse cada minuto. Se
encuentran localizadas en un área específica del
útero y son imperceptibles por la gestante.
• Las denominadas contracciones tienen una
intensidad mayor a medida que el embarazo
avanza y antes de la semana 30, pueden alcanzar
unos 15mmHg. La frecuencia es menor que las
anteriores, se pueden presentar cada hora, son
mas generalizadas capaces de provocar algunas
molestias a la embarazada.
• Después de la semana 30, la actividad
uterina(AU) aumenta gradualmente
presentándose un incremento de la intensidad y
una disminución de la frecuencia. Se observa una
mejor coordinación y ocurre la propagación de la
onda contráctil.
• Después de la semana 37 el cuello comienza a
madurar posiblemente por la acción de las
contracciones . las contracciones se tornan
regulares, y normalmente deben tener una
coordinación para permitir el borramiento y la
dilatación del cuello uterino.
• Durante los periodos d e dilatación y expulsivo, la
actividad uterina (AU) aumenta gradualmente y la
intensidad que era de unos 25 mmHg. Al
comienzo puede alcanzar 50 o 60 mmHg durante
la expulsión del feto. La frecuencia también se
modifica y si al principio era de 3 en 10minutos.
• Al final puede aumentar a 5. Se ha observado una
mayor intensidad en las primíparas que en las
multíparas.
• Son varios los factores que intervienen en el trabajo de
parto. Los cinco más importantes pueden resumirse
como sigue: el pasajero (o sea, el feto, las membranas y
la placenta), el canal del parto, las contracciones, la
posición de la madre y su respuesta psicológica o
emocional.
• Los primeros cuatro forman la base para la
comprensión del trabajo de parto como un proceso, en
tanto que el último, en el cual también intervienen
factores culturales y educacionales, tiene enorme
influencia sobre los otros cuatro y puede hacer que
una misma experiencia sea percibida por una mujer y
su familia.
• Las membranas pueden romperse espontáneamente
antes de que comience el trabajo de parto (ruptura
prematura) o durante el curso de éste (ruptura
precoz).
• Siempre que ocurre la ruptura, el trabajo de parto se
estimula y la protección contra la infección que
proporciona la membrana desaparece.
• En muchas ocasiones el médico obstetra es quien
rompe la membrana durante el trabajo de parto para
estimular las contracciones y provocar el
encajamiento de la cabeza del bebé (amniotomía).
• Puede decirse que hay dos factores del bebé que
influyen sobre el curso del parto: su tamaño
(especialmente el de la cabeza) y su posición
Tamaño de la cabeza: Durante el embarazo y un
tiempo después del parto los huesos de la cabeza del
bebé no están solidificados. Se unen entre sí mediante
uniones membranosas (llamadas suturas) y en los
lugares donde los huesos se encuentran, quedan
espacios también cubiertos por una membrana que se
llaman fontanelas.
• Conforme la cabeza se introduce y desciende por el
canal del parto, las suturas y fontanelas permiten que
haya cierta superposición de los huesos del cráneo,
con lo que se logra la adaptación de la cabeza al canal.
Este fenómeno se denomina moldeamiento, que
puede ser bastante notorio. La forma de la cabeza de
los recién nacidos se recupera en unos pocos días.
Posición del feto: En la gran mayoría de los partos en la
especie humana (96%) el feto viene de cabeza (en la
llamada presentación cefálica o de vértice).
• El bebé adopta esta posición hacia el final del
embarazo gracias al peso de su cabeza (la estructura
más pesada de su organismo) y la forma de la pelvis
materna. Por lo general, en las primíparas la cabeza
del feto se encaja en la pelvis al cumplir el séptimo
mes de embarazo.
Las variedades posteriores del
occipucio. También llamadas dorso
posterior; son aquellas en las cuales la
fontanela se encuentra hacia el sacro y
la frente esta mirando hacia el pubis.

 Incidencia: varia entre 0.5 y 1%. Hay


tendencia a considerar que la
occipito-posteriores es la mas
frecuente.
 Diagnostico: con la primera maniobra se
encuentran partes blandas e irregulares
que corresponden a las nalgas. Con la
segunda, el dorso se encuentra mas atrás
hacia el lado izquierdo y las pequeñas
partes hacia el derecho.
• Estas son fáciles de palpar mientras aquel
no. si la cabeza esta encajada, la tercera
maniobra es negativa, pero si esta flotante,
se palpa fácil por encima del estrecho
superior. Con la cuarta la prominencia
cefálica se encuentra en el lado derecho, ya
que el dorso esta a la izquierda.
 Ruidos cardiacos fetales: generalmente se encuentran en el
lado izquierdo muy lejos de la línea media. Son difíciles de
auscultar con la cornea de pinar pero si se coloca a la madre en
decúbito lateral derecho se pueden determinar mas fácilmente.
Con el uso del efecto doppler se pueden detectar fácilmente.
 Examen vaginal: la sutura sagital se encuentra en el diámetro
oblicuo izquierdo mientras que la fontanela menor esta hacia la
parte izquierda y posterior de la pelvis materna, y la mayor hacia
adelante y ala derecha.
 Mecanismo del parto : existen dos posibilidades para que
ocurra el parto en una variedad posterior de occipucio. Si la
cabeza rota 45° en el mismo sentido que siguen las manecillas del
reloj, llegara al sacro, pero si el giro es en sentido contrario,
alcanzara el pubis y debe descubrir un arco de 135°. La primera es
una rotación posterior y la segunda es anterior
 Rotación anterior: durante el descenso, la cabeza hace
su entrada a la pelvis orientando la sutura vaginal en el
diámetro oblicuo izquierdo y por tanto, el occipucio
ocupa el cuadrante posteroinferior. La cabeza realiza una
flexión incompleta, porque encuentra una resistencia
que es vencida por la acción de las contracciones uterinas
las cuales empujan la cabeza contra el piso pélvico y la
obligan a efectuar una flexión completa.
 Rotación Interna: cuando la cabeza alcanza el piso
pélvico, el occipucio realiza una rotación de 135° hacia
adelante, este movimiento no se hace en forma brusca y
permanente. Los giros se efectúan en tres etapas. En la
primera hace rotación de 45°, la sutura sagital se coloca
en el diámetro transverso de la pelvis.
Es generalmente la más larga de todo el parto y
empieza cuando el cuello del útero empieza a
dilatar para finalizar cuando el mismo está
totalmente abierto. Al inicio de la misma podrá
observar una pequeña cantidad de mucosidad
teñida de sangre (denominada la muestra). Al
término de esta etapa las contracciones se
vuelven más fuertes y duraderas. Se pueden
diferenciar 3 fases en esta etapa:
 Fase Temprana: Esta fase, que puede ser la
más larga de su parto, se caracteriza por
contracciones lentas, constantes y suaves
que duran de 30 a 60 segundos cada una y
ocurren con una frecuencia que puede ir
desde los 5 minutos hasta los 30 entre una y
otra. Durante esta fase el cuello se adelgaza y
dilata entre 2 y 5 centímetros. La cabeza del
bebé baja más dentro de su pelvis. Esta etapa
tiene una duración promedio de 8 horas
para mamás primerizas, pero puede ser
significativamente más corta o más larga.
 Fase Activa: Sus contracciones serán más
fuertes, con menos espaciamiento entre una
y otra (cada 3 a 5 minutos) y con una
duración mayor cada una (de 45 a 60
segundos). El cuello se adelgaza por
completo y se dilata entre los 5 y los 8
centímetros, lo cual permite que la cabeza
del bebé descienda aún más. Podría sentir
una sensación de dolor en el recto a causa de
la presión que ejerce la cabeza de su bebé,
así como malestar en sus piernas. En
promedio, esta fase dura entre 3 y 4 horas
para la mamá primeriza.
 Fase de transición: es la más corta pero
también la más intensa de su parto. Podría
experimentar una combinación de algunos
síntomas como náuseas, vómito, temblores,
irritabilidad, dolor de espalda, sudoración y
fríos. Tendrá contracciones fuertes,
posiblemente con picos alternados, con
intervalos de 1 a 3 minutos y con una
duración de 60 a 90 segundos. El cuello
terminará de dilatarse por completo, y la
cabeza del bebé empezará a moverse hacia
abajo a través del canal de nacimiento. Esta
etapa podría durar entre 15 y 90 minutos o
aún más
Esta etapa representa el evento principal el
nacimiento. Durante la misma tendrá una
sensación intensa de presión y estiramiento, lo cual
posiblemente le provoque una urgente sensación
de pujar. Sus contracciones se harán más lentas -
cada 3 a 5 minutos- mientras la cabeza de su bebé
toma posición en la boca de la vagina (coronación).
Una vez que la cabeza sale, los hombros y el resto
del cuerpo le siguen más fácilmente. El recién
nacido deja oír su primer llanto, lo cual le permite
empezar a respirar por sí mismo. En un primer
parto, esta etapa toma 2 horas o un poco más, pero
las mamás que ya han tenido uno o más bebés
previamente pueden esperar un tiempo mucho
más corto.
Esta etapa final empieza después de que el bebé
ha nacido y termina cuando la placenta se separa
de la pared del útero y es expulsada a través de la
vagina. Es la más corta y puede tomar alrededor
de 20 minutos. Experimentara aún algunas
contracciones, pero se dará cuenta de que son
mucho menos dolorosas.