You are on page 1of 19

EN LOS ELEMENTOS DE HORMIGON

ARMADO
 La manera más eficiente que tienen los elementos estructurales de resistir las
solicitaciones se produce cuando tales solicitaciones tienen una orientación
coincidente con el eje longitudinal de los elementos.
 En este caso los elementos resisten a las solicitaciones mediante esfuerzos axiales
(paralelos a las acciones) que pueden ser de tracción o compresión, dependiendo de las
acciones externas.
 El hormigón armado aprovecha la gran resistencia a la compresión del hormigón y la
capacidad de resistir solicitaciones de tracción del acero, integrándolas en un nuevo
material compuesto.
 La manera más ineficiente que tienen los elementos, para resistir a las solicitaciones,
se produce cuando esas solicitaciones tienen una orientación perpendicular al eje
longitudinal de los elementos.
 En este caso, los elementos resisten las solicitaciones mediante esfuerzos
longitudinales (perpendiculares a las acciones) que generan momentos
flexionantes internos, que equilibran a los momentos flexionantes externos.
Si a la columna se la somete exclusivamente a fuerzas de compresión, se
producirá un acortamiento del hormigón y del acero, de la misma magnitud, lo
que es consistente con el Principio de Compatibilidad de Deformaciones; además
cualquier superficie horizontal plana se mantendrá plana luego de las
deformaciones, lo que responde al Principio de Navier-Bernoull
Primer Rango de Deformaciones a Compresión
(Hormigón Elástico y Acero Elástico):
 Para ese rango, la carga exterior podría calcularse mediante la siguiente
expresión, que resulta de sumar la contribución del hormigón y la
contribución del acero:
Segundo Rango de Deformaciones a
Compresión (Hormigón Inelástico y Acero
Elástico):
En el siguiente tramo, el acero continúa mostrando un comportamiento lineal
elástico (hasta aproximadamente 0.002 de deformación unitaria para el acero
escogido), mientras el hormigón inicia su comportamiento inelástico en el ramal
creciente de esfuerzos.
Tercer Rango de Deformaciones a Compresión (Hormigón
Inelástico y Acero Inelástico):
A partir de este punto, el acero entra en fluencia por lo que no incrementa su
capacidad resistente, y aproximadamente en ese mismo rango de deformaciones el
hormigón empieza su proceso de colapso por lo que su capacidad se reduce
continuamente cada vez que se incrementan las deformaciones. A pesar de que el
acero podría continuar deformándose, al colapsar el hormigón, físicamente es
imposible que el acero continúe resistiendo carga alguna, pues el hormigón armado ya
ha sido destruido. Los códigos de diseño establecen deformaciones unitarias máximas
que en el caso del ACI se fijan en 0.003, lo que reduce el gráfico anterior al siguiente
Primer Rango de Deformaciones a Tracción
(Hormigón Elástico y Acero Elástico):
El rango de deformaciones tanto del hormigón como del acero se extiende desde
cero hasta aproximadamente una deformación unitaria de 0.0001 para el
hormigón escogido
Segundo Rango de Deformaciones a Tracción (Rotura del Hormigón y Acero Elástico):
Inmediatamente después de superar el esfuerzo de rotura del hormigón a la tracción se pierde
toda colaboración del concreto.

Tercer Rango de Deformaciones a Tracción (Hormigón Inhabilitado y Acero Elástico):


El hormigón ha perdido totalmente su capacidad de continuar absorbiendo cargas a tracción, por
lo que es solamente el acero el que contribuye a la resistencia del hormigón armado. La
continuidad de las solicitaciones de tensión a través del miembro está proporcionada por el acero
de refuerzo, de modo que a partir de ese momento, el hormigón actúa como recubrimiento
protector para el acero.

Cuarto Rango de Deformaciones a Tracción (Hormigón Inhabilitado y Acero Inelástico):


A partir de este punto, el acero entra en fluencia por lo que no incrementa su capacidad
resistente, aunque podría continuar deformándose. Sin embargo, debido al papel que cumple el
hormigón en la protección del acero ante el medio ambiente, las deformaciones unitarias en el
acero no deben exceder el tradicional valor de 0.003
 Al diseñar elementos de hormigón armado, bajo fuerzas de compresión, es
necesario tomar en consideración esta reducción del 15% en capacidad del
material, por lo que la capacidad última del hormigón se deberá tomar como
0.85 f’c, y la capacidad general del material llegaría a ser solamente del 85%
de la capacidad teórica fijada por los ensayos estándar.
PANDEO EN ELEMENTOS SOMETIDOS A
COMPRESION AXIAL
Pandeo es un tipo de inestabilidad transversal flexionante que presentan los elementos
sometidos a solicitaciones de compresión axial.
Ante un determinado nivel de cargas axiales, los elementos flexionan transversalmente a la
dirección de acción de las solicitaciones, sin requerirse la presencia de ningún agente
externo especial. La trascendencia de este tipo de inestabilidad depende de las
características de deformabilidad del material, de cuan esbeltos sean los elementos y del
tipo de arriostramiento transversal presente.
LA TORSION EN LOS ELEMENTOS DE
HORMIGON ARMADO
Muchas veces, los elementos estructurales, además de estar sometidos a flexión,
cortante y cargas axiales, deben resistir solicitaciones torsionales. Por otra parte,
muy rara vez se tienen elementos sometidos solamente a momentos torsores.
Las vigas extremas, que sirven de sustento para las losas; las vigas de soporte de
gradas en voladizo; y las escaleras helicoidales, son casos clásicos de elementos
que están sujetos a momentos torsores.
 Existen secciones transversales sumamente eficientes resistiendo a los
momentos torsores como las secciones circulares y los anillos circulares, y en
menor proporción las secciones cuadradas y los anillos cuadrados, en las que
el flujo de cortante se cierra naturalmente, describiendo círculos o
geometrías similares a círculos, por lo que reciben el nombre de secciones
cerradas
Las secciones rectangulares alargadas, y las secciones
compuestas por varios rectángulos alargados que no
permiten el cierre natural del flujo de corte, son menos
eficientes, recibiendo las últimas el nombre de secciones
abierta
EL COMPORTAMIENTO ANTE LA TORSION DE LOS
ELEMENTOS DE HORMIGON ARMADO CON
SECCION TRANSVERSAL RECTANGULAR:
Se puede tomar una pieza de hormigón, de sección transversal rectangular (es la
de uso más frecuente), cuya dimensión mayor es d y cuya dimensión menor es b,
sometida a momentos torsores T.
Si se lleva el elemento estructural propuesto hasta la rotura, ésta se produce mediante
una superficie de falla diagonal, que tiende a formar un helicoide en tres de sus caras
(una cara larga y dos caras cortas), y cierra la superficie de corte en la cuarta cara. La
superficie de falla tiene ángulos característicos en cada una de las tres caras
helicoidales, donde una de las caras (la de mayor longitud) presenta una fisura que
forma un ángulo de aproximadamente 45 ° con el eje longitudinal, y las dos caras
restantes del helicoide presentan una fisura con un ángulo f con respecto al eje
longitudinal, aproximadamente igual en las dos caras. El ángulo f está comprendido
entre 45° y 90°.